WOM espera que Subtel impida el cambio de uso del espectro comprado por Claro a Entel

Semanas atrás se conoció la compra por parte de Claro de 30 MHz de la banda 3.5 GHz a Entel. Espacio clave para el desarrollo del 5G en Chile y en el cual la compañía mexicana no logró espectro en la subasta de la nueva red. La adquisición, valorada en US$ 8 millones, se da luego de que Entel superará el máximo de espectro permitido y por ende tenga que desprenderse de parte de este.

El detalle está en que dicho espectro fue asignado a Entel para servicios fijos inalámbricos, que es a lo mismo a lo que podrá acceder Claro con esta compra. Sin embargo, Claro deberá realizar ante la autoridad regulatoria un proceso de cambio de estas definiciones para poder ofrecer servicios móviles, proceso que tardaría algunos meses.

Pero WOM alzó la voz con dicha noticia y comenzó a generar acciones para impedir que esa acción ocurra. La empresa morada US$ 150 millones en la subasta 5G, lo que le permitió ganar en todos los concursos. “Cuando me enteré de que Claro hizo un acuerdo privado con Entel para comprar una concesión de espectro fijo, y convertirla en frecuencia móvil quedé en shock y lo encontré escandaloso. Esta venta puede que no sea ilegal, pero es muy poco ética y moralmente incorrecta”, aseguró en una entrevista para el Diario Financiero el CEO de la empresa, Christopher Laska.

El reclamo de WOM

En dicha entrevista, el mismo ejecutivo asegura que ya tomaron cartas en el asunto y solicitaron una reunión con la ministra Gloria Hutt y la subsecretaria de Telecomunicaciones, Pamela Gidi. Cartera que estaría pensando en solicitar una consulta al Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) para ajustar las normas de su sector.

Respecto a lo poco ético de la operación según WOM, Laska explica que “Entel obtuvo esta frecuencia de forma gratuita, no está haciendo uso de ella, y ambos están tratando obtener ventajas. Eso me parece poco ético. Además, es un negocio que están haciendo a puertas cerradas, sin competencia ni subasta pública organizada por Subtel”.

El mismo ejecutivo asegura que la operación es como volver al pasado “cuando los arreglos se hacía a puerta cerrada”. “En lo personal, me molesta que dos compañías traten de tomar ventajas lucrando con un espectro que podrían haber sido devuelto al estado para hacer un nueva subasta pública en beneficio de las personas”, argumenta el CEO de WOM.

Ante esta posible ventaja que acusa el CEO de WOM, Laska explica que su compañía fue “a una subasta y empujamos millones de dólares por la obtención de espectro, en una licitación impulsada por el Presidente. La operación de Entel y Claro pone en riesgo todos los avances a nivel de competencia que se hicieron en el pasado. Además, ese espectro no cuenta con un plan de inversión, ni una propuesta técnica, ni obligaciones de calidad como los competidores del concurso de febrero”.

Las posibles acciones judiciales

A pesar de que Laska dice que confían en que la autoridad no ejecute el cambio en la concesión de espectro, aseguran que han “analizado las leyes chilenas y estamos preparados para dar cualquier paso legal de ser necesario”. Para eso señalan que se encuentran revisando medios legales nacionales e internacionales para dichas acciones, al mismo que tiempo que “no entendemos cómo otros no lo están cuestionando como nosotros”.

Finalemente, el CEO de WOM sostiene que la operación es “una pésima señal para los inversionistas nacionales y extranjeros. Tenemos detrás un gran número de bonistas, mientras que otras compañías tienen a sus inversionistas de manera más cercana”.

Fuente: Diario Financiero.

¿Qué te parece la posición de WOM?