Review Samsung Galaxy Z Flip

He tenido el privilegio de probar al segundo smartphone plegable que Samsung trae a nuestro país, refiriéndome al nuevo Galaxy Z Flip el que destaca principalmente por su llamativo diseño plegable.

Pero no solo por su diseño destaca, también lo hace por su hardware interior, en especial por la tecnología que hay detrás de su pantalla plegable, ya que ésta es de vidrio flexible ultradelgada que ha sido patentada por Samsung.

Dicha pantalla es del tipo Dynamic AMOLED y tiene un tamaño de 6,7 pulgadas con resolución Full HD+, además de ser compatible con contenido HDR10+, y es la primera pantalla de Samsung en tener un aspecto 21,9:9 que lo hace ser más alta y a la vez entrega más espacio para visualizar mayor contenido.

En su interior vamos a encontrar al procesador Qualcomm Snapdragon 855+ (no hay versión con Exynos) de ocho núcleos, acompañado de 8GB de RAM y hasta 256GB de almacenamiento interno del tipo UFS 3.0. Ya viene de fábrica con Android 10 y su capa de personalización One UI 2.1.

Lo anterior ha sido un pequeño resumen del Galaxy Z Flip, pero tenemos mucho más de qué comentarte sobre este smartphone plegable, así que quedas invitado a seguir leyendo este completo review que comienza a continuación.

Diseño

Con solo mirarlo por fuera ya podemos decir que su diseño derrocha elegancia por dónde se le mire. Tuve la suerte de que me tocara en color negro, pero que con luz directa se aprecia más un azul oscuro muy bonito y elegante.

Su exterior es completamente de cristal el cual se encuentra protegido por la tecnología de Corning Gorilla Glass 6, mientras que sus bordes son de aluminio. Eso sí, es un imán de huellas dactilares si lo usas sin ninguna protección, pero si lo usas con la carcasa que trae de regalo, las huellas disminuyen.

Lo que más me gusta es el tamaño que queda cuando está cerrado, ya que es un poco más pequeño que una billetera, por lo que resulta muy cómodo llevarlo en cualquier parte, en tus bolsillos o cartera en caso de las mujeres. De hecho, te da exactamente la misma sensación que aquellos teléfonos “con tapita”, “tipo almeja”, aunque su nombre original es Clamshell. Si tuviste uno de esos, entenderás perfectamente a lo que me refiero.

Uno probablemente creerá que cuando el equipo está cerrado, se verá demasiado ancho, y pues la verdad no es así. De hecho, sus dimensiones estando cerrado son 87,4 x 73,6 x 17,3 mm, mientras que al estar abierto sus dimensiones son 167,3 x 73,6 x 7,2 mm, y su peso alcanza los 183 gramos.

¿Es un equipo delicado?

Pues te seré sincero, si lo andas trayendo sin su carcasa, en lo personal me pongo nervioso con el solo hecho de pensar que se me caiga y ahí probablemente tenga que decirle adiós al cristal exterior. Sin embargo, si lo uso con la carcasa de plástico que trae de regalo, ahí me da mucha más confianza a usarlo y dejarlo tranquilamente por ahí.

Lo otro malo de no usarlo sin su carcasa, es la facilidad que tiene para resbalarse en las superficies planas, como pasa generalmente con la mayoría de los smartphones de cristal. Por eso estimado lector, si te lo compras, úsalo siempre con su carcasa para evitar problemas.

¿Se puede abrir o cerrar con una sola mano?

Pues en mi caso personal, abrirlo con una sola mano me fue muy difícil hacerlo, y no por falta de fuerza, sino porque el dedo gordo que se mete entremedio para empujar choca directamente con la pantalla y eso puede ser peligroso, y si tienes la uña algo larga, puedes rayarla incluso. Así que en este caso prefiero usar las dos manos.

Lo que sí se puede hacer es cerrarlo con una sola mano, ya que con tu dedo índice puedes empujar la tapa y cerrarlo con facilidad, lo que es ideal para cuando estás hablando por teléfono, ya que, al cerrar la tapa, la llamada automáticamente se cuelga, lo que se transforma en un guiño cuando hacíamos lo mismo años atrás con los Clamshell.

¿Qué pasa con el polvo?

Galaxy Z Flip cuenta con la nueva Bisagra Oculta, que garantiza que cada pliegue y despliegue sea suave y estable. También integra la nueva tecnología de barrido que utiliza fibras de nylon diseñadas con tecnología de corte de micro altura para repeler la suciedad y el polvo.

De esta manera, el equipo está protegido de la entrada de cualquier cosa que impida su capacidad de plegarse.

Repasando su diseño

Estando cerrado el equipo, por su parte delantera veremos una pequeña pantalla Super AMOLED de la que te hablaré más abajo, seguido de un flash LED y dos cámaras principales de las que también te hablaré en su respectiva categoría.

Por la parte trasera no tenemos nada, al igual que su parte superior donde solo vemos la marca Samsung. Por el lado izquierdo vemos su ranura para una sola tarjeta NanoSIM, mientras que por el lado derecho tenemos las teclas de volumen y la tecla de encendido, la que también es un lecto de huellas dactilares.

Al abrir el equipo, en la parte inferior encontraremos el micrófono principal, seguido del puerto USB Tipo-C y su único altavoz. Por el lado superior tenemos solamente al segundo micrófono de ruido ambiente.

En el frontal tenemos su pantalla plegable que cubre el 82,5% de esta área, así como también vemos un agujero donde va su cámara frontal. ¿Queda marcado el doblez de la pantalla? La respuesta es sí, incluso cuando pasas tu dedo por ahí puedes sentirlo, pero no perjudica en nada a la visualización.

Pantalla

Estamos ante la primera pantalla de vidrio flexible patentada por Samsung de 6,7 pulgadas y es del tipo Dynamic AMOLED con resolución Full HD+ de 1080 x 2636 píxeles y su aspecto es 21,9:9, además de ser compatible con contenido HDR10+.

A simple vista la calidad de la pantalla principal es bastante buena, es prácticamente la misma calidad que pude ver con mi Samsung Galaxy S10+ personal, con la única diferencia de que acá la pantalla se dobla por la mitad y es más alta.

A diferencia de los Galaxy S20, nuestro Galaxy Z Flip solo tiene una tasa de refresco de 60 Hz. Sin embargo, en el menú de pantalla encontraremos variadas opciones, como el modo de pantalla que nos permite elegir entre los colores normales o vívidos, así como también modificar la temperatura.

También podremos modificar el tamaño de la pantalla y la fuente, modificar la barra de navegación (o activar navegación por gestos), activar el modo oscuro, así como también activar y modificar la “Pantalla Edge”.

¿Molesta el agujero en la pantalla?

La verdad es que no molesta para nada, ni siquiera la primera vez que lo ves y en muchas ocasiones hasta pasa completamente desapercibido. Tampoco me molestaron los pequeños marcos que tiene la pantalla, incluso las redes sociales me dijeron que el equipo se veía demasiado feo con esos tremendos marcos, pero a mí no me molestaron en lo absoluto, y no me gustaría saber qué opina esa persona del nuevo iPhone SE 2020 jajaja.

Pantalla externa

Nuestro protagonista tiene una pequeña pantalla externa de 1,1 pulgadas, es del tipo Super AMOLED y tiene una resolución de 112 x 300 píxeles. Tiene como principal misión alertarnos de notificaciones nuevas y algunas de ellas muestra una vista previa, como el caso de WhatsApp donde muestra parte del mensaje.

Para el resto de las notificaciones, solo muestra el icono de la aplicación. También muestra quién te llama, la hora y fecha actual, el estado de la batería, y cuando estás escuchando música, te muestra controles multimedia, e incluso te muestra en cuánto tiempo estará lista la carga si usas un cargador inalámbrico.

Además, la puedes usar como visor externo cuando vas a tomar fotos, e incluso puedes tomar fotografías con la tapa cerrada y tomarte selfies con su cámara principal y usando la pantalla externa como visor.

Pero no todo podía ser perfecto, ya que la pantalla se enciende cuando te llegan notificaciones — como debe ser — pero el problema es que no lo hace con todas las aplicaciones, solo con las “tradicionales”, y no es la idea, ya que uno está en el escritorio y el equipo suena, pero la pantalla no muestra nada.

El otro problema es que por más que busqué en el menú de ajustes del equipo, no encontré nada para poder configurar esta pantalla. Yo esperaba un menú para elegir si quería la pantalla siempre encendida o no, elegir las aplicaciones de las que quiero recibir notificaciones, etc. Todo lo anterior lo encontré, pero la “Pantalla Edge” y que funciona para la pantalla principal que no es la idea porque el teléfono estará cerrado en la mayoría de las veces.

De igual manera todo lo que he mencionado se puede arreglar con una simple actualización de software. En todo lo demás, la pantalla externa funciona excelente.

Cámara

Cómo el fuerte del Galaxy Z Flip es prácticamente su diseño y su pantalla plegable, era esperable que su cámara principal no fuera prioridad total como ocurre con la línea Galaxy S. Sin embargo, la cámara principal de nuestro protagonista es digna de un gama alta.

En su cámara principal encontraremos dos sensores, uno normal de 12 megapíxeles con apertura f/1.8, 27mm, Dual Pixel PDAF y estabilización óptica, mientras que el segundo sensor es un ultra gran angular de 12 megapíxeles con apertura f/2.2 12mm. Ambos acompañado por un flash LED.

Por el lado frontal vamos a encontrarnos con una cámara de 10 megapíxeles con apertura f/2.4 26mm, y se encuentra justo en el agujero que está en la parte superior de la pantalla interna.

Aplicación de cámara

La interfaz con la que nos vamos a encontrar al momento de ejecutar la cámara será la misma que vemos en los Galaxy S20 y ahora también en los Galaxy S10, lo que significa que tendremos una aplicación bien completa en cuanto a funciones y ajustes.

En el siguiente video de demostración podrás ver la aplicación en acción, en donde aprovecho de mostrarte gran parte de sus funciones:

Pero, en este equipo la aplicación de la cámara tiene una función exclusiva, ya que si inclinamos la parte superior — función llamada FreeStop — la imagen de la cámara se mueve hacia la parte superior de la pantalla y los controles pasan hacia la parte inferior, permitiendo que tomar selfies sea más cómodo e incluso podría servir para tomar una fotografía grupal y que el Z Flip tome la fotografía automáticamente.

Fotografías de prueba

A continuación, te dejaré con una galería donde encontrarás varias fotos tomadas con el Z Flip en diferentes condiciones, usando sus tres cámaras en total. Presta atención a la parte inferior de cada foto porque ahí te iré explicando si la foto tiene zoom, en qué modo fue capturada, etc.

Video

El Galaxy Z Flip al tener un hardware de gama alta, también tiene la capacidad de grabar videos en calidad 4K con hasta 60 cuadros por segundo, e incluso puedes grabar contenido en HDR10+. Si decides grabar video con la cámara frontal, también podrás hacerlo en 4K, aunque solo a 30 cuadros por segundo.

Te dejaré con dos videos de prueba, el primero fue grabado en 4K con 60 cuadros por segundo, y el siguiente también fue grabado en 4K pero a 30 cuadros por segundo, para que notes la calidad de imagen, y en especial en la estabilización, ya que todo parece indicar que la estabilización óptica solo se aplica al grabar en 4K a 30 cuadros por segundo, ya que ahí se aprecia una imagen menos movida.

4K 60fps

4K 30fps

Software, Hardware y Multimedia

Nuestro Galaxy Z Flip viene de fábrica con el sistema operativo Android 10 y la capa de personalización One UI 2.1, y todo corre gracias a su procesador Qualcomm Snapdragon 855+ de ocho núcleos, 8GB de RAM y 256GB de almacenamiento interno UFS 3.0 no ampliables.

Con todo el hardware mencionado anteriormente, el smartphone corre muy rápido, 100% fluido y estable, no hay ningún tipo de lentitud o lag, ya que estamos ante un smartphone de gama alta y Premium.

Mención adicional a la capa de personalización One UI 2.1 la cual se encuentra muy bien optimizada, todo bien ordenado y es fácil de utilizar. Como soy usuario de un Galaxy S10+, ya estoy totalmente acostumbrado a esta capa de personalización, la que para mí siempre ha funcionado bien.

FreeStop

Samsung incorporó algunas funciones que solo se pueden ver al momento de plegar el equipo casi completamente, es decir, cuando queda como una verdadera concha, y no plegado totalmente.

Esta función es compatible con algunas aplicaciones de terceros, como YouTube quien adapta su interfaz moviendo el video hacia la parte superior de la pantalla, y los comentarios o próximos videos se visualizan en la parte inferior.

También es compatible la aplicación de videollamadas Google Duo, así como también podemos usar aplicaciones que no están optimizadas para dicho uso, pero de igual manera funcionan excelentes, como VTR Play para ver televisión mientras estás haciendo otras cosas.

Incluso podremos instalar emuladores y convertir el aspecto del smartphone como si fuese una miniconsola de videojuegos.

Seguridad

En temas de seguridad, vamos a tener dos métodos para proteger el acceso no autorizado al equipo. El primero de ellos es su lector de huellas físico, el que en esta oportunidad se encuentra ubicado en el lado derecho del equipo, justo en el botón de encendido, el cual funciona muy bien y rápido, no tengo nada que criticarle.

El según método es usar su cámara frontal como reconocimiento facial, el cual funciona bien y rápido cuando las condiciones de luz son buenas, porque de lo contrario tendrá dificultades para reconocerte, aunque en este caso es algo “normal” debido a que no cuenta con sensores infrarrojo como sucede con otros smartphones.

Además, mientras estás usando el equipo, el sensor estará examinando que estés viendo la pantalla y tengas tu mirada hacia el equipo para así mantener la pantalla encendida. En caso de no estar mirando la pantalla, esta se apagará de manera automática.

El parche de seguridad que tenía el equipo al momento de probarlo correspondía al del mes de mayo del 2020, así que podemos decir que su seguridad está 100% actualizada.

Batería

Nuestro protagonista cuenta con una batería de 3.300 mAh de capacidad, la cual puede cargarse de manera rápida con su cargador de 15 Watts, o si prefieres puedes realizar la recarga de manera inalámbrica y también rápida. Además, tiene la capacidad de cargar otros dispositivos de manera inalámbrica que soporten el estándar Qi.

Datos de uso durante la prueba:

  • Aplicaciones: Twitter, Facebook, WhatsApp, WhatsApp Business, Instagram, YouTube, Spark, YouTube Music, Sismo Detector Pro, Tapatalk, Telegram, entre otras.
  • Accesorios: Samsung Galaxy Watch Active 2
  • Conectividad activa: GPS, Wi-Fi 5GHz, 4G+
  • Brillo y resolución: Brillo automático, resolución Full HD+ (resolución activada desde fábrica) y tasa de refresco de 60 Hz.

Duración total desde la primera carga completa: 1 día, 17 horas

Tiempo de pantalla usada: 6 horas, 30 minutos aproximadamente.

Conectividad

El Galaxy Z Flip es totalmente compatible con Entel, Movistar, WOM y Claro, aunque no tiene conectividad 5G. A continuación, te mostraré las bandas compatibles:

  • Red 4G: B1, B2, B3, B4, B5, B6, B7, B8, B12, B13, B14, B17, B18, B19, B20, B25, B26, B28, B29, B30, B32, B34, B38, B39, B40, B41, B46, B66, B71.
  • Red 5G – SA/NSA: No compatible
  • Módem LTE: Cat16 1000/150 Mbps (5CA)
  • Soporte Voz 4G: Claro, Movistar, Entel y WOM
  • Soporte Voz Wi-Fi: Claro, Movistar, Entel y WOM
  • 4G+: Compatible
  • eSIM: Compatible

Por último, agregar que el equipo también cuenta con Bluetooth 5.0, Wi-Fi 2.4 y 5 GHz, NFC, USB Tipo-C 3.1, USB OTG y GPS con soporte A-GPS, GLONASS, GALILEO, Beidou.

Audio

Nuestro protagonista no cuenta con conector para audífonos 3.5mm, por lo que tendrás que utilizar un adaptador — no incluido — si quieres seguir usando tus propios audífonos alámbricos. Eso sí, en la caja traen unos AKG con puerto USB Tipo-C que se escuchan bastante bien. Lo bueno es que el equipo cuenta con audio Dolby Atmos, lo cual mejora aún más el sonido.

El audio por Bluetooth también es bien bueno, e incluso es compatible con dispositivos que acepten el códec LDAC.

Ahora, en cuanto a altavoces, el Galaxy Z Flip lamentablemente solo integra un altavoz MONO ubicado en la parte inferior del equipo. No tenemos altavoces estéreo como en la familia Galaxy S20. Sin embargo, en esta oportunidad le perdono a Samsung no haber incluido un segundo altavoz, ya que estamos ante un diseño y tecnología nueva, por lo que por ahora no debe resultar fácil incorporar un altavoz grande en la parte superior del equipo.

Aún así, su único altavoz suena fuerte, se escucha claro y realza muy bien los sonidos graves, por lo cual se agradece bastante.

Conclusión

El Samsung Galaxy Z Flip es el segundo smartphone plegable que tengo la oportunidad de probar, y la verdad es que el equipo me gustó bastante para ser la “primera versión” de un equipo de este estilo, estilo Clamshell que nos recuerda a los teléfonos antiguos que usaban este diseño tipo concha.

No te voy a negar que cuando vi el Motorola Razr 2019 me enamoré de inmediato de ese equipo, pero luego me entero de que por dentro es un smartphone de gama media y que su batería dura un suspiro (según reviews gringos). Pero luego viene Samsung, lanza un equipo con diseño Clamshell (que me encantan) y lo mejor de todo es que tiene hardware de gama alta y una batería decente, por lo que ya imaginarán cuál me gusta ahora.

Muchos critican que el equipo es demasiado delicado, y la verdad es que te da la sensación de que es muy delicado y gracias a Dios no se me ha caído, por lo que no he tenido la “oportunidad” de averiguar si es realmente delicado o no, pero cuando le pones su carcasa que trae de regalo, te da más tranquilidad para el uso diario.

Ahora, pasemos a su pantalla interna, Samsung dice que es de vidrio flexible, pero obviamente no te da esa sensación táctil de tocar vidrio como tal. A mí en lo personal, sentí que estaba tocando plástico nuevamente, el mismo que sentí con el Galaxy Fold. Eso sí, se nota que acá hay una mayor durabilidad, no se siente tan débil, te da más confianza de hecho, así que vamos por buen camino, pero solo el tiempo dirá si la pantalla realmente resiste el pliegue que uno realiza muchas veces al día.

Me gustó el tema de volver a tener las ventajas que te entrega este formato Clamshell que tenía hace años atrás, como el colgar una llamada con solo cerrar la tapa, de llevar un smartphone que abierto es grande, pero al cerrarlo es un poco más pequeño que una billetera y que cabe en cualquier bolsillo sin incomodar en lo absoluto.

Igual hay cosas que arreglar aún, como su pantalla externa que no muestra todas las notificaciones que recibes, ni tampoco tiene un menú de ajustes propio para la pantalla, pero eso se puede arreglar con una actualización futura. El resto me funcionó muy bien y ahora lo he estado usando como si fuese mi equipo personal, me adapté completamente a él y sería un muy buen regalo de cumpleaños jajajaja 😋 (16 de mayo por si acaso).

Ahora, está el tema del precio, ya que vale 1 millón y medio de pesos, sé que es harto dinero e incluso para mí es inalcanzable, pero para quien tenga los medios para pagarlo, se lo recomiendo a ojos cerrados si lo desea.

Y si, es un teléfono caro, pero así ha sido siempre con la tecnología nueva, eso no lo podemos negar. Después, un par de años más estarán mucho más accesibles, pero ahora que es la gran novedad, costará más por acceder a ella.

Disponibilidad

El Samsung Galaxy Z Flip llega a Chile en colores negro y morado, y ya puedes encontrarlo a la venta a un precio referencial de CLP$1.499.990 a través de Samsung.com, distribuidores oficiales, retailers y operadores.

Agradezco a nuestros amigos de Samsung Chile por haberme dado la oportunidad de probar este segundo smartphone plegable que ofrecen y que llega a nuestro país, en especial por darme la oportunidad de acceder a probar esta nueva tecnología.

Más noticias
Review Super Mario 3D All Stars