Review Miitopia

De todos los ports que nos van quedando de años pasados, es difícil imaginar que alguien tuviera en su lista de peticiones potenciales a Miitopia, pues los Miis se encuentran casi muertos hoy en día, con su casi nula utilidad para la Nintendo Switch, pero de algún modo, Nintendo se las ha ingeniado para ocupar nuevamente este recurso y hacer un juego de lo más Nintendo que podemos esperar. Entretenido, sin demasiadas pretensiones, pero que quizás se queda corto en algunos apartados.

Título
Miitopia
Consola
Nintendo Switch
Desarrollador
Nintendo
Fecha de lanzamiento
21 de mayo de 2021

Premisa

De buenas a primeras, nos encontramos apenas iniciamos el juego con el editor de Miis, que son pequeñas personas cuya principal gracia es que pueden ser una representación de cualquier cosa, no solo de tu o de tus amigos. Y cuando me refiero a todo, me refiero a básicamente todo lo que podemos crear.

Así, si queremos hacer un Mii con mucho detalle, podemos estar fácil una media hora dándole forma antes de siquiera iniciar el juego, donde se nos enseñará de que es lo que trata el juego, pues no se trata solo de crear nuestros Mii y ya está.

Una vez que hemos hecho nuestro Mii principal, nos encontramos con que tenemos que elegir unos cuantos más para poder darle vida a nuestro pequeño pueblo de partida, así que mi primera recomendación es que nos demos el tiempo de crear unos cuantos personajes, ahora bien, si no queremos hacerlo entonces podemos usar los personajes por defecto que nos entrega el juego, pero que a modo de advertencia, no tienen nada de especial.

El juego es básicamente un RPG, donde nuestro personaje principal se encuentra con sus amigos del pueblo de partida, cuando de repente aparece nuestro antagonista –a quien también podemos darle una cara–, y como es de esperarse, se roba todas las caras de los Miis de nuestroo pueblo, excepto uno o dos.

Entonces, el objetivo de Miitopia es la de derrotar al villano principal y recuperar las caras de los Miis de nuestros amigos o de personas a las que se les ha arrebatado su cara, pues de algún modo, algunos de los Miis no fueron despojados de sus caras, lo que me recuerda mucho a Thanos la verdad.

A medida entonces que vamos avanzando, tenemos que elegir a nuestros aliados, los que formarán un equipo con nosotros en este RPG para poder hacernos más fuertes y derrotar al jefe final. Ah, y por si no lo mencioné antes, incluso un caballo se nos une al equipo en un momento, y podemos hacer lo que queramos con el visualmente también.

Si no queremos crear Miis, está bien

Como mencioné en un principio, Miitopia nos entrega todas las herramientas para poder hacer los personajes que queramos, y si queremos hacer 100 personajes, también podemos hacerlo. En eso radica la premisa principal del juego.

Ahora, si no queremos hacer personajes, Nintendo nos ha facilitado las cosas, pues también se puede recibir Miis de nuestros amigos en la consola, o acceder a los Miis públicos de los demás gracias a un sistema de códigos que nos permitirá descargar y añadir a nuestra consola los personajes que hayan creado otros.

A modo de ejemplo, al principio yo hice un par de Miis, pero se me ocurrió buscar en Twitter un código de alguien que se dedicó a hacer personajes, y de ahí ya no paras, pues puedes recibir decenas de Miis de las cosas más inimaginables que se nos pueda ocurrir.

Así, podemos tener un equipo con Shrek, Sonic, Kaguya Sama, All Might, Deku, personajes de los JoJo’s, de videojuegos, de series, de la vida real, y recomiendo mucho hacerlo, pues la parte más divertida del juego es la de ver las interacciones de los personajes a medida que vamos avanzando.

El poder de la amistad

Miitopia, al ser un RPG, cuenta con elementos únicos a este género, lo que se reduce generalmente en acciones que tienen nuestros personajes cuando interactúan con otros. De esta manera, a medida que vamos avanzando en el juego, la afinidad de ciertos personajes con otros aumenta, todo esto medido en una suerte de recipiente con forma de corazón.

Una vez nuestro corazón se vaya llenando, entonces estas parejas aprenderán algunas poses especiales que solo ellos dos podrán usar, pero no solo eso, pues también se nos irán añadiendo movimientos especiales que usamos en el campo de batalla.

También tenemos la posibilidad de usar Posadas para descansar, comer alimentos, salir en actividades con nuestros Mii, o jugar juegos como el de girar la ruleta o jugar al cachipún. Esto último con la clara intención de ganar monedas de oro, con las que vamos a ir comprando equipamiento para nuestros Mii o comprarle nuevas armas, lo que es fundamental mientras avanzamos en el juego.

Sistema de combate bien logrado

Otro de los puntos altos de Miitopia es el que corresponde a su sistema de batallas, pues al ser un RPG nos encontramos con un sistema de batallas por turno, donde esta vez solo podremos controlar al personaje principal, y no a nuestros 3 compañeros de equipo.

Ahí podemos hacer uso de algunos comandos interesantes de batalla, como lo son el poder usar puntos de magia para usar hechizos que harán más daño de lo normal, pero que obviamente son limitados, aunque una vez que se nos acaban los puntos de magia o puntos de vida el juego nos otorga interesantes posibilidades de recuperarlos.

A la hora de combatir, en un principio se nos da un puñado de trabajos a los que elegir para poder desarrollar el juego, con una variedad que va desde el caballero al clérico, mago, cantante estrella de pop o chef por ejemplo, y en nosotros está el poder elegirlos bien para que nuestro grupo de batalla se complemente de buena manera.

También existen elementos interesantes de batalla, pues podemos usar un “salero”, donde podremos rociar ciertos puntos de magia o de vida a nuestros aliados o al personaje principal, lo que nos puede ser de mucha utilidad cuando la batalla se nos complica, una vez que esos se nos agotan, aún tenemos otros recursos disponibles.

Es el caso de las bananas para recuperar HP, las que podremos comprar usando monedas de oro, o podremos también robarlas de nuestros enemigos con alguno de los trabajos que se nos hace elegir. Y una vez que hayamos consumidos suficientes dulces que llenan nuestros puntos de magia o bananas para nuestra vida, se desbloqueará una habilidad nueva que nos permitirá recuperar más puntos de vida cada vez que consumamos una banana o un dulce.

Como podemos ver, el sistema de batalla está bastante bien logrado, pero la verdad es que durante varias partes de mi experiencia jugando me encontré con que estaba apretando A una y otra vez para poder pasar las batallas, pues llega un momento en el que el combate si se siente repetitivo la verdad.

A la caza del señor oscuro

Como se puede esperar de un juego de Nintendo, existe un villano principal que nos intenta arruinar el día siempre, y en este caso se llama Dark Lord, o señor oscuro, y es el a quien tenemos que perseguir por horas para poder finalmente derrotarlo y que nuestra realidad vuelva a la normalidad.

Pero esto no es fácil, pues por ejemplo, cuando terminamos el primer capítulo del juego el Señor oscuro nos quita a todos nuestros aliados de nuestro equipo que ya habíamos usado y subido de nivel, invirtiendo horas en la creación del Mii y en subirlos de nivel tanto en la afinidad como en combate.

Así, tenemos que empezar de cero, con un nuevo trabajo y con nuevos aliados, lo que la verdad me tomó de sorpresa y hasta me enojé en un punto, pero ya con el pasar del tiempo me di cuenta que no era tan terrible empezar de nuevo, pues esta vez se sube bastante más fácilmente de nivel.

Conclusión

Miitopia es un juego que cumple con todo lo que promete Nintendo, horas de diversión que parten en la creación de los Mii, un sistema de batalla RPG que ciertamente nos entretiene por horas, pero que la verdad se siente monótono en algunos momentos.

Si tenemos muchas cosas que hacer en el juego, caminos por recorrer, mucho valor de poder volver a recorrer los caminos para llegar a cofres que no teníamos al alcance en un principio y un sentido del humor bastante interesante con personajes que tiran bromas entre ellos.

Pero sin dudas lo más interesante del juego está en la creación de los Mii, pues podemos hacer cualquier cosa y terminar con un equipo que integre a Jesús, Starfire, DIO y Shrek por ejemplo, algo que en circunstancias normales obviamente no podría ser integrado.

Creo que es importante decir que uno finalmente recibe como recompensa el esfuerzo que le pone al juego, pues si no hacemos Miis o no los descargamos y jugamos con los personajes por defecto, la experiencia del juego realmente baja bastante y se transforma en un RPG genérico que aburre en un rato.

Creo que es importante decir que uno finalmente recibe como recompensa el esfuerzo que le pone al juego, pues si no hacemos Miis o no los descargamos y jugamos con los personajes por defecto, la experiencia del juego realmente baja bastante y se transforma en un RPG genérico que aburre en un rato.

Gráficamente el juego se desempeña bien sin ningún problema, pero es lo mínimo que podemos pedirle cuando solo corre a 30 cuadros por segundo.

Ahora, el precio de USD $49.99 que tiene de lanzamiento me parece elevado para lo que es el juego, y más si vamos a la conversión a pesos chilenos, donde en la eShop cuesta CLP $49.990, el segundo precio más alto del mundo solo por detrás de Suiza.

Otro review que te podría gustar

Más noticias
Review Poco X3 Pro