Review LG Velvet

Tardó un poco en llegar, pero ya tenemos la nueva apuesta de los surcoreanos de LG con un diseño bien distinto a los que estábamos acostumbrados a ver y con un nuevo nombre.

Tengo en mis manos al LG Velvet, un smartphone de gama media alta bastante completo en características y que fue presentado al mundo en el mes de julio del presente año 2020.

Si bien, el equipo fue presentado como un smartphone 5G con procesador Qualcomm Snapdragon 765G de 7 nanómetros, a nuestro país llega en una versión sin conectividad 5G y con el procesador Qualcomm Snapdragon 845 de 10 nanómetros.

En lo personal no me gustan estas prácticas, ya vimos el escándalo ocurrido con el LG G5 y su versión “SE” exclusiva para Latinoamérica que venía con un procesador más antiguo. Pues la historia se vuelve a repetir nuevamente.

No sé cuál es el impedimento para comercializar versiones 5G en Chile, si el equipo igual tomará las redes 2G, 3G y 4G actuales. Huawei se atrevió y actualmente comercializa sin problemas su P40 Pro y Mate Xs con 5G, y no tiene ningún problema de conectividad… en fin.

Pero bueno, continuemos con el review 😉

Como te mencioné anteriormente, su procesador es un Qualcomm Snapdragon 845 de ocho núcleos con 6 GB de memoria RAM y hasta 128 GB de almacenamiento interno del tipo UFS 2.1, los cuales pueden ser ampliados con tarjetas MicroSD.

En su procesador gráfico nos encontraremos con un Adreno 630, a diferencia del Adreno 620 que trae su versión 5G, por lo que deberíamos tener un mejor rendimiento en los juegos, lo cual se agradece.

Todo lo anterior es controlado por el sistema operativo Android 10 con la capa de personalización LG UX 9, la cual debo reconocer que la encontré un poco inspirada a la capa de personalización de Samsung, me resultaron muy familiar varias funciones.

De igual manera, la interfaz es bastante bonita, personalizable, elegante, fácil de utilizar, y con el hardware del LG Velvet corre bastante bien, con animaciones fluidas y un tiempo de respuesta en abrir aplicaciones muy reducido, lo cual se agradece.

Lo bueno es que puedes elegir el color que protagonizará gran parte del sistema. Por ejemplo, en mi caso elegí el color verde y como podrás ver se puede apreciar en los menús y también en la barra de accesos directos. Es algo que me gustó y que no se suele ver en los smartphones recientes.

Pero un fantasma que ha seguido a LG durante años parece ser que continúa presente en este LG Velvet, ya que vi el parche de seguridad Android y está actualizado al 1 de julio del 2020, desactualizado por cuatro meses, y para qué hablar de la actualización del sistema de Google Play que se encuentra en el mes de marzo del 2020, hace ocho meses 🤦‍♂️

Por suerte el equipo se encuentra operando con Android 10, pero a este paso, parece que veremos Android 11 en un buen tiempo más, así que, si te compras este equipo, te recomiendo que tengas paciencia con las actualizaciones desde ya.

Pero ahora pasemos a hablar de uno de los mejores apartados de este smartphone: Su pantalla, la cual es del tipo P-OLED que alcanza las 6,8 pulgadas con una resolución Full HD+ de 1080×2460 píxeles y cuenta con un aspecto bien panorámico, ya que tiene una proporción exacta de 20.5:9 que resulta perfecta para ver películas con HDR sin esas molestas barras negras.

La calidad de imagen es buenísima, me gustó mucho cómo se ven los colores realmente vívidos, un brillo que alcanza unos altos niveles que hacen que a plena luz del día la pantalla se vea excelente. Eso sí, tenemos bordes ligeramente curvados que es algo que a mí no me molesta, pero a más de alguno probablemente le moleste, por eso lo menciono.

Dentro de esta maravillosa pantalla se encuentra su lector de huellas óptico ubicado justo en la parte inferior de la pantalla y funciona muy bien, casi nunca tuve problemas en el reconocimiento, aunque igual confieso que en algunas oportunidades falló, pero súper pocas, algo que me ha sucedido en muchos smartphones que he probado, así que nada grave.

Eso sí, me desvío solo un poquito para comentar que NO tenemos reconocimiento facial, lo cual es una pena, porque tenemos una pequeña muesca en la parte superior de la pantalla en forma de gota donde va alojada su cámara frontal de 16 megapíxeles, perfecta para las selfies y también sería perfecta para el reconocimiento facial, pero parece que LG piensa lo contrario 😒

Dentro de los ajustes de la pantalla vamos a encontrar prácticamente de todo para poder personalizarla y dejarla a nuestro gusto, creo que ha sido una de las más completas en cuanto a configuraciones, lo cual se agradece bastante como siempre.

¡Tenemos altavoces estéreo! Pues la verdad es que es primera vez que me topo con un smartphone de LG que tenga altavoces estéreo en estos 10 años que llevo haciendo review.

El sonido emitido por ambos es bastante bueno y potente, quedé muy contento con lo escuchado porque se aprecian muy bien los sonidos graves y agudos, además de contar con sonido LG 3D con inteligencia artificial, que va analizando lo que se escucha y adaptándolo de acuerdo al tipo de contenido, ya sea, música, juegos, películas, etc.

Lo bueno es que los altavoces están muy bien ubicados. Mirando el equipo de manera horizontal, el altavoz izquierdo te entrega el sonido de manera frontal, mientras que el derecho está ubicado en el lateral superior, por lo que, si te pones a jugar, no taparás con la mano el altavoz derecho como sucede con el Galaxy Note 20 Ultra al tener su altavoz derecho en el lateral inferior 😣

Como el LG Velvet tiene conector 3.5mm para audífonos, también podremos usar un completo ecualizador de 10 bandas personalizable o elegir uno de los 13 perfiles predefinidos.

Bueno, ahora pasemos al apartado de sus cámaras principales, las que, por si no te has dado cuenta, están en un orden que simula ser como gotas de lluvia cayendo libremente, en eso se inspiró LG y la verdad es que les quedó bien bonito.

Tenemos tres cámaras en total, la principal está compuesta por un sensor de 48 megapíxeles con apertura f/1.8 PDAF, mientras que el segundo sensor es un ultra gran angular de 8 megapíxeles con un ángulo de visión de 120° y apertura f/2.2, y un tercer sensor de profundidad de 5 megapíxeles con apertura f/2.4. Todos acompañados de un flash LED.

Con este conjunto de cámaras vamos a poder capturar fotografías con una muy buena calidad de imagen, en especial si las capturamos a plena luz del día. Yo, por ejemplo, fui al Parque Titanium en Santiago de Chile y ahí pude aprovechar de buena manera el ultra gran angular con los edificios que hay en ese sector, y según mi apreciación, quedaron bastante buenas.

De noche, la situación es normal, vamos a encontrar ruido, pero no en exceso, también incorpora un modo noche que hace bien su trabajo. Por lo menos no deja las fotos de noche en “fotos de día” como sucede con smartphones de gama alta, ahí creo que el LG Velvet se sabe defender.

Te dejaré con una galería de imágenes para que puedas apreciar:

La app de la cámara es bastante fácil de utilizar, aunque la interfaz es similar a la que vemos en prácticamente en todos los androides, con sus accesos directos en la izquierda y los modos de captura en la derecha. Tenemos un modo manual para las fotografías, pero lamentablemente no tenemos el modo Pro en el modo de video como solíamos verlo en modelos anteriores de la compañía.

Te voy a dejar con un video de demostración para que veas cómo es su interfaz de la cámara:

El LG Velvet tiene la capacidad de grabar videos en calidad 4K a 30 cuadros por segundo como calidad máxima, y a pesar de no contar con estabilización óptica de imagen, sí posee estabilización electrónica que funciona bastante bien y da muy buenos resultados en los videos.

Te voy a dejar con un video de prueba grabado en la máxima calidad permitida por el equipo para que puedas apreciar su calidad de audio e imagen, aunque debo advertirte que YouTube limita un poco la calidad original.

Pero bueno, nuestro LG Velvet también se caracteriza por su diseño elegante el cual está compuesto por cristal en la parte frontal y trasera, mientras que sus bordes son de aluminio.

En lo personal me gustó su diseño, en las fotos se veía bastante bonito, pero me tocó probarlo en color blanco, específicamente el “Aurora White” que es bonito y oculta las huellas dactilares, pero me hubiese encantado verlo en color verde, pero no se pudo.

El equipo es bien alto debido al aspecto de su pantalla, pero es algo que a mí no me molestó para nada, aunque quizás te moleste un poco si tienes bolsillos muy pequeños. Sus dimensiones son: 167,1 x 74,1 x 7,9 mm, mientras que su peso es de 180 gramos, por lo que estamos ante un equipo liviano y se nota.

Me resultó bien cómodo de usar, no se me cansaba la mano al usarlo, para los juegos quedaba muy cómodo y al menos cuando lo usaba no se me resbaló. Pero, hablando de resbalar, el equipo se resbala muy fácilmente en superficies planas, por lo que si tu escritorio o velador no están suficientemente nivelados, ten mucha precaución porque el equipo comenzará a desplazarse lenta y peligrosamente.

Desconozco si el equipo trae carcasa en su caja, ya que, yo tengo una unidad para review y al menos en su caja no traía una carcasa. Sin embargo, te recomiendo que le compres una lo antes posible para evitar posibles accidentes por un desplazamiento inesperado.

Por el lateral superior encontraremos la ranura para tarjetas MicroSD y NanoSIM, seguido del segundo micrófono. Por el lateral derecho tenemos el botón de encendido, por el lateral inferior tenemos uno de sus altavoces, puerto USB Tipo-C, micrófono y conector 3.5mm, mientras que en el lateral izquierdo tenemos las teclas de volumen y la tecla dedicada al Asistente de Google.

Finalmente, te comento que el equipo tiene certificación IP68 para que podamos sumergirlo durante 30 minutos a una profundidad de 1,5 metros.

En cuanto a conectividad, tenemos de todo, como Wi-Fi de doble banda (2.4 y 5 GHz), Bluetooth 5.1, NFC, lamentablemente no tenemos Radio FM, pero sí un puerto USB Tipo-C. Es compatible con todas las redes nacionales de Chile, específicamente con las bandas 4G B2, B4 AWS, B7 y B28, y cuenta con el soporte para Voz 4G y Voz Wi-Fi de Movistar, Entel, WOM y Claro.

Y para ir finalizando, te comentaré que su batería tiene una capacidad de 4.300 mAh y es compatible con carga rápida de 15 W, así como también soporta carga rápida inalámbrica de 9 W. Todo gracias al sistema Quick Charge 3.0.

Ahora, hubiésemos tenido una carga rápida de 25 W si tendría el procesador que originalmente estaba pensado para este modelo, el Snapdragon 765G, pero como nos tocó el Snapdragon 845, la carga rápida solo llega hasta los 15 W 😓

La batería me acompañó durante toda la jornada y un poco más, la cual empieza desde las 08:00 hrs con un uso moderado y sin conexión Wi-Fi, solo con datos móviles, dándome un total de casi 8 horas de pantalla.

¿Cuál es mi conclusión con el LG Velvet?

Bueno, como habrás notado, no me gustó para nada que a Chile llegase una versión sin 5G y con un procesador más antiguo, por último, caparle el 5G por software y dejarnos el procesador original, pero LG optó por repetir lo mismo que hizo con el LG G5 SE, grave error.

Pero dejando ese detalle de lado, en rendimiento me anduvo bastante bien, la duración de batería se comportó excelente diría yo, la pantalla es buenísima, su diseño es aceptable y no me incomodó para nada, aunque a ti te podría incomodar por lo alto que es. En conectividad anda bien, aunque no tenga 5G, mantiene su conector 3.5 mm que muchos agradecerán, los altavoces estéreo se escuchan muy bien y tiene carga inalámbrica.

Su cámara me gustó bastante al momento de capturar fotos de día, en video también se comportó excelente para mí gusto, de noche como que le falta algo, pero tampoco es un resultado malo. No me gustó eso sí que eliminaran el modo Pro al momento de grabar un video, era la esencia de LG en los smartphones.

Si te gustó este LG Velvet, pues te cuento que ya está disponible en Chile desde el 15 de octubre y su precio es de $499.900.

Más noticias
Review POCO X3 nfc