Review Fitbit Versa

Supongo que ya todos conocen a Fitbit, ya que el año pasado les trajimos reviews de toda la gama de dispositivos de la empresa de medición de actividad física, como el Charge 2 o el Blaze.

Con la compra de Pebble, Fitbit entró al mercado de los smartwatch presentando el Ionic, dispositivo que buscaba competir directamente con los grandes de la industria de los wearable, tomando gran parte del legado de Pebble, y que a pesar de que es uno de los mejores medidores de actividad, el Ionic se caía en dos aspectos importantes: su software y su precio.

El día de hoy te traemos el review del Fitbit Versa, el nuevo smartwatch de la empresa norteamericana con el que planea competir directamente con el Apple Watch, intentando llegar a las masas a un mejor precio, con un diseño más sobrio y con Fitbit OS 2.0, su nuevo sistema operativo.

El Versa cuenta con una pantalla LCD táctil de 1.34 pulgadas y que a diferencia del Ionic, esta vez si es cuadrada, al igual que la del Apple Watch, reloj del que toma prestado algunos aspectos de su diseño.

Vamos a ver si este nuevo smartwatch mejora los errores que tuvo el Ionic en un inicio y si su nuevo software está a la altura de su destacada medición de actividad física.

Detalles técnicos

Fabricante y modelo

– Fitbit
– Versa
– Estado inicial: Nuevo
– Unboxing: Fitbit Versa, Cable de carga, pulsera de plástico, Manuales.

Hardware

– Acelerómetro y giroscopio de tres ejes.
– Altímetro.
– Monitor óptico de ritmo cardíaco.
– Sensor de luz ambiental integrado.
– Pantalla táctil LCD de 1.34 pulgadas.
– Motor de vibración.
– Sensor de SpO2
– NFC (en la edición especial).
– Bluetooth 4.0.
– Resistente hasta 50 metros bajo agua.
– Batería de litio con capacidad no especificada de hasta 4 días de duración.

Diseño

Empecemos por el diseño. No cabe duda que el Fitbit Versa está inspirado en el diseño del Apple Watch, con un acabado cuadrado y con bordes redondeados que se alejan del clásico diseño del los relojes con forma circular que propone Google con Wear OS.

Está construido en aluminio de una sola pieza y lo podemos sumergir hasta 50 metros bajo el agua, por lo que no hay ningún problema si queremos nadar con el y la verdad es que da gusto de utilizar. El Versa es increíblemente liviano y cómodo, y sin duda que se ve mejor en la muñeca de una mujer que el Ionic.

En el lateral izquierdo tenemos un botón principal que sirve para encender la pantalla manualmente y volver atrás, y en el derecho tenemos otros dos que sirven para realizar acciones dentro de apps, mientras que en la parte posterior se encuentran los sensores de ritmo cardíaco, que funcionan durante las 24 horas para medir incluso nuestro sueño, y el conector para cargar el reloj.

Los botones no son de mala calidad, pero la verdad es no poseen ninguna textura y su recorrido no es tan bueno como el del Ionic, por lo que hay unas pocas ocasiones en las que me ha pasado que no sé si he presionado el botón. No te asustes, no es para nada grave, solo que en el Ionic eran bastante buenos.

Algo que no me ha gustado es que Fitbit ha decidido remover su sistema propio de intercambio de bandas y han implementado el sistema clásico de los relojes que no funciona del todo bien, al menos para mi. He tardado unos 10 minutos en volver la correa a su lugar después de haberla quitado para tomar imágenes. Fitbit nos ha asegurado que este cambio se ha debido al diseño del reloj y que con el tiempo te acostumbras y se hace más fácil el proceso, lamentablemente no fue mi caso.

Es verdad que el Versa se siente más barato que el Ionic, pero en ningún caso se queda atrás respecto a la competencia, es minimalista, delgado, liviano y cuenta con, prácticamente, todo lo que un reloj deportivo necesita en un interior, con la excepción del GPS, por lo que deberemos llevar nuestro teléfono si queremos utilizarlo.

Fitbit tendrá a la venta correas de distintos materiales, como el plástico, metal y en tela de distintos colores, que van desde los CLP $26.990 a los $64.990.

Pantalla

Al igual que el Ionic, además de ser un dispositivo para medir actividad física, nos encontramos ante un smartwatch, por lo que el Fitbit Versa incluye una pantalla táctil LCD de 1.34 pulgadas con la que podremos navegar a través de su interfaz. La pantalla es cuadrada y está protegida por Corning Gorilla Glass.

La pantalla se ve muy bien en cualquier condición de luz, llegando a superar los 1000 nits y además cuenta con un sensor de luz ambiental en su parte frontal que funciona a la perfección, por lo que no he tenido ningún inconveniente con los cambios de luz a lo largo del día, siendo agradable de ver en las noches con poca luz, y a plena luz del día también.

Es importante destacar que la pantalla funciona perfecto, contrario al Ionic, con el que me tocó experimentar bastantes problemas de latencia, toques falsos o problemas para deslizar en la pantalla. Todo eso aquí se ha solucionado.

Medición de actividad

Si el Ionic o el Charge 2 eran uno de los mejores medidores de actividad física, el Fitbit Versa no se queda atrás ya que cuenta con prácticamente la misma calidad de medición.

En su interior tenemos todo tipo de sensores para que la medición sea precisa, como acelerómetro, giroscopio, sensor de ritmo cardíaco, altímetro y GPS conectado a nuestro smartphone (la cual es la única diferencia respecto al Ionic). El reloj es lo suficientemente inteligente para detectar cuando estamos realizando actividad física, generando gráficos de nuestro ritmo cardíaco, altitud y otras variables a través de su aplicación. La medición es continua y funciona durante las 24 horas del día y Fitbit la denomina SmartTrack.

Bueno pero, ¿qué es capaz de medir SmartTrack? Con esta función podremos llevar seguimiento de manera automática de los pasos realizados, distancia recorrida, minuto de actividad, calorías quemadas y pisos que hemos subido, además se hace uso del sensor de ritmo cardíaco para medir la calidad del sueño, graficar nuestro ritmo durante la realización de actividad física o deporte y además, permite llevar seguimiento de la actividad menstrual femenina, prediciendo de manera dinámica los ciclos menstruales.

Pero eso no es todo, el Versa es resistente al agua hasta 50 metros, por lo que no habrá problemas al medir nuestra sesiones de natación, llevando seguimiento de braceos, distancia y quema de calorías en el agua.

Cabe destacar que gracias a todos los sensores que posee el dispositivo, podremos llevar seguimiento de nuestro consumo máximo de oxigeno (o capacidad aeróbica). A lo anterior se le conoce como VO2 Max y es una de las maneras más eficientes para medir la capacidad aeróbica de una persona.

Por último, a pesar de que se puede cambiar esta opción, por defecto, el reloj permite presionar uno de los botones laterales para empezar de forma manual la medición de una actividad en especifico, ya sea Ciclismo, Correr, Natación, Entrenamiento de intervalos, Tenis o entrenamiento de pesas, entre otros, y en la misma pantalla del reloj se nos mostrará en tiempo real los datos de nuestra actividad. Si no lo hacemos manual, en la aplicación (de la que hablaré a continuación) la actividad sólo queda registrada como deporte, pudiendo modificarse para que calcule estadísticas más precisas, y hay actividades que puede que no detecte de forma automática, como el levantamiento de pesas, ya que no damos pasos.

El reloj almacena durante 7 días el registro completo de nuestras actividades, y durante 30 días nuestro resumen diario, por lo que si salimos a algún lugar en el que no haya conexión, o no tengamos nuestro teléfono, la información quedará guardada de manera segura en el reloj, hasta que podamos sincronizarlo en la aplicación del smartphone.

Aplicación

Una de las características más importantes de los wearables de Fitbit es la aplicación que utilizamos en nuestro smartphone para gestionar la medición de la actividad física, así como ver las estadisticas y graficos que genera ésta. Y digo característica porque la experiencia de usuario es parte importante en lo agradable del dispositivo para los deportistas.

La aplicación funciona de la siguiente manera, en la parte principal tenemos nuestras principales estadísticas que toma el reloj de forma automática utilizando sus sensores y los muestra de forma organizada, pero sólo marcada como deporte, podemos colocar de forma manual el deporte realizado para que la medición sea más exacta.

Por otra parte, podemos ver estadísticas y gráficos de la medición de nuestro sueño, determinando cuanto tiempo estamos despiertos, en sueño ligero, profundo y en REM, también podemos ver de forma completa nuestro historial de ritmo cardíaco, nuestro peso y estatura, o nuestro agua y alimento ingerido. Todo lo anterior se ve potenciado gracias a la posibilidad de establecer metas y objetivos de salud, y la aplicación nos ayudará mediante orientaciones y desafíos a lograrlos.

Fitbit Coach

Si necesitamos ayuda con nuestro entrenamiento, Fitbit nos ofrece Fitbit Coach como alternativa para utilizar sus rutinas guiadas con videos y voz. Coach está disponible tanto en el reloj como en el smarthphone, es gratuito con uso limitado y la versión pagada desloquea todo su potencial.

De Fitbit Coach hablé con más detalle en el review del Fitbit Ionic.

 

Sistema operativo y uso

Uno de los puntos que más critiqué al anterior reloj de la empresa fue su sistema operativo, y es que Fitbit OS estaba muy lejos del rendimiento que ofrecen Wear OS y watchOS, además de que la escasez de aplicaciones es notoria.

Con el Fitbit Versa, la empresa ha lanzado Fitbit OS 2.0, una nueva versión que cambia un par de detalles y mejora el rendimiento, pero ¿estará a la altura de su competencia?

Primero hablemos de su interfaz de usuario, la cual sigue siendo practicamente igual. Tenemos una página principal personalizable con una distintas caratulas digitales o análogas, en las que dependiendo de la que elijamos se nos mostrará nuestra información de actividad física diaria y ritmo cardíaco, entre otras cosas. Algunas son interactivas, por lo que incluso podremos tener una mascota (tipo Tamagochi) que debemos contentar con nuestra actividad física y horas de sueño.

Deslizar hacia a la derecha ya no funciona, por lo que ahora para acceder a los ajustes rápidos de notificaciones y al control de la música, tenemos que mantener presionado el botón lateral izquierdo.

Si deslizamos hacia abajo ya no tenemos un acceso rápido al control de la música, en cambio ahora tenemos las notificaciones, y deslizando hacia arriba nos encontraremos con una de las novedades de Fitbit OS 2.0, ya que accederemos a la aplicación “Hoy” que nos mostrará toda la actividad de nuestro día de forma detallada, como si se tratase de la aplicación del smartphone. 

El apartado de aplicaciones se mantiene intacto, se encuentran a la derecha de la pagina de inicio y debemos descargarlas desde el teléfono, podemos reordenarlas como queramos y pese a que existen algunas novedades, como la inclusión de Deezer para Europa y Latinoamérica, o una aplicación para tenistas, la lista sigue siendo muy limitada respecto a Wear OS o watchOS. Presionando cualquiera de los dos botones laterales accederemos a nuestras dos aplicaciones favoritas, en mi caso son Ejercicio y Temporizadores.

Me gustaría recalcar que las aplicaciones están bien diseñadas para funcionar con los botones del reloj y cabe destacar que el rendimiento ha sido mejorado de gran forma en el Versa, ya no existe lag ni problema de sincronización alguno, por lo que ahora da más gusto utilizar un reloj de la empresa, eso sí, el sistema de notificaciones sigue siendo tan deplorable como el iOS, estando muy alejado de lo que se ofrece en Android, como su administración y agrupamientos inteligentes.

Existe una edición especial, que viene con correas de tela y que cuentan con un chip NFC para hacer pagos mediante Fitbit Pay, pero lamentablemente Chile aun no está preparado para este tipo de tecnología debido a la ineficiencia de la gente que nos rige.

Batería

El Fitbit Versa cuenta con una batería de polímero de litio con capacidad no especificada y desde la empresa nos prometen hasta 4 días de duración, y la verdad es que cumple.

Si bien la duración de la batería no ha sido tan espectacular como la del Ionic, el Versa ha cumplido con las expectativas, dando en todo momento con el rendimiento que promete, con un uso normal, midiendo mi actividad cardíaca durante el día y la noche.

El método de carga es algo que han ejecutado de forma diferente al Ionic. Aquel dispositivo se cargaba de forma magnética, y el Versa se carga a través de una base tipo “clip” en la que debemos colocar el reloj de forma manual, aunque sigue siend oa traves de pines de inducción. El reloj tarda al rededor de 2 horas en cargar al máximo.

Conclusión

Fitbit nuevamente nos sorprende con uno de los mejores medidores de actividad física del mercado, si el diseño del Ionic no gustó a todo el mundo y sus problemas de rendimiento te daban dolor de cabeza, el Fitbit Versa ha conseguido incorporar pragmáticamente las mismas características (a excepción del GPS) en un cuerpo con un diseño más amigable, más liviano, más delgado, y bueno, más parecido al Apple Watch.

A nivel de hardware el Versa cumple en prácticamente todos los aspectos, funciona fluido, cuenta con una pantalla muy brillante y de buena calidad, su batería es envidiable y cuenta con infinidad de sensores para medir de la mejor forma nuestra actividad física, pero al igual que el Ionic, sigue teniendo algunos detalles en su software que no me terminan de convencer.

Puede que los usuarios de iOS no lo sufran tanto, pero su sistema de notificaciones es similar al de iOS, te ordena de forma cronológica todas las notificaciones, sin distinguir grupos ni aplicaciones y su sistema de respuestas automáticas es lento. Las aplicaciones, si bien ahora son muchas más que hace 6 meses, siguen siendo escasas y faltan algunas importantísimas, como Spotify o cualquier servicio de Google.

Puede que el Fitbit Versa no pueda competir con Wear OS respecto a notificaciones y aplicaciones, pero sin lugar a dudas que, por este precio, no encontrarás un smartwatch con esta capacidad para medir la actividad física y los deportes y que te otorgue una experiencia satisfactoria, al menos en Android.

✅ Medición de actividad física excepcional, durante el día.
✅ Diseño minimalista y muy bien construido.
✅ Batería de 4 días de duración
✅ La aplicación de Fitbit.
✅ Medición del sueño muy completa.
✅ Resistente al agua hasta 50 metros y puede medir la natación.

❌ Si bien ha mejorado, su software sigue siendo pobre a nivel de notificaciones.
❌ A diferencia del Ionic, la ausencia de GPS demuestra que es un dispositivo más pensado en aficionados que deportistas.

Disponibilidad

El Fitbit Versa está disponible en tiendas Falabella a un precio de CLP $189.990 y las correas de distintos tipos de colores y telas van desde los 26.990 a los 64.990 pesos chilenos.

La edición especial, con NFC y correa de tela incluida, tiene un precio de CLP $219.990.

9.1 10
9.1
Excepcional
Review Fitbit Versa Fitbit ha colocado todo su potencial en la medición de actividad física y ha mejorado algunos aspectos negativos de su sistema operativo para ofrecer un smartwatch muy completo y competente.
Diseño 9.0
Pantalla 9.0
Medición de actividad 10
Aplicación y Coach 9.0
Sistema operativo 8
Batería 10

2 Comentarios Unirse a la conversación →