Review Fitbit Charge 2

Cada vez queda menos para que el nuevo Fitbit Ionic llegue a nuestro país, y es por eso que ya te hemos traído los reviews de las pulseras Flex 2 y Alta HR para ofrecerte la gama completa de relojes y medidores de actividad física de Fitbit disponibles en nuestro país, y ahora es el turno del Fitbit Charge 2.

La Charge 2 es bastante similar en funcionamiento a la Alta HR, pudiendo medir nuestra actividad física diaria, como pasos, calorías o tiempo de actividad, e incluso nuestro ritmo cardíaco de forma continua, pero la incorporación de un botón lateral le otorga funciones que la distinguen del Alta y los aficionados de la actividad física verán con muy buenos ojos, como es el caso de un cronómetro y la posibilidad de iniciar sesiones deportivas de forma manual.

¡Vamos con el review!

Detalles técnicos

Fabricante y modelo

– Fitbit
– Charge 2
– Estado inicial: Nuevo
– Unboxing: Monitor Charge 2, Cable de carga, Pulsera clásica, Manuales.

Hardware

– Acelerómetro de tres ejes.
– Altímetro.
– Monitor óptico de ritmo cardiaco.
– Pantalla OLED.
– Motor de vibración.
– Batería de litio con capacidad no especificada de hasta 5 días de duración.

Diseño

El Fitbit Charge 2 por si solo es de acero inoxidable color plateado, con un frontal negro en donde se encuentra su pantalla OLED en blanco y negro, la cual no ocupa todo el frontal, existiendo grandes bordes al rededor de ella. Su ancho es de tan solo 21,45mm y cuenta con tres tallas para adaptarse a cualquier tipo de muñeca. Para la cantidad de mediciones que ofrece este aparato, el diseño está muy bien logrado.

En la parte trasera encontramos el sensor óptico de ritmo cardíaco, que se encuentra funcionando el 100% del tiempo mientras llevemos el Charge 2 en nuestra muñeca. En el lateral izquierdo tenemos un botón que será de vital importancia a la hora de navegar por el dispositivo.

El Charge 2 continua con la linea de diseño característica de la empresa, con una correa de plástico elastómero incluida en la caja, muy similar a la que vemos en otros relojes deportivos, con un acabado rugoso como el que ya vimos en Flex 2 y Alta HR. Estas correas son fácilmente intercambiables gracias al sistema creado por la empresa y para la gente que prefiere diferentes opciones, cuenta con variedad de diseños en diferentes tamaños, colores y materiales. Fitbit nos facilitó dos correas de cuero que a mi parecer lucen mejor, pero que hacen que la transpiración sea molesta al momento de hacer actividad física o deporte.

Pantalla, uso y notificaciones

El Charge 2 cuenta con una pantalla en blanco y negro OLED que no es táctil la cual es un gran añadido respecto a otros medidores de actividad física, como el Flex 2. En cualquier condición de luz luce muy bien y cuenta con una buena definición, pero para algunos puede resultar un problema que no responde al tacto y para cambiar entre los diferentes apartados del sistema operativo hay que darle un pequeño golpe que en ocasiones no funciona porque éste ha sido muy despacio.

La pantalla se enciende al hacer el movimiento natural de mirar la hora y para navegar a través de los diferentes apartados sólo tendremos que darle un pequeño golpe (toque) a la pantalla para avanzar por las diferentes opciones de un modo, y para avanzar por los diferentes modos se utiliza el botón lateral ubicado en la parte izquierda. Para acceder a alguna opción de cualquier modo, solo debemos mantener presionado el botón lateral y si hacemos esta acción teniendo la pantalla apagada o en el menú principal, se activarán/desactivarán las notificaciones. La verdad es que la navegación está muy bien pensada y me ha resultado cómoda y fácil de utilizar. El único inconveniente de la navegación es que no se puede retroceder, y si nos pasamos de largo, tendremos que dar toda una vuelta para llegar al modo que queremos nuevamente.

Por último, tenemos la posibilidad de recibir notificaciones, pero no todas las notificaciones de nuestro smartphone, como ocurre con los smartwatch convencionales. La aplicación de Fitbit es la encargada de gestionarlas y nos permitirá sincronizar las notificaciones de llamadas entrantes, eventos en nuestro calendario y escoger una aplicación de mensajería, ya sea WhatsApp, Telegram o SMS, entre otras, y recibir dichas notificaciones pudiendo incuso leer el mensaje.

Punto aparte para el motor de vibración, que me ha parecido espectacular, siendo muy potente y silencioso.

Medición de actividad

Y llegamos a lo que realmente importa, y es precisamente donde más destaca el Charge 2 ya que permite medir todo tipo de actividad física aeróbica de forma automática gracias a SmartTrack, función de Fitbit con la que la pulsera detectará cuando estemos corriendo, andando en bicicleta, en una trotadora, entre muchas otras actividades y nos determinará exactamente nuestra cantidad de pasos, kilómetros recorridos, calorías quemadas, tiempo de actividad, el número de pisos que hemos subido gracias a su altímetro y por si eso fuera poco, es capaz de medir tu VO2 Máximo en actividad física. Para entrenamiento de pesas podremos realizar la medición de forma manual.

Como ya comenté anteriormente, en la parte posterior tenemos un sensor de ritmo cardíaco que funcionará 24/7, midiendo nuestras pulsaciones a todo momento, determinando nuestro BPM en reposo y en actividad, creando un historial a través de la aplicación en nuestro teléfono. El sensor también nos sirve para medir de mejor forma la calidad de nuestro sueño, por lo que dependiendo de nuestro ritmo el Charge 2 reconocerá nuestras distintas fases de sueño, ya sea sueño ligero, profundo o nuestro REM.

He probado la medición de actividad física durante un partido de fútbol, que todo sabemos tienen 90 minutos de duración, y la medición fue exacta, determinando el tiempo total de la actividad deportiva de manera automática, sin siquiera informarle que iba a realizar el partido.

Eso si, y al igual que en mi experiencia con el Flex 2, hay ocasiones en las que el monitor detecta actividad física deportiva inexistente, o sesiones de caminatas en las que solo he movido el brazo (como al tocar batería), pero estas son mínimas y no entorpecen el impecable funcionamiento que tiene el Charge 2.

Por último, una de las funcionalidades exclusivas de este dispositivo es la respiración guiada. Este modo nos permite establecer un periodo de 2 o 5 minutos en los que a través de un gráfico, y determinando previamente nuestro ritmo cardíaco, podremos controlar la respiración para relajarnos.

Para conocer los detalles de las funciones de la aplicación de Fitbit puedes revisar el review del Flex 2, ya que las funciones son las mismas, con la diferencia de que aquí se nos incluye el monitoreo de ritmo cardíaco y los pisos subidos gracias al altímetro.

Batería

Otro de los puntos fuertes de los dispositivos de Fitbit es la batería. A pesar de no especificar su capacidad, la empresa promete hasta 5 días de carga en el Charge 2 y para mi sorpresa, ha alcanzado esa duración e incluso llegando a los 6 días en el primer uso.

La forma de cargar el dispositivo es la misma que en el Alta HR que ya analizamos, es decir, a través de un cable de carga con una especie de “pinche” que permite sostener el dispositivo y conectar los pins ubicados en la parte trasera. La batería demora en cargar al rededor de 30 minutos a su máximo, por lo que puedes hacerlo al despertar en caso de ser necesario y no perderás momentos de medición de sueño.

Conclusión

No cabe duda que estamos ante uno de los mejores (si no el mejor) medidores de actividad física que existe en el mercado. El Fitbit Charge 2 cuenta con prácticamente todas las funciones que una persona que practica deporte, de forma continua, quiera monitorear y mejor aún con muy buena batería que posee.

Su diseño destaca por la buena calidad de sus materiales y la comodidad al llevarlo puesto incluso por las noches. Si bien su pantalla no destaca, es suficientemente buena para verla bien a plena luz del día y su interfaz de usuario es bastante sencilla y completa, eso sí, a veces no ha respondido muy bien a los toques.

Por otra parte, no se puede más que resaltar la muy buena aplicación de Fitbit, que sin duda es uno de los grandes puntos añadidos al adquirir un dispositivo de la empresa, debido a la gran cantidad de opciones, sesiones de ejercicios y habilidades sociales con las que cuenta.

Si estás buscando un buen medidor de actividad física, no dudes en comprarte el Fitbit Charge 2, cumple en todos los aspectos y aunque su precio puede que te resulte elevado, al momento de publicar este review se encuentra en oferta.

✅ Diseño elegante, con diferentes opciones en correas y muy buenos materiales de construcción.
✅ Medición de actividad física, sueño, ritmo cardíaco e incluso VO2 Max es muy buena.
✅ Duración de batería por sobre lo esperado.
✅ La aplicación de Fitbit.

❌ A pesar de resistir salpicaduras y lluvia, no es sumergible en agua.
❌ En ocasiones, la respuesta a los toques en la pantalla no es la mejor.
❌ Las notificaciones están muy limitadas, aunque el motor de vibración es muy bueno.

Disponibilidad

El Fitbit Charge 2 está disponible en Ripley, Paris y Falabella, a un precio de CLP $139.990.

 

8.9 10
8.9
Review Fitbit Charge 2 Uno de los mejores medidores de actividad física que existe en el mercado, cumple prácticamente en todos los aspectos de muy buena forma y quizás si fuese sumergible en agua sería perfecto. Bien por Fitbit.
Diseño 9.0
Pantalla y uso 8.0
Medición de actividad 9.5
Aplicación 9.0
Batería 9.0

4 Comentarios Unirse a la conversación →


  • Claudio Ortega

    Faltó agregar que puedes sincronizarlas con strava y otras apps de tracking, ademas de agregar amigos y compararse semana a semana, tiene retos y medallas por reros cumplidos :)

    • José Manuel Chaparro Figueras

      Eso lo comenté en el review del Flex 2!

  • Pelupi

    la app puede mandar dato a Googele Fit no?

    • José Manuel Chaparro Figueras

      No! Fitbit y Google Fit no son compatibles