Twitter y Vine aumentan el límite de sus videos a 140 segundos

La red social del pajarito azul que todos conocemos como Twitter quiere seguir creciendo en cuanto a posibilidades multimediales. Esto es tanto para su servicio en sí propiamente dicho, como para otro de sus productos estrella: Vine.

Resulta que ambos servicios han eliminado las actuales restricciones en el límite de sus videos. En el caso de Vine el mismo se situaba en un máximo de 6 segundos, mientras que en Twitter era de 30 segundos. Sin embargo, desde el día de hoy en las dos plataformas los usuarios podrán subir videos de hasta 140 segundos. Ello equivale a 2 minutos con 20 segundos. Ojo, que también pueden ver algún que otro video hecho en la red social del pajarito azul que llegue a durar hasta 10 minutos, aunque es algo disponible para ciertos usuarios seleccionados.

La razón principal de este cambio se debe a la intención de los de Jack Dorsey en tratar de fidelizar aún más a su público. Actualmente el video es el contenido multimedial de mayor consumo.

El aumento del límite de videos estará habilitado muy pronto en la web, y en las aplicaciones de Twitter para Android, iOS, Windows y Mac.

Además, en cuanto a Vine, es un producto que cuenta con 200 millones de usuarios activos de forma mensual. Esto es algo a aprovechar para competir con Instragram y Snapchat, principalmente. Y, para tratar de impulsar de la mejor manera posible este proyecto, la empresa comenzará a pagar a Viners influyentes en un intento de captar a los creadores de contenido a la plataforma, según informó Android Authority. En otras palabras, una estrategia al estilo YouTube.

Por último, Twitter aprovechó la ocasión para anunciar Engage. La misma es una herramienta con la cual los creadores de contenido pueden tener una mayor interacción con su audiencia, como así también recibir métricas y analítica de su público. Engage se encuentra disponible, al menos de momento, únicamente en Estados Unidos para iOS.

Fuentes: Blog de VineBlog de Twitter
Más noticias
Google Maps vuelve al Apple Watch y mejora su integración con CarPlay