Review Samsung Galaxy Tab S6 Lite

Cuando comenzó a surgir el mercado de los tablets, todas las marcas sacaron sus propios equipos ante la competencia. Años más tarde, son sólo algunas marcas que siguen impulsando dichos dispositivos, en la que destaca Apple con sus iPad’s. Pero la batalla no queda ahí, en un mercado que se ha transformado entre el paso del smartphone al computador, las tabletas han mutado a equipos poderosos y convertibles.

Casi un año atrás, la coreana Samsung presentaba su Galaxy Tab S6. Una potente tablet que apuntaba al segmento premium con prestaciones bastante destacables. El equipo, llegaba como principal competencia, y opción Android, al iPad Pro de Apple.

Tiempo después, la compañía presentó la versión Lite del dispositivo. Dispositivo que llega con un diseño bastante similar a su hermana mayor, acompañada de una pantalla de resolución de 2000 x 1200, procesador Exynos 9611, 4 GB de RAM y 7040 mAh. ¿Podrá la Galaxy Tab S6 Lite mantener el nivel y desempeño de su antecesora? Sus principales prestaciones, lo que la diferencia de la S6 y más, en el siguiente review.

Agradecemos a nuestros amigos de Samsung por facilitarnos esta unidad para poder llevarte el completo análisis. Sin más introducción ¡Vamos con el review!

Procesador
Exynos 9611
RAM
4 GB
Pantalla
TFT de 10,4 pulgadas
Resolución WUXGA+ (2.000 x 1.200 pixeles)
Almacenamiento
64 GB

Diseño

Como es costumbre, de lo primero que hablaremos será del diseño de este tablet. La Samsung Galaxy Tab S6 Lite llega con un robusto cuerpo metálico, al igual que su hermana mayor. Además, sigue dicha línea de diseño con pequeñas diferencias. En cuanto a dimensiones, tenemos un equipo de 24 x 15 cm, y tan sólo 7 mm de grosor. Por su parte, el peso es de 467 gr. En el costado derecho, encontramos el botón de desbloqueo, así como el de subir/bajar volumen. En la parte superior, la entrada mini jack 3.5, un parlante y micrófono. En la zona inferior, tenemos la entrada USB-C, y otro parlante. En la parte trasera sólo tenemos la cámara principal del equipo, además de las líneas que demarcan las antenas del S6 Lite.

A pesar de ser un equipo metálico y grande, este resultado siendo muy cómodo. Principalmente por dos factores: su peso y dimensiones. Resulta muy cómoda tenerla en la mano, incluso pudiendo sujetarla con sólo una -para las manos más grandes-, el peso no se siente considerando el tamaño del dispositivo.

En general, resulta ser un dispositivo que destaca por su elegancia, líneas de diseño que sólo demuestran características de un equipo premium. Al menos en este apartado, no deja nada que desear respecto a la versión S6 de la Galaxy Tab. Además de estar construida en un material que derrocha grandeza y pureza en el diseño, además de otorgarle una calidad mayor al producto.

Pantalla

En la parte frontal nos encontramos con una pantalla LCD TFT de 10,4″ a una resolución de 1200 x 2000 pixeles, muy común en los tablet. En cuanto a densidad, tenemos 224 ppi y una relación de aspecto de 5:3. Finalmente, el display del equipo termina ocupando el 81,6% del frontal del dispositivo.

La pantalla de la Galaxy Tab S6 Lite, es la introducción del equipo a esta última definición: “Lite”. De partida, tenemos una pantalla bastante inferior a lo que ya veíamos en la S6, que contaba con un panel Super AMOLED. En esta, contamos con un display LCD, el que si bien tiene una resolución aceptable, queda en evidencia que es una pantalla que queda al debe, principalmente por la tecnología utilizada.

Si bien se logran grandes resultados, como es común en Samsung, sí existe una pobreza en la definición de colores, incluso en saturación en algunos casos. A esto, debemos sumarle una caída en los contrastes y en la consolidación de los blancos, aún más en los negros. Es visible la falta de definición del color negro, lo que termina haciendo un gran contraste entre los bordes del equipo y lo entregado por la pantalla, esto se nota aún más durante las noches o cuando estamos utilizando el equipo para ver videos o cosas por el estilo. El uso de una pantalla LCD le impide al equipo contar con características como Always On Display de Samsung, característica que mantiene la pantalla encendida siempre al estar bloqueado el tablet.

Rendimiento

Moviendo al equipo, nos encontramos con un procesador propio de la compañía, un Exynos 9611, octa-core a 2.3 GHz, acompañado de una GPU Mali-G7 MP3. El procesador es otra de las diferencias con la S6, ya que en esta encontramos un Snapdragon 855. A lo anterior, lo acompañan los 4 GB de memoria RAM y sus 64 GB de almacenamiento, además de existir otra versión de 128 GB. Para expandir este último, tenemos la opción de hacerlo hasta 1 TB a través de MicroSD.

La baja de calidad en la pantalla, podía ser aceptado considerado el segmento en el que se mueve el tablet, no así su procesador. Lo anterior, porque el equipo realmente no se mueve bien, sólo cumple ante un uso normal a medio, no exigiendo. Para usos comunes, este responde pero deja a entre ver ciertos lags, sobre todo en las transiciones, rotación de pantalla o incluso cambio de aplicaciones.

El Exynos 9611 es el mismo procesador presente en teléfonos gama media de la compañía, como el Galaxy A51, el que ya criticamos en su momento por su mal desempeño. Por ejemplo, durante una videollamada en Zoom, el equipo respondió bien, aunque al momento de exigirle más al compartir la pantalla durante la reunión, este se volvió realmente lento, pegándose y calentándose demasiado. Lo mismo ocurre en juegos, ya que su calidad y rapidez decae fuertemente al exigirlo bajo estos usos.

Batería

El Galaxy Tab S6 Lite llega con una batería Li-Po de 7040 mAh, un cargador “rápido” de 15 W y con la promesa de un gran desempeño. El uso que, personalmente, le di al tablet fue en miras de productividad y consumo multimedia, por lo que utilicé aplicaciones como Zoom, Google Meet, Spotify, Office, Netflix, Documentos de Google, HBO GO, Prime Video, Outlook, Telegram, Youtube, Notion, además de las aplicaciones instaladas por defecto, como las notas y lecturas en PDF.

Considerando lo anterior, el rendimiento, en cuanto a batería, me dejó francamente satisfecho y sorprendido. El dispositivo llega sin problema alguno a las 12 horas de pantalla encendida, no consumiendo prácticamente nada cuando se encuentra con la pantalla apagada. El punto más desfavorable en este apartado es su carga. Al no contar con carga rápida el tiempo que tarda en llegar al 100% es francamente detestable, ya que en 50 minutos carga un 24%, tardándose más de 4 horas en llegar al 100%.

Seguridad

En cuanto a seguridad, sólo contamos con desbloqueo facial en cuanto a métodos biométricos. Este, es impulsado a través del software por lo que su grado de precisión, sofisticación y desempeño será menor. Lo anterior, porque bajo ciertas condiciones este disminuye la capacidad de acertar y desbloquear el equipo, por ejemplo durante las noches o cuando el tablet está de forma horizontal.

A pesar de aquello, los resultados son bastante buenos y óptimos, aunque quizás requeriría un poco más de velocidad a la hora de procesar la solicitud de desbloqueo. En la Tab S6 Lite, no contamos con desbloqueo por huella dactilar en ninguna de sus formas.

Software

Ya hablamos de hardware, ahora llegó el momento de hablar del software que entrega la experiencia de usuario. El nuevo Samsung Galaxy Tab S6 Lite, cuenta con Android 10 con una capa de personalización de la compañía: One UI 2.1. Capa que es la misma que vemos en todos los teléfonos de Samsung, al igual que sus servicios y aplicaciones preinstaladas. A diferencia de la versión superior de Tab S6, la Lite no cuenta con Samsung Dex, que permite convertir el software en uno de escritorio.

En general, la capa de personalización de Samsung siempre me ha gustado, en cuanto a experiencia, pero no respecto a algunas características. En este caso, estas siguen ahí, además de contar con ciertas falencias extras que se acentúan al hablar de un tablet. Por ejemplo, contamos con la misma cantidad de aplicaciones preinstaladas y repetidas que podemos ver en los teléfonos, aunque existen características satisfactorias como Bixby Rutines, pantalla Edge, gestos, entre otras muchas otras prestaciones de Samsung.

El punto más desfavorable de todo esto es que Android me deja con la sensación de que no es un sistema operativo que esté adaptado -aún- a los tablets. En ese caso, la Galaxy Tab S6 Lite lo demuestra, ya que sinceramente, y en cuanto a software, es como tener un teléfono grande. Esto, porque el sistema no está optimizado para tabletas, salvo ciertas excepciones como la barra de notificación que baja por el lado que toquemos a pantalla.

Aparte de eso, el sistema no cambia en nada, tampoco sus aplicaciones, las que incluso son las mismas que el teléfono y terminan extendidas en la pantalla. Lo anterior, Samsung lo suplía de cierta forma con Dex, el que es el gran ausente en este equipo. De haberse incluido, probablemente la experiencia sería otra.

Uso (s)

Como dije más arriba, mi experiencia con la Galaxy Tab S6 Lite se basó en una experiencia multimedia y de productiva. Esto, combinando los dos principales usos a los que está destinado un tablet. En primer lugar, encontramos el apartado multimedia, el cual se comporta de manera satisfactoria en la S6 Lite. Esto, porque contamos con una pantalla bastante calibrada, con buen brillo, aunque carente de algunos puntos, como ya lo decía en el apartado de la pantalla.

De modo complementario, tenemos dos parlantes que terminan entregando un sonido muy potente, con grandes bajos, tonos bien marcados y agudos bien definidos. Como ocurre en otros equipos Samsung, los parlantes de la Tab S6 Lite son firmados por AKG y cuentan con Dolby Atmos. En ese apartado, la Tab S6 Lite derrocha gran calidad y sus parlantes son dignos de destacar, además de ubicarse en un buen lugar del dispositivo.

En cuanto a productividad, quedó un tanto al debe. Esto, porque el dispositivo, como ya decía, carece de un sistema operativo que acompañe o facilite este apartado. Para lecturas sí resulta ser óptimo, no así para utilizar aplicaciones como Office, Docs, Zoom, Meet, entre otras, ya que tienen la misma versión del teléfono, por lo que no existe un efecto diferenciador.

Complementos

A la experiencia anterior, debemos sumarla dos objetos que incorpora la Galaxy Tab S6 Lite. En primer lugar, tenemos un cover, el cual permite “parar” de forma horizontal al dispositivo. Este resulta ser un complemento perfecto a la hora de utilizarlo para leer, ver videos o películas. Aunque en la misma línea, se podría esperar que este incluyera un teclado para aumentar la productividad del equipo. A pesar de aquello, lo utilicé en todo momento con este complemento porque resulta ser bastante sofisticado y ayuda a entregar una gran experiencia de usuario.

S-Pen

Samsung cuenta con toda una historia en materia de stylus en sus terminales, y en este tablet demuestran dicha experiencia. La compañía dota de grandes funciones al “lápiz” que incorpora el Galaxy Tab S6 Lite, lo que termina otorgando una grata experiencia. En primer lugar, y al ponerlo cerca de la pantalla, contamos con un menú de opciones -editables- que podemos hacer con dicho accesorio. La principal de ellas es la que permite tomar notas incluso con la pantalla apagada.

Aunque la experiencia con el S-Pen no termina ahí, ya que además cuenta con una red social, PENUP, en la cual podemos dibujar y compartir -con otros usuarios- nuestras creaciones y pinturas. Además de aquello, el lápiz nos permite tomar capturas de pantalla, crear GIF, escribir una imagen, traducir lo seleccionado por el S-Pen, colorear imágenes precargadas, entre muchas otras funciones.

Personalmente, el mayor uso que le di fue a la hora de leer e ir destacando y creando notas a los costados del texto. Por otro lado, el dibujar y colorear con el stylus termina siendo una gran experiencia y con espectaculares resultados. Lo mismo ocurre al tomar notas, ya que estas cuentan con gran nivel de detalles y opciones, pudiendo incluso convertir lo escrito en texto predeterminado.

Cámara

El apartado de la cámara es, sin duda, uno de los menos destacables en los tablets, pero no por eso menos importante. El Galaxy Tab S6 Lite se presenta con una cámara principal -única- de 8 MP (f 1.9), la cual permite capturar imágenes en dos modos, además de grabar videos en 1080p a 30 fps. En el caso de la cámara frontal, el sensor es de 5 MP (f 2.0) y graba a 1080p. El dispositivo no cuenta con flash.

A grandes rasgos, los resultados obtenidos con la Galaxy Tab S6 Lite, no son malos pero tampoco los mejores. Contamos con grandes fotografías, siempre y cuando exista buena condición de luz, en ellas se destaca la consolidación de los tonos, óptima saturación aunque con una pérdida de detalles bastante considerable. Aparte de aquello, contamos con otros modos incorporados por Samsung, como es el caso de la opción PRO, panorámica, comida, hiperlapso. Además de estos, incorpora el enfoque dinámico, el cual hace el efecto de retrato. Este modo, logra pobres resultados, ya que funciona principalmente con caras (humanas) y no con animales u objetos.

La cámara frontal por su parte, consigue resultados un tanto más pobres que el sensor principal. La cantidad de detalles se disminuye, los contrastes de luz no son bien logrados y las selfies tienden a ser un tanto pálidas. La misma experiencia se traspasa a la hora de realizar videollamadas.

Conclusión y disponibilidad

En general, la nueva Samsung Galaxy Tab S6 Lite me dejó bastante satisfecho, aunque existen apartados en los que decepciona. Esto, porque siento que finalmente es un equipo que cumple las expectativas pero no las supera para nada. En los aspectos positivos, contamos con un gran diseño, una calidad de sonido destacable y con uno de su S-Pen que nos dota de grandes prestaciones. Por otro lado, tenemos prestaciones -la gran mayoría- que obtiene resultados dignos pero no destacables, en esto me refiero a su pantalla.

Otros aspectos, muy fundamentales por cierto, es su procesador y software. Ambos, carecen de estar a la altura de un gran desempeño que podríamos tener con el dispositivo, como ocurre en la S6 normal. Android y Samsung siguen al debe en el apartado del sistema operativo, haciendo el esfuerzo -no suficiente aún- de igualar la experiencia que podemos tener con el iPad y iOS. El procesador, no necesita gran análisis, simplemente es pobre y que nos sirve para funciones más bien comunes pero no exigentes.

La nueva Samsung Galaxy Tab S6 Lite ya está disponible en el país desde los $379.990, en colores azul, gris y rosa. Agradecemos una vez más a nuestros amigos de Samsung Chile por facilitarnos esta unidad.

¿Y a ti, qué te pareció el Galaxy Tab S6 Lite?

Más noticias
Review Google Pixel 5