fbpx

Review Samsung Galaxy Tab S6

Introducción

Samsung es uno de los pocos fabricantes — grandes — que siguen apostando por las tablets Android, un nicho que hasta la mismísima Google abandonó tras tomar la decisión de no renovar la Pixel Slate, su último intento en este mercado.

La Tab S6 es la última tablet tope de gama de la compañía surcoreana, la cual llegó recientemente al mercado chileno, y viene a competir principalmente contra los modelos medios y altos del iPad (Air y Pro), con especificaciones dignas de un alta gama Android, un espectacular diseño, y una serie de accesorios que, al igual que su principal competencia, hacen que al dispositivo le podamos encontrar un espacio en esa complicada brecha que hay entre un teléfono móvil y una PC.

Antes que nada, agradecemos a la gente de Samsung Chile por facilitarnos esta unidad para su respectivo análisis, la cual corresponde a la versión WiFi + LTE de 128 GB. Comencemos:

Especificaciones

Modelo
Tab S6 WiFi + 4G
Pantalla
10.5 pulgadas, Super AMOLED , resolución 2560 x 1600 pixeles
Procesador
Snapdragon 855
Memoria RAM
6 GB
Almacenamiento interno
128 GB
Extras
S Pen, teclado externo

Diseño

Partamos este review de inmediato con uno de mis puntos preferidos de esta tablet: su estética y calidad de fabricación. Contamos con un diseño bastante simple y minimalista, en donde su principal protagonista es la pantalla de 10.5 pulgadas, que domina todo el frontal del dispositivo junto a unos ligeros marcos.

Si lo vemos por sus costados (en posición vertical), nos encontramos con la típica botonera (control de volumen y de encendido/apagado) en el lado de derecho, mientras que en el izquierdo nos encontraremos con el conector destinado al teclado externo, del cual hablaremos más adelante. Si bien este dispositivo no cuenta con un puerto de audífonos, esto se compensa con los parlantes firmados por AKG, los cuales se encuentran tanto en la parte superior como inferior, y en este mismo lugar, también tenemos el típico conector USB-C.

La calidad de manufactura es excelente. Cuenta con un cuerpo construido en aluminio, cuyas dimensiones son bastante compactas — 244.5 x 159.5 x 5.7 milímetros —, también es relativamente ligero, ya que su masa se queda en los 420 gramos. El equipo se siente bastante agradable en la mano, aunque como es típico en los dispositivos de aluminio, este tiende a ser algo resbaloso — algo que se “arregla” con el case del teclado.

Creo que el diseño está muy bien conseguido en general, aunque hay un lugar que me parece llamativo: la parte trasera, en la cual si bien nos encontramos con la cámara y los logos, cuenta con una ligera depresión para poder ubicar y cargar el S Pen. No es necesariamente algo malo, pero sí es algo fuera de lo común. Personalmente yo no lo habría ubicado ahí, pero bueno, son detalles.

Pantalla

Tal y como mencioné anteriormente, la Tab S6 cuenta con una pantalla de 10.5 pulgadas. Se trata de un panel Super AMOLED cuya resolución alcanza los 2560 x 1600 pixeles, y cuenta con una relación de aspecto de 16:10.

Si hay algo que caracteriza a Samsung, es la excelente calidad de pantallas que podemos encontrar en toda su gama de dispositivos. La Galaxy Tab S6 no es la excepción.

Estamos frente a un panel tremendo, muy brillante y nítido, todo se ve muy bien definido. La reproducción de colores es bastante buena, con los negros bastante profundos, aunque como es típico de la surcoreana, los tonos tienden a estar más saturados de lo normal. Queda a gusto del usuario, y obviamente se puede ajustar en el menú de configuraciones.

Hay una sola cosa que no me gustó: su relación de aspecto, la cual si bien es bastante cómoda para ver películas, videos y también juegos, no es la más agradable para realizar tareas de oficina, ya que la letra se achica bastante a la hora estar trabajando con el dispositivo en formato horizontal — y es en esa posición donde lo utilicé más del 90% del tiempo que la tuve. Por lo que sí, más de un dolor de cabeza me dio por tratar de forzar más la vista para leer.

Más allá de eso, el conjunto de especificaciones de la pantalla es perfecta. Samsung sigue acertando con sus paneles, y entregando una excelente experiencia de uso en este apartado. ¿Queda al debe de algo? Quizás, para la próxima generación, podría incorporar un panel con una alta tasa de refresco, característica que su principal competencia — el iPad Pro — la incorpora desde hace ya varios años.

Rendimiento

Ahora pasamos a un territorio sumamente importante para esta tablet: la experiencia de uso. Pero primero, repasemos sus principales especificaciones técnicas: procesador Snapdragon 855, GPU Adreno 640 y 6 GB de memoria RAM, todo esto acompañado de 128 GB de almacenamiento interno — ampliables hasta 1 TB vía micro SD.

Como es de esperarse, el combinado de especificaciones entrega un excelente rendimiento, tal y como lo vemos en los otros gamas altas Android de este año. El Snapdragon 855 es un procesador muy capaz, y si bien este dispositivo no cuenta con la versión renovada de este (el 855+), es más que suficiente para tareas pesadas, como videojuegos (como Call of Duty Mobile o Mario Kart Tour) o edición de fotografías en Lightroom o Snapseed.

Este procesador, más los 6 GB de memoria RAM, hacen que la experiencia de uso general sea muy buena. No hay ningún tipo de lag, y todo se mueve con total soltura, tanto en la interfaz como en aplicaciones. En conclusión, la Galaxy Tab S6 es uno de los dispositivos más potentes y capaces de su categoría.

Ahora tenemos que pasar a un tema sensible. Todos sabemos que el principal problema de las tablets Android es… Android, y la Tab S6 lamentablemente no se salva.

A ver, no es que el SO sea malo en sí, obviamente, el problema está en que hay una nula optimización para este formato de pantallas grandes, es decir, no hay una diferenciación entre el Android de teléfono y el Android para tablets, como sí ocurría con iOS antes del lanzamiento de iPadOS.

Esto significa que todo funciona igual que en un teléfono normal, solamente que todo está agrandado, y eso es un problema porque nadie utiliza una tablet de la misma forma que su teléfono móvil. De hecho, me sorprende que a pesar de esto, Samsung no haya adaptado su One UI para que sea más amigable con las tablets.

Si tengo que nombrar faltas, sería un texto muy largo, pero hay dos en particular que me gustaría ver: que el sistema no agrande tanto todo, sino que muestre más información aprovechando el tamaño de la pantalla (menúes diferenciados, sistema de columnas de información, etcétera), y un sistema de gestos DECENTES para poder navegar. Durante el tiempo que estuve con la S6, nunca logré acostumbrarme a los tres botones característicos de Android — lo cual es cómico, porque mis teléfonos siempre cuentan con el robot verde—, y siempre trataba de hacer los gestos a los cuales estoy acostumbrados en mi iPad. Personalmente no me molestaría que los gestos de Apple sean copiados, ya que son los que están mejor logrados en toda la industria.

Curiosamente, hay una media-solución a todo esto, y viene por parte Samsung. Se trata del modo DeX, el cual es EL elemento diferenciador que hay, y hablaré sobre ello más adelante en la sección de Funciones.

Batería

Para terminar con la parte de Rendimiento, hay que hablar sobre la autonomía de este dispositivo. Nuestro protagonista cuenta con una batería de 7040 mAh de capacidad, y su autonomía prometida es de 15 horas.

Un uso común en mi día a día incluyen muchas horas de pantalla encendida de manera continua. Chrome es probablemente la aplicación que más tiempo ocupé, junto con Samsung Notes. Ocasionalmente jugué un par de juegos pesados (CoD Mobile y Mario Kart Tour), y también utilicé YouTube para ver unos cuantos videos.

Por lo general, la Tab S6 me duraba dos días sin tener que pasar por el cargador. Si bien tenemos el modelo 4G, todo el tiempo ésta estuvo conectada vía WiFi, y con el Bluetooth en ocasiones encendido (para escuchar música con audífonos). De acuerdo a los pantallazos tomados, con cerca de un 30% disponible, la tablet llevaba casi dos días sin pasar por el cargador, y ya estaba en las 5 horas de pantalla encendida.

Como podrán ver, la autonomía de este dispositivo es bastante buena, por lo que si lo vamos a utilizar principalmente para trabajar, muy pocas veces nos vamos a tener que preocupar por estar cortos de batería.

Funciones

S Pen

El Samsung Galaxy Tab S6 viene de serie con el S Pen, por lo que será sobre lo que primero hablaremos en este apartado.

Este lápiz cuenta con un diseño bastante diferenciador al resto de los stylus. Es rectangular — tal y como el S Pen de los Galaxy Note, pero obviamente más grande y ancho, para que sea más cómodo su uso durante periodos prolongados de escritura. Éste se carga de manera inalámbrica una vez que lo posicionamos en la parte trasera del equipo. El botón que tiene es bastante útil, especialmente en Samsung Notes, en donde basta con mantenerlo presionado para poder cambiar rápidamente a la goma de borrar.

La sensación de escritura está bastante bien conseguida. Claro, sigue sin igualarse a la de escribir sobre papel, pero está al nivel de lo que podemos conseguir con el Apple Pencil. La precisión es bastante buena, y lo único criticable no es lápiz en sí, sino que a veces la detección de la mano — por lo menos en Notes — no es tan buena, ya que muchas veces tuve toques involuntarios mientras escribía.

Teclado

Esta tablet se puede adquirir junto a su case con teclado propio, el cual en la caja viene separado en dos partes: el teclado en sí (que siempre va acoplado a los pines ubicados en el costado izquierdo del dispositivo) y la parte trasera que servirá para posicionar el dispositivo en diversos ángulos para poder escribir con el teclado. También cuenta con una ligera protuberancia para poder cubrir el S Pen mientras esté posicionado en su espacio. Es bastante útil, y no molesta tanto como uno esperaría.

Centrémonos en el teclado ahora.

Personalmente encuentro que está muy bien conseguido a nivel de materiales. No cuenta con componentes suaves como la alcántara del Smart Keyboard de Apple, pero está fabricado en un plástico que se siente bastante sólido. Las teclas son buenas, tienen un recorrido decente y se sienten bien agradables a la hora de escribir — con la excepción de la fila de los números, ya que son teclas más pequeñas y por algún motivo, están más juntas entre sí, por lo que muchas veces uno presiona el número (o carácter) incorrecto.

La guinda de la torta se lo lleva el trackpad, el cual tiene un tamaño más que suficiente para que nos sea cómodo navegar sin problemas dentro del sistema sin tener que tocar la pantalla.

DeX

Dejé a DeX en lo último de este apartado porque creo que su funcionamiento óptimo requiere del teclado, ya que si bien esta función no viene a corregir las falencias que Android presenta a nivel de tablets, DeX le otorga a la Tab S6 un entorno que se asemeja muchísimo más a una PC convencional. Por eso el teclado me parece importante.

El 90% del uso que le doy a una tablet tiene relación con tareas de productividad — esto es: todo lo que tenga que ver con la Universidad, ver correos, documentos en Word, y por supuesto, escribir para Pisapapeles. Como se podrán imaginar, el modo DeX estuvo activo la mayoría del tiempo que pasé con la Tab S6.

Como sabrán, este modo en un principio permitía, a través de un dock que se conectaba a un monitor, convertir nuestro teléfono Samsung en una suerte de computador de escritorio, ya que cuenta con una interfaz y funciones afines. Hoy por hoy, el dock no es tan necesario en los teléfonos más modernos de Samsung, y ahora también se incluye en sus propias tablets.

Dado que le otorga al sistema una interfaz de escritorio, lo primero que mejora instantáneamente es la multitarea. Podemos acceder a diversas aplicaciones a la vez, todas separadas en distintas ventanas. Además, hay varias apps que están optimizadas para funcionar en DeX — como Chrome, Lightroom, toda la gama de Microsoft Office para móviles, etcétera. Aplicaciones que no estén adaptadas también funcionarán, aunque no necesariamente con el rendimiento más óptimo.

La interfaz es bastante simple, y mantiene los mismos principios de diseño de One UI, solo que aplicados en un formato distinto. Todo funciona como uno esperaría de un computador de escritorio, no hay sorpresas, y gracias a que Android soporta pendrives y discos duros externos, la experiencia es más que completa para hacer una gran variedad de trabajos en esta tablet. En parte, el teclado con trackpad ayudan a que todo fluya y funcione como debería, ya que muy pocas veces tuve que recurrir a los toques mientras usaba este modo.

Gracias a DeX y al teclado, el utilizar una tablet nunca había estado tan cercano a parecerse a un computador convencional.

Conclusiones

La Samsung Galaxy Tab S6 es un dispositivo excepcional dentro su categoría. De eso no tengo dudas. De lo que sí tengo dudas, es sobre cómo podrá hacerle frente al iPad, un dispositivo que año a año sigue fortaleciéndose más.

Me explico. La Tab S6 las tiene todas para ser lo que se conoce como un powerhouse: un diseño espectacular, una de las mejores pantallas del mercado, especificaciones y rendimiento digno de un tope de gama Android, y así podría seguir avalando la excelente tablet que Samsung trajo este 2019. Todo eso lo es.

DeX es un tremendo aporte, está muy bien conseguido, y mejora considerablemente la experiencia de uso, ya que cierra esa brecha que existe entre un sistema operativo móvil y uno de computador. Junto al teclado y al S Pen, convierten al Tab S6 en un dispositivo muy capaz y todoterreno. Bien por Samsung por haberlos incluido.

El problema es Android. Personalmente desconozco cuánto es lo que la compañía puede modificarlo para crear un fork digno para tablets, pero viendo que Apple cada vez se centra más en mejorar su ecosistema de tablets, me parece extraño que no se hayan tomado cartas en el asunto. Quizás por eso decidieron incluir el modo DeX.

A lo mejor es momento de que Samsung comience a abandonar Android cuando de tablets se trata, y darle una opción a Tizen o a un sistema operativo propio que esté bien optimizado para este tipo de dispositivos. Personalmente no lo encuentro una locura, total, hasta la misma Google lo hizo en favor de Chrome OS.

Fuera de eso, repito, la Samsung Galaxy Tab S6 es un muy buen dispositivo, es completo en todos sus aspectos, y lo recomiendo totalmente si quieres mantenerte en el ecosistema del robot verde. Simplemente es la mejor tablet Android que podrás adquirir a día de hoy.

Disponibilidad

La Galaxy Tab S6 ya está disponible desde hace un par de semanas en nuestro país, la puedes encontrar en las diversas tiendas Samsung del país, así como también en el retail. Su precio es de CLP $699.990 para el modelo con WiFi y teclado, mientras el modelo que incluye 4G asciende hasta los $749.990.

Más noticias
Review Samsung Galaxy Fold