Review Poco X3 Pro

Introducción

El protagonista del día de hoy corresponde al nuevo Poco X3 Pro, que fue presentado en marzo de este año, y que desde hace poco tiempo ya se encuentra disponible en nuestro país.

Se trata del “hermano mayor” del Poco X3 NFC, dispositivo probamos hace poco más de seis meses atrás. ¿La principal diferencia con este teléfono? El procesador, ya que el X3 Pro incluye el Snapdragon 860, mientras que el X3 NFC viene con el 732G, por lo cual con este nuevo equipo podemos esperar una mejora en el rendimiento general.

¿Valdrá la pena? Eso y más lo veremos en el presente review. Comencemos:

Diseño

En términos de construcción y estética, este Poco X3 Pro es exactamente igual al X3 NFC.

Se trata de un teléfono construido en plástico, de gran tamaño, y un peso relativamente alto, algo que se debe principalmente a la tremenda batería que incorpora en su interior. Sus dimensiones son de 165.3 x 76.8 x 9.4 mm, mientras que su masa se queda en los 215 gramos.

Gracias a que cuenta con bordes curvos en la parte de atrás, permite que el equipo tenga un muy buen agarre, y sumado a su materialidad, no se siente para nada resbaloso, lo cual hace que sea bastante cómodo en la mano. Eso sí, el plástico que utiliza hace que se sienta más barato de lo que es, aunque al menos no se siente como si se fuera a romper fácilmente.

Su diseño es bastante distintivo, ya que cuenta con una parte trasera que tiene un acabado mate en ambos lados, mientras que en el centro hay una franja con un acabado brillante, que además de alojar el módulo de las cámaras, también cuenta con el logotipo de Poco impreso en posición horizontal.

En cuanto a los colores, el Poco X3 Pro puede ser adquirido en negro (que en realidad es como un azulado muy oscuro), bronce, y azul, los cuales todos son capaces de producir un efecto al ser reflejada la luz cuando le llega de manera directa. El único problema que le veo a este teléfono, es que si no utilizamos una carcasa se ensucia muy fácilmente mientras lo sujetamos.

Por la parte frontal nos encontramos con la tremenda pantalla de 6.67 pulgadas, que además incluye la cámara de selfies y el parlante de llamadas en la parte de arriba de esta. Por la derecha están los controles del volumen, y el botón de encendido/apagado, el cual además funciona como lector de huellas dactilares. Por la izquierda solamente nos encontramos con la bandeja para la tarjeta SIM y Micro-SD.

En la parte de abajo del teléfono nos encontramos con la entrada USB-C, el jack de 3.5 milímetros para audífonos, un parlante, y el micrófono. Por último, por arriba nos encontramos con el micrófono secundario y un sensor infrarrojo para utilizarlo como un control remoto.

Creo que tiene una estética bastante llamativa, que sin dudas le va a gustar a mucha gente, pero en lo personal a mi no me mata, más que todo porque prefiero tener equipos con tonos más apagados, y diseños más sencillos. Fuera de eso, se agradece que a pesar de su gran tamaño sea relativamente cómo de ocupar, además de que tenga un feeling sólido y firme en la mano.

Pantalla y Audio

Poco X3 Pro viene con un panel IPS de 6.67 pulgadas, cuya resolución es de 1080 x 2400 pixeles (Full HD+). Tiene una densidad de 395 píxeles por pulgadas, 450 nits de brillo máximo, y una relación de aspecto de 20:9. Además, cuenta con una tasa de refresco de 120 Hz, un sensor táctil de 240 Hz, y es compatible con HDR10.

Además, es una pantalla completamente plana — no cuenta con bordes curvos —, y sus marcos son relativamente reducidos.

Como se podrán imaginar, es exactamente la misma pantalla que viene en el Poco X3 NFC, lo cual no es algo que me moleste en lo absoluto, porque en realidad es una muy buena pantalla para el rango de precio en el que se ubica este equipo.

De partida, tiene un muy buen nivel de definición, y unos colores decentes — aunque nada destacable en este aspecto. Lo que sí es destacable es la tasa de refresco de 120 hercios y la tasa de respuesta táctil de 240 Hz, que ayudan a mejorar bastante la experiencia de uso y visualización con este teléfono, ya que, por un lado, uno hace que todo se vea más fluido, mientras que el otro permite que nuestros toques se registren de manera mucho más rápida.

Tanto el brillo máximo como mínimo es bastante bueno, pero si debo mencionar que, por lo menos con mi unidad, noté que el teléfono en varias ocasiones no lograba ajustar correctamente el nivel de manera automática — a veces lo dejaba mucho más alto o más bajo de lo que, a mi parecer, correspondía — por lo cual tenía que recurrir a ajustarlo de manera manual. Fuera de eso, no tengo más quejas al respecto por esta pantalla.

En cuanto al audio, aquí tenemos puras buenas noticias, ya que además de incluir un puerto de 3.5mm para conectar nuestros audífonos con cable, este Poco X3 Pro viene con un set de parlantes stereo. No son muchos los equipos de gama media, media-alta que vengan con una configuración de audio de este estilo, por lo cual es bastante destacable.

Como fue mencionado anteriormente, el primero de estos se ubica en la parte de abajo del teléfono, mientras que el segundo es el mismo que funciona como auricular para las llamadas. Estos se escuchan bastante bien, y alcanzan un nivel de volumen bastante alto, aunque a esos niveles si se puede notar un poco de distorsión.

Si buscas un teléfono para reproducir contenido multimedia — ver videos, series, películas e incluso jugar —, el Poco X3 Pro es una muy buena opción a tener en cuenta gracias a su buena pantalla y a sus parlantes estéreo.

Rendimiento

Ahora pasemos al apartado donde sí nos encontraremos con la principal diferencia que tiene este equipo con el modelo del año pasado: el procesador.

Particularmente, el Poco X3 Pro monta el nuevo Snapdragon 860, un procesador de 7nm y ocho núcleos, que Qualcomm estrenó con este equipo para darle una nueva opción a esos teléfonos que están en ese extraño punto medio entre la gama media y la gama alta, pero que aún no requieran de un módem 5G.

Acompañando a este chipset viene la GPU Adreno 640, 6 u 8 GB de memoria RAM (nosotros contamos con la versión de 6 GB), y opciones de 128 o 256 GB de almacenamiento interno, los cuales son ampliables vía Micro SD.

¿Qué tal anda? Como se podrán imaginar, bastante bien. Todo se mueve con suma fluidez — algo que se ve potenciado gracias a los 120Hz de refresco que tiene la pantalla —, y las aplicaciones se abren bastante rápido. Solamente en algunas ocasiones noté algún tipo de lag o que el equipo se tardara en responder, pero le atribuyo eso a un problema más relacionado con MIUI, que con el procesador.

En juegos demandantes, como Call of Duty Mobile, el teléfono se comporta impecable. Pude poner todas las opciones gráficas al máximo, y aún así el rendimiento fue bastante estable, sin ningún tipo de bajón brusco en los cuadros por segundo. Eso sí, es un teléfono que se calienta rápidamente apenas empieza a ser exigido por distintas aplicaciones o juegos, así que ojo con eso.

Batería

Poco X3 Pro cuenta en su interior con una batería de 5160 mAh y soporta carga rápida con una potencia de hasta 33 W, lo cual está bastante bien considerando que la pantalla de este equipo cuenta con 120 Hz de tasa de refresco, que es sabido que consume bastante energía.

¿Y cuánto dura la batería? Pues bastante, aún con los 120 Hz activados. La verdad es que no esperaba menos, y me voy bien satisfecho en este apartado, ya que fácilmente podemos llegar al final del día (y con un poco más de sobra) dándole un uso relativamente intenso.

Como podrán ver en los pantallazos adjuntos, cuando llegué al 20% de batería, llevaba casi 18 horas activo (desde que fue desconectado del cargador), y logré sacarle siete horas y media de pantalla. Todo esto con la tasa de refresco máxima activada, WiFi encendido, y con un Fitbit Inspire 2 conectado vía Bluetooth.

Yo creo que si uno le da un uso mucho más moderado y desactivándole los 120 Hz de la pantalla, podrá conseguir fácilmente un día y medio a dos días de autonomía, así que en este apartado, el Poco X3 Pro cumple totalmente.

Software

Hablemos ahora sobre el software en el que corre este Poco X3 Pro. En esta oportunidad, por supuesto, tenemos a Android 11 en su interior, pero utilizando la capa de personalización de Xiaomi: MIUI, esta vez en su versión 12.0.6, mientras que el launcher — encargado de la personalización del escritorio, el cajón de aplicaciones, y otras cosas más — es uno propio de Poco.

Debo admitir que me agrada bastante que Poco haya optado por usar un launcher más parecido a la experiencia que Google ofrece en sus dispositivos Pixel, en vez del propio de MIUI 12, esto principalmente porque no me gusta mucho la estética de los escritorios que vienen en los dispositivos Xiaomi y Redmi.

Salvo por eso, creo que MIUI está muy bien logrado hoy en día, especialmente en términos de diseño y la forma en que los menús están planteados.

Cuenta con una gran cantidad de funciones disponibles para que el usuario pueda probar y configurar, tales como la posibilidad de cambiar la forma que tiene el centro de notificaciones, el segundo espacio (para armar, valga la redundacia, un segundo espacio separado de tus datos y aplicaciones que ya tengas en tu dispositivo), una serie de herramientas para configurar tu experiencia viendo videos, o el Game Turbo, el cual optimiza los juegos que tengas para obtener el máximo rendimiento posible, además de mostrarte otra información útil como los cuadros por segundo o la temperatura de la CPU/GPU, entre otras funciones más.

La única función que realmente no me gustó fue el de las ventanas flotantes, el cual te abre la aplicación en una ventana pequeña una vez que deslizas hacia abajo una notificación entrante. Esa acción, para mí, suele estar reservada para ver más detalle (en caso de que lleguen mensajes de distintos chats), o bien, para responder, pero no encontré muy intuitiva la forma de poder ir moviendo (y por sobretodo, cerrar) estas ventanas a menos de que te hagas el tutorial disponible en el menú. Lo malo es que no se puede desactivar completamente, o al menos no logré encontrar una forma de hacerlo.

Esto me lleva a mi otro problema específico con MIUI 12: las notificaciones entrantes, las cuales por algún motivo, con las aplicaciones de mensajería, siempre muestra el primer mensaje que entra, aún cuando llegan más o aparecen desde otro chat. Además, no hay forma de poder ver más detalle desde estas, ya que solamente se puede hacer desde el centro de notificaciones.

Por último, hablemos del bloatware. Este es, por el momento, el problema más “grave” que tiene este teléfono: hay muchas aplicaciones basura que vienen de manera pre-instalada, desde juegos, hasta aplicaciones provenientes de terceros.

Ahora, para ir cerrando el apartado del software, tenemos que tocar el tema de la seguridad.

Poco X3 Pro incluye un sistema de desbloqueo utilizando nuestra cara, el cual simplemente utiliza la cámara frontal para validar que somos nosotros. No es nada sofisticado, ni tampoco es lo más seguro, pero funciona relativamente bien.

La otra opción es usar el lector de huellas dactilares, el cual funciona bastante bien, ya que es sumamente rápido, y la superficie es más que adecuada para que el dedo sea reconocido aún cuando lo ponemos en distintas posiciones. Eso sí, no soy muy fan de que esté mezclado con el botón de encendido/apagado, porque muchas veces resulta en desbloqueos involuntarios.

Cámaras

Poco X3 Pro viene con la misma configuración de cámaras visto en el X3 NFC. Se trata de un set de cuatro sensores: un gran angular, un ultra gran angular, un macro, y un sensor de profundidad.

El gran angular (que corresponde al sensor principal) es de 48 megapíxeles, y tiene una apertura f/1.8. El ultra gran angular reduce su resolución a los 8 MP, mientras que su apertura se queda en un f/2.2. El sensor macro y de profundidad son bastante parecidos entre sí, ya que ambos son de 2 megapíxeles, y su apertura se queda en un f/2.4, el cual ya es bastante cerrado para un sensor de teléfono móvil. La cámara frontal, por otra parte, es de 20 megapíxeles, y apertura f/2.2.

Y bueno, esto implica que con respecto al modelo del año pasado no hay cambios relevantes en la calidad de imagen.

Las imágenes provenientes del sensor principal son buenas. Capta un muy buen nivel de detalle y color en situaciones de buena luminosidad, aunque el rango dinámico deja mucho que desear, ya que sufre bastante en situaciones de alto contraste. Si bien el teléfono no cuenta con un teleobjetivo, está la opción de utilizar un zoom de hasta 10 aumentos, haciendo un crop al sensor principal. Con el ultra gran angular la cosa es bastante parecida, aunque en este caso no goza de un buen nivel de detalle capturado.

Como se podrán imaginar, de noche estas cámaras no la pasan muy bien, aunque el sensor principal se defiende decentemente. Existe un modo noche, pero no es mucho el aporte real. Es un rendimiento esperable dentro de todo, considerando la gama en la que se posiciona este teléfono.

Yo me declaro completamente contrario a las cámaras macro y a cualquier otro sensor que esté de relleno para decir que el teléfono tiene chorrocientas cámaras. Este es el caso. Ninguna de las dos “cámaras” adicionales son buenas — son decentes por lo bajo –, pero de nuevo, es lo esperable porque son relleno. El macro es interesante, pero solamente funciona cuando tienes mucha luz a tu disposición, mientras que el modo retrato, aún con el sensor de profundidad, le cuesta bastante reconocer los bordes.

Video

En cuanto a la grabación de video, Poco X3 Pro es capaz de grabar en 4K a 30 cuadros por segundo, o bien, a una resolución de 1080p, con un máximo de 240 fps (para cámara lenta).

En términos de calidad, es bastante similar a las fotografías, vale decir, se ve bastante bien en general, sumado a que además cuenta con un buen nivel de estabilización (la cual es electrónica), pero sufre en situaciones de alto contraste y/o con cambios bruscos de iluminación.

Está la opción de grabar tanto con el gran angular, como con el ultra gran angular, aunque al momento de iniciar la grabación no es posible hacer cambio de cámaras, solo se puede hacer un acercamiento vía crop del sensor que esté seleccionado.

A continuación, quedan los dos videos de prueba:

Conclusiones

Debo admitir que estoy bastante sorprendido con este equipo en general, ya que por el rango de precio en el que se encuentra, yo suelo esperar un teléfono con un rendimiento decente (pero nada destacable), una pantalla que se ve algo apagada, una excelente duración de batería, y en general, diversas características que con suerte uno las podría categorizar como buenas, pero que a la vez son suficientes para el usuario que suele comprar estos equipos.

En cambio, con Poco X3 Pro te llevas un teléfono que tiene un rendimiento digno de un gama alta, una pantalla que si bien no se destaca por ser de las mejores en cuanto a los colores, si cuenta con una alta tasa de refresco, la cual sin dudas mejora la experiencia de uso. Además, te llevas un set de parlantes stereo que se escuchan muy bien, y la autonomía te dará bastantes horas de uso ininterrumpido.

Ahora bien, es de esperar que al contar con tan excelentes características haga sacrificios en otras partes, y eso se nota bastante. De partida, el plástico del teléfono hace que sienta como si fuera más barato de lo que en realidad es, el cual además se ensucia bastante (tal y como pueden apreciar en las distintas fotos del equipo). Por otro lado, las cámaras son derechamente mediocres, y odio que le hagan el tonto a la gente haciéndoles pensar que tienen un mejor valor por su dinero porque cuentan con cuatro cámaras, cuando en realidad los dos sensores extras son inútiles en la gran mayoría de los casos.

Salvo por unas cosas, no creo que el software sea un punto negativo. Al menos la versión actual de MIUI es mucho mejor que las anteriores en términos de estética y funcionalidad, aunque por lo menos para mí sigue estando lejos de ser de mis preferidas en cuanto a la experiencia Android que provee.

Fuera de eso, el Poco X3 Pro es probablemente uno de los mejores equipos de gama media/media-alta que puedes comprar hoy en día. Por lo que estás pagando, recibes un excelente teléfono para navegar en redes sociales, jugar, y por sobretodo, para ver y reproducir contenido multimedia.

Disponibilidad

Poco X3 Pro ya se encuentra disponible para comprar en la Mi Store Chile, y en diversas tiendas del retail nacional. Su precio es de CLP $299.990 para la versión con 6 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento interno, mientras que la versión de 8 GB de memoria RAM y 256 GB de almacenamiento interno se queda en los $329.990 (aunque al momento de publicar este análisis, ambos equipo están con un buen porcentaje de descuento en la Mi Store).

Más noticias
Review Xiaomi Mi Watch