fbpx

Review Motorola Moto G7 Power

PANTALLA
IPS LCD 6,2" HD+
PROCESADOR
Qualcomm Snapdragon 632
MEMORIA RAM
3GB
ALMACENAMIENTO
64GB + MicroSD
SISTEMA OPERATIVO
Android 9 Pie
CÁMARA TRASERA
12 MP
CÁMARA FRONTAL
8 MP
BATERÍA
5000 mAh

Semanas atrás, Motorola presentaba su nueva y completa familia G. En dicha instancia, vieron la luz los Moto G: 7, 7 Plus, Power y Play. Luego de probar la versión Plus, tenemos el agrado de probar el Power.

Este, cuenta con un apellido “Power”. Pero, ¿por qué? El equipo viene equipado con una batería de 5.000 mAh que promete hasta 55 horas de autonomía. Además, viene equipado con una pantalla Max Vision HD+ de 6,2″; Snapdragon 632; cámaras de 12 y 8 MP, y un lector de huellas.

Sin duda, la batería del equipo podría hacerlo único, es por eso que en Pisapapeles quisimos comprobarlo. ¿Será tan así? ¿Realmente durará eso la batería? Quédate con nosotros y conocerás las respuestas.

Esto es posible gracias a la gentileza de Motorola Chile, quienes nos facilitaron el equipo para realizar las pruebas, a quienes aprovechamos de agradecerles.

Detalles técnicos de la unidad probada

FABRICANTE, MODELO Y DATOS DEL REVIEW
– Motorola
– Moto G7 Power – XT1955-2
– Estado inicial: Nuevo
– Autor: José Carvajal Vega
– Fotografías del equipo: José Carvajal Vega
– Periodo de prueba: 21 de febrero – 13 de marzo
REDES MÓVILES
– 3G: 850/900/1700 AWS/1900/2100
– 4G LTE: B1, B2 CHILE, B3, B4 AWS, B5, B7 CHILE, B12, B17, B28 CHILE, B66
– Categoría LTE CAT 4 150/50Mbps
– No compatible con 4G+
– Opera nativamente con Entel, WOM, Movistar y Claro
HARDWARE Y SOFTWARE
– Pantalla IPS LCD de 6,2 pulgadas con resolución 720×1520, aspecto 19:9, 271 ppi
– Procesador Qualcomm Snapdragon 632 ocho núcleos, 1.8 GHz.
– Memoria RAM de 3GB y almacenamiento interno de 64GB ampliables
– Procesador gráfico Adreno 506
– Altavoz MONO
– Bluetooth 4.2
– NFC: No
– GPS- AGPS, GLONASS, GALILEO, BDS
– USB Tipo-C
– Lector de huellas trasero
– Doble cámara principal, 12 MP con apertura f/2.0, flash LED,píxeles de 1,25um y video 4K 30fps.
– Cámara frontal 8 MP con apertura f/2.2
– Sistema operativo Android 9.0.0 PIE
– Batería de 5000 mAh con carga rápida

Diseño

Fabricado con una mezcla de policarbonato y fibra de vidrio, el Moto G7 Power, no nos ofrece nada novedoso en cuanto a su diseño. Continúa la línea que han tenido todos los equipos en sus versiones anteriores. En cuanto a sus dimensiones tenemos un alto de 15,9 cm; 7,6 cm de largo; y 0,9 cm de grosor. Su peso es de 193 gramos.

En general, el equipo genera un efecto de espejismo debido al material con el que está construido, además de ser un imán de huellas.

En la parte posterior, tenemos la cámara, la que sobresale por su cristal óptico de dos centímetros. A pesar de esto, al poner el equipo sobre una mesa, este no “cojea”. Bajo la cámara encontramos el lector de huellas y el logo de la marca. A diferencia de otros modelos de la familia G, este lector es más pequeño.

En el borde inferior, está la entrada USB-C y uno de los dos micrófonos. En el costado derecho encontramos los botones de subir y bajar volumen, y pegado a estos, el botón de desbloqueo. Por el costado izquierdo, la entrada para la micro SD y el nano sim. En el borde superior, se ubica el segundo micrófono y la entrada mini jack 3.5.

Me quedo con la sensación que podríamos esperar mejores materiales para este equipo. Sin embargo, si fuera de vidrio o metal, habría quedado con un exceso de peso por su gran batería. Me resulta un teléfono cómodo de manipular y que da seguridad al tenerlo en las manos.

Pantalla y multimedia

En la parte frontal, nos encontramos con una pantalla que cubre casi el 80% de la parte delantera. Los bordes laterales me parecen adecuados para un teléfono de esta gama. No así el borde superior, el que tiene un clásico notch. Este, me parece excesivo considerando que no alberga ningún sensor o tecnología que le otorgue características especiales. El borde inferior, igual es muy grueso y sólo muestra el nombre de la marca.

Ya entrando en materia de su pantalla, el Motorola Moto G7 Power, cuenta con 6,2″ con resolución HD+ de 1520 x 720 pixeles, y 271 pixeles por pulgada. Además su panel es de tipo LCD.

Sin duda, este apartado es uno de los más débiles que tiene el equipo. Tenemos una pantalla de tipo LCD que hace que los negros no sean tan negros. Además, el brillo no es destacable, con mucho sol sobre la pantalla, no se ve prácticamente nada.

Si bien la experiencia es general, el teléfono tiene una pantalla muy grande para una resolución tan baja. Esto afecta cuando queremos ver cosas más detalladas. Me impresionó que el equipo tenga como resolución máxima 720p, lo que, por ejemplo, al reproducir un video en YouTube, decepciona.

Esta calidad de pantalla siento que fue agregada con una sola razón, la cual explicaré en el apartado de la batería.

Audio

Si bien estamos hablando de un equipo de gama media (media-baja), posee sólo un parlante mono. Concentrar todo el audio en un sólo parlante, nos da un mal resultado. Si hablamos de calidad, esta es baja y decepcionante, cuenta con altos muy agudos, los que tienden a saturarse si subimos al máximo su volumen.

En cuanto a los bajos, estos simplemente no existen o pasan desapercibidos.

Lo que sí puedo destacar en este items, es la inclusión de un mini jack 3.5.

Cámaras

A pesar de no ser el punto fuerte del Moto G7 Power, no se queda atrás. Con una cámara principal de 12 MP, una apertura de f 2.0. En cuanto a su cámara delantera, está equipado con sensor de 8 MP y una apertura de f 2.2. Esta cámara permite grabación en Full HD 1080p (30fps).

Cabe destacar que el flash del equipo es de sólo un LED, a diferencia de otros de la familia G que tienen dos.

Fotografía

Los resultados obtenidos cumplen las expectativas, por lo menos cuando hay luz. Durante el día las imágenes son de buena calidad. Bajo estas condiciones, se tiene un nivel de detalles óptimo y colores correctos. Durante la noche, la cámara es decepcionante, el nivel de ruido aumenta considerablemente y la calidad disminuye notablemente.

En las imágenes complejas el modo HDR logra buen resultado, sin aparición de ruido. Eso sí al ampliar las fotos en este modo, tienden a desaparecer los detalles.

La cámara delantera, de 8 MP, tiene buenos resultados teniendo las condiciones adecuadas de luz y en exteriores. Eso sí, cuando la cantidad de luz es alta, la foto termina sobreexpuesta y se pierde la calidad de la imagen. Durante la noche, la falta de detalles es notoria al igual que la aparición de ruido en las fotos.

A continuación te dejo una galería con imágenes capturadas con el Moto G7 Power:

Video

A pesar de tener las mismas falencias que en la fotografía, y de no tener un estabilizador óptico, el Moto G7 Power se defiende muy bien. La grabación en general es bastante buena, nos permite incluso grabar en 4K con 30 fps. Eso sí, la calidad de esos videos no la podremos notar en el mismo dispositivo, el que reproduce máximo en 720 p. Además, en video podemos realizar un zoom de hasta ocho aumentos.

Durante la grabación de noche, pude notar que la grabación realizada en 4K es más oscura que la que se hace en 1080 p. Eso sí, esta se muestra más estable. A continuación te dejo un video en el que pruebo en ambas condiciones:

App de la cámara

Al igual que sus hermanos, y a pesar de tener menos características, el Power incluye las funciones de la cámara. Entre ellas encontramos el macro, que es la que nos permite sacar fotos a personas y objetos dejando más borroso el fondo. En este equipo, sólo funciona bien con personas.

Por otro lado, tenemos las funciones de cámara rápida y lenta, las que durante el día obtienen un resultado aceptable, no así durante la noche. Aquí encuentras un video en el que demuestro dichas funciones:

Además, existen funciones como “color directo”, la cual nos permite seleccionar un sólo color y el resto dejarlo en blanco y negro. Otro método es la cinemagrafía, una especie de creador de GIF, el que nos hace seleccionar algo en movimiento y dejando el resto fijo.

Una de las opciones que más me gustó, es aquella que permite obtener imágenes con la cámara delantera, pero en grupo. Esta nos deja mover nuestro móvil para captar más allá de lo normal.

Este es un video de demostración de la interfaz de la cámara:

Uso y rendimiento

Montando un procesador Snapdragon 632 a 1.8 GHz, el Moto G7 Power podría simplemente decepcionar, pero no es así. A pesar de contar con esa característica, el equipo suele andar bien, no tuve una mala experiencia en cuanto a su rendimiento. En resumen, el Power, cumple.

Lo más destacable del equipo es la versión Android Pie 9.0.0 que monta. Este no cuenta con una capa de personalización de la marca. Si cuenta con las funciones Moto, el que incluye gestos y movimientos que le otorgan características especiales al equipo, como abrir la cámara, prender la linterna y cambiar la barra de navegación. Aquí te dejo un video donde puedes ver como funciona la interfaz:

Entre lo que me dejó disconforme fue que no incluyera NFC ni con 4G+. Esto, a pesar de contar con la banda B7 y B28, pero sólo alcanzando el nivel 4 de la categoría LTE. Al ocurrir esto, el móvil se conectará a la banda B28 700 MHz pero no superará los 100 Mbps de velocidad.

La memoria de 64 GB me parece más que adecuada para un equipo de gama media, además cuenta con la capacidad para expandirla hasta 512 GB.

Otro de los puntos que más he destacado es su seguridad. Cuenta con lector de huella en la parte trasera junto al logo de la marca. A diferencia el lector del Moto G7 Plus, este es más pequeño, lo que produce un mayor margen de error debido al menor espacio para reconocer la huella. Otra forma de desbloqueo es facial, la que no desbloquea al no existir luz o con lentes de gran tamaño.

Batería

Lo más importante del Moto G7, en su versión Power, se centra en la batería. Su principal publicidad es dicha capacidad, los 5.000 mAh prometen incluso hasta 55 horas de autonomía. La probamos y aquí los resultados.

Para poner a prueba la autonomía del equipo, decidí hacerlo de dos formas: con un uso intensivo y uno moderado. En el caso de este último, lo utilicé para realizar tareas puntuales durante un viaje de algunos días. Sorprendentemente cuando debí cargar el equipo, ya habían pasado cinco días desde la última carga. Incluso, en más de una ocasión caí en la costumbre de enchufarlo como lo hago regularmente con mi teléfono, pero en el caso del Moto, no era necesario.

Cuando decidí utilizarlo intensivamente, lo hice como si fuera mi teléfono principal. Para esto, lo utilicé de las siguiente forma:

Aplicaciones: Twitter, Facebook, Entel, Mobike, La Tercera, Spotify, Whatsapp, Telegram, Youtube, Outlook, Speedtest, Uber, Moovit, entre otras.
Wearables conectados: Airpods
Conectividad activa: Wi-Fi, Bluetooth y A-GPS.
Brillo de la pantalla: Automático.

En mi teléfono principal, mi promedio de pantalla encendida va de las 7 a 9 horas antes de que se descargue al 100%. Cuando utilicé el Moto G7 Power, con el mismo uso, incluso más, a las 9 horas y 25 min, estaba en 48% de batería. Al tercer día recién logré acercarme al cargador.

Las pocas veces que debemos cargar el teléfono, lo hacemos con el sistema y cargador TurboPower, que nos recargará el equipo en cerca de una hora. Esto, resulta un complemento perfecto para la batería del equipo. En el caso del Moto, todo lo que tenga que ver con batería, terminando siendo un tema olvidado.

¿Su batería es tan buena como prometen? Sí, la autonomía del equipo es algo que, por lo menos yo, no había visto. ¿Dura las 55 horas? Depende del uso de cada persona, pero creo que con un uso diario, el equipo fácilmente podría llegar a los tres días con la misma carga.

Todo tiene su explicación, este equipo logra una autonomía sorprendente, principalmente por los siguientes factores: Android Pie, resolución de pantalla que es sólo HD, y un procesador que logra una gran eficiencia por la tecnología Kyro 250 Silver. Todas estas características exigen poco en cuanto a la energía del equipo, lo que permite que al equipo le dure tanto la batería.

Si el Moto G7 Power, tuviera una pantalla mucho mejor, o un procesador mucho más destacable, la batería no lograría lo mismo.

Conclusiones y disponibilidad

En general, el Motorola Moto G7 Power me deja con una buena sensación. Es un equipo que a pesar de las bajas características que puede tener, logra mucho. Quizás se pudo lograr un mejor equilibrio entre su autonomía y rendimiento. Abandonar los puntos más importantes del teléfono, con el fin de lograr una mejor duración de batería, no me parece la mejor estrategia.

Si hay algo que puedo destacar, es obviamente su batería, la que logra un desempeño impresionante. Además, la versión de Android puro el cual nos otorga una mejor experiencia de usuario, y nos asegura futuras actualizaciones. Por último, la cámara tiene buenos resultados, incluso mejor de lo que esperaba, por ende es otro de los puntos que destaco.

Por el contrario, lo que menos me gustó del equipo fue su pantalla, la que llega sólo hasta 720p, algo muy bajo para un equipo de 2019. El procesador fue otra de las cosas que me dejó disconforme, a pesar de tener un buen desempeño. Un procesador Snapdragon 632 no me parece la mejor opción para un equipo de estas características.

En Chile, está disponible en colores azul marino y violeta. En cuanto a precios, lo encontramos por $199.990. Su venta es a través de las principales operadoras y en los puntos de venta de Motorola.

Agradecemos nuevamente a Motorola Chile por haber tenido la gentileza de habernos facilitado este dispositivo y así traerte este completo review del Moto G7 Power.

Más noticias
Review Fitbit Versa Lite