Review Bravely Default II

Square Enix vuelve a la carga con lo que mejor saben hacer: un JRPG, esta vez la tercera entrada en la popular saga de Bravely Default, una secuela del título con el mismo nombre de Nintendo 3DS, y con la que pretenden nuevamente tener el éxito que los ha caracterizado durante toda su historia.

Título
Bravely Default II
Consola
Nintendo Switch
Desarrollador
Claytech Works (Square Enix)
Fecha de lanzamiento
26 de febrero de 2021

Historia

La historia comienza con un diálogo, entre nuestro personaje principal y una entidad misteriosa que nos conversa y nos pregunta si queremos vivir, naturalmente entonces, el juego parte contándonos la historia de este protagonista llamado Seth, un marino cuya embarcación ha sido destruída en el mar quien es rescatado por dos personas en la orilla de la playa.

De inmediato aprendemos quienes son estos dos personajes misteriosos, que resultan ser Gloria y Sir Sloan, quienes nos explican que Gloria es una princesa del caído reino de Musa, y Sir Sloan es su acompañante, quien es un héroe, y que nos dice que hemos sido elegidos como el nuevo héroe de la luz.

El problema radica en que Gloria tiene que juntar 4 cristales elementales para poder evitar el desastre máximos, pues estos 4 cristales son los responsables de mantener el equilibrio del reino de Excillant, por lo que tenemos que conseguir 3, pues Gloria está en posesión de uno.

Nuestros protagonistas tienen encanto propio

Sin dudas, uno de los puntos más altos del juego son los que tienen realción con los personajes principales. De partida nos encontramos con Seth y Gloria, quienes tienen sus propios encantos, pero es que luego nos encontramos con Elvis y Adelle, quienes ofrecen mucho más contenido.

Elvis, por ejemplo, tiene una afección por ir a los bares, y su carácter es intrépido, mientras que Adelle quiere siempre ir a la batalla y es más decidida.

A medida que vamos avanzando, vamos ententiendo que es lo que está motivando a Gloria a actuar de la manera en que lo hace, y es su confianza en su equipo de amigos lo que finalmente logra hacer de este juego tan agradable de jugar.

Junto con nuestros 4 protagonistas, tenemos la inclusión temporal de algunos personajes, que por uno u otro motivo tenemos que ayudar y que luego dejarán nuestro equipo base, para desgracia de nosotros, pues ellos están bastante más avanzados en nivel que nosotros y nos ayudan una enormidad en batalla, especialmente al principio.

Además, tenemos la posibilidad de acceder al denominado “party chat” simplemente apretando + en nuestro control, lo que hará que accedamos al apartado de discusiones entre los miembros de nuestro grupo, y que puede llevar a algunas interacciones muy graciosas. Si no queremos usarlo, no hay problema, pues no es obligación visitar este apartado.

Un sistema de combate bien logrado

Al ser este una entrega clásica de juegos RPG, lo que podemos esperar es que existan 2 caminos. Uno, el de los más tradicionales con un sistema de combate estático, u otro con más novedades y complejidades que necesitan de una estrategia novedosa, y Bravely Default 2 es una muy buena mezcla de ambos.

Tenemos por un lado, el sistema de combate de turnos, que es la tradición, pero es que acá los turnos no son fijos como esperaríamos, si no que están determinados por una barra amarilla debajo de nuestros puntos de vida y de magia, y quien la llene primero, será el siguiente en atacar.

Esto puede llevar a interesantes estrategias, pues tenemos que balancear bien la estrategia para no caer derrotados, pues los enemigos pueden interrumpir nuestro turno y atacar ellos entre medio de turnos, o peor aún, pueden hacer un counter a nuestros ataques, y nosotros recibir mucho más daño del que les hicimos a ellos.

Afortunadamente, esto ayuda a que el sistema no sea monótono y estemos apretando A y B todo el tiempo para pasar las batallas, pues siempre estamos atentos a que es lo que pasará tanto con nuestro equipo como con los enemigos.

Pero lo más interesante está en el sistema de Brave y Default, dos mecanismos que si no los entendemos, vamos a perder mucho.

El sistema de batallas se basa en un contador de BP que puede llegar hasta 3, este contador nos permite atacar 2 o 3 veces seguidas con un mismo personaje, algo que nos puede dar una inmensa ayuda, pero también nos puede perjudicar.

Este contador se llena mediante el uso de Default, que lo que hace es hacer que nos pongamos en modo “defensa” y no podamos atacar por un turno, pero también tomaremos menos daño de los ataques enemigos.

Una vez que este contador está avanzado, podemos usar Brave y atacar 2 o 3 veces seguidas, el contador también puede llegar a numeros negativos como -1, pero eso hará que nuestro personaje se canse y no podamnos atacar hasta que los BP sea de nuevo 0 o superior, así que hay que saber utilizarlo y planear estrategias alrededor de este mecanismo, que está muy bien implementado.

Hay muchos trabajos y habilidades

Como mecioné anteriormente, la naturaleza de Bravely Default 2 nos invita a ser creativos, y para ello es que se hace fundamental conocer tanto los distintos trabajos que tenemos como las habilidades que podemos desarrollar.

De partida el juego nos enseña algunas básicamos como mago blanco y mago negro, pero luego nos encontramos con algunas mucho pero mucho más interesantes, como Bard, Spitirmaster, o Pictomancer (guiño a Final Fantasy VI), y que pueden ser un dolor de cabeza de maestrear.

¿Como desbloqueamos más trabajos entonces? simple, a medida que avanzamos y vencemos jefes finales conseguimos los denominados “Asterisks”, los que nos darán acceso a nuevos trabajos que podemos subir de nivel.

Cada uno de estos trabajos tienen sus pro y contras, dependiendo si queremos ser atacantes físicos o magia, y podemos elegir dos al mismo tiempo, dejando uno como el principal y otro como el pasivo, aunque todos son intercambiables siempre, y podemos jugar entonces con cada una de las combinaciones.

La gracia del trabajo principal es que cuando tenemos uno como principal, podemos tener acceso a desbloquear nuevas habilidades mientras subimos de nivel, mientras que el trabajo secundario sirve solo para tener acceso a las habilidades que hemos desbloqueado de dicho trabajo, así que hay que poner de principal todos en su momento, y subir de nivel todos para poder desbloquear y usar más y más habilidades.

Eso sí, subir de nivel estos trabajos es estresante, pues toma mucho tiempo y batallas, por lo que no recomiendo estar jugando todo el rato con estos distintos trabajos, pues nos demoraremos eternidades en subir niveles y desarrollar habilidades, especialmente luego del nivel 8, pues ahí ya la cosa se torna color de hormiga y tenemos que juntar cantidades monstruosas de JP par poder subir nuevamente de nivel, lo que puede hacer que te aburras y quedes chato de tanto intentar subir y subir niveles.

Las habilidades son otro punto muy interesante. A medida que subimos de nivel en estos trabajos, se nos irán presentando distintas habilidades dependiendo del trabajo, y tendremos que equipar solo dos como activas y 5 como pasivas, así que a puro ensayo y error tendremos que ver cuales nos gustan más y cuales nos gustan menos dependiendo de que es lo que queramos lograr.

Al ser un juego de estrategia, naturalmente también tenemos que preocuparnos de nuestros puntos de vida y puntos de magia, así que cada habilidad y trabajo hará que nuestros requerimientos de magia cambien por ataque. Eso sí, hay ataques que no consumen puntos de magia, si no que directamente usan los puntos de vida de nuestros personajes, así que hay que estar atentos cuando elegimos los ataques para no terminar con nuestra barra de vida en el límite.

La historia es bastante larga y fácil de seguir

Como mencioné en un principio, la historia de Bravely Default 2 es bastante simple de seguir, y es que el equipo de Square Enix decidió que este juego contara con una narrativa independiente, así que no es necesario jugar los juegos anteriores para poder disfrutar de este.

Además, el juego no guía de manera simple, pues solo tenemos que seguir una flecha amarilla para poder saber donde tenemos que ir y donde no tenemos que ir para progresar. Y además de la historia principal, se nos presentan algunas pequeñas misiones alternativas dentro de cada locación que como recompensas nos dan armas, objetos o monedas.

Estas pequeñas misiones alternativas son una muy buena idea, pero también hay algunas que son demasiado tediosas como para la recompensa que nos dan. Por ejemplo, en el segundo reino tenemos que ir a desde dicho reino a unas ruinas a dejarle el almuerzo a una persona, y cuando llegamos allá, resulta que se le olvidó el recipiente para el agua, así que tenemos que devolvernos a buscarla, y cuando vamos de nuevo, resulta que le falta un tenedor, así que vuelta a las ruinas a dejárselo.

Este tipo de cosas precisamente son las que pueden hacer que no queramos hacer ninguna más, pues la recompensa es muy pequela en relación al tiempo que perdemos yendo de un lado a otro tres veces. Otras son más cortas, pero no tenemos manera de saberlo hasta que las hacemos.

Pero no todo son negativos, pues por otro lado tenemos cofres que recolectar, que están escondidos en distintas partes de los mapas, y que nos entregan objetos valiosos muchas veces, así que la recomendación es intentar abrirlos todos y descubrirlos todos, pues están a simple vista del jugador.

Por lo demás, la historia está bien narrada, y podemos saltar las escenas que no queremos ver o que se nos hacen muy largas, todo eso ayuda a que la experiencia sea agradable y podamos seguirla a gusto.

El estilo visual puede no ser del gusto de todos

Visualmente, el juego toma prestado el mismo estilo de arte que su predecesor de 3DS, o más recientemente de lo que vimos en The Legend of Zelda: Link’s Awakening, y los modelos de combate pueden no ser del gusto de todo el mundo.

Este estilo entonces, hace que michas veces los modelos parezcan como de plasticina brillante, mientras que los fondos son dibujados, por lo que se nos crea un conflicto de texturas que puede ser difícil de sobrellevar para todo el mundo.

Estos modelos están bastante bien hechos, pero es extraño ver como en los pueblos y ciudades existe este conflicto de animaciones, y personalmente, me hubiera gsutado un trabajo de solo una línea y no esta mezcolanza de texturas.

En cuanto al rendimiento gráfico, el juego corre bien, pero si tiene algunas caídas de frames, especialmente cuando salimos de una batalla y volvemos al mapa, de todos modos no es nada que nos haga cambiar la experiencia del juego en su totalidad.

Resumen

Bravely Default 2 es un típico JRPG de Square Enix, lo que es una buena noticia, pues logra capturar todo lo bien que llevan haciendo por años, sin caer en mecanismos de prueba que sean tediosos o que sean molestos de seguir.

El juego logra capturar perfectamente la esencia de lo que tiene que ser un tipo de juego RPG y con la adición de los sistemas de Brave y Default, podemos terminar con algunas combinaciones muy entretenidas para poder derrotar enemigos, pues como mencioné antes, ya no es estático el sistema de turnos de combate.

Para lo que si tenemos que estar preparados es para un juego donde tenemos que estar horas y horas grindeando. Por ejemplo, yo llevaba 10 horas de juego y recién iba en el nivel 12 o 13 con mis personajes principales buscando cual trabajao se acomodaría mejor a mis rivales y en el segundo reino preparándome para una batalla con una chica que tiene serpientes y monstruos de mascota.

En cuanto a dificultad el juego es muy demandante, y tenemos incluso de partida un modo difícil para elegir, que no puedo llegar a imaginar cuantas horas tenemos que esstar jugándolo para pasarlo de manera holgada, aunque también hay un modo fácil para quienes lo deseen. Yo jugué en normal.

Dicho esto, por suerte tenemos un demo gratuito del juego para poder jugar si es que no estamos seguros de la compra, pero en mi opinión Bravely Default 2 vale la pena por el precio que cuesta.

Si, no tiene el nivel de complejidad de historia que tiene Octopath Traveler, y su apartado visual puede no apetecer a todos, pero fundamentalmente el juego está bien logrado en su núcleo, que es lo que más podemos pedirle a un juego de estrategia, ¿o no?. En ese sentido, los RPG hechos por Square Enix no tienen rival, por más años y estudios que se hayan sumado a la competencia.

Bravely Default II está disponible desde este viernes 26 de febrero en la eShop con un precio de USD $59.99

Más noticias
Review Huawei FreeBuds 4i