Review audífonos inalámbricos Sony WH-1000XM4

Hace casi un año, tuvimos la oportunidad de probar uno de los mejores audífonos con cancelación de ruido ambiental del mercado, y este año, Sony ha lanzado una nueva versión de dichos audífonos, que viene a mejorar un producto que ya era bastante impresionante. Se trata de los nuevos Sony WH-1000XM4, los cuales siguen teniendo un pésimo nombre, pero mejoran a la anterior versión en aspectos que no pensaba que necesitaba. 

En términos generales, los nuevos audifonos de Sony incorporan todo lo que le faltaba a la versión anterior para ser perfecta. Ahora tenemos soporte multidispositivo, un sensor de proximidad para detectar cuando nos quitamos los audífonos y algunas otras mejoras menores, pero no menos importantes, las cuales comentaré más adelante. 

Comencemos con el review. 

MODELO
WH-1000XM4
PROCESADOR
Noise Cancelling HD QN1
Conectividad
Bluetooth 5.0
Miniconector estéreo
NFC
SONIDO
DSEE Extreme™ y LDAC
Driver de 40mm
Asistentes integrados
Google Assistant
Amazon Alexa

Diseño

El diseño general de nuestro protagonista es practicamente igual al de los WH-1000XM3 del año anterior, pero con algunos pequeños detalles que lo mejoran levemente. 

Al menos para mi gusto, Bose y Microsoft han lanzado audífonos mejor diseñados y con algunas características bastante únicas, como los Bose 700 y los Surface Headphones, por lo que para estar frente a una segunda generación, a algunos les podrá parecer que los cambios son muy pocos, aunque también es verdad que para qué arreglar algo que está super bien.

La disposición de los botones y el aspecto físico es exactamente el mismo, pero han retocado algunos detalles que lo hacen ver mejor. Lo primero es el color, el cual es levemente más opaco, por lo que el negro mate se ve mucho mejor y además, el logo NFC no está pintado, si no que está “tallado” dentro del auricular izquierdo. Por otro lado, en el interior del casco izquierdo ahora hay un pequeño sensor de proximidad para detectar cuando nos quitamos los auriculares. 

El resto, exactamente lo mismo que antes, es decir, botones en el izquierdo para encender los audífonos y activar el Asistente de Google o la cancelación de ruido de forma manual, un conector de 3.5mm para la conexión cableada, una serie de micrófonos y el panel táctil para controlar la reproducción. Por el lado derecho solo está la entrada USB-C para cargarlos. 

Por último, los 1000XM4 siguen sin ser resistentes a salpicaduras o agua, por lo que no es recomendable usarlos bajo la lluvia. 

Funciones

En el review de los Sony WH-1000XM3 comentamos todas las maravillas que estos audífonos puede ofrecer en cuanto a funciones, como la cancelación de ruido ambiente inteligente, la integración de Google Assistant y la personalización del sonido, pero al igual que con el apartado del diseño, Sony ha introducido pequeños retoques que mejoran la experiencia. 

Lo primero que hay que destacar es la posibilidad de conectar dos dispositivos Bluetooth de forma simultánea, cambiando automáticamente de dispositivo si reproducimos en uno u otro. A modo personal, y sin lugar a dudas, esta función es la que más se extrañaba en la versión anterior debido a que este tipo de auricular no solo está pensado para usarlos en la calle conectado al teléfono, si no que para trabajar con ellos en nuestro computador, pero al mismo tiempo poder contestar llamadas o escuchar contenido proveniente del teléfono, y el proceso de desconectar y reconectar a otro dispositivo siempre es super tedioso. Igual cabe destacar que en el casco izquierdo existe un chip NFC para emparejar rápidamente cualquier dispositivo Android con dicha tecnología.

Como ya les comentaba en el apartado del diseño, la otra gran novedad es que ahora existe un sensor de proximidad que permite pausar el contenido en reproducción cuando nos quitamos los audífonos y así no ver perdernos de nada si nos quitamos los audífonos por algún apuro. De igual forma, los gestos en el casco derecho han mejorado y en esta versión funcionan más consistentemente, pudiendo pausar, adelantar, retroceder y contestar llamadas con solo tocar los audífonos. 

Sin duda que la opción nueva más ambiciosa se trata de “Hablar por Chat”, un nuevo ajuste que habilita que al hablar, el contenido en reproducción se pause automáticamente para no perdernos nada de lo que estamos consumiendo, y para ser sincero, reconoce inmediatamente cuando empezamos a hablar y la función cumple con lo que ofrece, incluso podemos regular los segundos que deben pasar para que los audífonos vuelvan a su estado normal o volver de forma manual al interactuar con ellos, pero desde ya te digo que si te gusta cantar, esta opción será imposible de utilizar ya que inmediatamente se interrumpirá la música, por lo que no me ha resultado para nada útil.

Los audífonos también incorporan una serie de micrófonos que ayudan bastante a la hora de realizar llamadas o enviar audios, aunque si bien el audio no es perfecto, y haciendo pruebas me han escuchado de forma más clara con los Pixel Buds, los micrófonos están bien y hacen un buen trabajo con silenciar sonidos ambientes

Otra parte importante del funcionamiento de los XM4 es la integración de Google Assistant, que si bien aún no podemos activarlo utilizando solo la voz, cumple perfectamente con realizar llamadas, enviar mensajes, pedirle música a la aplicación que desees o incluso podrá leer tus notificaciones entrantes. Lo mejor es que todos los comandos se procesan de forma local en el audífono, por lo que no es necesario activar el asistente del teléfono.

Esta y algunas otras opciones son personalizables a través de la aplicación Headphones Connect de Sony.

Aplicación

La aplicación ha mejorado bastante durante los últimos meses, recibiendo actualizaciones que han ordenado un poco las opciones y la han hecho un poco más intuitiva y estable.

La app, que está disponible para Android e iOS, ahora vamos a encontrar tres pestañas en la parte superior. La primera es la pestaña de estado, en la que aparecerá y podremos ver en qué estado del control de sonido adaptativo se encuentran los XM4, ver los dispositivos conectados a los audífonos y acceder al contenido actualmente en reproducción. 

Luego tenemos la pestaña sonido, en la que se encuentran las opciones dedicadas a cómo sonarán los audífonos, pudiendo configurar la cancelación de ruido, la ecualización, y probar el 360° Reality Audio que ofrece Sony en conjunto con algunas apps como TIDAL. 

En la pestaña de sistema se puede configurar las opciones de idioma, la función que tendrá del botón personalizable y activar la opción para conectar dos dispositivos.

Sonido

El sonido de los WH-1000XM4 es tremendamente destacable, ya que al igual que la versión anterior, presenta los mismos controladores de 40mm que ofrecen un sonido súper destacable en todo sentido. Los bajos son tremendos y las frecuencias agudas se escuchan con mucha claridad. El sonido está bien balanceado e incluso podemos personalizarlo a nuestro gusto a través de la aplicación. 

Si bien los audífonos carecen del codec AptX (que la generación anterior si tenía), Sony señala que los códec DSEE Extreme y LDAC que utilizan ofrecen un audio de alta calidad a través de conexión Bluetooth 5.0, encargándose de mejorar el audio en formatos con alta compresión, como cuando la velocidad de conexión a internet no es suficiente para ofrecer la música en una calidad superior en apps como Spotify o YouTube Music. Respecto a los codecs, cabe destacar que si utilizas un iPhone, el codec LDAC no estará disponible y lo mismo ocurrirá si conectas dos dispositivos al mismo tiempo, aunque en ningún caso la experiencia ha sido mala. El sonido siempre es destacable.

Personalmente, encuentro que su rendimiento a nivel de sonido se comporta ligeramente superior a la versión anterior, aunque claro, si estás pensando en renovar los XM3 y dar el salto a esta nueva generación solo por su sonido, no valdrá la pena. 

El resto es lo mismo, es decir, la cancelación de ruido ambiente funciona tan bien como en la anterior debido a que usan el mismo procesador –el HD Noise Cancelling Processor QN1– y es una maravilla utilizar estos audífonos durante viajes en transporte público, en vuelos o mientras estudias, ya que el sonido exterior se reduce considerablemente, aunque es verdad que si el audífono recibe viento por la parte de arriba, la cancelación de ruido empezará a fallar, algo que puede pasar con el aire acondicionado de un avión. Nada grave en todo caso. 

Un tema sumamente destacable de la cancelación de ruido de los WH-1000XM4 y que aún ningún otro fabricante ha implementado de forma similar a Sony, es el control de sonido adaptativo. Si bien otros fabricantes integran opciones físicas para cambiar entre cancelación de ruido o los modos “atención” –que amplifican el ruido ambiente–, Sony hace estos cambios de forma automática utilizando los sensores del teléfono, pudiendo detectar cuando estamos detenidos, trotando, caminando o en un transporte público y de esta forma optimiza la cancela de ruido. En caso de que no te guste el control de sonido adaptativo –¡que si no te llega a gustar, no te creo!–, podemos cambiar el botón de Google Assistant para que en vez de activar el asistente, funcione como un interruptor de la cancelación de ruido y el sonido ambiental.

Batería

Sony promete una autonomía de 30 horas con la cancelación de ruido encendida y 38 horas con esa opción desactivada, duración que es exactamente igual a la versión anterior pese a las mejoras que se han incorporado.

No me caben dudas de que la autonomía será suficiente para todos los usuarios, pudiendo utilizarlos durante largos viajes o vuelos sin preocuparnos de que los audífonos se descarguen, aunque sí que es verdad que tratándose de una segunda versión, la autonomía es un punto que se podría mejorar. 

Pero bueno, en caso de que no sea suficiente, los audífonos se cargan a través de USB-C y aunque tardan algunas horas en completar la carga al máximo, con tan solo 15 minutos de carga, los audífonos funcionarán durante 5 horas aproximadamente. Nada mal. 

¿Vale la pena?

Con los Sony WH-1000XM4, la empresa japonesa se ha dedicado a refinar algunos aspectos de los audífonos inalámbricos pero sin perder la esencia de su antecesor que tanto ha gustado a los usuarios e incluso a nosotros.

Sin duda que valen la pena y tampoco tengo dudas de que son uno de los mejores audífonos que puedes comprar a día de hoy. A nivel de diseño y sonido han sido refinados levemente, pero en cuanto a sus funciones, podemos destacar que han incorporado prácticamente todo lo que le faltaba a la versión anterior para ser perfecta, como el soporte multidispositivo, el sensor de proximidad y grandes mejoras en la aplicación, que ahora se siente mucho más completa y madura. 

Si eres una persona que viaja bastante, unos buenos audífonos con cancelación de sonido es una excelente idea, y sin duda que los Sony WH-1000XM4 son la opción más completa del mercado, aunque si ya posees la versión anterior, no vale la pena gastarse los CLP $299.990 para dar el salto a esta nueva versión.  

Más noticias
Fotos equipo Moto G9 Plus (22)
Review Motorola Moto G9 Plus