fbpx

Review Sony audífonos inalámbricos WH-1000XM3

Seguimos expandiendo nuestro catálogo de reviews, y el día de hoy te traemos el análisis de uno que hemos estado deseando hace bastante tiempo. Si, tienen un pésimo nombre, pero los Sony WH-1000XM3 prometen ser los mejores audífonos con cancelación de ruido ambiente del mercado.

En el papel, los 1000XM3 cuentan con un procesador dedicado a la cancelación de ruido ambiente, denominado HD QN1, acompañado de la tecnología DSEE HX y LDAC de Sony para otorgar una gran calidad sonora de forma inalámbrica. Sumado a esto, tenemos la posibilidad de hablar con Google Assistant directamente desde los audífonos, sin necesidad de usar la aplicación del teléfono.

¿Estarán a la altura de las expectativas?

MODELO
WH-1000XM3
PROCESADOR
Noise Cancelling HD QN1
Conectividad
Bluetooth 4.2
Miniconector estéreo
NFC
SONIDO
DSEE HX™ y LDAC
aptX y aptX HD
Asistentes integrados
Google Assistant
Amazon Alexa

Diseño

Dentro de todo lo destacable que podemos encontrar en los 1000XM3, sin duda que se encuentra su diseño, y esto se debe a varios factores.

Primero hablemos de su tamaño, es normal pensar que estos audífonos serán extremadamente incómodos debido a su cantidad de funciones y tamaño, pero la verdad es todo lo contrario. Los XM3 son muy cómodos de utilizar, tienen un peso de 255g, he llegado a estar durante más de 4 horas con los audífonos puestos y en ningún momento me han dado ganas de quitarmelos en la comodidad de mi casa. Es verdad que si hay 35° celsius será más difícil llevarlos, pero incluso tocando batería, las orejas no me han transpirado tanto como si me ha ocurrido constantemente con otros audífonos.

Los cascos calzan a la perfección en una persona orejona, como yo, sin molestar en lo absoluto en el uso. Sony comenta que las almohadillas son antipresión y administran uniformemente el contacto con la cabeza para favorecer el ajuste. Gracias a esto, disfrutar de la experiencia de los audífonos es muy amigable, acostumbrandome a los botones, gestos y diseño general de los audífonos muy rápidamente. Y eso, sin duda que habla de un diseño excepcional.

Pero vamos a los detalles, el arco superior está bien acolchado y es ajustable para todo tipo de tamaño de cabeza, en el lado izquierdo tenemos dos botones, uno para encender, apagar y entrar al modo de emparejamiento, y el segundo es un botón que puede funcionar como botón de Google Assistant integrado o como un switch de sonido ambiente y cancelación de ruido. En este costado también podemos encontrar el jack de 3.5mm para conectar un cable y utilizarlos de forma alámbrica, y también tenemos el sensor NFC para emparejar fácilmente cualquier teléfono compatible.

En el casco derecho no tenemos ningún botón, pero la superficie es táctil, permitiéndonos realizar las acciones de avanzar, retroceder, subir o bajar volumen y pausar haciendo uso de gestos. También podemos contestar y terminar llamadas pulsando dos veces. En este costado también se encuentra la entrada USB-C para cargar los 1000XM3, misma entrada que posee prácticamente todos mis dispositivos, lo que siempre es bienvenido.

En la parte superior de cada casco encontramos un micrófono, que sí, parece puerto USB-C y que está acompañado de otros tres micrófonos a la derecha, izquierda y en la parte inferior, que ayudan a la cancelación de ruido ambiente y a la entrada de este.

Finalmente tenemos la funda con la que vienen los audífonos, la cual no es para nada grande y cuenta con un material de tela muy agradable al tacto. Nada de otro mundo.

Sonido

A nivel de sonido, los WH-1000XM3 son espectaculares, sin duda que son los mejores audífonos que haya probado alguna vez. En el papel, tenemos soporte por los codec Apt-X y Apt-X HD que permiten ofrecer la mejor calidad de sonido a través de Bluetooth, y además tenemos compatibilidad con la tecnología DSEE HX™ y LDAC de Sony para mejorar aún más el sonido.

El sonido es muy limpio y con excelentes bajos, siendo bastante difícil de describir, pero para tratar de explicarme podría decir que al escuchar una canción me he sentido como en el medio de una amplia sala sintiendo muy de cerca cada uno de los instrumentos y sonidos que recibe mi oído, contrario a lo que ocurre a unos audífonos in-ear, en los que todo se siente a la misma distancia y volumen. Así de buenos son.

Por otra parte, el sonido es modificable a través de la aplicación, pudiendo ecualizar a nuestro gusto, modificando la intensidad de los bajos, agudos y medios, con la opción de poner énfasis en el canto, locución, agudos o graves, entre otras opciones e incluso controlar la envolvencia del sonido, simulando un concierto al aire libre, sonido de auditorio o de una discoteca, por ejemplo.

A través de la aplicación también tenemos la posibilidad de controlar la posición del sonido, para que este se nos entregue desde la parte frontal o posterior. Lo cual me ha resultado bastante útil a la hora de tocar batería, ya que el sonido entregado por la batería se me entrega por delante, y el de la música por la parte posterior. Impresionante.

Rendimiento y funciones

Dejando un poco el sonido de lado, hablemos de cómo funcionan estas maravillas. Lo primero que me gustaría comentar y que es de las pocas cosas que no me ha gustado, es el panel táctil del lado derecho. Este panel táctil tiene la posibilidad de subir o bajar el volumen, pasar o ir atrás en una canción, o pausar y reproducir el contenido, pero la verdad es que los gestos no terminan de funcionar lo bien que uno desearía, hay muchas veces en que a pesar de deslizar arriba no se sube el volumen o al presionar dos veces, el contenido no se pausa.

Eso si, un gesto realmente útil y a la vez, impresionante, es la posibilidad de cubrir la superficie táctil con nuestra mano para automáticamente disminuir el volumen y activar el sonido ambiente y de esta forma poder escuchar lo que está pasando a nuestro alrededor, ideal para cuando una persona se acerca a hablarnos y no nos queremos quitar los audífonos.

Otro punto negativo, y sin duda que el que más me ha dolido, es la imposibilidad de conectar dos dispositivos al mismo tiempo, por lo que no he podido conectar mi Pixel 3 y mi Pixelbook a los XM3 y reproducir contenido desde cualquiera sin la necesidad de desconectar uno primero, caracteristica que se encuentra presente en las alternativas de Microsoft y Bose.

Además, a pesar de todo lo inteligentes que pueden ser, los XM3 el contenido que estemos escuchando sigue reproduciendo aunque nos quitemos los audífonos, lo cual se aleja un poco de la inteligencia que promete Sony, aunque sí se apagará si es que la conexión Bluetooth se pierde durante 5 minutos (o el tiempo que tu estimes).

En lo que sí son realmente inteligentes, es en cómo funciona la cancelación de ruido ambiente.

Cancelación de ruido

La cancelación de ruido ambiente es el principal atractivo de los 1000XM3, de eso no cabe dudas. Antes de probarlos, me preguntaba porque estos audífonos costaban lo que cuestan, total, mi pensamiento era que ese efecto de cancelación de ruido se podía conseguir utilizando audífonos in-ear con la clásica goma que va dentro de la oreja. Bueno, nada más alejado de la realidad.

Es difícil describir la primera vez que me puse estos audífonos, pero la verdad es que sentí un vacío existencial y empecé a pensar en cómo sería el mundo sin todo el ruido que generan los humanos y sus máquinas. Al encenderlos, todo el ruido ambiente, ya sea automoviles, electrodomésticos, ventiladores, o lo que sea, queda suprimido, teniendo oídos solo para conversaciones, en caso de que así lo desees. Esto es especialmente útil en situaciones en las que el ruido es bastante molesto, como puede ser el transporte público o en un vuelo.

Si bien podemos controlar la cancelación de ruido a nuestro gusto a través de la app conectada, los 1000XM3 hacen uso de los sensores de movimiento incorporados en nuestros teléfonos para determinar en qué situación nos encontramos y que tipo de cancelación de ruido o sonido ambiente necesitamos. Existen cuatro opciones: “detenido”, “caminando”, “corriendo” y “transporte”, y cada una de ellas es regulable a nuestro gusto, pudiendo aumentar o disminuir el nivel de cancelación de ruido/sonido ambiente e incluso seleccionar la opción de poner énfasis en las voces, para no perdernos los anuncios del metro o avión.

Si seleccionamos que el botón de cancelación de ruido actúe para ese propósito (y no Google Assistant), lo podremos presionar para activar la cancelación de ruido al 100%, activar el sonido ambiente al 100% o desactivar ambas opciones, para transformarlos en unos audífonos tradicionales, lo cual no tiene ningún sentido.

En la aplicación también nos encontramos con un optimizador de cancelación de ruido, el cual iniciará un proceso, que tarda alrededor de 10 segundos, para obtener una cancelación de ruido acorde a nuestro tamaño de cabeza, pelo, uso de lentes o gorros y obtener los mejores resultados. No cabe dudas de que el procesador QN1 de cancelación de ruido que Sony ha puesto dentro de los WH-1000XM3 hace un excelente trabajo.

Google Assistant

Otro punto importante, y que hace a los WH-1000XM3 bastante inteligentes, es la presencia de forma nativa de Google Assistant. Como ya les comentaba anteriormente, en el casco izquierdo tenemos un botón de cancelación de ruido que podemos transformar en el botón de Google Assistant, por lo que si no cambiamos esta opción, no podremos utilizarlo. Estamos obligados a perder el switch manual de cancelación de ruido a ruido ambiental.

Si presionamos el botón una vez, los 1000XM3 nos leerán nuestras notificaciones y eventos próximos, mientras que si lo dejamos mantenido, podremos hablarle y preguntarle cualquier tipo de información de interés, como resultados deportivos, información de clima, noticias, que realice una llamada, envíe mensajes o agregue un evento o recordatorio a nuestra agenda. Por otra parte, si presionamos el botón dos veces detendremos cualquier tipo de comando que hayamos realizado de forma inmediata.

Cabe destacar que el funcionamiento de Google Assistant es inmediato, tal y como funciona en un Google Home, por lo que aquí no debemos esperar a que el audífono envíe la información a la aplicación del teléfono para que procese la orden, como ocurre en cualquier audífono sin Assistant integrado. Las respuestas son inmediatas, aunque lamentablemente, Google Assistant no ha entendido cuando le he pedido que active el sonido ambiental.

Por último, si bien Google Assistant ha logrado entenderme con claridad cada comando de voz, al realizar llamadas, los receptores me han comentado constantemente que escuchan mucho el ruido ambiente, como ladridos o autos, lo que hace dificultoso que me oigan con claridad. Además, al estar en una llamada, el sonido ambiente se activa completamente, escuchando a la persona con menos claridad de la que uno desearía, sobre todo cuando hay gente conversando cerca de nosotros. Inentendible.

Batería

Solo podemos comentarte buenas noticias en este apartado, y es que Sony promete nada más y nada menos que 30 horas de duración de batería y están en todo lo cierto.

Luego de más de una semana de uso, en donde algunos días los he usado durante horas y otros días bastante poco, la batería de los WH-1000XM3 se encuentra en un 40% aproximadamente.

Sumado a que la batería es una locura, los audífonos se cargan a través de un puerto USB-C, por lo que puedo usar el mismo cable para cargar mi teléfono, computador, reloj, y ahora mis audífonos. Además, los 1000XM3 cuentan con carga rápida, que nos otorgan un total de 5 horas de autonomía con 10 minutos de carga.

Conclusión

No cabe duda que los Sony WH-1000XM3 son uno de los mejores audífonos con cancelación de ruido ambiente del mercado, si bien carecen de características como conexión Bluetooth múltiple, o un fácil control manual de la cancelación de ruido, estas ausencias no manchan la increíble experiencia que ofrece el chip Noise Cancelling HD QN1 que hay en su interior.

Los 1000XM3 cuentan con un diseño sumamente cómodo, pudiendo usarlos durante horas sin molestar y además, sumamente bonito, con un plástico de excelente calidad y que no sufre de molestos rayones.

La calidad de sonido es envidiable, tan así que nunca había tenido la sensación de estar en el medio de una sala con los instrumentos alrededor mío. Además, la cancelación de ruido es la mejor del mercado, pudiendo elegir no escuchar absolutamente nada de lo que ocurre, o activar el sonido ambiental para estar atentos de lo que ocurre a nuestro rededor. Y por si fuera poco, los audífonos se conectan a los sensores del teléfono para determinar qué es lo que estamos haciendo y así ofrecernos una cancelación de ruido acorde a la situación.

Por otra parte, esa forma inteligente de detectar lo que estamos haciendo va acompañado de Google Assistant, que nos leerá las notificaciones de nuestro smartphone y nos ofrecerá ayuda para lo que necesites con tan solo presionar el botón dedicado.

Por último, todo eso debe ir acompañado de una buena batería, y los 1000XM3 ofrecen más de 30 horas de batería y carga rápida a través del moderno puerto USB-C. Pareciera que lo único malo de este producto es su nombre. Yo, me los compro.

Disponibilidad

Los Sony WH-1000XM3 se encuentran disponibles en tienda Sony y retail a un precio de CLP $299.990.

Más noticias
Review iPhone 11 portada
Review iPhone 11