Review Amazon Fire TV Stick Lite

Amazon renovó hace unos meses su línea de productos inteligentes para el hogar, y no podía faltar una nueva variante de sus Fire TV, pensada para cubrir especialmente todo el mercado de televisores de resoluciones más bajas, dotándolos de conectividad y funciones inteligentes. De esta forma, llegó el Fire TV Stick Lite a rivalizar con los Chromecast, los dispositivos de Roku y de manera muy directa, con el Mi TV Stick de Xiaomi.

Su principal atractivo, más allá de ser la mejor alternativa para disfrutar del catálogo de Prime Video sin complicaciones, es el control remoto renovado, que en esta versión incorpora Alexa y un botón a manera de acceso directo para mostrarnos sugerencias de contenido dentro del mismo lanzador de aplicaciones. Si, un poco a lo Chromecast con Google TV, pero de Amazon.

Esta propuesta busca reemplazar al viejo Fire TV Stick Basic Edition que se vendió fuera de Amazon de forma limitada en muchas tiendas retail, pero con especificaciones mejoradas, y Fire OS 7, un fork de Android diseñado a partir de Android 9 Pie.

Después de probar extensivamente este dispositivo por unas cuantas semanas, finalmente podemos dar un veredicto sobre este dispositivo. ¡Vamos con el review!

Contenido de la caja

El empaque de esta versión, en lugar de tener dimensiones reducidas, presenta al producto en una caja excesivamente grande, pensada para verse visualmente imponente ante otras alternativas de su segmento mientras se encuentra en los estantes de las tiendas en las que se vende fuera de Amazon. Lo curioso de todo, es que comparte las mismas medidas que la caja del Roku Premiere, salvo porque esta es más delgada.

Dentro de la caja, tenemos el mando Bluetooth con Alexa, el Fire TV Stick Lite, más el típico adaptador eléctrico y su cable tradicional Micro-USB a USB común. Además, tenemos dos baterías AAA de marca AmazonBasics, y un pequeño extensor HDMI por si no tenemos espacio detrás del televisor para conectar directamente el dispositivo.

Honestamente, se podrían haber ahorrado tanto cartón en la caja, a costa de verse menos presentable en el estante. Porque si, este producto se vende fuera de Amazon en muchos lugares.

Diseño y hardware

Si bien es un dispositivo continuista en cuanto al diseño general del mismo, no hay cambios externos importantes al compararlo con su versión inmediatamente anterior. De no ser por la sonrisa característica de Amazon en uno de los laterales, sería muy fácil confundirlo con el Fire TV Stick Basic Edition, ya que es prácticamente idéntico.

La posición central del puerto Micro-USB en uno de los costados, ni mala ni buena, noté que siempre llegaba a estorbar para conectar o manipular otras conexiones, como los puertos HDMI o USB adyacentes. Afortunadamente, se incluye un pequeño alargador HDMI dentro de la caja para contrarrestar un poco este problema.

Respecto a la alimentación eléctrica desde el televisor, va a depender mucho de si el equipo permite que sus puertos USB se mantengan siempre encendidos, y subministrando al menos 5W (5V 1A) de energía, que es lo necesario para mantener funcionando sin inconvenientes a este Fire TV Stick Lite. Aún así, lo mejor es utilizar el adaptador y cable incluido en la caja.

Control remoto básico, con Alexa

El mando Bluetooth, por otro lado, me pareció bastante más cómodo al sostenerlo en las manos, con un peso bien balanceado entre todo el cuerpo, ya que las pilas quedan distribuidas a lo largo del control. Posee una pequeña hendidura para manejar con mayor comodidad la “cruceta”.

El control remoto con Alexa, posee un botón para invocarla directamente en el televisor

Esta “cruceta” de navegación, está compuesta por una rueda en acabado brillante, que cubre los botones para darle un aspecto más sobrio y elegante. Sin embargo, el botón enter se siente menos sólido que cualquiera de los otros incluidos en el mando, lo que me lleva a pensar que al tener una superficie mayor, no tiene todos los puntos de apoyo para mantenerlo firme, pero nada que sea preocupante.

Materiales y distribución de los botones

No hace falta decir hasta este punto, que el mando está elaborado completamente en plástico y goma. Y pese a no tener materiales más premium, se siente como un componente de buena calidad.

Lo que si noté, es que ese tacto “sedoso” termina por desaparecer al poco tiempo, especialmente si se expone a superficies que generen un efecto lija, como se puede apreciar en la foto de abajo.

Botones de navegación y control multimedia en el mando del Fire TV Stick Lite

Por otro lado, el control remoto incluye un botón para invocar Alexa en el televisor, y que —en mi opinión—, es la mejor implementación de un asistente virtual en el mando de un dispositivo como este. No solo porque la sintetización de voz y naturalidad de Alexa es muy superior a lo visto en Google Assistant o similares, sino que el hecho de que la activación sea a manera de walkie-talkie, da un poco más de seguridad que solo presionar el botón y esperar que el asistente escuche.

Volviendo a lo nuestro, la distribución de botones es un poco más inusual que en otras alternativas que equipan Android TV o Roku OS, partiendo por un botón extra que parece no tener mucha utilidad, no tenemos controles de volumen incorporados, ni para apagar el televisor junto a nuestro dispositivo. Aunque ganamos un botón para poner pausa, y otros dos para adelantar o retroceder el contenido.

Conectividad e integración con apps

En cuanto a conectividad, no destaca especialmente sobre el resto, ya que contamos con Bluetooth 5.0 y Wi-Fi 5 (802.11ac) de serie, perfectamente acorde al precio pagado por este pequeño gadget.

Gracias al Bluetooth, tenemos la posibilidad de conectar controles para juegos, altavoces, auriculares y cualquier otro accesorio con esta tecnología. Lo malo, este dispositivo no está diseñado para jugar, aunque hablaremos un poco más sobre eso en un momento.

Donde si hay una diferencia importante, es la posibilidad de usar su puerto Micro-USB como OTG. Esto permite añadir desde adaptadores ethernet, hasta dispositivos USB sin tantos inconvenientes. Muy útil si buscamos utilizar este dispositivo para reproducir contenido de forma local y no tenemos un servidor multimedia en la red.

Respecto a las aplicaciones para su control, tenemos Amazon Alexa para manejar todo lo referente a esta asistente, así como Fire TV Remote para usar el móvil como un segundo mando. Lo malo es que, más allá de las apps de Amazon y servicios como Netflix, no tenemos ningún tipo de integración a lo Chromecast, que nos facilite enviar contenido directamente desde el teléfono. Por otro lado, tenemos Miracast, para transmitir la pantalla de los móviles compatibles con este “modo espejo”.

Servicios agregados

En cuanto a servicios, contamos —obviamente— con Prime Video, Netflix, Disney+, Apple TV y VIX, así como DirecTV GO en el apartado de televisión en vivo, todos disponibles para su descarga. Los grandes ausentes son HBO GO, StarzPlay, Paramount+ y Claro Video, así como PlutoTV, Movistar Play y Zapping TV en cuanto a televisión lineal.

HBO GO y StarzPlay, así como otros servicios que no se encuentran como aplicaciones en la tienda, se pueden contratar a través de los Prime Video Channels, aunque no están disponibles en todos los territorios.

Un detalle a destacar, es que la aplicación de Prime Video no se parece a nada que haya probado en otros dispositivos hasta el momento. Tanto la integración en el dispositivo como la interfaz están mucho mejor trabajados que en su competencia directa.

Pese a que es fácil de operar, considero que la curva de aprendizaje de toda la interfaz es mayor que en Roku OS, aunque al estar complementada con Alexa, es posible facilitar muchas tareas, especialmente si tenemos otros dispositivos con este asistente en casa. En otras palabras, no llega a ser tan intuitivo como Roku OS, pero el asistente integrado en el control hace que pueda ser usado por cualquier persona.

Interfaz del Fire TV Stick Lite

Si bien tenemos Android 9 Pie de serie, se trata de una versión modificada por Amazon para brindar una experiencia mayormente enfocada en los servicios propios de la empresa, como Prime Video. Este “nuevo” sistema se llama Fire OS 7.

Para ello, nos despedimos por completo del launcher típico de Android TV, y en su lugar, contamos con una interfaz recién estrenada que se asemeja un poco a la que conocimos en el Chromecast con Google TV, donde las “luces”, transparencias y fondos oscuros componen tanto el lanzador, como los distintos menús y apartados dentro de todo el conjunto. Tanto el contenido como las aplicaciones se presentan en mosaicos, divididos en secciones a manera de carrusel.

Por otra parte, ahora se integran perfiles para ajustar la experiencia de uso y visionado para todos los miembros de la familia. Dicho sea de paso, estos perfiles también ayudan a que Alexa pueda identificar a quien está realizando determinadas peticiones, y ofrecer contenido personalizado para cada integrante del hogar.

Perfiles de usuario en la última versión de Fire OS 7, integrado de serie en el Fire TV Stick Lite

Más allá de eso, la interfaz es bastante limpia, las animaciones son lo suficientemente fluidas al navegar entre menús y apps, además de contar con un apartado de configuración ordenado en base a categorías. Eso si, hace falta algo de práctica para acostumbrarse a todas las secciones.

Una de las cosas que no pude evitar notar, es que este lavado de cara a la interfaz ha sido pensado para arrebatarle el lugar al Chromecast con Google TV donde no sea necesario el 4K, en lugar de competir con otros dispositivos Android TV de similares características, o aquellos con Roku OS.

Rendimiento del Fire TV Stick Lite

Aquí hay un par de sorpresas dentro de su segmento, ya que Amazon ha integrado un SoC Mediatek, en lugar de otros como Amlogic o Rockchip. Concretamente, encontramos un MT8695D de cuatro núcleos a 1.7GHz, que mueve con soltura su sistema operativo basado en Android 9 Pie, y permite la reproducción de video H.265 hasta 1080p @ 60FPS sin inconvenientes.

En cuanto a HDR, el Fire TV Stick Lite puede reproducir contenido HDR10, HDR10+ y HLG sin despeinarse, pese a que nos quedamos sin Dolby Vision en esta ocasión. Algo similar sucede en el apartado del sonido, ya que no existe compatibilidad con Dolby Atmos, pero tenemos Dolby Digital y Digital Plus, además de PCM.

Todo el conjunto está acompañado por 1GB de RAM y apenas 8GB de memoria interna, sin posibilidades de expansión.

Si hablamos de juegos, el rendimiento es bastante aceptable en los títulos disponibles. Lo malo, el catálogo “interesante” está restringido geográficamente y no se puede hacer mucho al respecto, al menos no sin cargar manualmente los juegos.

Una buena experiencia, arruinada por las restricciones geográficas

Tal y como sucedió con el Chromecast con Google TV fuera de su territorio natal, nos encontramos con una experiencia incompleta dependiendo del mercado en el que estemos.

Hay muchas cosas por las cuales recomendaría este dispositivo para consumir contenido multimedia dentro de la experiencia de Prime Video, gracias a sus complementos conocidos como Channels. El problema está en que estos Prime Video Channels solo se encuentran en una cantidad muy limitada de países, sin contar la posibilidad de rentar o comprar películas, o las obvias restricciones geográficas en determinados contenidos.

En Chile, por ejemplo, los Channels no están disponibles aún, y la falta de las aplicaciones correspondientes dentro de la Amazon Appstore para reemplazarlos, hace que sea complicado tener la misma experiencia que en otros dispositivos similares. Especialmente si consideramos que muchas aplicaciones para Android TV son dependientes de los Google Play Services para su correcto funcionamiento.

Pero no todo es malo, ya que el servicio al cliente de Amazon me ha confirmado que no se presentan problemas al usar este dispositivo en cualquiera de los territorios donde Prime Video se encuentra disponible, y que no habrá limitaciones en cuanto a las recomendaciones de contenido de las que hablé más arriba. Es un caso muy similar a lo que ocurrió con el Fire TV Basic Edition en su momento.

¿Recomendaría al Fire TV Stick Lite?

Directamente, mi respuesta es un rotundo no.

Hay muchas cosas que Amazon ha hecho bien en este aparato, y entre ellas se encuentran el rendimiento, una interfaz bastante atractiva a la vista y por supuesto, brindar la mejor experiencia para Prime Video, con una app bastante bonita y perfectamente integrada en la pantalla de inicio. Sin contar que, para quienes poseen una gran biblioteca de películas en iTunes, Apple TV está disponible desde hace mucho tiempo en esta plataforma.

No obstante, el contenido promocionado de Prime Video llega a ser cansino, lo que convierte a su mejor característica en un arma de doble filo. Personalmente no me resulta un problema, pero estoy seguro que es un detalle que disgustará a más de un usuario, más si no tienen contratado este servicio, o si definitivamente no es de interés para esta persona.

Claramente es un producto para quienes ya contamos con varios servicios o productos de la compañía, algo que queda muy bien demostrado con las apps de Amazon Music y Photos pre-instaladas. Lo malo, Amazon Photos no está disponible en todos los países donde se vende oficialmente este dispositivo, lo que nos deja con un poco de bloatware al final.

Los Prime Video Channels no son una alternativa muy atractiva a las apps tradicionales

Su alternativa a la falta de aplicaciones dedicadas para determinados servicios no es mala, pero no se encuentra disponible más allá de unos cuantos países, así que es lo mismo que no tenerla.

Cosa contraria si lo piensas adquirir en cualquiera de los territorios donde se encuentran todas —o al menos una mayor parte de las características que lo hacen interesante—, sería una opción muy competitiva en todo sentido, tanto en su rango de precios, como un poco más arriba.

Y de hecho, me atrevería a decir que es uno de los mejores dispositivos para streaming que he probado hasta el momento, ya que es potente, asequible y bastante funcional, así como fácil de usar por cualquier persona.

Alexa es cada vez más mejor, y su sintetización de voz es francamente espectacular, pero solo es ideal si tenemos otros dispositivos Echo en casa, o si reemplazamos a Google Assistant en nuestros smartphones. Su integración con el Fire TV Stick Lite está muy lograda, y se siente más “amigable” con el usuario que las otras alternativas disponibles.

Veredicto final

Desde mi punto de vista, es un dispositivo muy interesante en manos de un usuario avanzado, y un buen producto para quienes poseen Prime Video y los servicios más básicos, a pesar de sus limitaciones.

Sin embargo, es necesario importarlo desde los Estados Unidos si la idea es usarlo fuera de los territorios en los que se encuentra oficialmente, lo que encarece el producto y complica la adquisición local en otros países.

Disponibilidad y precios

Lo podemos encontrar directamente en Amazon por 30 USD (más costos de importación), o a través de revendedores en Mercado Libre, oscilando entre 38.990 CLP y 44.990 CLP.

Si nos estás leyendo desde México, puedes adquirir directamente este dispositivo desde Amazon México, por 1,199 MXN, aunque lo normal es encontrarlo casi siempre con algún tipo de descuento.

Más noticias
Review Huawei FreeBuds 4i