Review Chromecast con Google TV

El Chromecast fue el producto que empezó todo el ecosistema de Google, la idea era poder conectar cualquier dispositivo que estuvieras utilizando a la televisión, ya sea el teléfono o el PC, utilizando aplicaciones de música, video o mirroring. En el fondo, en algunos casos reemplazaba al HDMI en la forma en la que muchos veíamos televisión conectando el computador.

Bueno la cosa es que la idea funcionó super bien y el día de hoy te traemos el review del Chromecast con Google TV, un dispositivo que luego de 6 años por fin ha recibido una interfaz de usuario corriendo bajo Android TV –como ya lo hacen millones de televisores– pero que corre con la nueva plataforma llamada Google TV y por supuesto, cuenta con un control remoto que puede llegar a reemplazar todos los actuales controles de tu televisión.

Con el COVID-19, los servicios de streaming se han disparado en popularidad y las opciones para consumir televisión son muchas, siendo la principal premisa de Google TV como sistema la de ofrecer todos nuestros servicios, y recomendaciones de programas y películas en una misma pantalla de inicio. El ecosistema de Google también ha madurado mucho y la integración de Assistant, Nest y la app de Home también son partes importantes de este nuevo aparato. 

Vamos con el review!

DiMENSIONES
Chromecast: 162 mm de largo x 61 mm de ancho x 12,5 mm de alto
Contro Remoto: 122 mm de largo x 38 mm de ancho x 18 mm de alto
Chromecast: 5 g
Control remoto: 63 g
Conectividad , Formatos y OS
Wi-Fi 802.11ac (2,4 GHz/5 Ghz)
Bluetooth.
Infrarrojos para controlar el televisor, la barra de sonido o el receptor.
Hasta 4K con HDR y 60 FPS.
Admite resoluciones de hasta 4K y alto rango dinámico (HDR).
Dolby Vision, HDR10 y HDR10+.
Google Cast.
Google TV basado en Android TV.
Puertos
El cable HDMI 2.1 conectado directamente a la TV.
Alimentación por USB-C.
Contenido de la caja

Chromecast
Cable de alimentación
Adaptador de corriente
Mando por voz
2 pilas AAA

Diseño y hardware

No es que el diseño del Chromecast importe mucho, al final es un dispositivo que está conectado a la parte de atrás del televisor todo el tiempo y no lo vemos mucho, pero aún así el nuevo Chromecast tiene detalles interesantes y es bastante bonito.

Su diseño es minimalista y sigue la línea del Chromecast de tercera generación, estando disponible en tres colores mate –Nieve, amanecer y cielo–, pero siendo considerablemente más grande que los de generaciones anteriores.

En él encontramos integrado un cable HDMI 2.1 para conectarlo al televisor y un puerto USB-C para darle energía. El Chromecast con Google TV no funciona conectado a los puertos USB del propio televisor como ocurría con las generaciones anteriores. Mientras que el puerto USB-C permite conectar Hubs al Chromecast para poder expandir el almacenamiento o conectar dispositivos, y como el stick debe ir conectado siempre a la corriente, para poder conectar un Hub este tiene que tener soporte para carga a través de USB-C.

La mala noticia es que nuestro protagonista no incorpora un puerto Ethernet para lograr una mejor y más estable conexión a internet en el dispositivo, como si lo hacía el Chromecast Ultra, que al venderse junto a Stadia, es imprescindible que lo tenga. Eso sí, Google ha puesto a la venta un adaptador con puerto Ethernet para quien quiera esa función.

Control remoto

El que se lleva toda la atención del Chromecast con Google TV es el control remoto que incluye, que permite controlar la interfaz de usuario, incluso usando la voz y que funciona usando Bluetooth o infrarrojo (IR). 

La inclusión de infrarrojo es demasiado importante porque permite controlar el volumen, el encendido y el cambio de entradas de mucho mejor forma, sin depender de la tecnología HDMI-CEC –que no es soportada por todos los televisores– y por lo tanto, en mi caso me ha permitido olvidarme del resto de controles remotos que usaba en mis televisores. La mayoría de marcas aparecen entre las opciones al configurar el control, pero si tienes uno de esos televisores genéricos chinos, puede que no sea compatible.

El control es chico, aunque no tan delgado, y en cuanto a sus materiales, el control es plástico con acabado mate, sus botones tienen una textura de goma y tienen un buen click. Los botones son planos, pero el botón de Google Assistant, además de ser de otro color, presenta una ligera curvatura respecto al resto. En general, es un control que se siente de muy buena calidad.

El control es del mismo color que el Chromecast y utiliza baterías AAA para funcionar, las cuales también presentan el mismo color, un detalle menor pero super interesante y que evidencia que el diseño es un aspecto muy importante en los dispositivos de Google, ya sea en la línea Nest o Pixel. 

Para navegar la interfaz tenemos una pad circular con un botón de confirmación en el medio que también sirve para pausar y reproducir contenido, más abajo tenemos botones para ir atŕas, al inicio, silenciar el volumen y un botón negro de Google Assistant, el cual deberemos mantener para hablarle al asistente, sin importar si la TV está encendida o apagada. También tenemos accesos directos a YouTube y Netflix. Más abajo tenemos un botón de encendido y de entradas, y en el costado derecho están los botones de volumen.

Chromecast, con Google TV

Google TV se trata de una capa de personalización que funciona sobre Android TV, que llegará a más televisores en el futuro y que se podrá  interpretar como una evolución de la plataforma. Seguimos teniendo las mismas aplicaciones y las mismas funciones que ha tenido la plataforma Android TV siempre. Es decir, podemos enviar contenido usando Google Cast, podemos instalar aplicaciones y juegos desde Play Store o instalarlas usando un gestor de archivos en caso de que no estén optimizadas para el sistema aún. 

Google TV cuenta con una pantalla de inicio que tiene el potencial de agrupar todos los servicios de streaming a los que estén suscritos en un solo lugar y ofrecer recomendaciones personalizadas de forma unificada. Por ejemplo, si te gustan los superhéroes, el Chromecast con Google TV puede mostrarte series y películas de ese estilo, sin importar el servicio en el que estén. Y digo que tiene el potencial para hacerlo porque en los países donde el dispositivo se vende de forma oficial lo hace, pero en Chile y muchos otros países, esta función –que es la primera fila que se muestra al inicio– está completamente deshabilitada.

En Chile, el Chromecast con Google TV funciona de la misma manera que siempre lo ha hecho el antiguo launcher de Android TV, con un listado de aplicaciones en la parte superior, y luego un listado de las aplicaciones instaladas y sus distintas recomendaciones. Eso sí, esta nueva versión aún no es personalizable y no podemos ordenar el listado de recomendaciones a nuestro antojo. Y por si fuera poco, Netflix no aparece en este listado, pese a que en otros dispositivos con Android TV si aparecía, y además, Netflix es la única app que muestra contenido en la sección “seguir mirando”, que debería agrupar las series y películas de todos los servicios que hayamos empezado a ver. Lo único bueno de todo esto, es que los anuncios personalizados tampoco aparecerán en el inicio de Google TV.

Continuando con la interfaz, además de la pestaña de Inicio, en la parte superior también se encuentra la pestaña de Aplicaciones, que nos mostrará las que están instaladas y además integra la Play Store directamente en el sistema, es decir, no tenemos una aplicación de Play Store como siempre ha ocurrido, si no que en esta pestaña podremos navegar a través de las miles de aplicaciones que están disponibles en Android TV. Para encontrar fácilmente alguna app, solo basta con decirle a Google Assistant –que tiene exactamente las mismas funcionalidades que un parlante con el asistente integrado-– que descargue la app que queramos y automáticamente se nos mostrará la opción de instalarla. Esta decisión me parece bien ya que la integración dentro del sistema hace el proceso de instalación un poco más intuitivo. 

La última pestaña es la de Biblioteca, en donde aparecerán todas las películas que hayamos comprado alguna vez en Google Play Movies –que ahora se llama Google TV en Estados Unidos, para confundir un poco las cosas– y además podremos acceder rápidamente a las películas y series que hayamos agregado a nuestra Lista para ver, pudiendo agregar desde el mismo Chromecast o desde una búsqueda de Google en el teléfono o computador.

Es una lástima que las características se limiten por el simple hecho de no estar en uno de los países en donde el Chromecast con Google TV se comercializa de forma oficial. De hecho, si buscamos series o películas, o hacemos uso de la Lista para ver, podremos acceder completamente a la interfaz diseñada por Google para elegir el servicio o mirar las temporadas y avances de una serie, lo que me deja claro que solo está limitado por un tema de territorio. Para qué hablar de los servicios como DirecTV Go, Zapping TV o Movistar Play, que por supuesto no se integran en el sistema como si lo hace el servicio de televisión que YouTube ofrece en otros países.

Pero la buena noticia es que al ser un producto oficial de Google con Android TV, es muy posible que reciba con anterioridad las actualizaciones que se realicen al sistema operativo o a la interfaz de Google TV, que por lo demás, se espera llegue a más fabricantes en el futuro. 

Chromecast y Google Home

Por último tenemos un par de mejoras importantes respecto al envío por Google Cast, que era la base del Chromecast original y que como ya debes saber, funciona transmitiendo apps usando Google Assistant, Android o iOS

El soporte de aplicaciones sigue siendo igual de amplio –con la excepción de Apple TV–, pero la cosa es que ahora algunas aplicaciones se han actualizado y ahora ejecutan la aplicación destinaría en vez de la sesión de streaming por Google Cast, por lo que se puede continuar navegando usando el control remoto en la app de Android TV, en vez del teléfono. Esto me parece una inclusión fundamental para gente que no se maneja mucho con los smartphones, como los adultos mayores, ya que utilizar el control una vez que se envía la transmisión es más rápido y familiar para ellos. Aunque ojo, mis familiares mayores aprendieron super rápido a utilizar los comandos de Google Assistant en parlantes inteligentes para transmitir música y video.

La aplicación de Google Home (que no debemos confundirla con la anterior marca de Nest Audio) es la encargada de configurar el dispositivo y como ya les comentaba, agrupa todos los envíos que se realicen a los diferentes Chromecast. 

Y casi lo olvidaba, pero los Chromecast también pueden agruparse con parlantes y pantallas inteligentes que cuenten con la misma tecnología para reproducir de forma simultánea contenido y hacer más inmersiva la experiencia de escuchar música, existiendo modelos no solo de Google, sino que marcas como Sony, JBL o Xiaomi, por nombrar algunas también son compatibles. 

Rendimiento

Bueno pero el Chromecast no solo ofrece un buen software, además ofrece soporte para prácticamente todos los formatos de vídeo que necesitas, incluyendo Dolby Vision, HDR10 y HDR10+, dando como resultado una excelente calidad de imagen.

Tal y como el Chromecast Ultra ya podía hacerlo, este dispositivo es capaz de funcionar en todo momento a 4K con 60 cuadros por segundo, lo que está excelente para navegar a través de la interfaz, aunque el problema es a veces con películas y series es más agradable reproducir en 24 FPS, y eso no es una opción que pueda realizarse automáticamente según el contenido que se esté reproduciendo, lo que a estas alturas debería, sobre todo para los amantes del cine, ser una prioridad.

Como ya les comentaba, a través de la Play Store se pueden descargar mucho juegos que están presentes para Android, la mayoría de ellos son enfocados a los móviles y nos debería haber mayores problemas para jugarlos, pero tampoco es que rinda excelente. El hecho de que el almacenamiento sea solo de 8GB y la memoria RAM sea de 2 GB, sumado a que Google TV no ofrece una pestaña de juegos, nos da a entender que este Chromecast no está pensando para eso. El procesador tampoco es una maravilla, pero para streaming está más que bien.

Pero ojo, los servicios de Streaming como Steam Link o NVIDIA GeForce Now si que funcionan y el próximo año veremos el arribo oficial de Stadia, por lo que si en el futuro estos servicios llegan al país, podríamos considerar al Chromecast toda una consola. De momento, Stadia se puede instalar de forma no oficial en los países donde funciona la consola en la nube de Google. 

¿Vale la pena?

Me falta comentar uno de los aspectos más importantes del Chromecast con Google TV. Cuesta solo USD $49.99, siendo incluso más barato que el Chromecast Ultra, el cual es muy inferior en funcionalidad si consideramos todo el agregado que ofrece Google TV a la experiencia de usuario.

El Chromecast con Google TV ya no es solo un Chromecast, la interfaz le da un potencial muy superior, pudiendo instalar aplicaciones, jugar y navegar a través de las apps de forma más simple que utilizando exclusivamente el teléfono, lo que podía ser un problema para la gente que no maneja muy bien los sistema operativos móviles. Y bueno, tanto el hardware como el software están tremendamente bien diseñados y Google Assistant funciona tan bien como en un parlante inteligente. Es un dispositivo que me gusta usar.

Pero ojo, la funcionalidad Chromecast (Google Cast) sigue siendo tremendamente útil y es algo que la competencia directa, como Amazon y Roku no poseen. Si posees parlantes o pantallas inteligentes y utilizas Google Assistant, las posibilidades del Chromecast aumentan mucho y tu hogar puede volverse bastante inteligente.

Lo malo es que es a latinoamérica llega de forma limitada, con recomendaciones y bastantes opciones ausentes que si están disponibles en los países donde se comercializa de forma oficial. En Chile puede adquirirse a través de importadores a un precio harto un poco superior.

Más noticias
Review Fibra óptica hogar de WOM