6 años con teletrabajo, la experiencia de Pisapapeles

Como bien sabrán (espero), acabamos de cumplir 6 años desde el inicio de nuestras actividades. En todo este tiempo hemos vivido un montón de cosas como equipo, pasando por momentos excelentes y bajones en que no queríamos vernos las caras. Pero quiero adentrarme un poco en esto para contarles algo que quizás no todos saben: Pisapapeles no tiene oficinas físicas, por lo que llevamos 6 años practicando el teletrabajo. ¡Así ha sido nuestra experiencia!

¿Oficinas? Nah

Claro, en un principio trabajar de forma remota era, sinceramente, nuestra única opción. Comenzamos con este proyecto con lo que teníamos: nuestras manos y el servidor que pudimos pagar. ¿Nuestra primera herramienta? La misma que usamos hasta hoy: Telegram. Este genial servicio nos ha mantenido siempre unidos y en contacto, nos ha ayudado a crear los lazos que tenemos hoy y nos ha hecho crecer como equipo de trabajo.

Nos dimos cuenta que a la gente le gustaba lo que hacíamos, por lo que tuvimos que invertir más tiempo, más cabeza y esforzarnos aún más con la billetera. Pasamos a un mejor servidor, ampliamos el equipo y comenzamos a recurrir a otras herramientas (como Trello, por ejemplo) que nos dieran un mayor orden. Así comenzamos a consolidar la familia que es hoy en día el equipo de Pisapapeles. Sí, sin duda nos equivocamos un montón de veces, pero siempre apuntamos a seguir mejorando. A hacer de nuestro hobby algo que la gente disfrutara y reconociera.

Las dos palabras clave

A estas alturas ya se darán cuenta que gran parte de lo que hemos hecho hasta ahora lo hicimos porque nos gusta, ¿cierto? Sin duda que sí, pero si me preguntan a mi, hubo dos cosas que marcaron la diferencia en todo esto: perseverancia y equipo.

Estas dos palabras son claves para cualquier empresa, no cabe duda, pero más aún en un trabajo en el que no puedes verle la cara a la persona con que estás desarrollando un proyecto, o no tienes la comunicación tan fluida como querrías en todo momento. Hey, sabemos que no es fácil, pero se puede. Con el tiempo hemos ido encontrando las formulas para superar esos atascos, y si nosotros podemos, todos pueden. Intentar una y otra vez hasta que resulte.

La segunda palabra es, para mi, la más importante. En la universidad me enseñaron que para desarrollar un proyecto debes buscar un equipo que te complemente a la perfección. Vaya, no se si me lo tomé muy enserio o la suerte nos puso a todos juntos, pero cada una de las personas que integra hoy en día Pisapapeles (o que en su momento pasarnos por nuestras filas) ha sido clave en todo esto. Todos han tenido una paciencia infinita, han querido apoyar de forma –muchas veces– desinteresada, y eso nos ha llevado a hacer cosas que, sinceramente, nunca imaginamos.

El camino correcto

A día de hoy no somos millonarios ni mucho menos. De hecho, varios de nosotros también tenemos otro trabajo para poder solventar los gastos mes a mes. Pero de los ingresos que sí obtenemos, creo que hablo por todos al decir que la necesidad de poder tener una oficina pasa a uno de los últimos escalones en prioridad.

No, efectivamente Pisapapeles no tiene un lugar físico para trabajar, pero a cambio de eso tenemos a un equipo espectacular que se ha puesto la camiseta desde su casa, desde la calle o desde cualquier parte del mundo desde nos haya tocado cubrir un evento. Si pudiera encontrarme con nuestros “yo” de hace 6 años, les diría que están tomando el camino correcto. El teletrabajo es, para mí, el camino correcto.

…los límites geográficos ya no son impedimento para desenvolverme en lo que, sin buscar, encontré que es mi pasión y mi segunda familia.

Fabrizio Ballarino

…cada uno de los integrantes puede trabajar desde sus hogares con los implementos que ellos quieran.

Eduardo Perez

El teletrabajo mejora la percepción de autonomía, auto satisfacción y responsabilidad.

Julio Herrera

…permite manejar tus tiempos y hay una buena relación con el grupo de trabajo a pesar de las barreras geográficas.

Roberto Mera
Más noticias
Entrando al ecosistema de Apple, la importancia de lo intangible