Review Samsung Galaxy A8

Introducción

Hay muy pocos dispositivos que podemos catalogarlos como “gama media-premium”, aquellos teléfonos que parecen y dan la sensación de tener un buque insignia de más de $600.000 pesos, pero que cuentan con especificaciones menores. Los primeros teléfonos que se me vienen a la mente son los de la familia Galaxy A de Samsung, la cual desde finales de 2014 vienen alimentando a este pequeño nicho de mercado.

El problema de este grupo de teléfonos es que a veces son considerablemente más caros que un gama media convencional, lo que dificulta su consideración, sabiendo que podemos encontrar dispositivos con mejores características a un precio similar o ligeramente mayor, o bien, porque derechamente no vale la pena comprarlos si existe otro dispositivo similar a un precio muchísimo menor.

El nuevo integrante de esta familia, el A8, viene a demostrar el porqué vale la pena pagar $400.000 pesos por un gama media premium, apostando por un diseño y construcción digno de un gama alta, y especificaciones que, a pesar de no ser las más punteras, sí pueden ser algo mejores que un teléfono de características medias. Sin nada más que agregar, comencemos este review:

DETALLES TÉCNICOS DE LA UNIDAD PROBADA

FABRICANTE, MODELO Y DATOS DEL REVIEW
– Samsung
– Galaxy A8 – SM-A530F/DS
– Estado inicial: Nuevo
– Autor: Nelson Salazar
– Fotografías del equipo: Nelson Salazar
– Periodo de prueba: 22 de enero – 29 de enero
REDES MÓVILES
– 3G: 850/900/1700 AWS/1900/2100
– 4G LTE: B1, B2 CHILE, B3, B4 AWS, B5, B7 CHILE, B8, B12, B13, B17, B18, B19, B20, B26, B28 CHILE, B38, B40, B41, B66
– Categoría LTE CAT 11 600/75 Mbps
– Compatible con 4G+
– Opera nativamente con Entel, WOM, Movistar y Claro
HARDWARE Y SOFTWARE
– Pantalla Super AMOLED de 5,6 pulgadas con resolución 2220 x 1080 , aspecto 18:9
– Procesador Exynos 7885 ocho núcleos
– Memoria RAM de 4GB y almacenamiento interno de 32GB, ampliables hasta 256 GB
– Procesador gráfico Mali-G71
– Altavoz mono
– Bluetooth 5.0
– GPS, Glonass, Beidou
– USB Tipo-C
– Lector de huellas trasero
– Cámara principal, 16 MP con apertura f/1.7, flash LED, Video 1080p a 30 fps
– Doble cámara frontal de 16 y 8 MP, ambos f/1.9, video 1080p a 30 fps
– Sistema operativo Android 7.1.1 Nougat personalizado por Samsung Experience 8.5
– Batería de 3000 mAh

Como un Galaxy S8, pero de gama media

Lo digo ahora, y espero no poder repetirlo: este es el gama media más hermoso que he visto y que he probado. La construcción y diseño es prácticamente el mismo que encontramos en el Galaxy S8 (con algo plástico en algunos lugares), con la diferencia de que aquí no contamos con bordes curvos, y curiosamente, el lector de huellas está posicionado en lugar correcto, es decir, debajo del lente de la cámara.

Como anécdota, y tras haber utilizado por un tiempo el Galaxy Note 8, los primeros días que estuve ocupando el A8 me hallé poniendo varias veces el dedo para desbloquear en el costado de la cámara, lugar donde se encuentra el lector en dicho dispositivo y en el S8. Así que si están acostumbrados a aquellos teléfonos, quizás tendrán la misma experiencia que yo.

Tal y como dije, este Galaxy A8 es bastante similar en casi todos los aspectos al S8. Es bastante cómodo de agarrar en la mano –esto en parte gracias al formato 18:9–, aunque si es algo resbaloso en la mano, pero no es nada terrible. Lo único que me molesta es la posición del parlante, el cual se ubica en el costado derecho del dispositivo, justo arriba del botón de desbloqueo. En mi caso, lo pasaba tapando cuando veía videos en posición horizontal, así que ojo con eso.

Si hablamos de los datos duros, el dispositivo cuenta con las siguientes dimensiones: 149.2 x 70.6 x 8.4 mm, mientras que su masa alcanza los 172 gramos.

En el frontal no tenemos más que la pantalla, los respectivos sensores, y la doble cámara frontal, mientras que en la parte trasera tenemos la cámara principal, el flash LED y el lector de huellas dactilares. En el costado derecho tenemos el botón de desbloqueo y el parlante, en el izquierdo únicamente tenemos los controles de volumen (no está el infame botón de Bixby). Por último, en la parte de arriba nos encontramos con la bandeja para las tarjetas SIM y Micro SD, y en el inferior del dispositivo tenemos el puerto USB-C y el jack de 3.5 milímetros.

Pantalla Super AMOLED de formato 18:9 

El Samsung Galaxy A8 cuenta con una pantalla Super AMOLED de 5,6 pulgadas en un formato de 18:9. Su resolución alcanza los 2220×1080 píxeles (Full HD+), mientras que su densidad bordea los 441 píxeles por pulgada.

Esta pantalla es probablemente una de sus mayores virtudes, pues la verdad, se ve súper bien en general. Contamos con unos colores bastante saturados –como es de esperarse de un panel Super AMOLED–, y todo se ve con muy buena nitidez. El brillo máximo es un lujo, y bajo luz directa del sol se puede apreciar bastante bien.

Aquí tenemos pocos bordes, y a diferencia del S8, éstos no son curvos, algo que honestamente no afecta en nada la experiencia que ofrece la Infinity Display en cuanto a inmersión y esas cosas. Si bien no todas las aplicaciones son compatibles con el formato 18:9, el teléfono hace un buen trabajo al adaptarlas al largo y ancho de la pantalla.

LO BUENO 👍🏻

  • Muy buen diseño
  • Buena ergonomía y construcción
  • Excelente pantalla

LO MALO 👎🏻

  • Ubicación del parlante puede resultar incómoda a la hora de ver videos

Doble cámara… Frontal

Samsung todavía no se ha lanzado de lleno a la doble cámara trasera, al menos en su gama media. Aquí contamos con un sensor de 16 megapíxeles y su apertura de diafragma es un f/1.7, mientras que la grabación de video alcanza una resolución de 1920×1080 píxeles a 30 cuadros por segundo, pero no contamos con un OIS.

 

Lo interesante de todo es la cámara frontal, o las cámaras, debería decir. Sí, contamos con dos sensores, uno de 16 y el segundo de 8 megapíxeles, ambos con una apertura focal f/1.9. La gracia es que aquí el segundo sensor funciona como un gran angular, ideal para tomar selfies grupales o para poder encuadrar más cosas en una sola imagen. También cuenta con el modo “enfoque dinámico”, para poder generar aquel bokeh que todos aman.

Como todos sabemos, el post-procesado de las fotos en los dispositivos Samsung es bastante agresivo, por lo que las imágenes obtenidas salen con a veces un excesivo nivel de nítidez y saturación, pero en general, la cámara se comporta bastante bien. El nivel de detalle es bueno, no así el rango dinámico, el cual si bien no es malo, podría ser mejor. Lo bueno es que el HDR está activado por defecto, y no se tarda nada en obturar.

Este dispositivo destaca bastante bien en la fotografía nocturna, y es que gracias a su apertura f/1.7, el teléfono logra capturar fotos con decentes niveles de luz sin tener que recurrir a utilizar mayores valores ISO, lo cual se traduce en fotografías con mucho menos ruido.

La aplicación de cámara es la misma que encontramos en los teléfonos más recientes de la surcoreana, la cual es bastante simple y rápida de utilizar. La selección de modos es algo menos variada que sus hermanos de gama alta, y el modo manual apenas deja configurar el ISO y el balance de blancos. También contamos con Bixby Vision para poder identificar lo que estamos viendo con la misma.

A continuación te dejo las fotografías y el video de prueba para que veas como se comporta en general la cámara del Galaxy A8:

LO BUENO 👍🏻

  • Aplicación de cámara bastante simple
  • Buena calidad fotográfica en general
  • Doble cámara frontal aporta a la experiencia en cuanto a selfies

LO MALO 👎🏻

  • No cuenta con estabilizador de imagen

Android y la personalización de Samsung

Nuestro protagonista viene con Android 7.1.1 de fábrica, pero todo esto personalizado por la capa de la surcoreana en su versión 8.5, hoy llamada Samsung Experience, la cual si bien ha sido bastante controvertida durante mucho tiempo por ser una bastante pesada y buena para consumir los recursos del teléfono, a día de hoy se encuentra bastante aligerada en comparación a años anteriores.

No obstante, el procesador Exynos 7885 y los 4 GB de RAM hacen que el teléfono se mueva con total soltura dentro de los menúes. Todo se ve bastante fluido y bien optimizado, salvo un par de veces en el que se presentaba un poco de lag a la hora de abrir y cerrar aplicaciones. Hablando de aplicaciones, el rendimiento dentro de éstas también es bastante bueno, y en ningún momento me presentó fallas o cierres forzosos.

Como dije anteriormente, la personalización de Android aplicada por Samsung es bastante fuerte, todo es mucho más colorido y “redondo” que Android Puro, aunque tampoco trata de asemejarse a iOS como otras sí lo hacen. A pesar de que yo soy pro-Android Puro, he de admitir que S.E. es de las pocas capas de personalización que no me dan ganas de ponerle el Pixel Launcher (o similar) por defecto.

MULTIMEDIA Y AUDIO

Primero, y lo más importante de todo, es que el Galaxy A8 viene con el puerto de audífonos –gracias a Dios–, por lo que podremos utilizar felizmente nuestros audífonos alámbricos. La calidad de sonido entregada a través de este medio es bastante bueno, y todo se oye bien claro. El volumen máximo es alto, así que por ese lado es bien bueno. También contamos con la posibilidad de ajustar el sonido a nuestro gusto gracias a un equalizador incorporado, y otras varias opciones para mejorar la experiencia de audio.

Además, este teléfono cuenta con un único parlante, el cual como mencioné en el apartado de diseño, se ubica en el costado derecho del dispositivo. Éste se escucha bien, pero si cuentas con manos grandes, es probable que acabes tapando cada vez que quieras ver un video en modo horizontal. También se escucha bastante fuerte a mi parecer, aunque a veces a niveles más altos de volumen se tiende a distorsionar el sonido.

Ya pasando a lo que concierne todo lo relacionado con multimedia, les comento que el dispositivo no cuenta con un reproductor de música propio, sino que utiliza a Google Play Music como reproductor por defecto, decisión que vemos replicada desde el Galaxy S8. Eso sí, aún contamos con una galería, un reproductor de video y un navegador propio.

Personalmente la galería me gusta bastante, está todo muy bien presentado y ordenado, no como Google Photos, cuya interfaz me sigue pareciendo un desastre. Lo mismo digo del navegador, el cual si bien no es lo suficientemente bueno como para reemplazar a mi queridísimo Chrome, si cumple con lo necesario.

BATERÍA

La autonomía es uno de los apartados que más me importan, y afortunadamente, el A8 se comporta de muy buena manera durante el día. Su batería es de 3000 mAh, y dependiendo del uso que le demos, puede llegar sin ningún problema al final del día.

Cabe destacar que este dispositivo coincidió con una semana bastante ajetreada, por lo que su uso fue un tanto mayor al que acostumbro en un día normal de vacaciones. Habiendo dicho esto, aquí va el detalle:

Aplicaciones usadas: Twitter, Facebook, Swarm, Instagram, Flickr, Google Chrome, Hill Climb Racing, Moovit, Waze, Drivetribe, Car Throttle, Trello, Gmail, Cámara, WhatsApp, Telegram y Spotify
Wearables conectados: Ninguno
Conectividad activa: 4G+ casi todo el día, WiFi, Bluetooth y GPS
Brillo de la pantalla: Automático

Aquel día de prueba, el dispositivo se desconectó con un 100% de batería a las 6:50 de la mañana aproximadamente, y al momento de tomar estos pantallazos, el teléfono contaba con un 8% a las 19:06. En total, el dispositivo duró 12 horas y 10 minutos, y el uso de pantalla quedó en las 3 horas y 53 minutos, y de acuerdo al mismo sistema, todavía le quedaba una hora más de uso. Nada mal a mi parecer.

LO BUENO 👍🏻

  • Excelente rendimiento general
  • Buena duración de batería
  • Completo en cuanto multimedia se refiere
  • Compatible con todas las redes chilenas incluyendo 4G+

LO MALO 👎🏻

  • Samsung Experience sigue siendo una capa muy pesada
  • Se repite: parlante puede ser obstruido con facilidad

Conclusión

A ver… El nuevo Samsung Galaxy A8 es un tremendo teléfono, y ofrece una generosa cantidad de bonanzas que no veremos siempre en dispositivos de su misma categoría, como el espectacular diseño y construcción, la buenísima pantalla que cuenta, etcétera. El problema es que, a mi parecer, no son motivos suficientes como para poder justificar el precio que hay que pagar.

Con esto no estoy diciendo que no vale la pena considerar este dispositivo, es un gran teléfono, y tiene re-pocos fallos o problemas. El tema es que pagar CLP $400.000 por un gama media sigue siendo demasiado, aún cuando el dispositivo es algo o considerablemente mejor en algunos aspectos que la gran mayoría de su categoría.

Al final me quedo con que el A8 es un dispositivo digno e interesante, que busca destacar por sobre el resto de la gama media, algo que realiza de manera satisfactoria. Es un lujo de teléfono. Ahora, ¿Lo recomiendo? Absolutamente y a ojos cerrados, pero no a ese precio. Si el teléfono costara menos de $350.000 pesos, ahí si que sería una buena opción en cuanto a relación calidad-precio.

Disponibilidad

El nuevo Samsung Galaxy A8 ya se encuentra disponible para su compra en diversas multitiendas y en las Samsung Store a lo largo del país. Como se ha mencionado anteriormente, su precio es de CLP $399.990.

Por último, agradecer a nuestros amigos de Samsung Chile por facilitarnos esta unidad para su respectivo análisis.

8.5 10
8.5
Bueno pero caro
Review Samsung Galaxy A8 El Samsung Galaxy A8 es un muy buen teléfono cuyo único pecado es su elevado precio para ser un gama media.
Diseño 9
Pantalla 9
Cámara 8
Rendimiento 8.5
Batería 8.5
Audio 8.5

0 Comentarios Unirse a la conversación →