Review Nokia 3310

Introducción

Es curioso pensar como han cambiado las cosas para Nokia: de ser uno de los reyes indiscutibles de la telefonía móvil por más de una década, a ser una marca que recientemente logró renacer tras un largo y agonizante letargo que no supo ser contenida por aquel entonces cuando Microsoft tenía las riendas de esta compañía.

Lo cierto es que varios alguna vez tuvimos o tenemos un Nokia. A lo largo de mis 18 años de edad, pude tener en mis manos varios modelos de la compañía finlandesa, ya sean entre los míos, de mis papás, de mis abuelos, etcétera. De hecho, mi primer teléfono fue un Nokia 3220 –ese que tenía luces a los lados–, seguido de un Nokia 5130 Xpress Music, y mi primer teléfono táctil fue un 5530 Xpress Music. Qué recuerdos.

Sin embargo, existió un teléfono que hasta el día de hoy todos recuerdan, incluso aquellos nunca lo han tenido o siquiera haber probado uno. El Nokia 3310 llegó en el nuevo milenio, y se trataba de un dispositivo compacto y plástico, tenía una pantalla monocromática y… Bueno, creo que eso nomas. El 3310 se mantiene en la memoria colectiva por ser un teléfono un tanto resistente en varios aspectos, virtud que hasta el día de hoy se celebra en forma de memes en la internet.

La nueva Nokia de HMD nos dió una sorpresa en el pasado Mobile World Congress al presentar una versión 2017 de este modelo. La esencia es en teoría la misma, pero tenemos algunos cambios que les iremos mostrando a lo largo de este review.

Sin nada más que agregar, comencemos:

Detalles técnicos de la unidad probada

FABRICANTE Y MODELO
– HMD Nokia.
– Nokia 3310 — TA-1036
– Estado inicial: Usado
REDES MÓVILES
– 2G: 850/900/1800/1900
– 3G: B1, B2, B5 y B8
– Opera nativamente con Entel, Movistar y Claro
PANTALLA
– Tipo TFT
– Tamaño de 2.4 pulgadas
– Resolución 240 x 320 píxeles
– Densidad 167 píxeles por pulgada
HARDWARE Y SOFTWARE
– Almacenamiento interno de 30 MB, ampliables con Micro SD de hasta 32 GB.
– Bluetooth 3.0
– Radio FM
– Puerto de audífonos (jack de 3.5 mm)
– Altavoz mono
– Conector Micro-USB
– Batería removible de 1.200 mAh.
– Sistema operativo Nokia Series 30+
CÁMARA
– Sensor principal de 2 megapíxeles
– Flash LED

Diseño indiscutiblemente Nokia

Aquí tenemos pequeños cambios en comparación a la versión del año 2000. El dispositivo está construido en plástico y es sumamente compacto, cuyas dimensiones son de 117 x 52.4 x 13.4 mm. Además es notablemente más ligero que el dispositivo original, con una masa que bordea los 88 gramos, en comparación a los 133 gramos del primer 3310.

Si hablamos del diseño en general, nos encontramos con la esencia del Nokia de antaño. Es decir, tenemos un literalmente una barra de plástico redondeado, el cual a la mano se siente bastante firme, aunque claramente se siente barato. Debido a su tamaño, el teléfono es bastante ergonómico y también es bastante fácil de utilizar con una sola mano.

Para finalizar, mencionar que en el frontal del mismo nos encontramos con la pantalla de 2.4 pulgadas, los botones y el teclado alfanumérico –los cuales son retroiluminados–. En la parte superior tenemos el conector micro USB y el jack de 3.5 milímetros, mientras que en la parte trasera aparece la cámara, el flash LED, el parlante y el isotipo de Nokia. En los costados y en la parte inferior no tenemos absolutamente nada.

Del monocromo al color

Aquí tenemos una de las primeras diferencias del modelo nuevo en comparación al 3310 del año 2000. Una pantalla TFT a color de 2.4 pulgadas dice presente, cuya resolución alcanza los 240 x 320 píxeles.

Naturalmente, al ser una pantalla considerablemente más pequeña que la media del mercado actual, la resolución resulta ser más que suficiente. Dudo que sea lo más cómodo para ver películas o consumir contenido multimedia de alta calidad, por lo que no me parece un impedimento o un punto bajo. Los ángulos de visión son bastante pobres, pero al menos bajo el sol se ve lo suficientemente bien como para leer sin problema alguno.

¿Cámara?

Así es… Tenemos una papa cámara de 2 megapíxeles en la parte trasera del dispositivo. No sé para qué la querríamos utilizar, pero te cuento que se comporta como tal como te lo debes imaginar. Sí, es mala.

No esperemos fotografías con una definición espectacular, ni videos en 4K, ni nada de eso. El rango dinámico es pésimo, y se tarda como mil años en obturar. Me recuerda a esas cámaras que estaban en aquellos dispositivos antes de la llegada de los smartphones. Al menos será útil si queremos tomar alguna foto de algún documento o algo así cuando estemos en apuros.

Pero una vez más pensemos que el enfoque del mismo es totalmente distinto al de un teléfono móvil actual, por lo que, de nuevo, da lo mismo si funciona bien o no. Lo importante es que está. Por otro lado, el menú es bastante simple, puesto que tenemos solo tres modos: foto, video y un temporizador de 10 segundos, y además tenemos una serie de filtros de colores.

A continuación te dejo fotos y un video de prueba para que saques tus propias conclusiones:

No entiendo porqué se genera un punto negro en el sol. 🤔🤔

Sistema Operativo: De vuelta a lo básico

Recordemos que el Nokia 3310 es un feature phone, característica que se describe de mejor manera con el título de esta sección. Aquí no tenemos Android, ni nada de eso, sino que un sistema propio llamado Nokia Series 30+, el cual se mueve sin ningún problema en el teléfono.

Me recuerda bastante al Symbian de antaño, puesto que tenemos un menú bastante simple y ordenado, el cual solo consiste en una pantalla de inicio, unos accesos directos y el cajón de “aplicaciones”, nada más.

Hablando de aplicaciones, el dispositivo cuenta con un puñado de demostraciones de juegos pre-instalados, además del ya clásico Snake, esta vez reimaginado por la gente de Gameloft, con gráficos mejorados, distintos niveles, etc. En estricto rigor, la única aplicación externa que viene por defecto es el navegador Opera. Importante recalcar que en el menú aparece Facebook y Twitter, pero son solo accesos directos al sitio web móvil.

Del mismo modo, podemos instalar aplicaciones y juegos en el dispositivo. Este proceso también se realiza desde Opera, y al igual que las redes sociales anteriormente mencionadas, en el cajón contamos con un acceso directo. Destacar que el formato aquí utilizado en las apps es Java.

Para finalizar con este apartado, comentarles que la unidad probada corresponde a la versión 3G. También existe una 2G –aunque dudo que se llegue a comercializar aquí–, aunque me parece extraño que no exista una variante capaz de conectarse a WiFi. Tampoco es que sea realmente necesario, pero de todas maneras su hubiera agradecido algo así.

Multimedia

Si bien nuestro protagonista no está destinado para el consumo de contenido multimedia, si contamos con algunas características básicas para aquello.

Tenemos un reproductor de música que cumple con lo suficiente, mientras que por otro lado, y como es de esperarse en este tipo de teléfonos, contamos con una radio FM. La calidad de sonido con audífonos es suficiente, mientras que lo mismo puedo decir sobre el parlante.

Si me preguntan sobre la reproducción de fotos y videos, lo único que sabría responder es “al menos se ven”, y es que la galería no se destaca en nada, es sólo para visualizar, eso sumado a que tenemos una pantalla realmente chica, hacen que este proceso sólo sirva para ver a la rápida todo lo que capturamos.

Es importante recalcar que el dispositivo viene con tan solo 30 MB de almacenamiento interno. Sé que no es mucho, pero las fotos no ocupan mucho espacio. Los videos y la música quizás si puedan dar problemas, aunque para eso tenemos la posibilidad de expandir dicha memoria hasta 32 GB con una tarjeta micro SD.

Batería

Una de las áreas donde más se destacaba el 3310 original, es en el de la duración de batería. Dichoso soy de contarles que esta nueva iteración mantiene aquella característica tan celebrada por su antepasado.

Nokia promete hasta 22 horas seguidas de uso con una sola carga, lo que se puede traducir en aproximadamente una semana de duración. Además de esto, se estima que el dispositivo en stand-by puede durar hasta 27 días, por lo que en teoría, batería nunca nos faltará.

En efecto es así, puesto que el dispositivo me duro poco más de una semana con una sola carga, aunque obviamente el uso fue bastante variado; uso que se basó entre estar con y sin una tarjeta SIM inserta, jugando Snake y los otros juegos precargados, revisando redes sociales, etcétera. Sumado a esto, la batería es completamente removible, por lo que se podrán tener varias de repuesto en caso de cualquier situación.

Conclusión

Antes de finalizar este review, me gustaría dejar en claro que a este dispositivo NO le asignaré una nota final ni ningún tipo de resumen de lo bueno y malo. No me parece correcto evaluar un teléfono sin tener una referencia similar a este, considerando que además es el primer feature phone que analizamos en Pisapapeles.

Con este nuevo 3310, Nokia viene a revivir un segmento que poco a poco ha sido olvidado por los fabricantes, y lo está haciendo de una manera bastante efectiva: apelando a la nostalgia del consumidor. Esto se traduce en que mucha gente se ha visto interesada en el dispositivo tan solo porque se trata una versión “remasterizada” de un teléfono que destacó bastante en su tiempo.

Pero si lo aplicamos en el contexto del día de hoy, el 3310 es un teléfono que no se destaca en absolutamente nada, y quizás pensemos que en realidad no tiene razón alguna de existir, considerando que ya prácticamente todo el mundo tiene acceso a un smartphone.

Pero la verdad es que si lo tiene, aunque sólo en ocasiones muy específicas. Eso es lo bueno de estos teléfonos, gracias a que no tienen un target definido como tal, ya que le puede ser “útil” a cualquier tipo de personas, desde la típica abuelita, pasando por el primerizo en los teléfonos, hasta a un ejecutivo que necesita tener separado su teléfono personal con el de trabajo.

Lo mismo se puede aplicar a ciertas situaciones dónde quizás es más conveniente tener un feature phone en vez de nuestro querido teléfono inteligente, como por ejemplo cuando se va de campamento, o también cuando estamos en un festival de música, lugar donde si bien echaremos bastante de menos la cámara, tendremos batería de sobra ante cualquier eventualidad. Demás está decir que será menos terrible que te roben o se te pierda este teléfono en vez de tu daily driver.

Pero bueno, el teléfono finalmente cumple con lo básico que debe tener un móvil, y eso es lo que importa. Lo demás pasa a segundo plano.

Disponibilidad

Al igual que con el Nokia 8, Movistar se ha adjuntado la exclusividad con este teléfono, el cual estará disponible a partir de mañana viernes 15 de diciembre a través del sitio web de la operadora y en diversas tiendas a lo largo del país, a un precio de CLP $49.990, y se venderá como equipo completamente liberado.

11 Comentarios Unirse a la conversación →