Fotos equipo Moto G9 Plus (22)

Review Motorola Moto G9 Plus

Fotos equipo Moto G9 Plus (5)
Pantalla
LTPS IPS de 6.81" con resolución Full HD+ 20:9
CPU / GPU
Qualcomm Snapdragon 730G de ocho núcleos a 2.2 GHz / Adreno 618
Almacenamiento / RAM
128 GB + microSD / 4 GB
Batería
5.000 mAh
Cámara principal
64 MP (Wide) + 8 MP (Ultrawide) + 2 MP (Macro) + 2 MP (Profundidad), HDR y flash LED simple
Cámara frontal
16 MP con apertura de f/2.0 y HDR
SIstema Operativo
Android 10
Dimensiones
170 x 78.1 x 9.7 mm

El año pasado tuve la fortuna de revisar el Moto G8 Plus, un equipo que dejó muchas expectativas buenas para liderar la serie G de Motorola. Pero al mismo tiempo, hubo varias cosas con las que quedó en deuda y nos dejó una sensación un tanto amarga. No obstante, este año nuevamente me ha tocado revisar al nuevo Moto G9 Plus, un equipo que posee diversas novedades, dentro de las cuales está su gran batería de 5.000 mAh, procesador Snapdragon 730G, un nuevo tamaño, cuatro cámaras por primera vez en esta serie, y mucho más. Desde este momento agradecemos a Motorola Chile por facilitarnos la unidad para Review.

¡Empecemos!

Fotos equipo Moto G9 Plus (5)
Pantalla
LTPS IPS de 6.81" con resolución Full HD+ 20:9
CPU / GPU
Qualcomm Snapdragon 730G de ocho núcleos a 2.2 GHz / Adreno 618
Almacenamiento / RAM
128 GB + microSD / 4 GB
Batería
5.000 mAh
Cámara principal
64 MP (Wide) + 8 MP (Ultrawide) + 2 MP (Macro) + 2 MP (Profundidad), HDR y flash LED simple
Cámara frontal
16 MP con apertura de f/2.0 y HDR
SIstema Operativo
Android 10
Dimensiones
170 x 78.1 x 9.7 mm

Diseño del Moto G9 Plus

En esta oportunidad, las mentes detrás del Motorola Moto G9 Plus han pensado en un diseño diferente en comparación al año pasado. Recordemos que el notch con forma de gota de agua y la disposición de las cámaras, fue un diseño genérico que se repitió en varias compañías como TCL, HMD Global, ZTE, entre otras.

No obstante, si miramos el frente del equipo su diseño ya lo hemos visto antes en otros teléfonos como el Motorola One Vision, Nokia 8.1 Plus, Galaxy A8s, o el reciente Google Pixel 5, al menos en cuanto a la disposición de la cámara frontal en formato de agujero, la que está situada en la parte superior izquierda. Al centro está el auricular para las llamadas – el cual trae una sorpresa que les contaré más adelante — y en los costados están los sensores de proximidad y de luz. La parte inferior mantiene ese borde grueso que se viene arrastrando desde el Moto G8 Plus.

Pero si vamos a la parte trasera, el dispositivo posee un diseño y distribución de las cámaras que lo hacen muy diferente al resto. Ahora se deja de lado la disposición de lentes en forma vertical, encontrándose instalados en un rectángulo con un orden más definido y armónico, incluso, el flash ahora posee un vidrio más alargado el cual entrega un mejor rango de luz. También, en la parte trasera tenemos el clásico logo de las alas de murciélago, impronta que caracteriza a Motorola y que ya no está grabado sobre el lector de huellas dactilares. Acá debo reconocer que la parte trasera es un imán de huellas dactilares como dice nuestro reviewer Jonathan Munizaga.

Pasando a los costados, el borde inferior del teléfono incluye un puerto USB de tipo C ubicado en el centro, a la izquierda de este se encuentra el agujero para el micrófono principal y a la derecha del USB está el parlante. Al revisar el borde superior, el Moto G9 Plus cuenta con un micrófono secundario y un jack de 3.5 mm para audífonos o manos libres.

En los laterales, por su parte izquierda se localiza la ranura que contiene la bandeja para la nano SIM más microSD, algo importante es que la ranura posee una goma protectora para agua y polvo. Si bien Motorola no ha declarado algún grado de protección concreto, con eso se puede inferir que el equipo resiste salpicaduras de agua y polvo (ojo que no es sumergible). Luego tenemos el orificio de eyección de la bandeja y un botón dedicado a la activación del asistente de Google. En su parte derecha, el dispositivo posee los botones de subir y bajar volumen, y el botón de encendido o apagado, este último, también cumple la función de lector de huellas, algo bastante novedoso para la familia Moto G.

A primera vista el dispositivo es muy grande, su tamaño es incluso más grande que un Galaxy S20 Ultra, por lo que es muy difícil o casi imposible de ser usado con una sola mano. El año pasado el Moto G8 Plus tenía una pantalla de 6.3 pulgadas, pero ahora el Moto G9 Plus tiene un panel de 6.81 pulgadas, lo que es considerablemente más que su antecesor, a raíz de esto se hace necesario el uso de dos manos para realizar acciones como escribir, navegar en páginas web, y más.

No obstante, a la hora de usar ambas manos su uso es cómodo gracias a las esquinas redondeadas, esto permite realizar otras tareas con mayor facilidad como sacar fotos o jugar. Si deseas sostener el equipo con una mano para ver videos, su peso de 223 gramos puede que te moleste un poco, igual se entiende por su gran tamaño.

En relación con los materiales, su chasis y la fabricación de plástico que posee el teléfono me dejan ciertas dudas en cuanto a la duración frente a golpes o la resistencia al desgaste por el uso con el tiempo. Para prevenir eventuales daños en el equipo, Motorola nos proporciona una carcasa transparente de un plástico flexible o Poliuretano de Termoplástico, para los amigos TPU. En consecuencia, te recomiendo el uso de la carcasa suministrada por el fabricante. Igualmente, me toco revisar el teléfono en una bonita tonalidad llamada Rosa Champagne, color que destaca por sobre lo habitual en esta serie.

Debido a su gran tamaño, si tenemos un bolsillo pequeño en el pantalón el teléfono puede quedar con un casi tercio de su cuerpo expuesto. Y por su grosor de casi 10 milímetros, es probable que nos genere cierta sensación de incomodidad en los bolsillos o a la hora de caminar. Ni se te ocurra cargarlo en el bolsillo de un short – que normalmente son grandes o sueltos – y salir a trotar, el vaivén más el golpeteo del equipo con tu cuerpo te dejarán desquiciado.

Pantalla

Algo que destaca mucho en el nuevo y mayor exponente de la familia Moto G es su pantalla. El Moto G9 Plus incluye un panel de 6.81 pulgadas con resolución Full HD+. Su tipo es LTPS IPS, posee un aspecto de 20:9 y ahora es compatible con HDR10.

Respecto a la versión anterior, ahora entrega mejores resultados gracias a la inclusión de HDR10. Los colores son más acentuados, su contraste es mejor y el brillo se ha aumentado. Lo anterior se refleja en una mejor calidad de imagen, con colores más vibrantes. Si usamos el equipo a plena luz del sol, no tendremos ningún problema para visualizar el contenido. Y a su vez, el sensor de brillo responde con rapidez frente a los cambios de luz sobre la pantalla.

Por otra parte, en situaciones de completa oscuridad el brillo es suficientemente bajo, lo que es bueno para no dañar nuestra vista. Además, la pantalla permite la configuración para tonos rojizos para entregar un descanso a nuestra visión.

Cámaras del Moto G9 Plus

Vamos a comenzar por el frente, el Moto G9 Plus incluye una cámara frontal en formato de agujero que está ubicada en la parte superior izquierda. El sensor posee una resolución de 16 Megapixeles con apertura de f/2.0, y al igual que la generación anterior no posee autoenfoque ni gran angular. De todos modos, las fotos con la cámara frontal con luz de día son muy buenas, se nota claramente el detalle y su buena definición, e incluso, son mejores que la generación anterior. Sin embargo, al caer la luz los resultados dejan poco que desear, se pierde claramente su nitidez.

Pasando a la cámara principal, el equipo cuenta ahora con cuatro sensores. El primero es de 64 Megapixeles con apertura de f/1.8 y está destinado a las fotos de amplio rango. Así mismo, el segundo sensor posee 8 MP con apertura de f/2.2 y su función es la de entregar fotos de super amplio rango. El tercer sensor es de 2 MP con apertura de f/2.2 y sirve para las capturas en macro. Finalmente, el cuarto sensor también es de 2 MP con apertura de f/2.2 pero su trabajo es para el efecto de profundidad en las fotos. Del mismo modo, la cámara posee soporte de HDR y se apoya de un LED flash simple para ambientes nocturnos.

Los resultados durante el día son muy buenos y destacan para un equipo de gama media. Las fotos capturadas con el sensor principal se pueden apreciar claramente definidas, y con colores adecuados. Desde el modelo anterior, se nota que la compañía de las alas de murciélago viene realizando un buen trabajo que ha ido progresando en el apartado de la cámara en cuanto a fotos. Pese a que el equipo ya no cuenta con enfoque láser como el Moto G8 Plus, la cámara es rápida y realiza un buen encuadre a la hora tomar fotos. El teléfono cuenta con tecnología de inteligencia artificial para detectar escenas automáticamente y mejorar las capturas.

El teléfono también posee un sensor dedicado a las capturas en macro, el cual lisa y llanamente es malo. Las fotos quedan con tonos pálidos, con una muy mala nitidez y calidad. En este caso es mucho mejor tomar fotos de cerca con el sensor de amplio rango de 64 MP. Desconozco si es un problema de software, pero si es eso, espero que lo mejoren con futuras actualizaciones. Era mejor integrar un sensor telefoto para acercamientos, en vez del macro.

Durante la noche la cámara ha mejorado respecto a su versión anterior, pero sigue quedando en deuda para ser la versión Plus. Ahora se incluye un modo nocturno llamado Night Vision, el que automáticamente lo sugiere la aplicación de la cámara gracias a la IA y cuando la luz es escasa, pero hay que tener un poco de paciencia y pulso ya que se necesitan unos segundos para que el teléfono haga la captura. No obstante, este ayuda mucho más que una captura con poca luz y en modo normal. Sobre esto último, las capturas sin el apoyo del flash o el modo nocturno son muy malas y dejan bastante que desear.

Como es de costumbre, revisemos algunas capturas que realicé con el equipo.

Sobre la interfaz de la aplicación de cámara esta sigue siendo intuitiva y fácil de usar. Cambiar de modo es muy sencillo, sólo marcamos el cuadro de opciones para acceder al modo macro, panorámico, retrato, entre otros. Al ingresar a la configuración, ahora tenemos un gran abanico de opciones. Algunos ejemplos son el ajuste del tamaño de las fotos, resolución del video, tasa de cuadros, activación de HDR, sonido de obturador, cuadro de ayuda, nivelador, marca de agua, captura automática de sonrisas, tomar selfies con gestos, optimización de escenas y mucho más.

El Moto G9 Plus permite realizar grabación de video en resolución Full HD a un máximo de 60 fps, 4K a 30 fps y cámara lenta hasta Full HD hasta 120 fps. Durante el día la calidad de video es mala, estuve probando con diferentes tasas de refresco, 30 y 60 concretamente, en resolución Full HD y el resultado es una grabación poco nítida, con caídas constantes de cuadros por segundo.

En la grabación de video durante la noche los resultados empeoran, el estabilizador digital no ayuda en nada, se pueden apreciar claramente líneas horizontales y la vibración mientras camino durante la grabación. Desconozco si la aplicación de la cámara está eligiendo el lente correcto para realizar la grabación de video, pero si esto se puede mejorar por software, esperemos que sea así.

En resumen, la grabación de video ha significado un real retroceso para esta serie. Si bien anteriormente el resultado no era brillante, resultaba ser decente. Pero actualmente el panorama ha cambiado mucho y para mal, mostrando grabaciones de video que son literalmente horribles y que no encontraremos ni siquiera en un teléfono de gama de entrada. Aún tengo la esperanza de que Motorola haga correcciones en el software para mejorar estos resultados, pero en realidad no sé si eso hará un cambio radical en el equipo.

Audio y multimedia

Dejando de lado el sabor amargo que nos dejó la cámara trasera, vamos a analizar el audio del mayor exponente de la actual serie Moto G en su novena generación. Al probar el sonido alámbrico por su Jack de 3.5 mm, resulta ser bastante destacable. Pese a que el dispositivo no cuenta con audífonos o un sistema manos libres en su caja –aspecto que Motorola viene realizando hace muchos años–, utilicé mis propios audífonos.

El resultado es un audio interno muy bueno pasando por todos los tonos desde bajos hasta los agudos. Así mismo, el Moto G9 Plus posee un ecualizador con cinco ajustes predefinidos y, que curiosamente, no cuenta un modo para personalizar dicho ecualizador. También debo señalar que, en esta oportunidad, el equipo ya no cuenta con certificación Dolby Audio como si lo tenía la generación anterior.

Al momento de realizar llamadas el sonido es claro, y por supuesto, mejora mucho más si la compañía de telecomunicaciones tiene VoLTE, Voz HD o similares. Realicé pruebas con el audio de manera inalámbrica por Bluetooth y el resultado es igual de bueno que por cable, el códec Qualcomm aptX hace un buen trabajo.

En relación con el sonido exterior, el altavoz cumple muy bien su función, pero no de manera brillante. Como era de esperar el parlante carece de tonos bajos, no obstante, posee un gran volumen que al llegar al máximo no satura. Un aspecto que no me gustó y que también significa un retroceso para esta serie, es que ahora el Moto G9 Plus no posee altavoces estéreo como el Moto G8 Plus. En línea con lo anterior, al momento de jugar, ver videos o sostener el equipo de forma horizontal, procura tener cuidado con tus dedos y no cubrir el parlante ubicado en el borde inferior, ya que el sonido desaparecerá casi por completo.

Pasando al aspecto multimedia, el Moto G9 Plus cuenta con la suite de Google para cumplir con este apartado a cabalidad. Por ejemplo, para escuchar música tenemos el aplicativo YouTube Music, Google Fotos es perfecto para revisar la galería de imágenes y videos. Ahora se incluye el aplicativo de Google Podcast, al igual que los de siempre como YouTube, Play Películas y el aplicativo de noticias. Sin duda estas aplicaciones funcionan muy bien permitirán sacar bastante provecho al equipo. Para esta generación, me ha gustado mucho que Motorola haya aumentado el almacenamiento de 64 GB a 128 GB, esto permite guardar más contenido multimedia como películas, descargar series para verlas fuera de línea, juegos pesados y más.

La radio FM es un indispensable en estos dispositivos y me gusta que se incluye. Sin embargo, sí o sí necesitamos contar con un audífono propio, ya que el fabricante no lo incluye y se necesita para ser usado como antena.

Finalmente, su gran pantalla de 6.81 pulgadas con resolución Full HD+ resulta ser muy buena para leer documentos, jugar, ver películas, videos por streaming y disfrutar de cualquier contenido multimedia. La inclusión de HDR10 se agradece y el formato 20:9 lo hacen aún más inmersivo.

Rendimiento y sistema operativo del Moto G9 Plus

El Moto G9 Plus posee un conjunto de microprocesadores Qualcomm Snapdragon 730G. Este es el motor que permite ejecutar todo tipo de tareas gracias a sus ocho núcleos corriendo a una frecuencia máxima de 2.2 GHz. En líneas generales el desempeño es muy bueno, el teléfono es ágil y no se traba, inicia las aplicaciones rápido y en conjunto con los 4 GB de memoria RAM no tendrás problemas para minimizar o correr varias aplicaciones al mismo tiempo.

Uno de los grandes aciertos al usar el Qualcomm Snapdragon 730G en esta novena generación del Moto G, es por su unidad de gráficos Adreno 618. Por fin los gráficos corren mucho mejor que en el equipo de la generación anterior, y pese a no correr todo al máximo, el cambio es notorio con ajustes por defecto desde calidad media en adelante. Utilicé mis juegos habituales como el PUBG Mobile, Asphalt 9, o el FIFA, y ya no tengo retrasos, caídas en la tasa de cuadros o cuelgues, olvidando ese mal sabor que me dejó el Moto G8 Plus en cuanto a los gráficos.

Si hablamos del sistema operativo, el encargado de controlar todas las funciones es Android 10. La interfaz no posee ninguna capa personalizada que moleste visualmente o entorpezca con el rendimiento, y ahora por fin hay soporte nativo de modo oscuro. Pese a que encontraremos algunas aplicaciones típicas de estos equipos como Moto, o las notificaciones de Motorola, el resto es como todo un equipo con Android nativo al más puro estilo de los equipos Pixel de Google. Debido a que el equipo viene con Android 10 de fábrica, por defecto nos encontraremos con la interacción de la interfaz configurada por gestos, pero igualmente se admiten los clásicos botones de la barra de navegación. Al menos en lo personal sigo prefiriendo los botones por sobre los gestos. En resumidas cuentas, el sistema es muy fluido, corre bastante rápido y es muy fácil de utilizar.

En ocasiones anteriores ya hemos hablado bastante de la aplicación Moto. Sin embargo, a grandes rasgos es un centro de control para funciones propias del equipo. Por ejemplo, acá podemos personalizar los colores o elegir la fuente del sistema, activar funciones como el giro para activar la cámara, gestos para iniciar la linterna, el uso de inteligencia artificial para la gestión de la memoria RAM, habilitar la captura de pantalla con tres dedos, controlar la Pantalla Moto para gestión de notificaciones con el equipo bloqueado, etc.

Algo que me gustó mucho dentro de las funciones del aplicativo Moto, es que ahora se incluye un gestor de videojuegos llamado Gametime. Este complemento permite controlar varios aspectos durante nuestras sesiones de juego. Por ejemplo, se pueden bloquear las notificaciones y llamadas para que no nos molesten durante una partida. Igualmente se pueden bloquear los gestos de Motorola o inhabilitar el brillo automático de la pantalla, en esto último, debido a los botones en pantalla nuestros dedos cubren el sensor y baja el brillo, esto resulta muy molesto al momento de jugar y Motorola dio en el clavo dando la opción estancar nivel de brillo.

Una función adicional que posee el teléfono en comparación a la generación anterior es la conectividad NFC. Con esto podremos realizar una sincronización rápida con dispositivos que incluyan NFC, además de poder realizar pagos móviles sin problemas. Incluso Google Pay ya viene preinstalado para sacar provecho a los pagos sin contacto.

Otra función que se incorpora hace varias generaciones es el lector de huellas dactilares para una capa extra de seguridad. Ahora el lector está ubicado en la parte lateral del equipo en conjunto con el botón de encendido. Debido al gran tamaño del equipo igual resulta ser cómodo. Además, es preciso en la lectura de huellas y rápido para desbloquear el dispositivo.

Autonomía

Nuestro protagonista monta una gran batería de 5.000 mAh, y es uno de los aspectos que más me gustó del equipo. Como es habitual en este tipo de pruebas, utilicé el teléfono como mi dispositivo principal durante varios días, pero me centraré en uno solo. Utilicé mucha mensajería instantánea, navegué para leer varias noticias, recibí muchos correos por temas de trabajo y personales, escuché música por streaming, tomé algunas fotos y grabé videos, revisé mis redes sociales y, por supuesto, jugué algunas partidas de PUBG Mobile y Asphalt 9. Y claro, tuve conectado un reloj inteligente por Bluetooth durante todo el día.

Con todo el uso descrito anteriormente, el equipo me entregó más de 11 horas de pantalla, por supuesto que eso no fue todo de forma continua, ya que no necesité conectar el cargador hasta el día siguiente alrededor de las 22:00 PM. Si no eres una persona que consume mucho contenido y da un uso relativamente común, este equipo te puede entregar fácilmente 2 días de autonomía.

Motorola nos entrega un cargador rápido de 30 W en la caja, y si bien la batería nos durará mucho, en momentos de poca energía sólo tendremos que conectar el cargador algunos minutos para disfrutar de más horas de uso.

Conclusión y disponibilidad del Moto G9 Plus

En esta nueva generación del Moto G9 Plus, esperaba la realización de las correcciones y problemas que tuvo con respecto a la versión anterior. Sin embargo, este equipo ha sido una montaña rusa de sensaciones a lo largo de su revisión, si bien hay unas muchas funciones que destacan en el equipo como su batería de gran duración, la pantalla con mejor calidad y definición que el Moto G8 Plus, las fotografías capturadas durante el día, su generosa cantidad de almacenamiento, su cómodo diseño a pesar de su gran tamaño, y su destacable rendimiento que cumple para muchos aspectos como gestionar aplicaciones o jugar juegos más exigentes. También hay otros aspectos que quedaron muy en deuda y que significaron un retroceso para esta serie como es el caso de la cámara para las fotos nocturnas, la pésima calidad en lo que a grabación de video se refiere, y la ausencia de parlantes estéreo.

Pese a que el segundo parlante para estéreo jamás se agregará mediante actualizaciones, si espero que con futuras correcciones en el sistema reparen la cámara de manera urgente. Ya que, si tomamos la decisión de elegir la variante Plus de esta serie, lo mínimo es que el teléfono cumpla con un apartado de grabación de video decente hacia arriba, tampoco estoy pidiendo una calidad brillante, pero la cámara de video en el estado actual se podría esperar para un Moto de la serie E o C.

Si eres un usuario que gusta de grabar videos para TikTok, hacer muchas historias en Instagram, o disfruta de coleccionar momentos familiares en video para el recuerdo; además de tener fe en seres superiores y creer que el equipo se arreglará con actualizaciones futuras, puedes correr el riego y comprar este equipo.

Fuera del apartado de video, el Moto G9 Plus es sin duda un equipo muy completo en cuanto a rendimiento, calidad de pantalla, batería y como centro multimedia. Repito nuevamente, si no te interesa la cámara en lo absoluto, te lo recomiendo de todas maneras. Si te vas a centrar en fotos y sobre todo en la grabación de video, te recomiendo que busques otras alternativas.

El Moto G9 Plus lo podrás encontrar en la tienda Motorola online más unos audífonos Earbuds Sport a un precio sugerido de CLP $299.990. También lo podrás encontrar en el retail al mismo precio, pero sin los audífonos.

Más noticias
Review Apple Watch Series 6