Review Marvel’s Spider-Man: Miles Morales

La nueva generación ya está a la vuelta de la esquina, y nosotros hemos tenido la posibilidad de probar en PS4 uno de los títulos con los que debuta la nueva generación. Se trata de Marvel’s Spider-Man: Miles Morales, juego de corta duración que continúa los acontecimientos del videojuego del 2018, luego de que Miles Morales fuera mordido por una araña y se convirtiera en un nuevo Spider-Man.

El personaje de Miles Morales se popularizó masivamente con el lanzamiento de Spider-Man: Un nuevo universo, película animada que nos introducía a este nuevo personaje y que en esta nueva entrega deberá hacerse cargo de la ciudad de Nueva York ante la ausencia del clásico Peter Parker, siendo una historia independiente, con nuevos personajes secundarios y villanos, pero que toma la misma base jugable del videojuego anterior, añadiendo todas las características y poderes que distinguen al nuevo Spider-Man del que ya todos conocemos.

Esto no tiene nada de malo, ya que el videojuego anterior ya era una gran obra y de alguna manera, a pesar de su corta duración, Miles Morales es una buena forma de mostrar las cualidades de la nueva generación, confirmarnos que PlayStation 4 aún no está muerta, y que junto a Peter Parker, el nuevo Spider-Man tendrá gran protagonismo en el futuro de la franquicia y de por supuesto, una más que probable secuela de larga duración al título de 2018.

El título ha sido desarrollado por Insomniac Games mientras trabajan paralelamente en Ratchet & Clank: Rift Apart, título que, a diferencia de este, será exclusivo de PlayStation 5.

Título
Marvel’s Spider-Man: Miles Morales
Consola
PlayStation 4
PlayStation 4 Pro
PlayStation 5
Desarrollador
Insomniac Games
Fecha de lanzamiento
12 de noviembre de 2020

El único Spider-Man en la misma Nueva York

La premisa del juego está basada en que Miles Morales debe cuidar la ciudad de Nueva York porque Peter Parker no está, y por lo tanto, el nuevo Spider-Man es el único Spider-Man de la ciudad y la gente no cree que este nuevo personaje esté a la altura del antiguo. 

Marvel’s Spider-Man: Miles Morales reafirma lo bien desarrollado que estaba hecho Marvel’s Spider-Man, es decir, dicho juego destacaba todo lo bueno que caracteriza al personaje y lo ponía en una ciudad de Nueva York altamente bien diseñada y que daba gusto recorrer balanceándose entre rascacielos o infiltrándose en bases enemigas. 

En Miles Morales, la ciudad ha sido levemente retocada gracias a los acontecimientos del juego original, pero también se le ha añadido una capa de nieve a lo largo y ancho debido a que ahora estamos en épocas navideñas, pero más allá de eso, estamos ante prácticamente la misma base jugable con solo unos pocos cambios que se deben a que Miles tiene nuevos poderes y que no cuenta con el apoyo de la policía.

Y con misma base jugable me refiero al mismo combate, mismos movimientos, misma exploración y todo igual en cuanto a personalización de trajes y armamento. Además, las animaciones en combate y en cinemáticas siguen siendo tan espectaculares como en el juego del 2018. Todo ha sido levemente retocado para adaptarlo a las circunstancias de Miles Morales, que lleva apenas unos meses siendo el nuevo Spider-Man.

Estos retoques ofrecen una experiencia distinta y los podemos notar en diferentes aspectos. Los menús, habilidades y mejoras son más simples, mientras que las misiones secundarias y crímenes en proceso ahora están a cargo de Ganke Lee, mejor amigo de Miles que ha desarrollado una aplicación llamada “tu vecino amistoso” para que los ciudadanos puedan reportar crímenes y que Spider-Man los resuelva. 

Las misiones secundarias son solo una de las cosas que podemos hacer en medio de la ciudad, y al igual que en el juego anterior, poco a poco se nos iran desbloqueando diferentes tareas para hacer a lo largo de todo Manhattan y que nos permitirán resolver diferentes crímenes, recoger cofres, resolver simples puzzles, entre muchas otras tareas mientras nos dirigimos hacia nuestro objetivo. Esto ayuda enormemente a que el juego no se vuelva repetitivo y sea un agrado jugarlo. 

También tenemos la posibilidad de personalizar el aspecto de Spider-Man con diferentes trajes sacados de diferentes cómics y películas. Incluso, podemos utilizar el mismo traje que vimos en la película de Spider-Man: Un nuevo universo y usar una modificación de visor para que los movimientos del personaje simulan el efecto stop-motion que se utiliza en la película. Super vistoso. 

Pero que sea el nuevo Spider-Man, no significa que sea peor, de hecho, el mismo Spider-Man original le comenta que lo envidia un poco debido a sus nuevos poderes. Estos nuevos poderes son la bioelectricidad y la invisibilidad, y ambas habilidades cambian la forma en la que afrontamos los combates, sobre todo cuando jugamos en las dificultades más altas y debemos enfrentarnos a muchísimos enemigos, situaciones en las que la invisibilidad para poder salvarse y escapar tiene mucha relevancia.

En cuanto a los personajes secundarios he tenido una sensación un poco agridulce. Sin adentrarnos profundamente en la historia, te puedo comentar que la mayor parte del juego transcurre en Harlem, lugar donde vive la familia Morales y los personajes más cercanos a Miles, como su mejor amigo, su interés amoroso y su tío Aaron –el cual te puede sonar bastante conocido si has visto la película animada–. Estos personajes están super bien, con buenos desarrollos a pesar de haber conocido a algunos de ellos en Marvel’s Spider-Man y que desde luego nos ayudan a entender a Miles Morales y sus motivaciones. Y eso que la campaña va al grano siempre, con una duración muy corta.

Pero el problema es que la duración de la historia va tan al grano, que se echan de menos algunos villanos más memorables con los que Peter Parker se ha enfrentado a lo largo de la historia. Pero bueno, eso es algo que obviamente veremos más adelante. Si consideramos solamente la historia principal, es una trama que perfectamente se podría haber introducido como DLC del primer juego, pero después de jugarlo, Miles Morales si se merecía un juego aparte, aunque me ha bastado menos de una semana terminarlo al 100%.

¿Vale la pena?

Lamentablemente no lo hemos probado en una PlayStation 5, que obviamente es la mejor plataforma para jugar este juego debido a las mejoras que conlleva el salto generacional, como el modo a 60fps o el efecto que provoca el ray-tracing con los reflejos y luces, sin embargo, Marvel’s Spider-Man: Miles Morales es un juego muy atractivo incluso en PS4. 

Si bien cuenta con la misma base jugable de Marvel’s Spider-Man, que no tiene nada de malo porque es una fórmula buena y recontra probada, Miles Morales se siente distinto porque el personaje es muy distinto, y por lo tanto, lo es su personalidad. 

No estamos utilizando a un experimentado Peter Parker que lleva años salvando la ciudad de Nueva York, sino que Miles es un novato y es más joven, y esa sensación se ve super bien plasmada en el juego, no solo porque no tenemos los clásicos chistes de Parker sino porque su entorno también es muy distinto. Esto no significa que el juego no tenga su lado cómico, pero como que la historia de Miles llega un poco más y el personaje es más querible. Que te invite a conocer a Miles Morales hace al juego muy especial y que sea corto lo acerca más a una historia que podemos ver en una película o un cómic, sin entrar en rellenos que a veces son innecesarios.

Las animaciones, cinemáticas, mapa y el sistema de combate son igual de llamativos que siempre y los diferentes superpoderes de Miles dan algunas fórmulas nuevas que son muy atractivas tanto en el sigilo, como en medio de combate, aunque sí cabe destacar que los villanos y jefes están lejos de ser igual de formidables que a los que enfrentó Peter Parker en el 2018.

En caso de que no hayas jugado el juego original, Sony ha remasterizado el título de 2018 con algunos cambios visuales y su DLC incluído para venderlo junto a Miles Morales a precio completo, aunque si solo quieres jugar la nueva historia de Miles, es un poco recomendable esperar a algún descuento. Obviamente si eres fanático del superhéroe y de este pequeño universo que se ha creado en PlayStation, es un juego que a pesar de su duración, te mantendrá bastante entretenido por un buen rato. Y ojo, su escena post-créditos está buenísima.

Más noticias
Review Assassin’s Creed Valhalla