Review LG K51S

Introducción

Hace muy poco que llegó a nuestro país la versión 2020 de la Serie K de LG, familia de dispositivos de gama media y media-baja de la compañía surcoreana, y que consiste de tres modelos: K41S, K51S y K61.

El que nos convoca el día de hoy es el hermano del medio: el K51S, que cuenta con una pantalla de 6.5 pulgadas con resolución HD+, un procesador Helio P35, 3 GB de memoria RAM, 64 GB de almacenamiento interno, y probablemente lo más interesante de este equipo, un sistema de cuatro cámaras traseras.

Antes de comenzar, agradecemos a la gente de LG Chile por facilitarnos una unidad para su respectivo análisis. Empecemos:

Especificaciones

Pantalla
6.5 pulgadas, resolución HD+
Procesador
Helio P35, Octa-Core @ 2.0 GHz
RAM
3 GB
Almacenamiento
64 GB, ampliable hasta 2 TB vía Micro-SD
Sistema Operativo
Android 9.0 Pie
Cámaras Traseras
Principal de 32 MP, ultra gran angular de 5 MP, profundidad y macro de 2 MP c/u
Cámara frontal
13 MP
Batería
4000 mAh

Diseño

LG K51S es un equipo muy conservador en este aspecto. Tiene un diseño familiar, que la compañía lleva utilizando desde hace ya varios años en todos sus smartphones, y que recién ahora fue actualizado con la llegada del LG Velvet.

De todas maneras, aquello no es algo malo. A mi en lo personal no me disgusta, pero tampoco es que lo encuentre maravilloso. Es un equipo elegante dentro de todo, y el color gris titanio de nuestra unidad le sienta bastante bien. El acabado trasero le confiere un aspecto un tanto espejado, cuya única desventaja es que se ensucia con bastante facilidad.

Como es natural dentro de este rango de precio, el LG K51S está construido principalmente en plástico, aunque la sensación en la mano es bastante buena. Se siente firme y duradero.

Es un teléfono grande. Esto se da por el hecho de que su pantalla es de 6.5 pulgadas con una relación de aspecto de 20:9, mientras que sus dimensiones son de 165.2 x 76.7 x 8.2 mm, y su masa alcanza los 194 gramos.

Ahora veamos en detalle lo que incluye en su alrededor.

Por el costado derecho tenemos el botón de encendido/apagado, junto con la ranura para la tarjeta SIM y Micro-SD. Por el lado izquierdo tenemos tres botones: los dos que están más juntos son los del control de volumen, mientras que el de más abajo funciona para poder activar a Google Assistant.

Personalmente no me agrada tener los botones de volumen separados, especialmente si existe un tercer botón bastante similar a los otros dos. Muchas veces uno se puede confundir, especialmente si no estamos viendo el equipo mientras hacemos la acción para presionar el botón.

Por abajo tenemos la entrada USB-C, un parlante, el micrófono principal y un jack de 3.5 mm para poder conectar nuestros audífonos (yay!). Por la parte superior solamente tenemos el micrófono de cancelación de ruido.

En la parte trasera tenemos el sistema de cuatro cámaras más un flash LED dispuestos de manera transversal, mientras que un poco más abajo está el lector de huellas dactilares. Por el frente está la pantalla — obviamente — junto con la cámara frontal tipo hole punch, que está en la esquina superior izquierda, así como también el parlante para llamadas.

Pantalla

Continuando con el tema del frontal del equipo, pasemos a hablar en detalle sobre la pantalla del K51S.

Tal y como mencioné anteriormente, este equipo tiene una pantalla IPS LCD de 6.5 pulgadas, con una relación de aspecto de 20:9 y resolución 720 x 1600 pixeles (HD+). Estando acostumbrado a ver pantallas OLED o IPS de mayor calidad, la verdad es que si nota que es una pantalla de gama media.

De todas maneras, la calidad del panel es bastante decente. Los colores si bien no son se ven tan vívidos como en paneles superiores, son relativamente buenos. La definición y nitidez es suficiente, a pesar de que la densidad de pixeles es algo baja (aproximadamente unos 280 por pulgada).

Quizás el nivel de brillo máximo es lo más deficiente de la pantalla de este equipo, ya que estando a plena luz del sol apenas se logra apreciar lo que está mostrando. Lo peor es que los ángulos de visión no ayudan en nada; son bastante pobres, y con solo inclinar un poco la pantalla, de inmediato se va perdiendo la calidad en la visualización.

Los bordes son bastante mínimos, cuya única excepción es el “mentón” en la parte inferior de la misma. Esto se puede “compensar” de cierta manera cuando tenemos el modo oscuro activado.

Cámara

Una de las principales gracias que trae este LG K51S, y con la cual buscará cautivar a su publico, es su sistema de cuatro cámaras traseras.

Particularmente, se trata de un gran angular (cámara principal) de 32 megapíxeles, un ultra-gran angular de 5 megapíxeles y apertura f/2.2, un lente macro y uno de profundidad, ambos de 2 MP con apertura f/2.4. En cuanto a video, el equipo es capaz de grabar a una resolución máxima de 1920 x 1080 píxeles (Full HD) a 30 cuadros por segundo. Por otro lado, la cámara frontal se queda con 13 megapíxeles de resolución, y también es capaz de grabar a 1080p a 30 FPS.

¿Y qué tal son las fotos? Para ser un equipo de gama media, están bastante bien dentro de todo. Los colores son muy adecuados, es decir, no sobresatura las imágenes, y el rango dinámico es bastante decente con la cámara principal y el ultra gran angular. Del lente de profundidad tampoco tengo quejas, funciona muy bien, y reconoce de inmediato al sujeto que estamos enfocando.

El lente macro funciona muy bien cuando logramos atinar el enfoque — cosa que a mi me costó bastante. Quizás me quedo corto con los megapíxeles, ya que al momento de querer hacer un poco de zoom a la foto, me doy cuenta de que el equipo no capturó tanto detalle como uno esperaría.

Celebro que los fabricantes tomen iniciativa de otorgar un valor agregado en el apartado de la fotografía a sus teléfonos más básicos. Sin embargo, creo que la elección no es necesariamente la mejor. Me pregunto si es que en verdad las personas prefieren un lente macro en vez de uno que les provea una mejor calidad al momento de hacer zoom, especialmente al darse cuenta que las fotos con acercamientos son bien más o menos con este teléfono.

Quizás hay un tema de costos, es decir, al fabricante le sale más barato incluir este tipo de lente que un teleobjetivo. Seguramente por eso muchos otros equipos dentro de esta misma gama también lo incluyen. Honestamente lo desconozco.

En cuanto a las fotos nocturnas, bueno, es de esperarse que salgan con bastante grano y con los colores un tanto desteñidos — sin embargo, esperaba que fuera peor. Personalmente, extraño algún tipo de modo nocturno para poder compensar la baja capacidad de las cámaras en ambientes con poca luz.

A continuación dejo un álbum con las fotos de prueba, así como también un video grabado a 1080p:

Por último, hablemos sobre la aplicación de cámara. Esta es bastante sencilla, y al igual que muchas otras interfaces, basta con deslizar a un lado u otro para poder cambiar los modos. También cuenta con una sección “más” para poder acceder al modo comida o al lente macro. Para usar el ultra gran angular, debemos presionar o deslizar el botón de zoom que se ubica en la pantalla, mientras que para ocupar el sensor de profundidad, debemos dirigirnos al modo retrato.

En la parte de arriba están las configuraciones, los filtros, la opción para activar o desactivar el flash, y el temporizador. En general, está hecha para que los usuarios se familiaricen lo más rápido posible con la interfaz, ya que está muy bien conseguida y es fácil de utilizar.

Rendimiento y multimedia

Repasemos un poco las especificaciones técnicas que trae este LG K51S: procesador Helio P35, 3 GB de memoria RAM, 64 GB de almacenamiento interno, más soporte para tarjetas Micro-SD de hasta 2 TB.

¿Funciona bien? La mayoría de las veces sí, aunque las animaciones de la interfaz no son 100% fluidas. Las aplicaciones se tardan un poco en abrir y cerrar, pero es lo esperable dentro de este rango de precio, y al menos funcionan sin mayores complicaciones. En cuanto a juegos, probé el equipo con Mario Kart Tour y Call of Duty Mobile, y ambos juegos anduvieron super bien con los gráficos en bajo, aunque en un par de veces noté alguna caída en los FPS.

La verdad es que no se puede esperar tanto de un teléfono así, lo importante es que funcione y ande bien, así que no tengo muchas quejas al respecto en este apartado. Eso sí, lo único a lo que no le puedo hacer vista gorda, es que este equipo viene con Android 9.0 Pie.

O sea, tampoco es que sea tan terrible que venga con una versión anterior del SO, pero creo yo que tener la versión más reciente es lo mínimo que debe traer un teléfono nuevo. Además, el Samsung Galaxy A21s — competencia surcoreana directa, y del cual ya está disponible su completo análisis — viene con Android 10 de fábrica.

Dejando eso de lado, el equipo cuenta con la capa de personalización propia de LG, la cual a mi parecer está muy bien lograda. Se ve relativamente bien — aunque es muy colorida para mi gusto — y cuenta con todas las funciones que podamos necesitar.

Pasando a temas de seguridad, aquí no tenemos mucho que mencionar. En cuanto a escáneres biométricos, solo tenemos el lector de huellas dactilares ubicado en la parte trasera del equipo, y no hay ningún tipo de reconocimiento facial, ni siquiera con la cámara frontal.

El lector en sí funciona bastante rápido, y de hecho me da la sensación de que el equipo se tarda más en desbloquear el equipo que en reconocer la huella.

Por último, al momento de realizar este análisis, el parche seguridad corresponde al del mes de marzo de 2020.

Conectividad

Veamos las bandas y otros aspectos más con las que es compatible este equipo:

  • Red 4G: B1, B3, B7, B8, B20, B28, B38.
  • Red 5G: No compatible
  • Módem LTE: Cat 6
  • Soporte Voz 4G: Claro, Movistar, Entel y WOM
  • Soporte Voz Wi-Fi: Claro, Movistar, Entel y WOM
  • 4G+: Sí
  • eSIM: No compatible

En cuanto al resto, K51S es compatible con Bluetooth 5.0, WiFi 2.4 GHz (mas no 5 GHz), GPS, NFC USB OTG y Radio FM.

Audio

En primer lugar, y como mencioné en el apartado de diseño, LG K51S cuenta con un puerto de 3.5 mm para conectar nuestros audífonos con cable. A través de estos, el audio se escucha bastante bien. El software incluye un pequeño equalizador, así como también el sistema DTS: X 3D para audio envolvente.

El parlante incluido en la parte inferior del equipo es monoaural, el cual se escucha relativamente bien, con tonos bajos y altos bastante decentes. Se puede escuchar a altos niveles de volumen, aunque el sonido se tiende a saturar un poco.

Batería

LG K51S cuenta con una tremenda batería de 4000 mAh, por lo que es de esperar que dure bastante, especialmente considerando que tiene un procesador que no consume mucha energía.

Ahora, antes de partir con el detalle debo mencionar que, en tiempos normales, yo suelo estar muchas horas fuera de casa — particularmente, en la universidad —, muchas veces solamente conectado a través de los datos móviles, y tratando de no usar tanto las redes sociales para que la batería me rinda durante todo el día.

Por supuesto que estando confinado se alteran todos nuestros hábitos, y por lo mismo, para mí esta prueba no necesariamente es representativa en relación al uso habitual que le doy a un smartphone. Habiendo dicho esto, veamos el detalle:

  • Aplicaciones: Twitter, Facebook, WhatsApp, Instagram, YouTube, Telegram, Spotify, Notion, entre otras.
  • Conectividad activa: GPS, Wi-Fi 2.4 GHz (no soporta 5 GHz), y muy ocasionalmente, 4G
  • Brillo y resolución: Brillo automático, resolución HD+

El equipo lo desconecté del cargador un día a las 9 AM aproximadamente, y a las 16:25 del día siguiente estaba ad-portas de descargarse, con un 7% disponible. Estuvo conectado casi todo el rato al WiFi de mi casa, y utilicé mucho YouTube y redes sociales. En total, el uso de pantalla alcanzó las 9 horas y 34 minutos.

Conclusiones

La gama media y media-baja probablemente es una de las más solicitadas en el mundo móvil de nuestro país. Hay muchas opciones para escoger sub-doscientos mil pesos, y es ahí donde K51S entra a competir.

Dentro de todo, es un equipo muy competente y completo: tiene un relativamente buen rendimiento, buenas cámaras y una excelente batería, todo acompañado de un equipo elegante y que se siente muy bien en la mano.

A mi parecer, el único punto bajo es la pantalla. El nivel de brillo y los ángulos de visión son muy malos, lo cual es una lástima, porque el panel en sí se ve bastante bien. Ah, y bueno, que no incluye Android 10 de fábrica.

En cuanto a las cámaras, reitero el tema de que si los fabricantes quieren agregar algo que realmente enriquezca la experiencia de uso del usuario en este apartado, lo mejor es que vayan olvidando a la cámara macro, y a su vez, incluyan otra que pueda ser más útil — como un simple teleobjetivo de dos aumentos.

Pero en general, el equipo hace de todo y funciona bien, y eso es lo que termina importando al fin y al cabo. ¿Lo recomiendo? Sí, creo que es una muy buena opción a tener en cuenta si queremos gastar menos de $200.000 pesos en un teléfono.

Disponibilidad

LG K51S ya se encuentra disponible para su compra en distintas operadoras y tiendas del retail de nuestro país. Su precio es de CLP $179.990.

Más noticias
Review Apple Watch Series 6