fbpx

Review Huawei Watch GT 2

Nos guste o no, Huawei se ha transformado en una de las empresas más destacadas a nivel mundial en la industria de la tecnología móvil, ofreciendo teléfonos, tablets, computadores, relojes, entre otros dispositivos con un hardware bastante rompedor y un software, que si bien ha perdido los servicios de Google, pretende defenderse bajo sus propios servicios.

El Huawei Watch GT 2 no es la excepción, ya que como ocurrió con la anterior generación, estos relojes ya no cuentan con Wear OS de Google, si no que con un sistema operativo propio llamado Lite OS que pretende cautivarte con una batería de una semana de duración y todos los componentes internos necesarios para entregarte una medición de actividad física de primer nivel.

¿Estará el Watch GT 2 a la altura? En un mercado en el que, al parecer, solamente Apple parece contentar a sus usuarios, se complica un poco la situación. Vamos a ver.

MODELO
Huawei Watch GT 2
LTN-B19
46 mm
PANTALLA
1,39 pulgadas AMOLED
454 x 454 pixeles
Dimensiones
45.9 x 45.9 x 10.7 mm
41g
Sensores
Acelerómetro
Giroscopio
Sensor Geomagnético
Sensor óptico de ritmo cardiaco
Sensor de luz ambiental
Sensor de presión del aire
GPS
BAtería
Promesa de 14 días para uso típico
Resistencia al agua
5 ATM
HARDWARE
Procesador Kirin A1
2GB de RAM
4GB de almacenamiento

Diseño y pantalla

A nivel de diseño, las expectativas siempre son altas si se trata de un producto de Huawei, el primer Huawei Watch fue una maravilla a nivel de diseño y al recibir el GT 2 esperaba una experiencia igual de premium.

Eso sí, las cosas han cambiado un poco, la presentación en caja, la cual era similar a la de aquellos relojes de marcas lujosas y su pantalla en cristal zafiro han sido dejados de lado para dar paso a una presentación y diseño más estándar, pero que no deja de lado el acabado premium.

El reloj está construido en metal y vidrio, el cual ocupa todo el frontal del dispositivo gracias al vidrio 3D, incluyendo el marco, que hace que se vea muy bonito en la muñeca, muy similar a como lo hace el Apple Watch, evitando esas feas transiciones entre vidrio y metal que suelen tener los relojes. Su cuerpo es de 46mm y su grosor es de 10.7mm, lo que hace que no se sienta grueso ni tosco, al menos en mi muñeca, aunque quizás en una muñeca más chica se vea algo grande. Su peso es de 41g.

En el costado izquierdo no tenemos nada y en el costado derecho existen dos botones, uno para ir al inicio y otro para iniciar una aplicación, la cual por defecto es la de actividad física. Ninguno de estos botones funciona como corona giratoria para navegar la interfaz del reloj, aunque su click es bastante agradable y se siente de muchísima calidad. También podemos encontrar un parlante MONO, que permitirá informarnos de nuestro avance en medio de una actividad, y por supuesto, responder una llamada directamente desde el reloj.

El reloj, al igual que prácticamente cualquier smartwatch de este año, es resistente al agua, más específicamente puede soportar hasta 5ATM de inmersión, es decir, unos 50 metros bajo el agua.

Respecto a su correa, existen versiones en cuero y silicona, y me he enamorado de la que he probado yo en color naranja debido a su comodidad a la hora de hacer deporte y además su diseño es muy bonito. El reloj es compatible con cualquier correa de 22mm.

Pantalla

Otro de los aspectos destacados del Watch GT 2 es su pantalla AMOLED de 1.39 pulgadas y que cuenta con una resolución de 454 x 454 pixeles. Esta pantalla alcanza niveles altísimos de brillo, superando los 1000 nits y es bastante sencilla de ver a plena luz del sol.

Además, a diferencia del modelo anterior, el GT 2 incluye la posibilidad de utilizar la pantalla siempre encendida, pudiendo seleccionar un reloj digital o análogo y el color de este, ya sea verde, rojo o blanco. La función de pantalla siempre encendida se encuentra muy por debajo a lo ofrecido por Apple, Google o Samsung y ni siquiera existen transiciones animadas a la pantalla de inicio.

Hardware

Una de las novedades de la serie GT de los Huawei Watch es que incorporan un procesador fabricado por la propia empresa, tal y como lo hacen Samsung y Apple, lo que les permite controlar de mejor forma la optimización de su software. El procesador presente en el reloj es el Kirin A1, y bueno, no es ninguna maravilla a nivel de potencia, si bien el reloj no sufre problemas de rendimiento, las animaciones no son para nada fluidas y al deslizar por la pantalla se siente que la tasa de refresco está por debajo de los 60Hz que estamos acostumbrados en otros relojes, aunque es verdad que todo esto puede estar hecho a propósito para lograr la increíble autonomía del reloj.

Por lo demás, el reloj cuenta con Bluetooth 5.1 para establecer conexión con nuestro teléfono, la cual es sumamente estable, y no existe soporte para WiFi ni NFC, por lo que no podrás pagar con este reloj si es que en algún momento Huawei llegase a lanzar un servicio.

El reloj posee un parlante y micrófono para poder realizar llamadas telefónicas a través del reloj, y bueno, tampoco podemos esperar mucho de estos, el receptor me ha escuchado bien al no haber nada de ruido en el ambiente, pero el parlante deja bastante que desear y está lejos del presente en el Apple Watch. Nadie necesita algo mejor en este apartado.

Y como no podía ser de otra forma, en el interior se encuentran una serie de sensores encargados de medir la actividad física, como es el caso de acelerometro, el giroscopio y el sensor de ritmo cardíaco, nada para destacar respecto a la competencia.

Medición de actividad

El apartado de la actividad física cumple de muy buena forma en el Huawei Watch GT 2, sin embargo, no es perfecto y sufre de un par de detalles. Pero empecemos por lo destacable.

El acelerómetro, giroscopio y el sensor óptico de ritmo cardiaco permiten al Watch GT 2 medir diferentes aspectos de nuestra actividad física diaria, como es el caso de las calorías, cantidad de pasos, minutos activo y distancias recorridas, pero en donde más hace énfasis Huawei es en TruSleep y TruRelax, los nombres que le ha otorgado la empresa a la medición del sueño y el estrés gracias a su sensor de ritmo cardiaco.

La medición de sueño funciona igual a la que vemos en cualquier medidor de actividad física, tenemos las horas de sueño liviano, profundo y REM, y nos informa sobre la cantidad de veces que nos despertamos y otros detalles por el estilo.

Por otra parte, TruRelax utiliza nuestros datos de ritmo cardíaco para monitorear nuestros niveles de estrés y poder combatirlo a través de la actividad física. Resulta que la aplicación ha determinado que mi nivel de estrés es alto durante una semana y yo no me sentí para nada estresado en dicha fecha.

Lo malo es que el reloj no detecta de forma automática la actividad física que estás realizando y todos los detalles de una actividad física, como pueden ser los gráficos de frecuencia cardiaca en medio de una sesión de natación, o la distancia recorrida en una salida en bicicleta, no son rastreados a menos que iniciemos la actividad de forma manual en el reloj.

Pero sin duda que lo peor de el apartado de la medición de actividad física es lo limitada que es. El reloj nos ofrece iniciar actividades cardio, ya sea correr, caminar, bicicleta o natación y algunos derivados de estos, como senderismo y triatlón, pero no ofrece ningún tipo de medición para trabajos anaeróbicos de gimnasio (pesos) o deportes como fútbol o tenis.

Además, el reloj no tiene la opción de pausar automáticamente una actividad, por lo que más de una vez me pasó que iba en el auto de vuelta a casa después de entrenar y el reloj seguía midiendo la actividad, a pesar de que ya no la estaba haciendo y simplemente había olvidado terminarla.

Aplicación

La aplicación es bastante sencilla, siguiendo las líneas de diseño de Huawei, nos ofrece un cuatro pestañas en la parte inferior. La de salud nos permite llevar registro de la actividad medida por el reloj, ofreciéndonos gráficos de nuestro actividad, ya sea pasos, frecuencia cardiaca, estrés o sueño, entre otras. La segunda pestaña es la de entrenamiento, en la cual podremos seguir diferentes circuitos ofrecidos por la empresa para correr, caminar o andar en bicicleta y de los cuales cabe destacar que están muy por debajo a lo ofrecido por Fitbit, por ejemplo.

Las otras dos pestañas corresponden a los ajustes del reloj, en donde podremos configurar nuestra pantalla principal y aspectos como notificaciones, batería, almacenamiento de música y demás, y la última pestaña corresponde a la configuración de la aplicación.

En general, la aplicación no destaca para nada, como si lo hace la aplicación de Fitbit, pero cumple con lo que ofrece el reloj.

Sistema operativo

El sistema operativo encargado de hacer funcionar este excelente hardware es Lite OS, el mismo sistema que conocimos con el primer Watch GT y que vino a reemplazar a Wear OS de Google en este apartado. Lite OS fue bastante criticado en la primera versión debido que se encontraba en un estado bastante temprano de desarrollo, y bueno, lo sigue estando.

En general, Lite OS funciona bastante similar a Wear OS, es decir, tenemos una pantalla de inicio con una de las “esferas de reloj” que Huawei nos ofrece –pudiendo elegir entre unas 25, algunas muy bonitas–, las cuales no tienen soporte para complicaciones ni ningún tipo de personalización. Si deslizamos hacia los lados accederemos a una serie de widgets entre los cuales encontramos el de música, el de actividad física, los niveles de estrés y nuestro ritmo cardiaco, nuevamente sin posibilidad de personalizar nada de esto con aplicaciones como Spotify o un temporizador o cronómetro.

Deslizando hacia abajo accederemos al menú de ajustes rápidos y hacia arriba tendremos nuestra notificaciones del teléfono, las cuales no se agrupan según aplicación y no sirven para nada más que verlas, sin la posibilidad de poder contestar un mensaje o marcarlo como leído. Además, el sistema de notificaciones sufre bastantes errores a la hora de escuchar música, ya que el reloj arroja una serie de notificaciones sin sentido del artista que estás reproduciendo.

Por otra parte, si presionamos el botón superior derecho accederemos a las aplicaciones de reloj, las cuales son todas propiedad de Huawei, ya que el sistema no cuenta con soporte para aplicaciones de terceros, y como consecuencia, no tenemos una tienda de aplicaciones ni pagos móviles utilizando el reloj. Bueno, finalmente le hace honor a su propio nombre, pero es impresentable en una smartwatch de una empresa tan grande como Huawei.

Además, no existe ningún tipo de transición o animación entre los distintos menús del sistema operativo, por lo que se ve un poco feo en ocasiones, sobre todo si lo comparamos con watchOS, Wear OS o Tizen, sistemas que presentan lindas animaciones entre los diferentes apartados de sus relojes. Pero bueno, no utilizar el sistema de Google en el reloj tiene un motivo, y es justamente el apartado de la batería.

Batería

Huawei promete mucho en este apartado, más que cualquier otra empresa, y bueno, cumple. Cumple por todas las limitaciones que posee Lite OS, el cual se nota que es un sistema de muy bajo rendimiento y consumo, y por la integración de un procesador propio dedicado a la autonomía, el cual está fabricado por la misma empresa.

La empresa china promete hasta 14 días de duración de batería, lo cual está por encima de cualquier smartwatch de la actualidad y debo decir que durante todo el periodo de prueba del dispositivo, tan solo lo cargué una vez, en el día 9 de uso, cuando me quedaba un 8% de batería.

Estos niveles de autonomía los he logrado sin tener la pantalla siempre encendida y con todas las funciones de medición de actividad física actividades de forma predeterminada, midiendo el ritmo cardiaco durante todo el tiempo. Es importante destacar que si eres un usuario que realiza medición de actividad física todos los días y con el GPS activado, el reloj no durará todo lo que me duró a mi, ya que solo medí tres veces d forma manual.

Por último, el reloj se carga mediante pines magnéticos ubicados en la parte trasera y su base está alimentada a través de un puerto USB-C, lo cual siempre es bienvenido.

Conclusión

Me atrevería a decir que el Huawei Watch GT 2 es uno de los relojes mejor diseñados en el mercado, ya que pese a su tamaño, no se siente incómodo al hacer actividad física y su vidrio 3D, al curvarse y unirse de forma sutil al aluminio, le da un aspecto sumamente elegante. Su pantalla es un diez.

Además, su batería es excepcional, de verdad que no tendrás que preocuparte para nada de andar cargando el reloj y para la gente que quiere llevar un seguimiento de su salud, la autonomía es uno de los puntos más importantes, pero vamos Huawei, no me vengas a vender este dispositivo como un Smartwatch, porque no lo es.

El Huawei Watch GT 2 es un tracker de actividad física, así como lo son la Xiaomi Mi Band o el Fitbit Charge, pero que está camuflado en un elegante cuerpo de smartwatch. Lite OS no cuenta con ningún tipo de personalización ni aplicaciones de terceros, ni la posibilidad de interactuar con notificaciones, ni la posibilidad de utilizar Spotify directamente desde el reloj, algo que incluso Garmin puede darse el lujo de hacer.

Si eres una persona que busca un dispositivo que principalmente es capaz de medir tu actividad física, tu calidad de sueño y tus niveles de estrés sin tener que preocuparte de la duración de la batería y en un cuerpo muy bien diseñado, el Huawei Watch GT 2 es una buena opción.

El problema principal es que Huawei nos ofrece este smartwatch sin ninguna característica de un smartwatch, ya que en la práctica no es más que un medidor de actividad física de esos que podemos encontrar por menos de 50 mil pesos. Si estás buscando un smartwatch completo, por ahora te recomiendo evitar esta alternativa y apostar por un Galaxy Watch Active2 o un Apple Watch, e incluso por un Fossil de 5ta generación, pero hasta que Huawei no actualice Lite OS, es poco lo que puede ofrecer.

Disponibilidad

El Huawei Watch GT 2 se encuentra disponible en tiendas Huawei y retail a un precio de CLP $159.990 en colores negro y plateado, con opciones de correa de silicona y cuero.

Más noticias
Review Asus Zenbook 14 UX434 2019