fbpx

Review Huawei P30 Pro

Huawei presentó con bombos y platillos en París la nueva generación de la serie P: los P30 y P30 Pro, dispositivos que son la primera apuesta de la compañía china para este 2019 en el área de la gama alta, pero es este último modelo el que nos convoca el día de hoy.

El Huawei P30 Pro viene con un claro objetivo: posicionarse como el teléfono con la mejor cámara del mercado. Es más, son pocas las novedades que tenemos en el departamento performance y especificaciones en general, y podemos notar que P30 Pro es una mejora justa y necesaria con respecto a su antecesor.

Antes de comenzar, dos cosas. Primero, queremos agradecer a la gente de Huawei Chile y LATAM, quienes nos proporcionaron un dispositivo inmediatamente después de su lanzamiento para traerles su respectivo análisis. Segundo, y esto queda como disclaimer, pues se trata de un dispositivo que todavía no trae todas las funciones anunciadas por la compañía, ergo, no contamos con el software final al momento de publicar este análisis.

Especificaciones

Pantalla
OLED FullHD+, 6,47″
Procesador
Kirin 980
RAM
8GB
Batería
4.200mAh
Sistema Operativo
Android 9.0 Pie, EMUI 9.1
Cámaras traseras
40MP+20MP+8MP
Cámara frontal
32MP
Almacenamiento
256GB

Diseño conservador, colores atrevidos

Huawei P30 y P30 Pro mantienen unas líneas bastante parecidas a las de la generación pasada. Ambos son dispositivos bastante redondos, con un diseño bastante sobrio en mi opinión, y no se destacan mucho por tener lineas atrevidas ni llamativas. Aquello no es malo, ya que demuestra la madurez que Huawei ha alcanzado en este aspecto, contando con un lenguaje de diseño propio, que últimamente hemos visto como se ha replicado en el resto de los teléfonos móviles de la compañía.

No obstante, lo atrevido lo encontraremos en el apartado de los colores a escoger. Si bien contamos con los típicos colores blanco y negro, también tenemos otros tres que salen de lo cotidiano. Así como en P20 y Mate 20 tuvimos Twilight, ahora contamos con Aurora (el color de nuestra unidad en particular), Breathing Crystal (que es como un blanco medio tornasol) y Amber Sunrise (un tipo de naranjo rojizo bastante elegante).

Otras novedades las podemos apreciar a nivel de pantalla. En el caso del P30 Pro, tenemos unos marcos bastante reducidos, acompañados de una ligera curvatura en los bordes y ahora el notch solamente tiene una forma de gota de agua, el cual aloja la única cámara frontal del dispositivo.

Por cierto, podrán notar que ya no hay un auricular en la parte superior, esto porque Huawei implementó un nuevo sistema que hace resonar el cristal del dispositivo para generar el sonido de una llamada. El problema de esto es que perdemos un feature que a muchos les gusta: sonido estéreo. Ahí hay un pequeño downgrade en comparación a la generación pasada.

La parte trasera del dispositivo es una buena forma de distinguir entre ambos hermanos, pues el P30 Pro cuenta con un recorte cuadrangular para alojar el nuevo teleobjetivo, mientras que en la versión normal se queda con una circunferencia normal para esta óptica.

Es un teléfono bastante sólido, bien construido y ergonómicamente agradable, se siente super bien en la mano, aunque no ofrece un feeling tan premium como sí lo hacen otros de su competencia. Esa es mi única queja al respecto. Ah, y bueno, se extraña el puerto de audífonos, y Huawei no incluye ningún tipo de adaptador en la caja. Mal ahí.

En cuanto a aseo y ornato, como en todo teléfono de esta gama, es un buen imán de huellas dactilares, pero no agarra tanta grasa o sudor como otros, lo cual es bastante bueno. Aquello lo vemos complementado con el hecho de que el dispositivo cuenta con certificación IP68, lo cual significa que es resistente al agua y al polvo.

Pantalla

La pantalla de nuestro protagonista alcanza las 6.47 pulgadas de tamaño. Sí, es bastante grande — de hecho es más grande que la del Mate 20 Pro, aunque a diferencia de este, su resolución es ligeramente más baja, la cual es Full HD+ (1080 x 2340 píxeles).

De todas maneras, es una pantalla que se ve bastante bien. Se trata de un panel OLED que es bastante colorido y lo suficientemente brillante, pero claramente se queda atrás versus otros teléfonos, especialmente con un Galaxy S10 (sí, sé que es una comparación algo injusta, pero por el precio igual uno espera más).

El notch, al tener una forma similar a una gota de agua, es mucho menos molesto que el resto de muescas disponibles en el mercado. No deja de ser un notch obviamente, por lo que toma un tiempo acostumbrarse.

Cámara: la más versátil del mercado

Sé que este es el apartado que a todos los interesa. Pero trataré de mantenerlo simple, pues posterior a este review, tendremos un análisis específico de fotografías capturadas con este dispositivo, ¡estén atentos!

Ahora sí, volviendo a lo que nos interesa, Huawei P30 Pro viene con un set de cuatro cámaras posteriores y una frontal — esta última es de 32 MP. El primer sensor es de 40 megapíxeles, cuya óptica cuenta con una apertura focal f/1.6, y viene con el nuevo sensor RYB (en vez del típico RGB), el cual, en rigor, permite capturar mucha más luz.

La segunda y tercera cámara corresponden al gran angular y al teleobjetivo nuevo, respectivamente. El primero es de 20 MP con una apertura f/2.2, mientras que el teleobjetivo tipo pariscopio es de 8 megapíxeles, f/3.4, el cual permite realizar un zoom óptico de hasta 5 aumentos. La cuarta cámara es el sensor Time of Flight (ToF), el cual sirve para capturar profundidades, y así mejorar el efecto bokeh generado a través del modo retrato.

La calidad general de las imágenes es tremenda: tenemos un excelente rango dinámico, una muy buena reproducción de colores, y gracias a las ópticas Leica, la nitidez de las fotos alcanzan un nivel bastante bueno. En cuanto a video, nuestro protagonista es capaz de grabar hasta en 4K, sin embargo, solamente a 30 cuadros por segundo. De todas maneras, grabar en Full HD a 60 FPS está disponible.

Tanto el objetivo normal como el teleobjetivo cuentan con estabilización óptica de imágen, y en este último lente se nota bastante, y es súper útil a la hora de utilizar los distintos tipos de zoom que el teléfono ofrece, y, obviamente, a la hora de grabar videos.

De nuevo, habrá un review específico donde detallaré de manera más específica el funcionar de esta cámara, los distintos modos que trae, etcétera. Como conclusión rápida, puedo decir que el Pixel 3 la tiene bastante complicada aquí, pues P30 Pro satisface casi de la misma manera todos los puntos que el dispositivo de Google realiza de manera excelente, pero a esto se le suma la versatilidad de contar con mayores distancias focales para jugar gracias al gran angular y al nuevo teleobjetivo.

A continuación dejo una galería de fotos y unos videos para que ustedes puedan juzgar la calidad general de esta cámara (no crean que estas son las mejores tomas, pues las estoy reservando para el review):

Rendimiento y software

Es en este apartado en donde no vemos mayores novedades, al menos con respecto a Mate 20 Pro. El procesador que dice presente es el Kirin 980, el cual cuenta con todas las capacidades de Inteligencia Artificial que el otro dispositivo tiene. Este set viene acompañado con 8 GB de memoria RAM, y en el caso de nuestra unidad, cuenta con 256 GB de almacenamiento interno — el modelo base viene con 128 gigas.

El combinado resulta, como era de esperarse, en un muy buen rendimiento general dentro del sistema y usando aplicaciones. La verdad es que ya es muy raro hablar de teléfonos lentos, prácticamente todos funcionan de manera excepcional y sin ningún tipo de trabas o lag notable. Huawei P30 Pro no es la excepción.

EMUI 9.1 es la capa que viene por sobre Android 9.0 Pie, y como siempre, se trata de un estilo de interfaz que es odiado por muchos, y a la vez, amado por muchos. En lo personal, no me disgusta, pero tampoco soy fan. Yo soy de los que le agregan el cajón de aplicaciones — opción que se encuentra disponible en el menú de configuraciones — y le instalo de inmediato Gboard.

De todas maneras, es una interfaz bastante colorida y simple de utilizar. Esa idea que tenía Huawei de copiar la interfaz de iOS ha ido desapareciendo con el paso de los años. Se trata de un tipo de Android único, ciértamente bastante asiático. EMUI 9.1 demuestra, así como en el apartado de diseño, el grado de madurez que la compañía ha alcanzado en intentar crear una identidad propia y visible, sin tener que mirar al compañero de al lado. Aunque, eso sí, sigue habiendo un montón de bloatware innecesario.

Una de las novedades en cuanto a hardware, es el lector de huellas embebido en la pantalla. Sí, sigue siendo óptico, pero resulta ser un apróximadamente un 30% más rápido que el que encontramos en Mate 20 Pro — esto según Huawei. Yo personalmente nunca he ocupado el lector del dispositivo Mate, pero compañeros aseguran que el de éste sí se siente más rápido.

De todas maneras, siguen estando los mismos inconvenientes de utilizar un lector debajo de la pantalla, esto es, que sigue siendo lento en comparación a uno capacitivo, que todavía requiere aumentar el brillo de la pantalla para poder iluminar el dedo, y que nuestra memoria muscular no siempre nos será suficiente para atinarle al espacio de reconocimiento, etc.

En general, notamos que P30 Pro es una evolución de rigor con respecto a P20 Pro en cuanto a hardware. Huawei utilizó la misma fórmula que Mate 20 Pro en este dispositivo, lo cual significa que goza de buenas características y funciones.

Batería

La ventaja que tienen los modelos Huawei por sobre cualquier otro gama alta Android, es que al utilizar un procesador propio, y al modificar agresivamente el software base, la compañía puede alcanzar unos increíbles niveles de optimización a nivel de autonomía.

La batería de P30 Pro alcanza los 4200 mAh — la misma cantidad que Mate 20 Pro. Al igual que este último dispositivo, se puede alcanzar una autonomía brutal con incluso dándole un uso intensivo. Les muestro el detalle:

  • Aplicaciones: Twitter, Instagram, Telegram, WhatsApp, Swarm, Gmail, Spotify y Waze
  • Conectividad activa: Bluetooth, GPS, Wi-Fi, 4G+ Entel
  • Brillo y resolución: Brillo automático, resolución Full HD+

Como pueden apreciar, Huawei P30 Pro prácticamente me logró durar casi dos días con un uso bastante moderado y mixto en cuanto a redes WiFi y datos móviles. El primer día fue desconectado alrededor de las 9:45 AM, y llegó a medianoche con un poco menos del 50% de batería disponible. Simplemente espectacular.

Conclusión: ¿Éste o el Mate 20 Pro?

Si en estos momentos buscas cambiar de dispositivo, y te dan la oportunidad de comprar éste o el Mate 20 Pro, tienes dos opciones para “sacrificar”: cámara o consumo multimedia.

Si eliges Mate 20 Pro, es porque prefieres la ligeramente mejor pantalla que la del P30 Pro, y obviamente, el sonido estéreo. Si prefieres sacrificar el consumo multimedia en vez de la cámara, entonces te digo que no te vas a arrepentir en lo absoluto al escoger el P30 Pro, en especial si te gusta tomar fotos.

Si no es por eso, es difícil decir por cual de los quedarse, porque son bastante similares en todos los aspectos.

El punto fuerte del Huawei P30 Pro es la cámara, y eso es innegable e intachable. Todavía no sé si será la mejor cámara del mercado — aún queda ver como se compara con Pixel 3 –, pero sí estoy seguro de que estamos frente al dispositivo con la cámara más dinámica de todos los smartphones que se venden actualmente.

La más dinámica porque ofrece diversas distancias focales para jugar: desde un gran angular, hasta un teleobjetivo que permite hacer un zoom de hasta 5 aumentos sin ningún tipo de ayuda de software, sino que todo es a pura óptica. Además, las fotos nocturnas, como podrán haber apreciado en las imágenes, son bastante buenas, y demás está hablar de las fotos diurnas. Son simplemente hermosas.

Claro que tiene algunos puntos que no les son llamativos a todos: la falta de un puerto de audífonos, una pantalla que si bien es buena, no es de las mejores, que no pueda grabar en 4K a 60 cuadros, que EMUI no es el mejor skin de Android, etcétera. Pero si vemos los lados buenos: excelente cámara, una autonomía de batería espectacular, un muy buen rendimiento, un bonito diseño, entre varios otros más, nos damos cuenta de que realmente es un muy buen equipo.

Pero claro, la serie P no es el verdadero flagship de Huawei que cuenta con todas las novedades que la compañía tiene para ofrecer, pues todo eso se reserva para la familia Mate que se lanza a finales de año, por lo que P30 Pro es sólo un tentempié de lo que la compañía china tiene entre manos para alzarse dentro del mundo de los teléfonos móviles.

Más noticias
Review Nokia 7.2 [Video]