Review Huawei Mate 40 Pro

Introducción

El día de hoy nos convoca el más reciente tope de gama de Huawei, el Mate 40 Pro, que hace muy pocos días arribó a nuestro país de manera oficial.

Como viene siendo la tónica de todos los años, la familia Mate corresponde a la principal apuesta del gigante chino para el segundo semestre de cada año, y que se diferencia de la serie P en que aquí el centro está sobre todas novedades tecnológicas que la compañía tiene a disposición, en vez de solo el área de la fotografía.

Pero bueno, al ser un equipo Huawei, siempre está la interrogante de si es que vale la pena arriesgarse a irse por uno de estos equipos, a pesar de la falta de los servicios de Google. Eso y más lo veremos en el presente review:

Diseño

Huawei nos tiene acostumbrados a mostrarnos equipos bastante llamativos, y por supuesto, el Mate 40 Pro no es la excepción.

Como podrán notar, es un teléfono macizo — sus dimensiones son de 162.9 x 75.5 x 9.1 mm, y su masa alcanza los 212 gramos. El equipo cuenta con una parte trasera de vidrio, mientras que los costados son de aluminio, por lo que la calidad de construcción es sólida, y se siente muy bien en nuestra mano.

El Mate 40 Pro en sí es bastante bonito, en parte porque el color Mystic Silver le otorga un efecto perlado que se ve muy bien, especialmente cuando le llega la luz de manera directa. Además, la curvatura de la pantalla ayuda a que el equipo se vea muy elegante desde el frontal, especialmente cuando está encendida.

Eso sí, como se podrán imaginar, donde falla este equipo — a mi parecer — es en la ergonomía, pues como la pantalla es exageradamente curva, deja muy poco espacio para poder agarrarlo de manera cómoda, y a veces da paso a esos molestos toques involuntarios (aunque el equipo está muy bien entrenado para evitarlos), así como también otras complicaciones que relataré más adelante.

Pasemos ahora a los detalles que trae este teléfono.

Para quienes tienen o tuvieron el Mate 30 Pro del año pasado, bien sabrán que en ese teléfono no existen los botones para controlar el volumen, para lo cual Huawei optó por aprovechar los costados de la pantalla, ofreciendo una solución táctil, la cual no era ni la más conveniente ni la más funcional.

Por suerte, Mate 40 Pro trae de vuelta el botón de control de volumen al costado derecho del equipo, junto al botón de encendido, aunque sigue estando la opción de hacer un double-tap al costado de la pantalla para ajustarlo desde ahí si es que así lo queremos.

Por abajo nos encontraremos con el puerto USB-C, uno de los parlantes y la bandeja para la tarjeta nano SIM, mientras que por la parte superior nos encontraremos con el segundo parlante, el micrófono de cancelación de ruido y un sensor infrarrojo. Atrás está el módulo de la cámara, el cual tiene una forma circular, y sobresale ligeramente del chasis del equipo.

Por último, en el frente está la tremenda pantalla curva de 6.76 pulgadas, en donde nos encontraremos con la “pildora” que contiene a la cámara frontal y el sensor ToF para el desbloqueo facial, la cual es algo grande, aunque rápidamente uno se puede acostumbrar. Más arriba está el auricular para llamadas, y por abajo, y aunque obviamente no se ve a simple vista, está el sensor de huellas dactilares ubicado por debajo de la pantalla.

Pantalla y audio

La pantalla de este Huawei Mate 40 Pro consiste de un panel OLED de 6.76 pulgadas cuya resolución es de 2772 x 1344 píxeles, 90 Hz de tasa de refresco, sensor táctil de 240 Hz, y es compatible con HDR10.

Como se podrán imaginar, la calidad de imagen muy buena. Es una pantalla brillante, que se ve bien en casi todas las condiciones de iluminación en las que podamos estar. También es muy colorida, y gracias a que es un panel del tipo OLED, los negros son bastante profundos.

La definición y nitidez también es excelente; todo se ve con lujo de detalle, y los píxeles no se notan para nada. Bueno, también están los 90 hercios de tasa de refresco, lo cual permite que la experiencia de uso en la interfaz sea muchísimo mejor, ya que todo se ve más fluido a cambio de un pequeño impacto en la batería, aunque siempre está la opción de dejarlo en 60 Hz.

Si tuviera algo que reclamar en este último aspecto, quizás hubiera sido bueno que se diera el salto a los 120 Hz, considerando que mucha de su competencia está adoptando esa tasa de refresco, aunque puedo entender que no se haga por motivos asociados a la duración de batería. Ojalá que para el P50 o Mate 50 lo veamos.

La única queja real que tengo con esta pantalla tiene que ver con el tema de los bordes curvos: en fondos blancos o claros, los bordes muestran una suerte de sombra que se ve bastante mal. Existe una opción para poder ocultar los bordes, pero eso no lo soluciona del todo.

Espero que Huawei empiece a tomar el mismo camino de Samsung, y recule en el tema de los bordes curvos en sus equipos más grandes, porque realmente terminan siendo cero aporte en lo que respecta a funcionabilidad.

Pasando ya al tema del audio, este dispositivo viene con un set de parlantes estéreo. Como mencioné en apartado anterior, el segundo parlante está ubicado en la parte de arriba del equipo, y no se utiliza el auricular para llamadas como suele ser en otros teléfonos.

Me gusta bastante esta decisión, porque el audio a través de los parlantes es muy bueno, y se escucha mucho más balanceado y claro. El volumen máximo es bastante alto, y el sonido no se distorsiona tanto a estos niveles.

En general, este dispositivo es muy bueno para consumir contenido multimedia, gracias a su excelente pantalla y audio.

Rendimiento

En temas de hardware, este Mate 40 Pro monta el más reciente procesador de Huawei y HiSilicon: el Kirin 9000 5G, y viene acompañado de 8 GB de memoria RAM, y 256 GB de almacenamiento interno.

Complementado con la excelente optimización que el fabricante puede lograr con su propio hardware y software — además de la pantalla de 90 Hz —, estamos frente a un teléfono sumamente rápido. Probablemente uno de los más rápidos del mercado actual.

Dentro de la interfaz de usuario todo se mueve con total fluidez. No existe ningún tipo de lag, ni tampoco titubea a la hora de hacer tareas. Con aplicaciones y juegos la historia es la misma, y lo bueno es que el dispositivo no se calienta tanto, aún cuando estamos haciendo tareas pesadas y/o tenemos varias aplicaciones abiertas a la vez.

En Chile se está vendiendo la versión de 256 GB de almacenamiento interno, lo cual es más que suficiente para la gran mayoría de las personas. Está la opción de poder expandir la capacidad, pero solo a través de una Nano Memory — un formato propio que utiliza Huawei — y no vía Micro-SD.

En temas de conectividad, el Mate 40 Pro soporta WiFi 6, Bluetooth 5.2, y como el nombre del procesador lo dice, es compatible con la tecnología 5G, que si bien es una función prácticamente inútil en nuestro país, ya está listo para recibir estas redes que esperemos ya estén disponibles a partir del próximo año.

Ahora, obviamente traté de conectarme a la red de prueba de Entel, pero para mi decepción, nunca logré hacerlo. Desconozco si es que el equipo requiere algún tipo de actualización (como los iPhone) para poder funcionar con 5G, o si es que simplemente tuve mala suerte, a pesar de que siempre me encontré dentro de la zona en que funciona esta red de prueba.

Por último, en temas de seguridad, este dispositivo viene con un sensor de huellas dactilares ubicado debajo de la pantalla, el cual funciona muy bien; está en una posición cómoda y es rápido a la hora de reconocer la huella y desbloquear el equipo. También está la opción de utilizar el desbloqueo facial, que funciona gracias al sensor ToF que se encuentra junto a la cámara frontal, y también anda espectacularmente rápido.

Batería

El Huawei Mate 40 Pro tiene en su interior una tremenda batería de 4400 mAh. Además, el teléfono soporta carga rápida de hasta 66W (así como también carga rápida inalámbrica de hasta 50W), algo prometedor considerando todo lo que tiene que mover este equipo.

¿Y qué tal la duración de batería? Huawei casi nunca decepciona en este apartado, y afortundamente el Mate 40 Pro también cumple gracias a la gran batería que incluye, así como también por la excelente optimización realizada con el sistema operativo y el procesador.

Obviamente la duración depende del uso que cada uno le va dando al teléfono. En mi caso, que suele ser un uso relativamente intenso, se puede llegar facilmente a final del día (a las 21 hrs, por ejemplo, habiendo sido desconectado del cargador a las 8 AM) con más de un 20% de batería.

Podrán notar que en la prueba realizada logré conseguir casi 8 horas de uso de pantalla, aún quedando un 12% de batería disponible (esto ya cercano a medianoche). Esta la realicé con la pantalla en su resolución máxima y a 90 Hz de refresco, Bluetooth encendido, y en ocasiones alternando entre WiFi y los datos móviles. Supongo que con 5G activado, el consumo ha de ser un poco mayor.

Por supuesto que se puede maximizar aún más la autonomía. Bajando la tasa de refresco a 60 Hz, y dándole un uso más moderado, fácilmente se podrán conseguir los dos días de uso casi sin ningún problema.

Otra cosa buena es que el cargador de 66W viene incluido en la caja, y permite cargar el teléfono al máximo en alrededor de 40 a 45 minutos. Además, el Mate 40 Pro también permite cargar otros dispositivos de manera inalámbrica a 5W de potencia.

Cámaras

En este apartado trataré de no extenderme demasiado, ya que durante esta misma semana publicaremos el análisis de las fotografías que toma este teléfono.

Pero bueno, partiendo con las especificaciones técnicas de este set fotográfico del Mate 40 Pro, tenemos tres cámaras traseras: el sensor principal de 50 megapíxeles, y apertura f/1.9 (equivalente a 23 milímetros); un ultra gran angular equivalente a 18mm, de 20 megapíxeles y una apertura f/1.8; y por último tenemos al teleobjetivo tipo periscopio de 12MP, y su apertura se queda en un muy cerrado f/3.4 (equivalente a un objetivo de 125mm).

Como podrán notar, en esta oportunidad tenemos tres cámaras traseras, en vez de cuatro. En realidad yo no consideraría al sensor Time-of-Flight como una cámara en sí, como se hace en el P40 Pro, por ejemplo. En esta oportunidad, el ToF se mueve al frontal para ser utilizado para el desbloqueo facial (y para un mejor modo retrato con las selfies). A propósito de selfies, la cámara frontal es un gran angular de 13 megapíxeles y apertura f/2.4.

Sin entrar en mucho detalle — dado que me los reservaré para el review de fotos –, les comento que las fotografías que toma este Mate 40 Pro son excelentes. Los colores son mi aspecto favorito, sin dudas, ya que son consistentes con las tres cámaras, y se ven bastante vívidos — sin caer en un exceso de saturación.

El rango dinámico, de igual forma, es bastante bueno, y captura un muy buen nivel de detalle, ya sea en fotos de día o de noche. En general, el rendimiento es bastante consistente entre las tres cámaras, aunque podrán imaginarse que el teleobjetivo no es el más apto para situaciones de baja luz.

A continuación dejo las fotos de prueba:

En cuanto a video, Huawei Mate 40 Pro es capaz de grabar a una resolución máxima de 4K a 60 cuadros por segundo, y sí, la calidad también es top-notch.

De partida, la estabilización de imagen es buena — aunque no de las mejores –, y graba con un excelente rango dinámico; no sufre tanto cuando grabamos con la luz del sol de frente, y es capaz de retener un muy buen nivel de detalle. También graba muy buen audio, así que con respecto a eso no tendremos ningún problema.

Tengo mis dudas con el procesamiento. A veces se ve muy trabajado el video, especialmente en temas de nitidez y colores, pero es un detalle menor. De todas maneras, aquí les dejo el video de prueba:

Software

El Huawei Mate 40 Pro viene con Android 10 en su interior, todo cubierto bajo interfaz propia del gigante chino, EMUI 11.

EMUI es probablemente una de las pocas capas de personalización proveniente de fabricantes chinos que me gusta. Si bien sigue teniendo esa estética colorida muy asiática — amada y odiada por muchos a la vez —, es una interfaz que se siente muy madura, muy funcional y mucha más sobria que otras de su competencia.

Pero claro, a medida que esta capa va avanzando aún más, la ausencia de los servicios de Google (GMS) en este y en otros equipos del gigante chino terminan mermando la experiencia, al menos en los países fuera de China. Lamento tener que tocar este tema — que prácticamente se ve en casi todos los análisis de cualquier equipo nuevo de Huawei —, pero hay que hacerlo.

Obviamente la gran pregunta es: ¿Se puede sobrevivir con lo que Huawei te ofrece? Aquí la respuesta puede variar según la persona, pero para mí es un sí, aunque no deja de ser una experiencia sub-óptima para quienes dependemos de muchas cosas que son y/o funcionan con Google.

De partida, más del 90% de las aplicaciones que utilizo en mi día a día están fuera de la App Gallery de Huawei, y a pesar de que ha ido avanzando con pasos agigantados, aún está lejos de tener todas las aplicaciones que la gran mayoría de las personas usan. Ah, y odio que casi cada vez que la abro, me muestre una publicidad a pantalla completa, y que para peor, deba esperar unos segundos para poder saltarla.

Pero bueno, siempre se pueden descargar los archivos .apk desde el navegador. En mi caso, obtuve la gran mayoría de las apps desde APK Mirror o APK Pure, y no tuve ningún problema instalándolas en el teléfono.

Otro lugar al que puedes recurrir es Petal Search, el nuevo buscador avanzado de Huawei, el cual es bastante completo, ya que te permite buscar cosas en la web, o dentro de tu teléfono, mostrarte noticias y varias funciones más. Desde aquí puedes buscar aplicaciones, o también te puede sugerir las versiones web. Está la opción, pero de nuevo, no es lo más óptimo.

Lo bueno es que pude reemplazar algunas aplicaciones con otras que se pueden sincronizar con mis cuentas de Google. Por ejemplo, reemplacé Gmail por Outlook (incluso pude iniciar mi correo de Pisapapeles, que con Gmail te exige tener un perfil de trabajo en tu teléfono), OneCalendar por Google Calendar, YouTube por YouTube Vanced, y así.

Solamente salí perdiendo en un par de cosas: no pude recuperar mi respaldo de WhatsApp (tuve que mendigar stickers) y no encontré forma de reemplazar Android Auto, así como también todo el tema de los mapas y Waze. También hay que olvidarse de las aplicaciones de video en streaming como Netflix o Disney+, porque no te van a funcionar, así como también de varios juegos que dependen de Google Play Games.

Para alguien que se maneja con la tecnología (particularmente con Android) quizás esto no suene tan mal, pero no deja de ser una experiencia sub-ópima porque: 1) tienes que recurrir a sitios externos para obtener la gran mayoría de tus aplicaciones escenciales y 2) Vas a tener que estar actualizando todas estas apps “a mano” dado que las actualizaciones no llegarán vía la App Gallery.

Ahora, como mencioné anteriormente, la experiencia varía de persona a persona, especialmente en este caso con los equipos Huawei. Esto lo digo porque las necesidades y exigencias que tiene un analista o un “conocedor” de tecnología usualmente son distintas a las que tiene un usuario común y corriente.

Esto último es super importante, porque hay gente que no tiene la paciencia o el tiempo como para aprender bien o buscar la alternativa que el fabricante te ofrece, más aún sabiendo que es más fácil instalar la opción que ya conoce.

Para ir cerrando esta sección, si bien me gustaría que estos teléfonos vinieran con los servicios de Google, también me encantaría bastante que Huawei saliera adelante con esta aventura.

No sé si lo han llegado a pensar alguna vez, pero encuentro algo perturbante lo dependiente que me he vuelto a los productos de Google, por lo que algo de variedad siempre se agradece. Además que, como casi siempre, más competencia le hace bien al mercado.

Conclusiones

Aquí se los digo de inmediato: este Huawei Mate 40 Pro es probablemente uno de los mejores teléfonos de alta gama que se puede comprar hoy mismo.

Es un equipo que en líneas generales es bastante redondo: tiene un muy buen diseño, que se complementa con una excelente pantalla que se ve maravillosa. El rendimiento también es muy bueno, así como también la autonomía y las fotografías que toma.

Es excelente en prácticamente todo, es realmente un equipo formidable. Salvo por lo de los bordes curvos, las quejas que tengo son mínimas.

Pero a pesar de aquello, no dejo de tener sentimientos encontrados con este dispositivo. Es increíble como un solo aspecto del teléfono me hace poner en duda si es que realmente vale o no la pena comprarlo.

El tema de los GMS es bastante delicado, y lo puedo entender, pero mientras la App Gallery no sea capaz de proveer por lo menos las aplicaciones más básicas que el grueso de las personas utiliza por esta parte del mundo, entonces la experiencia de uso sí o sí será mucho peor que con cualquier otro teléfono Android a la venta en el mercado.

Está bien, sí, se pueden instalar la gran mayoría de las apps “importantes” utilizando los APK, o sino, siempre habrán métodos para instalar los GMS, y así tener acceso a la Play Store. Pero eso no es la idea. El usuario común no tiene porqué estar por lo bajo media hora instalando una serie de archivos de dudosa procedencia para poder tener acceso a sus aplicaciones que más usa y a las cosas de Google.

Pero como dije anteriormente, a mi realmente me gustaría que Huawei salga adelante con su propio ecosistema, aunque eso va a requerir la compañía se ponga las pilas, y empiece a “occidentalizar” más su tienda, aunque entiendo que esto puede ser una tarea sumamente complicada, especialmente sabiendo que no hay muchas intenciones desde el gobierno de Joe Biden para levantar el veto impuesto.

No puedo negar el esfuerzo que se ha hecho para entrar a este y a otros mercados. Me parece muy bien que una buena parte de las aplicaciones de bancos e instituciones financieras del país ya estén en la App Gallery. Tienen que seguir así.

Aún así, creo que el Mate 40 Pro tiene muchos pros como para ser ignorado. Como dije, es un teléfono excelente, por lo que definitivamente tengo que recomendarlo, al menos para quienes son más fanáticos de la tecnología.

Aunque, por supuesto, si lo tienes en consideración, debes estar dispuesto a tomarte las molestias de buscar algún método para instalar los servicios de Google, o probar con otras alternativas que puedas descargar desde la web o desde la misma App Gallery. La decisión final es tuya.

Disponibilidad

Huawei Mate 40 Pro ya se encuentra disponible en diversas tiendas del retail nacional, así como también en las Huawei Store. ¿Su precio? CLP $1.099.990, que corresponde a la versión con 256 GB de almacenamiento.

Más noticias
Análisis de la cámara del Huawei Mate 40 Pro