Review Huawei FreeBuds 3i

Hace casi un año, la compañía Huawei anunció el que se convertiría en su primer audífono true wireless, hablamos de los FreeBuds 3. De esta manera, la empresa de origen chino aterrizaba en la carrera por estos dispositivos, compitiendo directamente con los AirPods de Apple.

Tiempo después, y con más productos en su línea de audífonos, Huawei presentó en Chile con sus nuevos FreeBuds 3i. Auriculares que destacan por contar con cancelación de ruido, un nuevo diseño, gomas que aíslan el ruido y una mayor autonomía de batería. Con todas esas características, el aspecto más diferenciador respecto a la versión 3, es el precio, ya que la compañía promete similares prestaciones pero por un precio mucho menor.

Habiendo tenido la oportunidad de escribir la review de los Huawei FreeBuds 3 y ahora la de los 3i, probablemente a lo largo de este revisado compare varias veces las prestaciones de ambos. Esto, podría servir para que te hagas una idea de este nuevo producto.

Agradecemos, como siempre, a nuestros amigos de Huawei Chile por facilitarnos esta unidad de prueba. Sin más introducción ¡Vamos con el review!

DIMENSIONES
Audífonos: 4.1 x 2.3 x 1.9 cm 
Estuche: 8 x 3.5 x 2.9 cm

PESO
Audífonos: 5.5 g
Estuche: 51 g

BATERÍA
Audífonos: 37 mAh
Estuche: 41 mAh

DRIVER
10 mm

BLUETOOTH
5.0


Diseño

Como es costumbre, comenzaremos por el diseño y construcción del producto. Los nuevos Huawei FreeBuds 3i se encuentran almacenados en un estuche de carga rectangular con bordes redondeados, teniendo que guardar los audífonos de forma horizontal. El estuche, está construido, al igual que los auriculares, completamente en plástico glossy, lo que le da un diseño brillante y pulido.

En la parte superior, en la tapa, nos encontramos con el logo de la compañía. Mientras que en uno de los costados, junto a la bisagra tenemos la entrada USB-C que nos permite cargarlos y el botón para vincularlos al dispositivo que deseemos. En el borde frontal, tenemos una luz LED que indica el estado de carga del estuche que almacena los FreeBuds.

Una vez abierta la caja de carga, nos encontramos ante los audífonos almacenados de forma horizontal, como ya te decía, y una luz al medio que indica el estado de la batería. Pudiendo ser verde (completa) o roja (baja). En la parte interior del estuche no encontramos nada más aparte de las señales que indican el lado al que corresponde el audífono (R o L).

Ya hablando de los audífonos, nos encontramos ante unos de 5.5 gramos de peso, construidos también en plásticos glossy. En total, los nuevos FreeBuds 3i cuentan con tres micrófonos, uno que se encuentra en la zona inferior del bastón del auricular, otro en la parte externa superior y uno más cercano a nuestra oreja cuando nos los colocamos. Estos últimos dos son para eliminar el ruido. En esa misma línea, a diferencia de los FreeBuds 3, los 3i cuentan con un diseño más clásico de los audífonos, incorporando una goma que se cambian según nuestra oreja. Lo anterior hace que el auricular sea más grande donde se encuentra el driver, el sensor de uso de los pines de carga.

En general llevar los nuevos Huawei FreeBuds 3i resulta bastante cómodo. Su diseño me parece bastante ajustado a lo esperado, sin mayor novedad pero cumpliendo cabalmente con lo que uno podría esperar de un audífono de estas características. Nos encontramos ante un estuche de 51 gramos de peso y 5.5 gr cada auricular. En cuanto a dimensiones, el centro de carga mide 8.7 x 3.5 x 2.9 cm.

El punto más negativo, en esta materia, me parece el material de construcción. Al igual como lo dije en los FreeBuds 3, los 3i no corrigen nada de aquello. Nos encontramos, una vez más, ante un dispositivo construido en plástico glossy, lo que se entiende por el factor económico que este puede generar. Sin embargo, tiene más puntos negativos que positivos. El primero de ellos, convierte a los audífonos -y el estuche sobre todo- a manchas y ralladuras que se hacen muy fácil y sin mayor esfuerzo. Además, terminan siendo muy resbalosos, por lo que tienes te tomarlo con cuidado o se te podría caer el estuche. El punto más incómodo, para mí al menos, fue la sensación que producen, se siente y nota que estás ante un dispositivo muy plástico.

Uso y funcionamiento

Una vez hablado el diseño, llega la hora de que hablemos del uso y funcionamiento de los nuevos Huawei FreeBuds 3i. Más abajo te diré mi experiencia respecto a la calidad del sonido o de la cancelación de ruido. A diferencia de los FreeBuds 3, los 3i no incorporan un procesador Kirin A1 dedicado, cuentan con un Bluetooth 5.0 y un driver de 10 mm y no 14.2 como lo hacían los del año pasado.

A pesar de contar con menores especificaciones, y habiendo probado ambos, la sensación de uso y conexión es bastante similar. Para vincular por primera vez a nuestro dispositivo de fuente, debemos abrirlo y mantener el botón trasero presionado, una vez reconocidos los audífonos estarán listos para funcionar cada vez que los saques del estuche. Esto último es bastante variable, ya que en ocasiones lo hacía sorprendentemente rápido y otras tardaba mucho más y debía ir a las configuraciones y hacerlo de forma manual.

Para probarlos, en mi caso los utilice con un teléfono Huawei y un iPhone. En ambos, tuve experiencia bastante similares, lo que me sorprendió positivamente, de hecho, a veces se conectaban más rápido y fácil al dispositivo de Apple. Sin embargo, en el Huawei -o Android- tenemos más características y configuraciones sobre los audífonos, además que en los terminales chinos nos sale una animación con la batería de los audífonos y de su estuche cada vez que abrimos este último.

Huawei Al Life

En un comienzo mi experiencia con los FreeBuds 3i fue bastante ingrata. Esto, porque al vincularlos al terminal de la misma marca y sin haber descargado la aplicación dedicada, sentía que los audífonos no estaban funcionando del todo bien, tanto en calidad como en configuraciones que podía cambiar.

Aquello cambió una vez que instalé “Al Life”, la aplicación que Huawei recomienda utilizar para vincular y configurar sus dispositivos. Yo la conocía porque ya había probado los otros FreeBuds, pero de no ser así probablemente me hubiese costado mucho poder mejorar mi experiencia con los audífonos. Desde la configuración del Bluetooth sólo me daba la opción de qué hacer con un toque en el auricular izquierdo o derecho pero no más que eso.

Una vez en la aplicación, pude, de partida, actualizar los audífonos, lo que mejoró considerablemente la calidad de audio de estos. Además de permitirme, por fin, encontrar la forma de configurar los toques, lo que me ayudó a descubrir cómo activar y configurar la cancelación de ruido en los audífonos. No tengo aspecto negativo que decir respecto a la experiencia en Al Life, menos de sus configuraciones, sin embargo deberían ser opciones integradas desde un comienzo con el dispositivo, aunque según Huawei la última versión de EMUI resuelve aquello.

Latencia

Al no contar con un procesador como el Kirin A1 o Bluetooth 5.1, temí que la experiencia en este apartado podría ser mala. Sin embargo, no fue así. Si bien existe latencia, como es de esperarse en audífonos true wireless de estas características, esta es casi imperceptible en los FreeBuds 3i.

Donde podemos notarlo un poco más -sólo un poco- es en juegos, aunque eso tampoco resta gran experiencia con los auriculares. En cuanto a reproducción de videos con los audífonos haciéndose cargo del audio, esta latencia simplemente no se percibe, lo que se agradece.

Batería y carga

Sin duda, el aspecto de la batería y su carga, es uno de los puntos más importantes de un audífono true wireless. En el caso de los Huawei FreeBuds 3i, incorporan una batería de 37 mAh en cada auricular, mientras que su estuche cuenta con una de 410 mAh. No cuentan con carga inalámbrica y la única forma de alimentarlos es a través de su entrada USB-C.

Si hablamos de tiempo, los FreeBuds 3i nos darán una autonomía de 3.5 horas de duración de la batería si estamos escuchando música y 2.5 durante una llamada. En el caso de tener la cancelación de ruido activa, la duración de batería en reproducción de música se redujo a unas 2.5 o 3 horas. Con el estuche cargado, contamos con una autonomía de unas 14 horas, lo que nos permite realizar unas cuatro cargas completa de los auriculares.

En general, mi experiencia en este apartado fue bastante satisfactoria. Los utilicé para realizar viajes largos y no requerí cargarlos tan pronto. Finalmente, como pasa en este tipo de audífonos, no me daba cuenta que debía volver a cargarlos una vez que ya habían agotado toda la batería, incluso la del estuche, sólo ahí recurría a enchufarlos a la corriente, lo que podía ocurrir varios días más tarde. El proceso de carga tarda aproximadamente una hora.

Calidad del sonido

Llegó el momento de hablar de uno de los aspectos más fundamentales de los audífonos: su calidad de sonido. Nos encontramos ante un dispositivo que incorpora un driver de 10 mm, dejando atrás el de 14.2 mm de los FreeBuds 3, lo que significa algunas diferencias que te cuento en este apartado.

A un comienzo, la calidad de sonido de los nuevos Huawei FreeBuds me había dejado bastante desilusionado, sin embargo tras una primera actualización la situación mejoró mucho. Lo mismo ocurre con la cancelación de ruido activada -ya hablaremos de eso-. Al incorporar las gomas que los acomodan a nuestra oreja, el sonido se torna mucho más envolvente y con menor interrupción, lo que permite lograr unos bajos simplemente precisos y me atrevería a decir que los mejores que he encontrado en audífonos de este tipo. Los sonidos graves se lograr de sobre manera, suenan limpios y muy destacables. Me atrevería a decir que estos se logran incluso mejor que en los FreeBuds 3.

Situación similar ocurre con tonos intermedios, los que representan una sensación justa. Donde todo esto empeora, es cuando nos acercamos a los tonos agudos, ya que estos no son los mejores, lo que se traduce en sonidos encapsulados, carentes de definición y con una presencia metalizada.

En resumen, la calidad de sonido de los nuevos Huawei FreeBuds 3i me deja bastante satisfecho, los bajos son sonidos que simplemente se disfrutan en este dispositivo. Me encantaría poder decir lo mismo de los altos, aquí la calidad se reduce y deja en evidencia que lo que a los auriculares le falta en este apartado: mayor precisión, por decirlo de una manera.

Cancelación de ruido

Uno de los aspectos más promocionados por Huawei, en estos auriculares, es la cancelación de ruido. En primer lugar contamos con una cancelación de ruido pasiva, que existe gracias a la incorporación de estas gomas que nos permiten “sellar” nuestra oreja una vez que el audífono está dentro. Por otro lado, tenemos la cancelación activa, para lo cual emplea dos micrófonos que se encargan de eliminar el sonido externo en hasta 32 db.

Este apartado es, junto con los bajos, el que me deja más satisfecho de estos audífonos. Esto, porque me quedo con la sensación que están muy bien logrados, las gomas se convierten en un aliado fundamental de la cancelación de ruido activa. Además, resulta bastante cómodo que siempre se encuentre activa a pesar de que los hayamos guardado y los volvamos a usar horas después o en otro dispositivo.

La cancelación de ruido, en general, termina siendo -creo yo- el complemento que permite lograr bajos tan buenos, como lo describía en la sección anterior. Simplemente sella el oído y elimina todo lo externo a través de su sistema de micrófonos. Si prefieres menos cancelación para estar más atento al exterior, lo puedes configurar, aunque no lo puedes regular como pasaba en los FreeBuds. En general, la mayor cantidad de ruidos externos quedan suprimidos, a menos que uno en particular destaque por sobre un sonido general, como por ejemplo cuando estamos en la calle.

No encuentro ningún aspecto negativo en cuanto a la cancelación de ruido, sí algunos detalles a considerar. El primero, como ya decía, es que no existe una mayor regulación en la cancelación de ruido. Lo segundo, es lo que ocurre con los micrófonos que cancelan el ruido, estos muchas veces producen una sensación incómoda si es que hay mucho viento en el lugar que estemos, ya que lo reconoce, lo que se traduce en una interrupción en el sonido. Lo mismo si los rozamos al tocar los audífonos.

Conclusión y disponibilidad

A simple vista, y ya resumiendo mi experiencia, los nuevos Huawei FreeBuds 3i, buscan ser los audífonos accesibles y de gran calidad de la compañía china. A mi parecer, y basado en la experiencia relatada en este review, aquello se cumple.

El aspecto más negativo, para mí, es la construcción del dispositivo. Utilizar plástico glossy para un objeto que será un accesorio, que estará en bolsillo, carteras, bolsos o simplemente sobre una mesa, no me parece adecuado, ya incluso cuidándolos el material se ralla muy fácilmente. Donde sí derrocha buen desempeño es en su calidad de sonido, la que se defiende bastante bien a pesar de contar con menores prestaciones que otros audífonos de la compañía.

A pesar de aquello, los resultados superaron mis expectativas iniciales. Vuelvo a repetir que lo más destacable son sus bajos bien logrados, aunque al contar con altos de menor calidad, lo que reproducimos suena encapsulado, disminuyendo nuestra experiencia. El cancelación de ruido es superior a la de los FreeBuds 3 principalmente por las gomas que acompañan a los audífonos, estas ayudan a definir la calidad del sonido que señalaba anteriormente.

Si tuviera que recomendar estos audífonos, probablemente lo haría, aunque la experiencia queda apartada, como era de esperarse, en todo su esplendor a los usuarios de un Android, aunque aquello se acerca cada vez más también en iPhone, sobre todo por la forma en que se vinculan.

Si deseas adquirir los nuevos Huawei FreeBuds 3i, están disponibles a $89.990 en la tienda de Huawei y en el retail nacional. Pudiendo elegir entre la opción en blanco o negro. Agradecemos una vez más a nuestros amigos de Huawei Chile por facilitarnos esta unidad.

¿Qué te pareció este dispositivo?

Más noticias
Fotos equipo Moto G9 Plus (22)
Review Motorola Moto G9 Plus