Review DJI Osmo Action

Introducción

Hace un par de meses atrás probamos la GoPro Hero 8 Black, dispositivo que podríamos considerar como el estándar en el mercado de las cámaras de acción, la que sin dudas es la opción más segura a la hora de comprar este tipo de cámaras.

Pero lo cierto es que a día de hoy hay muchas otras opciones a considerar, y la cámara que nos convoca el día de hoy es una de ellas.

DJI es más conocida por sus drones — los Phantom, Mavic y Spark — pero también existe la familia Osmo, la cual corresponde a una gama de cámaras y estabilizadores, como la Osmo Pocket o la Osmo Mobile, ambas ya analizadas aquí en Pisapapeles.

La DJI Osmo Action es la cámara de acción de esta gama, y la primera que vemos por parte de la compañía china, que busca tomar parte de este mercado que prácticamente está dominado por GoPro. ¿Será tan buena como la Hero 8 Black? Eso es lo que veremos en el presente review. Comencemos:

Especificaciones

Resolución de Video
4K 60, 2.7K 60 y 1080p 240 fps
Resolución de fotografías
12 megapíxeles
Estabilización
RockSteady
Conectividad
WiFi, Bluetooth 4.2
Pantallas
Trasera de 2.25 pulgadas, frontal de 1.4 pulgadas
Resistencia al agua
Sumergible hasta 11 metros de profundidad

Diseño

La DJI Osmo Action no esconde sus intenciones de competir con GoPro en este aspecto, ya que su diseño nos recuerda bastante a una de estas cámaras. Es rectangular — un paralelepípedo — con esquinas redondeadas, está construido en metal, pero casi todo su perímetro está rodeado por una tira de goma texturizada, la cual ayuda a mejorar el agarre.

El estilo es bastante similar a lo que estamos acostumbrados a ver en otros productos DJI, especialmente por el hecho de que cuenta con dos tonos de grises en todo el cuerpo. Se nota que está muy bien construido, se siente robusto, pero a la vez compacto.

Sus dimensiones son de 65×42×35 mm, mientras que su masa se queda en los 124 gramos. Es bastante similar a lo que vimos con la GoPro Hero 8 Black.

Eso sí, la principal diferencia con respecto a la otra cámara, es que ésta si requiere de una montura exterior para poder ser anclada a otros accesorios. Aumenta ligeramente el grosor general, pero no molesta tanto. Lo bueno de todo esto es que es compatible con accesorios GoPro, por lo que existe una gran variedad de opciones originales y alternativas para comprar.

La cámara de por sí es resistente al agua, y puede ser sumergida hasta 11 metros de profundidad.

Si vemos en detalle a la Osmo Action, en la parte de arriba tenemos el botón del obturador junto con el de encendido/apagado, por la derecha tenemos uno de los dos seguros de la batería, por la izquierda el botón para cambiar de modos y el espacio para la tarjeta micro-SD y la entrada USB-C, y por último, abajo tenemos el segundo seguro que libera a la batería de su posición.

Mención aparte a los botones, los cuales son perfectos: no son ni tan fáciles ni tan difíciles de presionar, y son muy fáciles de identificar.

En la parte de atrás nos encontramos con la pantalla táctil de 2.25 pulgadas, mientras que por el frente tenemos la óptica en un formato mucho más cilíndrico que la GoPro. También está la segunda pantalla, de 1.4 pulgadas, de la cual hablaremos más adelante.

Calidad de imagen y video

Pasemos de inmediato al tema principal de este tipo de cámaras: las fotos y videos.

En cuanto a especificaciones, la DJI Osmo Action cuenta con un sensor de 12 megapíxeles, y puede grabar como resolución máxima en 4K a 60 fps, con 4K 30, 2.7k 60 y 1080p 240 también disponibles para usar (entre otras resoluciones y framerates). El lente incorporado solamente graba a 145° (que sería algo así como un 13 mm), y su apertura es un f/2.8 que no varía.

Tal y como estamos acostumbrados con los diversos productos DJI, la calidad de grabación es excelente. Con un muy buen nivel de exposición y rango dinámico, obtenemos videos muy buenos. Los colores son bastante neutros, y el archivo obtenido es ideal para realizar ediciones posteriores de ser necesario.

Eso sí, solamente graba en una sola distancia focal, que es el gran angular. No hay ningún tipo de crop o efecto de software que permita grabar con un poco más de zoom, como si se puede en la GoPro Hero 8 Black.

Como es costumbre en este tipo de cámaras, las tomas de noche no son particularmente buenas; el ruido abunda y los colores tienden a desteñirse un poco.

Veamos los videos de prueba:

En cuanto a fotografías, Osmo Action devuelve fotos bastante decentes dentro de todo, con buenos colores y rango dinámico, aunque a veces tiende a sobreexponer las fotos. Cuando baja la luz, la cámara sufre bastante, y como que no sabe si subir el ISO o reducir la velocidad de obturación — como podrán ver en las fotos de muestras, en un momento me salieron muchas fotos movidas.

Lo bueno es que contamos con un modo manual (tanto para foto, como video), por lo que podremos controlar casi todas las variantes — menos apertura — si es que estamos en una situación un tanto complicada de luz.

Veamos las fotos de prueba:

Rendimiento

Para partir en este apartado, hablemos sobre el sistema de estabilización de la Osmo Action, bautizado como RockSteady, el cual, al igual que en otras cámaras, aprovecha el gran angular de la cámara junto con el software para mejorar el nivel de estabilización del video.

RockSteady solamente aplica un pequeño crop de no más de un 5%, lo cual es apenas perceptible. Solamente contamos con los modos encendido o apagado (no hay niveles de estabilización intermedios), y cuando está activo funciona muy bien, aunque no es mejor que el Hyperboost 2.0 de la GoPro Hero 8 Black.

La DJI Osmo Action es una cámara bastante rápida para todo lo que podamos exigir, tanto a la hora de capturar las fotos y videos, como en el procesamiento y movimiento general dentro de los menúes, todo fluye como debería. Naturalmente, la cámara tiende a calentarse un poco después de estar mucho rato usándola, especialmente cuando estamos grabando video en 4K.

La batería de esta cámara es de 1300 mAh, desde DJI prometen hasta 135 minutos (2 horas con 15 minutos) grabando en 1080p a 30 fps con RockSteady apagado, y hasta 63 minutos (1 hora con 3 minutos) grabando en 4K a 60 fps con RockSteady encendido.

Mi experiencia concuerda con lo estipulado por la compañía, y creo que es una duración más que suficiente para este tipo de cámaras, especialmente cuando grabamos en 4K (y es definitivamente mejor que la de la GoPro). La batería se carga vía USB-C, y se demora alrededor de una hora y media.

Conectividad y Software

Una de las cosas que más puedo destacar de la Osmo Action es la interfaz de usuario. Tiene un formato simple, basado en el viewfinder como menú principal.

Deslizando de izquierda a derecha podemos acceder a la galería, de derecha a izquierda, las configuraciones de exposición (ISO, velocidad de obturación y balance de blancos, así como las configuraciones manual/automático). Deslizando hacia arriba seleccionamos la resolución y relación de aspecto de la imagen o video, y por último, deslizando hacia abajo accedemos al menú de configuraciones rápidas.

La interfaz está muy bien hecha, ya que se adapta de muy buena manera tanto en la pantalla principal, como en la secundaria.

Por cierto, hablando de esta segunda pantalla, podemos acceder a ella haciendo un doble toque con dos dedos en la pantalla principal. No es un panel táctil, y solamente nos muestra una parte de todo lo que está viendo la cámara (el centro, en forma cuadrada).

Esta pantalla también nos mostrará el estado de la batería, en qué modo y resolución estamos grabando, nada más ¿Es útil? Sí, bastante, especialmente a la hora de tomar fotos grupales.

La aplicación que se ocupa para poder manejar la cámara a distancia se llama DJI Mimo, desde la cual uno se conecta a través de una red WiFi que emite la cámara. A través de esta app no solo podremos controlar la cámara junto a todos sus ajustes, sino que también es como una suerte de red social, en donde podemos ver contenido capturado con este y otros productos DJI, así como también para editar videos.

DJI Mimo está muy bien conseguido, y es una de las pocas aplicaciones de cámaras que funcionan bien. De hecho, ni siquiera tuve problemas de estabilidad con la conexión, lo cual nunca me había pasado con otra cámara y su respectiva aplicación. Pulgar arriba, sin duda.

Conclusiones

La verdad es que yo no soy mucho de grabar video, por lo que las cámaras de acción nunca han estado dentro de lo que yo consideraría útil dentro de mi equipo fotográfico. Sin embargo, tras haber utilizado exhaustivamente esta Osmo Action, creo que mi perspectiva con respecto a estas cámaras ha cambiado un poco.

Lo digo porque pude utilizar esta cámara en diversas situaciones, y definitivamente nunca había considerado el factor tamaño dentro de la ecuación. Es maravilloso tener una cámara ligera y compacta, que no ocupe tanto espacio en mi mochila, y que rápidamente pueda prenderla y grabar un video o tomar una foto.

Muchos dirán: “para eso está el teléfono”, lo cual es correcto, pero nuestro celular nunca nos podrá ofrecer una mayor resistencia frente a golpes o a la hora de sumergirlo al agua, ni tampoco la posibilidad de poder anclarlo a casi cualquier parte con el accesorio correcto, y así como también la excelente calidad del sensor acompañado de un gran angular.

La DJI Osmo Action me fue útil en situaciones donde no quería sacar mi cámara, y el usarla incluso me motivó a grabar más videos. También fue muy útil para tomar fotos familiares rápidas (selfies), gracias a la pantalla frontal incorporada.

Es una cámara muy buena, que cumple de manera casi satisfactoria todo lo que le podríamos pedir: calidad de imagen y video, estabilización, batería, software, etcétera. Pensándolo bien, creo que no hay nada que realmente no me guste de la Osmo Action, aunque en ciertos aspectos la GoPro es mucho mejor (especialmente en tema de la variedad de distancias focales que podemos utilizar, así como también la estabilización).

Sin duda es una excelente opción a tener en cuenta si estás en búsqueda de alguna cámara de acción y no necesariamente quieres irte a por una GoPro.

Disponibilidad

Puedes encontrar la DJI Osmo Action en las DJI Store y diversas tiendas a lo largo del país. Su precio ronda los CLP $300.000, pero varía según la tienda en donde la encontremos.

Más noticias
Review Decodificador 4K Entel con Android TV