Review Cyber Shadow

Hace poco más de 7 años que Yacht Club Games nos sorprendió a todos con el lanzamiento de Shovel Knight, un juego indie que se nos grabó en la memoria gracias a un excelente gameplay, una música brillantemente producida y un nivel de dificultad bastante intenso.

Y hoy nos toca revisar otra entrega del mismo desarrollador, el que sin caer en comparaciones, repite muchos de los aciertos que hicieron brillar a Shovel Knight, pero esta vez con luces propias que lo hacen distinguirse entre los juegos de plataformas. Bienvenidos a Cyber Shadow.

Título
Cyber Shadow
Consola
Nintendo Switch
Desarrollador
Mechanical Head Studios
Fecha de lanzamiento
26 de enero de 2021

Premisa

La historia del juego no es demasiado compleja, pues partimos con nuestro protagonista, un ninja llamado Shadow, sobreviviente de la última línea de ninjas de su tipo, quien despierta de una cámara de incubación en una realidad oscura, llena de tecnología de última generación y de robots que han tomado el mundo por rehén, y es responsabilidad de nosotros averiguar que es lo que pasó con su linaje y derrotar al maligno Dr. Progen para poder salvar al mundo de esta realidad.

No es una historia que destaque precisamente por ser la más compleja del mundo ni la más intrigante, pero es suficiente como para mantenernos atentos, especialmente en lo que se refiere a los jefes, quienes de a poco se nos van presentando hasta llegar al desenlace final, con todas las pistas apuntando a dicho rival.

Plataformeo en su estado puro

Desde el punto de vista de jugabilidad, Cyber Shadow nos recuerda mucho a Ninja Gaiden o a Megaman X, pues empezamos con un protagonista que no tiene demasiados poderes, y que debe ir de izquierda a derecha en un nivel para poder avanzar, ocasionalmente haciendo uso de su arma básica, que en este caso es una espada.

A medida que avanzamos, eso sí, se nos presentan más desafíos, y con ellos también se nos van también presentando enemigos, y lo más importante de todo, mejoras que nos harán más fácil el poder sacara delante los niveles.

Su naturaleza lineal no es para nada un impedimento, pues para quienes gustamos de este tipo de juegos, y que crecimos con una NES, SNES o similares, ya sabemos con que encontrarnos. Dificultad elevada, pero que en ningún momento se nos hace injusta, y donde sabemos que a medida que sumemos horas de juegos, ya no nos será un desafío el eliminar 5 enemigos en una pantalla, hasta sentirnos invencibles.

Moriremos muchas veces, pues la dificultad no es para nada simple, pero a medida que aprendamos los patrones de los enemigos, nos será mucho más fácil avanzar, y es que no hay sensación más placentera en un juego de este tipo que pasar finalmente un nivel en el que morimos decenas de veces debido a que no podemos hacer bien un salto, o no podemos dar con la trayectoria exacta de nuestros enemigos y caemos en los pozos con espinas.

Niveles perfectamente diseñados

Como mencioné anteriormente, el juego no pretende niveles demasiado complejos, pero si están brillantemente diseñados para tomar ventaja de las pequeñas mejoras que vamos sumando nivel a nivel.

Por ejemplo, en una parte nos podemos encontrar con un salto que no podemos sortear si tratamos de ir de una plataforma a otra sin morir en el intento, entonces el juego nos invita a tomar una ruta alternativa hasta encontrarnos con un jefe o un sub jefe, que luego de derrotarlo nos entrega el poder que justamente necesitamos para poder atravesar ese pozo.

Lo mismo pasa con las armas, pues en un principio solo tenemos nuestra katana y eliminar enemigos que vuelan es dificultoso, pero una vez avanzamos el primer nivel, ya podemos usar shurikens y lanzarlos hacia el enemigo a través de la etapa, logrando así un balance perfecto entre dificultad y frustración.

El diseño de niveles de este tipo en Cyber Shadow puede parecer ridículamente simple superficialmente, pues solo tenemos que saltar, correr y atacar en un principio, pero la intensidad de los niveles empieza a subir y a subir, y ya no es tan simple correr de un lado a otro sin morir, pues nuestra vida es limitada.

Esta vida está representada por puntos de salud, los que harán que podamos tomar una cantidad determinada de golpes antes de morir, generalmente son 3, pero a medida que avanzamos y vamos ganando salud, podemos tomar más daño sin morir, aunque obviamente los enemigos empiezan a golpear más fuerte y a hacernos más daño con cada golpe.

También tenemos puntos de energía, los que están representados por una barra azul y que tiene uso limitado, pues lanzar un shuriken consumirá uno de estos puntos, usar otra habilidad con nuestra espada usará dos y así consecutivamente, y regenerar estos puntos de energía no es para nada simple.

Ahora bien, como mencioné, el juego en ningún momento se siente injusto, y es que si morimos en una parte de un nivel seremos catapultados para atrás a un punto de guardado –o checkpoint–, estos puntos están inteligentemente posicionados, y muchas veces el lugar difícil de pasar estará cerca de dicho checkpoint, u otras veces estará lejos, y tendremos que tragarnos la frustración de tener que eliminar una ola de jefe difíciles hasta que encontremos otro checkpoint, lo que nos generará una sensación de alivio muy grande a la hora de encontrarlo.

Pero no solo de poderes con nuestra espada vive Shadow, si no que también tenemos en estos checkpoints la posibilidad de recuperar nuestra vida, o la barra de poder, esto nos costará 50 puntos de nuestra moneda, en cada checkpoint, y si no manejamos bien esta moneda, no pofremos hacer uso de esta regeneración cuando lo necesitamos.

Adicionalmente, en algunos de estos checkpoints podemos también hacer uso de una mejora temporal, la que varía desde un escudo, un pequeño robotito que nos sigue y dispara, una rueda con dientes a la que tendremos que golpear para atacar enemigos de largo alcance, o un compañero que disparará un pequeño láser de alto alcance, estas mejoras también cuestan 50 de nuestra moneda. Esta mejora tampoco es infinita, pues a los 3 golpes que recibamos, esta se irá, y no vamos a encontrar una muy seguido, así que hay que ir con cuidado.

Así, podemos gastar 150 monedas en cada uno de estos checkpoints, por lo que es esencial el poder manejarlas con cuidado, pues no queremos quedarnos sin monedas para mejorar nuestros poderes justo antes de un jefe final que nos va a derrotar una vez tras otra y nos costará mucho tiempo derrotar hasta aprender su patrón de ataque.

También contamos con un sistema de hazañas, o logros, con los que podremos darle un valor adicional al juego una vez que lo terminemos, no son muchas hazañas, pero son las suficientes como para entretenernos un par de horas adicionales cuando ya hayamos derrotado al Dr. Progen.

No es un Metroidvania, y eso está bien

Quizás uno de los aspectos más interesantes de los juegos tipo Metroidvania es que una vez que pasamos un nivel o llegamos a la parte final de uno, se nos hace necesario volver al principio, o re explorarlo una y otra vez en busca de mejoras.

Esto no está presente en Cyber Shadow, pues los niveles están diseñados para ser pasados una y otra vez, si no que tienen la suficiente capacidad de entregarnos una o dos mejoras, especialmente de puntos de vida antes de ir al próximo.

Esto se hace especialmente necesario gracias a la mecánica del juego que tiene que ver con la mejora de la barra de salud, pues en algunas partes nos encontraremos con un punto de salud enfrascado, y si conseguimos 3 de ellos, añadiresmos una bara de salud a nuestro medidor demanera permanente.

Gráfica y musicalmente excelentemente logrado

No quiero caer en comparaciones, pero gráficamente Shvel Knight es uno de los mejores juegos que hemos visto en el mundo de los 8, 16 o 32 bits, Cyber Shadow en tanto se la juega por un look de 8 bits, el que está logrado a la perfección.

El estilo visual logra emular un ambiente oscuro gracias al uso de sombras y texturas oscuras, lo que logra darle a Cyber Shadow una identidad propia junto con su ambiente musical, el que también es un punto a destacar.

Originalmente compuesto por Enrique Martin, la música del juego está muy bien lograda, con melodías que logran meternos en el ambiente oscuro que nos quiere transmitir el juego. Pero como mencioné anteriormente, a nivel musical, el juego está muy, pero muy bien logrado.

Algunos problemas de jugabilidad y controles

Al querer emular un juego en estilo de 8 bits, Cyber Shadow hace uso de tan solo 2 botones para jugar, el de saltar y el de atacar. A medida que vamos avanzando y desbloqueando habilidades, estas también hacen uso solamente del botón de ataque.

Así, si queremos usar un shuriken, tenemos que apretar arriba + el botón de ataque, si queremos usar otro ataque de la katana, tenemos que apretar abajo + el botón de ataque, o cuando estamos en el aire tenemos que usar abajo + el botón de ataque.

Me hubiera gustado que se hiciera uso de otro botón para algunos ataques especiales, pero tampoco es como que tengamos problemas de jugabilidad demasiado importantes con el diseño de botones tal y como se nos presenta.

Lo que si puedo destacar como molesto es que tenemos una habilidad que consiste en hacer un parry a alguno de los proyectiles enemigos apretando el Dpad o joystick hacia la derecha o izquierda de frente al ataque justo antes de que nos haga daño, y algunas veces tomamos daño innecesario ya que simplemente la detección de este parry no es la mejor, especialmente contra jefes que nos tirán olas de ataques seguidos.

También tengo un problema personal con el knockback que toma Shadow una vez que nos hacen daño, pues el personaje salta para atrás cuando nos hieren, lo que causa que nos caigamos de plataformas al tomar daño, y puede ser frustrante morir por este tipo de mecánicas una y otra vez, pues no podemos calcular bien donde caeremos al tomar daño.

Finalmente, me hubiera gustado que existiera una mecánica para agacharnos, pues algunos enemigos tienen una trayectoria errante, que muchas veces hace que nuestra katana no pueda llegar hasta abajo en su ataque, y como no podemos agacharnos, tenemos que saltar, alejarnos o simplemente tomar el daño de este enemigo.

Todos estos problemas no logran mermar la experiencia total del juego, como para que se hagan la idea de que a pesar de no ser un juego perfecto, si podemos disfrutarlo a concho.

Conclusión

Si eres fanático de los juegos retro, entonces Cyber Shadow es una opción que no puedes dejar pasar, especialmente si creciste con títulos como Ninja Gaiden, pues el nivel de dificultad puede llegar a ser parecido, pero nunca tan elevado.

Se nota mucho que este juego es fruto de un trabajo de fanáticos de este estilo, con niveles inteligentemente diseñados, desafíos que nunca se sienten imposibles, mejoras de poderes que nos invitan a usarlas en cada ocasión y una música que nos atrapa.

Quizás la primer aparte del juego no es la mejor en términos de historia, pero a medida que avanzamos vamos también aprendiendo más y la jugabilidad también mejora con las habilidades que vamos ganando a lo largo de la misma.

Cyber Shadow no es perfecto, pero sus pro superan con creces a sus contra, y por los USD $19.99 que vale, es recomendable al 100%.

Otro review que te podría gustar

Más noticias
Review Redmi Note 10 Pro