Review Apple Watch Series 6

Cada año vemos como los wearables toman más protagonismo en el mercado, llegando en todos los formatos, todos los tamaños y en todos los rangos de precios. Hay muchos fabricantes que están haciendo las cosas muy bien en este aspecto, pero sigue habiendo uno que lleva un rango muy amplio de diferencia: Apple.

No es sorpresa para nadie decir que el Apple Watch es el mejor reloj inteligente que podemos encontrar a día de hoy, también lo era la temporada pasada y la anterior a esa. Este año Apple repite la fórmula que tanto éxito le ha traído en los últimos años: solo corregir pequeñas cosas respecto de la generación anterior.

Diseño familiar, pero marcando tendencia

En pocas palabras: el diseño es exactamente el mismo que venimos viendo desde el Apple Watch Series 4, en modelos de 40mm y 44mm. La única diferencia física que “veremos”, está en el sensor que incluye el reloj en la parte inferior. Esto se debe a que ahora incluye un sensor de oxígeno en la sangre, sumado al ya conocido sensor de ritmo cardiaco y electrocardiograma.

El resto, lo miremos por donde lo miremos, es igual a lo que vimos en las dos generaciones anteriores. Ah, pero esperen, sí hay algo distinto en esta generación: las opciones de colores. Apple ha incluido el azul y el rojo a los ya convencionales colores que venía ofreciendo. La unidad que he estado usando estas semanas es la de color rojo y solo puedo decir una cosa: vaya, que bien se ve. Sigo agradeciendo a todos los fabricantes que se atreven a salir del blanco y el negro.

Los primeros días lo sentí un poquito pesado en la muñeca, pero me terminé acostumbrando sin ningún tipo de problemas. Pese a que llevamos viendo este diseño hace ya varios años, siento que no se siente para nada “viejo“. Todo lo contrario, creo que a día de hoy sigue marcando tendencia y luce mejor que muchas otras alternativas de otros fabricantes.

La pantalla OLED del Apple Watch Series 6 es realmente espectacular. Tiene un brillo altísimo que nos permite ver la hora (o el contenido que queramos) en cualquier momento y cualquier situación. Además, la opción de usar la corona en vez de recurrir siempre al panel táctil es genial, ya que no tapamos la pantalla al momento de navegar. Dicho sea de paso, el motor háptico es fenomenal.

Incluyendo algunas nuevas funciones

Como en toda nueva generación del Watch, Apple agrega pequeñas mejoras que terminan por mejorar aún más la experiencia de uso. En esta generación el reloj de la compañía estadounidense ha añadido un sensor de medición de oxigeno en la sangre, el cual funciona enviando una luz de ida y vuelta, midiendo de esa forma el color de la sangre, y a partir de esa información arroja un valor aproximado de oxigeno en la sangre.

La verdad es que me costó varias veces poder obtener un resultado, pero a otras personas les funciona cada vez. Desconozco cual será el inconveniente, pero de todas formas Apple recomienda no tomarlo como información medica y solo usarlo a modo referencial. Además, si te gusta la montaña, también encontramos un altímetro, así que podrás ver en tiempo real la altura sobre el nivel del mar. Esto funciona accediendo a la aplicación de brújula y no necesariamente tendrás que estar haciendo deporte de montaña para sacarle provecho.

Desde watchOS 7 (no siendo exclusivo del Watch Series 6) también podremos hacer un seguimiento del sueño. En mi caso me costó muchísimo lograrlo, dado que no estoy acostumbrado a dormir con reloj, pero para poder completar el review era necesario. Es interesante la información que podemos obtener de esta nueva aplicación, y sin duda que tomándola en cuenta podremos mejorar nuestro día a día.

Ah, sí, y además ahora cada vez que te laves las mano el Apple Watch te recordará que tienes que hacerlo durante, al menos, 20 segundos para poder prevenir de mejor forma el coronavirus y otras enfermedades. Esta es una adición interesante, sobretodo en estos tiempos donde mantener una buena higiene personal es importante para nosotros mismos y para la gente alrededor nuestro.

Para quienes no estén familiarizados con el Apple Watch, además de todo esto tendremos el ya conocido sensor de ritmo cardiaco, GPS, la capacidad de realizar un ECG, contestar llamadas, manejar nuestro contenido multimedia, recibir notificaciones e invocar a Siri, entre muchas otras cosas. Además, es el compañero perfecto para motivar el entrenamiento al tener un sistema de círculos que cerrar a medida que avanza el día.

Excelente rendimiento, excelente batería

Este año Apple ha terminado de demostrar al mundo que sobresalen haciendo sus propios procesadores. Por primera vez los ha incluido en computadores portátiles y han hecho noticia en todo el mundo, pero esta tecnología ya llevaba implementada varios años en sus relojes. El Watch Series 6 vuelve a dejar la vara muy alta en su rendimiento, y no necesariamente a costa de su batería.

Primero, todo fluye al recorrer el ya tradicional sistema aplicaciones circulares, que pese a no ser lo más cómodo para navegar, logra solucionar de buena forma el interactuar con una pantalla tan pequeña. La carga de aplicaciones es bastante rápida, y lo mismo sucede con el cambio entre una aplicación y otra.

Teniendo la pantalla siempre encendida, con medición de sueño y realizando deporte un par de horas al día con la aplicación de Entrenamientos, no tuve ningún problema para completar dos días completos de batería. De hecho, hubo un par de días que solo lo cargué mientras me duchaba en la mañana y nada más. En resumidas cuentas, la batería no será un tema del cual preocuparse si te compras este reloj.

Entonces, ¿me lo compro?

La respuesta, como siempre, es: depende. Si quieres el mejor smartwatch que ofrece el mercado y tienes un iPhone, entonces la definitivamente es sí. El Apple Watch Series 6 cumple con todo lo que promete, y salvo un error ocasión a la hora de medir el oxigeno en la sangre, realmente disfrutarás de una muy buena experiencia.

Entonces, ¿por qué digo depende? Si no quieres gastar tanto dinero, siempre puedes acceder al nuevo Apple Watch SE, que no tiene ECG, ni sensor de oxigeno en la sangre, ni pantalla siempre encendida, pero sí cumple con todo lo básico que podrías necesitar en un smartwatch. Evidentemente la decisión dependerá de su presupuesto.

Yo personalmente recomiendo el Series 6 por una cosa más: los nuevos colores. El color rojo y azul son muy bonitos y salen del grupo rutinario de colores que veníamos viendo en las pasadas temporadas. Sí, es una inversión considerable, pero no te arrepentirás de haber ido por él.

Más noticias
Review Asus TUF RTX 3080 OC