Aparece más evidencia que demuestra que el próximo iPhone tendrá una muesca de menor tamaño

Continúa apareciendo más evidencia de que el iPhone de este año tendrá una muesca más pequeña de lo que estamos acostumbrados a ver.

Un filtrador que se hace llamar en Twitter como DuanRui, ha publicado fotos reales donde se puede apreciar la parte frontal que “supuestamente” corresponderían al iPhone 13, dejando bien claro su muesca de menor tamaño.

En la imagen se aprecian dos frontales de diferentes tamaños, se cree que uno pertenece al modelo Pro Max y el otro al modelo mini del iPhone 13.

Si te fijas bien en la muesca, podemos notar que Apple habría decidido mover el auricular lo más arriba posible para así ganar más espacio para los sensores del Face ID y a la vez reducir el grosor de la muesca.

El rumor de la muesca más pequeña se esperaba ver en el iPhone 12, pero no sucedió, por lo que ahora se apuesta fuertemente en que este año sí veremos las muescas más reducidas y atrás quedará la muesca que llevamos viendo desde el año 2017 con el iPhone X.

Más noticias
El módem 5G diseñado por Apple llegaría en el 2023 a los iPhone, según el analista Ming-Chi Kuo