fbpx

8 sistemas operativos móviles propios que hoy están abandonados

Luego de todo este gran notición de que Google dejará de licenciar Android y prestar servicios de Google Play a Huawei, quizás no todo está perdido para la empresa china.

¿O sí? Desde hace un tiempo que tienen un sistema operativo propio en desarrollo, el cual podría eventualmente reemplazar a Android. Otros fabricantes y empresas han intentado surgir con sus propios sistemas operativos. Algunos con un éxito que se perdió en el tiempo y otros que simplemente no duraron más de un par de años antes de ser abandonados.

Falta de aplicaciones, seguridad y otros pueden ser problemas a los que se enfrente Huawei y por los que ya han pasado otras empresas. Recordemos algunos de los caídos más ilustres que hoy viven en la irrelevancia o descansan en el cementerio de las buenas intenciones.

Symbian: El clásico de Nokia

Si tuviste un Nokia durante su era dorada, Symbian será un nombre que tendrás grabado en tu mente sin lugar a dudas. El que quizás fue alguna vez el sistema operativo móvil más popular del mundo hace poco más de una década, hoy no es más que un recuerdo en la historia de la telefonía. SI bien Symbian fue licenciado a otros fabricantes como Samsung, Motorola y Sony Ericsson, fue Nokia el que lo utilizó mayoritariamente.

nokia n93 symbian os

Creado en 1998 por en consorcio Symbian Ltd., fue uno de los sistemas operativos móviles más exitosos de los años 2000. Desde la versión Series 40 hasta Nokia Belle, fue evolucionando de a poco, integrando funciones como navegador web, temas, hasta multitareas y soporte para pantallas táctiles.

A puertas de la nueva década de 2010, Symbian era un sistema operativo que ya mostraba algunas canas de vejez pero todavía muy popular. En Febrero de 2010 se reportó que el 47,5% de los teléfonos vendidos en 2009 eran Symbian. Un poco más lejos lo seguían RIM (BlackBerry) con 20,8%, Apple con iOS en un 15,1%, Microsoft con Windows CE y Mobile en un 8.8% y Android al final con apenas un 4,7%.

Sin embargo, la falta de aplicaciones en su tienda Ovi, la gran fragmentación e incompatibilidad entre versiones y junto a la fuerte competencia de Android e iOS en ese entonces, llevó a Symbian a lanzar su última actualización en Octubre de 2012. Fabricantes como Motorola, Samsung y LG decidieron abandonar Symbian por Android. Nokia dejó de usarlo y decidió crear una alianza con Microsoft utilizando Windows Phone. El resto es historia.

BlackBerry OS: Para el empresario móvil

Cuando piensas en una BlackBerry, lo primero que viene a la mente es un teléfono con un teclado diminuto y a su vez cómodo. Utilizado por millones de empresarios, este sistema operativo se especializaba en su integración con servicios de correo de forma automática e inalámbrica y gran seguridad. Esto a principios de los 2000.

Su primera versión en Enero de 1999 fue creado para el BlackBerry Pager 850, algo muy lejano a un smartphone. Fue evolucionando agregando un navegador basado en WebKit en 2010, con su versión 6.0. Para la versión 7.1 el año 2012, ya era capaz de utilizar tecnologías como WiFi y NFC para comunicaciones.

El año 2013 fue lanzada la versión 10, llamada BlackBerry 10. Esta nueva versión favorecía el uso de pantallas táctiles sobre el teclado para realizar acciones. Junto a esto llegó el BlackBerry Hub, multitareas y compatibilidad con aplicaciones para Android.

Sin embargo, nada de esto fue suficiente. La integración de Android con BlackBerry 10 fue pobre, lenta e incompatible con versiones más nuevas de la API de Android. Esto significaba que solo aplicaciones compatibles con Android Gingerbread 2.3 o anterior eran compatibles.

La gran “ventaja” de BlackBerry con sus teclados físicos en el mundo laboral se vio destruida por la naturalidad de los teclados en pantallas táctiles y su dominancia en el mundo ejecutivo se desvaneció.

BlackBerry decidió entonces lanzar su propio teléfono con Android: La BlackBerry Priv y Priv 2. Sin embargo podemos admitir que BlackBerry ha sido fiel con sus usuarios, dando soporte para su sistema operativo original hasta finales de este año. Por ahora, si quieres una BlackBerry nueva, tu mejor opción es la Key2.

Bada: Cuando Samsung probó una alternativa a Android

La historia cuenta que, de vez en cuando, Google golpea la mesa y algún fabricante define buscar alternativas para tener el control de sus desarrollos. Bada fue esa idea que Samsung tuvo para generar una plataforma que le hiciera contrapeso a un creciente Android en 2009.

Este sistema operativo tenía el kernel de Linux y soporte para múltiples tecnologías relevantes para esa fecha, como Flash y Java. Además integraba formas novedosas y muy eficientes de multitarea, compatibilidad con HTML5 y la misma interfaz que Samsung tenía en equipos con Android. En ese sentido, al integrar TouchWiz se esperaba que el paso de Android a Bada fuese más sencillo para los usuarios que se cambiaran.

Eran días locos en la industria móvil y Samsung tenía en esa época teléfonos con todos los sistemas operativos para definir su propio camino, pero estuvo particularmente interesado en impulsar esta alternativa. De hecho, su primer teléfono con Bada – Wave s8500 – vendió cerca de un millón de unidades en Corea del Sur durante sus primeros días tras el lanzamiento.

Pero posterior a eso, no sólo el interés por esta plataforma decayó, sino que fracasó en múltiples áreas: No logró encantar al consumidor que deseaba teléfonos con Android o iOS, y además Samsung no pudo hacer que los desarrolladores se interesaran en esta plataforma. Ellos estaban muy ocupados creando apps para Android.

Fue tanto el desinterés hacia Bada que incluso a la propia Samsung dejó de importarle a poco andar. Sólo 11 teléfonos inteligentes fueron lanzados con Bada OS antes de matar el proyecto en 2012. Sin embargo, esto es importante porque ya en esa fecha Samsung intentó crear un camino propio lejos de Google. Falló rotundamente.

Tizen OS: Reciclando los restos de Bada y otros

No hace mucho, Samsung volvió a intentar quitarle relevancia a su negocio de Android para crear su propia alternativa. Bueno, no tan así como crear “de cero” una plataforma, pero adoptó e intentó mejorar una plataforma hecha de los restos de muchas otras. Algo así como reciclaje digital.

La primera vez que escuchamos sobre Tizen fue en 2012, cuando la fundación LiMo (Linux Mobile) se renombró como Tizen. Tras ella había muchos nombres ilustres de la industria como Intel, Huawei, Fujitsu, NEC, Panasonic, KT Corporation, Sprint Corporation, SK Telecom, Orange, NTT DoCoMo y Vodafone, por lo que sonaba a un esfuerzo conjunto de las Naciones Unidas de las telecomunicaciones. Eso le dio mucha relevancia y seriedad a un proyecto arriesgado, crear una nueva plataforma.

Digamos que Tizen está hecho de pedazos de desarrollos fallidos previamente como Maemo, LiMo, MeeGo y otros menos exitosos, y fue creado pensando en generar una base para controlar múltiples dispositivos distintos, no sólo smartphones.

Los fabricantes tras Tizen intentaron que esto resultara y fuese popular. Realmente lo hicieron. Pero los equilibrios no cambiaron, los fabricantes tampoco lanzaron demasiados dispositivos basados en esta plataforma y finalmente comenzó a caer en el olvido.

Samsung comenzó a tomar mayor relevancia en esta plataforma cuando lanzó teléfonos móviles y otros dispositivos a los cuales integró código propio, lo que complejizó el sistema de licencias a terceros involucrados en el proyecto.

Finalmente fue tanto lo que Samsung se involucró en el proyecto, que Tizen comenzó a quedar de lado en el roadmap de los otros fabricantes asociados. Al final, y aunque le puso mucho empeño en hacer que fuese relevante, no lo fue en smartphones y terminó encontrando un lugar en distintos aparatos de Samsung como televisores, relojes inteligentes y otros dispositivos.

Firefox OS: De navegador a sistema operativo

Si te digo Firefox OS, probablemente te acuerdes de este comercial. Aparte de eso, fue un sistema operativo con corta vida y que nunca fue muy popular. Su gran novedad fue que era un sistema creado utilizando tecnologías web, como HTML5 y JavaScript con el motor de Mozilla, permitiendo aplicaciones web de forma nativa.

La interfaz gráfica fue programada completamente en HTML5, CSS y Javascript, tal como un sitio web. Detrás corría el motor de navegación Mozilla, el mismo utilizado en el navegador Firefox. En el fondo, el mismo motor de Android y otros: Linux.

Su primera versión fue lanzada el año 2012, demostrada en teléfonos como Samsung Galaxy SII, y Google Nexus 4. El año 2013, fabricantes como LG, ZTE, Huawei y TCL se comprometieron en fabricar equipos con este sistema operativo. Luego de una corta vida, el año 2015, fue lanzada su última versión, siendo descontinuado el año 2017.

Una de las grandes críticas fueron las especificaciones pobres de los equipos oficiales, la poca seguridad de sistemas basados en web y que ni siquiera tenía WhatsApp. Firefox OS hacía Line, Twitter y Facebook. Pero un sistema operativo que no hace WhatsApp en plena década de 2010, nace muerto.

Es muy importante que sepas que este proyecto de sistema operativo no sólo surgió por iniciativa de Mozilla. Mucho del financiamiento tras él venía de operadoras móviles. ¿Por qué? Porque es un secreto a voces que las operadoras están aburridas de las prácticas que los actores dominantes de la industria han implantado hacia ellas sólo porque saben que son dueñas de lo que buscan a la hora de comprar un teléfono.

Google hace parte de sus enormes ganancias, además de la captación de datos e información, sobre la infraestructura y servicios de las operadoras, y ellas no sienten que sea justo que sólo la gran G ganara dinero con eso, por lo que han intentado distintas fórmulas para lograrlo sin éxito. Este proyecto fue una alternativa para quitarle poder a Android para cambiar la participación de mercado y negocioar de manera favorable con Google. No resultó.

¿Qué aprendemos del fallo de Firefox OS? Que, casi tan importante como captar desarrolladores y aplicaciones clave, quizás Huawei pueda encontrar un buen aliado en los operadores si ofrece ganancias compartidas y modelos de negocio conjuntos.

Windows Mobile: El eterno de la lista

Windows Mobile es el más antiguo de esta lista. Con todo el respaldo de Microsoft detrás, fue un sistema operativo que logró mantenerse con el tiempo, adaptándose al mercado. Al principio fue pensado como un sistema para equipos – no necesariamente smartphones – con poca memoria.

Incluso, era capaz de correr sin almacenamiento. Por ejemplo en cajeros automáticos, sistemas POS, etc. Sin embargo, fue evolucionando hasta un sistema operativo móvil con (casi) todas las funcionalidades de un smartphone.

Su primera versión fue lanzada en 1996, tomando como base Windows 95. Esta primera versión fue llamada Windows CE o Embedded Compact. El año 2000 cambió su nombre a Pocket PC 2000. Incluyendo un navegador móvil, Pocket Office y Windows Media Player, era básicamente un computador en tus manos.

En 2003, tuvo un nuevo cambio de nombre, llamándose Windows Mobile 2003. Con un diseño basado en Windows XP, integró funcionalidades como streaming, Bluetooth, SMS y otros. El año 2010, pasó a llamarse Windows Phone 7, centrándose completamente en el mercado de smartphones, abandonando las ya añejas PDA.

Windows Phone 7 inauguró la famosa Metro UI, con funcionalidades 100% dedicadas a un smartphone. Windows Phone 8.1 llegó en Abril de 2014.

Si bien al principio fue aclamado por su buen funcionamiento, herramientas para trabajar de forma remota y el respaldo de Microsoft en cuanto a seguridad, se fue quedando atrás con respecto a sus competidores: Google y Apple. A pesar de que tenía un funcionamiento muy fluido, no habían suficientes aplicaciones y las existentes no eran de la mejor calidad. Windows 10 Mobile fue lanzado el 2015 pero será descontinuado a finales de 2019.

MeeGo: Desconocido pero querido

MeeGo fue un sistema operativo que estaba apuntado a reemplazar a Symbian el año 2010. Sin embargo un cambio de rumbo hizo que Nokia cancelara estos planes, dejando a Intel sólo en el proyecto.

Fue enfocado a equipos como smartphones, tablets, netbooks, sistemas de entretenimiento para autos, entro otros. Quizás más reconocido por ser el sistema operativo del Nokia N9, considerado por algunos analistas como el mejor smartphone de Nokia de la historia salido de la finlandesa.

Lanzado en el Mobile World Congress de 2010, la idea era unir las fuerzas de Intel, con Moblin y Nokia, con Maemo. Esto porque Microsoft no había dado un soporte adecuado para procesadores Intel Atom en Windows 7. Sin embargo, solo un año después, Nokia decidió dejar MeeGo para usar Windows Mobile 7. Esto llevó a que el proyecto fuera abandonado por Intel en poco más de un año.

Su última versión, MeeGo 2.7 iba a ser lanzada en noviembre de 2013, pero fue cancelada, dejando a MeeGo 2.0 como la última versión oficial.

Varios trabajadores que se vieron involucrados en el desarrollo de MeeGo dejaron sus respectivas empresas para formar Jolla – un fabricante de dispositivos que recogiera el desarrollo hecho en Nokia – y crearon Sailfish OS, basado en MeeGo. Un proyecto de sistema operativo abierto, compatible con apps de Android, y aunque este proyecto sigue vivo, el soporte es limitado.

Dato curioso: Sailfish OS es un sistema operativo móvil que cuenta con la bendición del gobierno ruso, el que confía en él para crear una alternativa que haga cambiar los equilibrios en la industria móvil. ¿Y si Huawei adoptara Sailfish como base dado que es – más o menos – todo lo que quiere hacer con Kirin OS?

WebOS: De Palm a HP a LG

Técnicamente WebOS no está abandonado. Si bien se usa en muchos dispositivos y recibe actualizaciones hoy en día, ha sido transferido de empresa en empresa ya sea por absorción de una a otra o una simple compra, logrando que sobreviva de milagro. Lo que alguna vez fue Palm WebOS se convirtió en HP webOS, luego Open WebOS y por último quedarse en LG WebOS, donde logró asentarse. Por ahora. Ha ido mutando de un sistema operativo para PDAs, a tablets para terminar en televisores.

El año 2009 Palm lanzó WebOS como reemplazo a su ya viejo Palm OS. Solo dos equipos vieron la luz con este sistema operativo: Palm Pixi y Pre. El año 2010, HP compró Palm. Y con eso, webOS. Este pasó a llamarse HP webOS, el cual sería instalado en varios productos. El 2012, surgió la idea de correr webOS encima de Windows pero nunca ocurrió. Ese mismo año, HP abrió el código fuente de webOS, dando paso a Open webOS. Desde 2009, este sistema operativo tenía una tienda de aplicaciones: La HP App Catalog. Sin embargo, desde su creación hasta 2011 solo tenía poco más de 10.000 aplicaciones. La tienda fue cerrada en 2015. 

En Febrero de 2013 HP vendió webOS a LG. La empresa coreana quería utilizar el sistema operativo para sus Smart TV. Hasta el día de hoy es utilizado tanto en el mercado de Smart TV, proyectores y otros electrodomésticos como refrigeradores. Incluso LG presentó un wearable con webOS, sin mucho éxito. 

¿Qué te parecen estos casos de éxito o fracaso? ¿Qué podría aprender Huawei si eventualmente decide usar su propio sistema operativo? ¿Tuviste algún equipo con estos sistemas operativos? Te leemos.

Más noticias
[Patrocinado] Huawei se fortalece en regiones y abre nueva tienda en Viña del Mar