Review Samsung Galaxy Watch Active 2

Introducción

La renovación de la gama de relojes inteligentes de Samsung comenzó el año pasado con el primer Galaxy Watch, destinado a un público más general. Posteriormente, en febrero del presente año, vimos el primer Galaxy Watch Active, un reloj enfocado más hacia los deportistas. Este último modelo tuvo rápidamente un sucesor: el Watch Active 2, el reloj que nos convoca el día de hoy.

Recientemente arribado a nuestro país, el nuevo smartwatch de Samsung llega con un set de novedades que lo diferencian bastante del primer modelo: vuelve el bisel rotatorio, aunque en formato táctil, introduce el tamaño de 44 mm, entre otras novedades más que les iremos comentando en el presente review.

Como siempre, agradecer a la gente de Samsung Chile por facilitarnos esta unidad para realizar su respectivo review. Comencemos:

Especificaciones

Modelo
44 mm, acero inoxidable
Pantalla
1.4 pulgadas, Super AMOLED, 360 x 360 píxeles
Batería
340 mAh
Correas
20mm
Sistema Operativo
Tizen OS
Extras
Detección de caídas, Electrocardiogramas

Diseño

En temas de diseño, no tenemos mucha evolución con respecto al primer Galaxy Watch Active, ya que mantiene ese mismo aspecto minimalista, acompañado de dos botones ubicados en la posición de las 2 y las 4.

La principal diferencia radica en el tamaño del dispositivo: ahora cuenta con una esfera de 44 milímetros, ideal para quienes buscan un reloj más grande, pero no tan grande como el Galaxy Watch, el cual es de 46 milímetros. De igual manera, el tamaño de la pantalla pasa de las 1.1 a las 1.4 pulgadas, y esto también permite reducir un poco el tamaño del bisel que rodea la pantalla.

En cuanto a calidades de construcción, este modelo cuenta con dos variantes: una de acero inoxidable y otro de aluminio. Nosotros contamos con el primero, el cual se siente bastante bien en la muñeca gracias a su acabado metálico, además es ligero, ya que su masa es de 42 gramos. Si bien la esfera es de 44 mm, sus dimensiones permiten que se sienta como uno de 42 milímetros, aunque, eso sí, es considerablemente más grueso que un reloj convencional.

Al igual que en el primer Galaxy Watch Active, este modelo es compatible con correas de 20 milímetros. Nuestra unidad en particular contaba con la correa de cuero, la cual, en mi opinión, no le queda tan bien como las típicas de silicona que se incluyen en este tipo de relojes deportivos.

En general, el Samsung Galaxy Watch Active 2 es un reloj bastante elegante y sobrio, y se la juega por ser un reloj distinto al resto. Ahora, no creo que sea un reloj para llevar puesto en todas las situaciones, pero para un uso cotidiano es más que perfecto.

Pantalla

Como existen versiones de 40 y 44 milímetros, hay dos tamaños de pantalla. Para el más pequeño, la pantalla es de 1.2 pulgadas (el modelo anterior era de 1.1), mientras que para el más grande, la pantalla se queda en las 1.4 pulgadas. Eso sí, el panel se repite: es un Super AMOLED, cuya resolución se queda en los 360 x 360 píxeles.

Gracias al diseño minimalista del reloj, se le otorga a la pantalla un aspecto protagónico y llamativo. Como es de esperarse, luce espectacular, es bastante brillante — por lo que operarlo bajo la luz del sol no será ningún problema — y los colores se ven maravillosos, además, la resolución es la correcta para un reloj inteligente, ya que todo se ve bastante nítido.

Obviamente que para tareas más simples, como ver notificaciones o el estado de nuestro ejercicio, la pantalla es más que suficiente. Ahora, si queremos leer correos o ver el hilo de una serie de mensajes recibidos, ahí sí tendremos mayores problemas para leer, ya que la letra se achica un poco.

En el review del primer Galaxy Watch Active, mi compañero José Manuel se quejó por la presencia del tremendo bisel que rodeaba la pantalla, y que hacía que se viera extraño dado el tamaño del reloj. Afortunadamente, aquí fue corregido gracias a la implementación de una pantalla más grande.

Rendimiento y software

La verdad es que el Samsung Galaxy Watch Active 2 es un ligero refresco del primer modelo. De hecho, los principales componentes técnicos son los mismos: procesador Exynos 9110 — un procesador de doble núcleo que corre a 1.15 GHz — y 750 MB de memoria RAM, todo esto acompañado de 4 GB de almacenamiento interno.

Por supuesto que esto se traduce en un excelente rendimiento general, todo se siente fluido, y no existe ningún tipo de lag en las transiciones ni tampoco abriendo aplicaciones. En general, todo funciona como debería, y eso es en parte es gracias a la excelente optimización que Samsung ha logrado en Tizen OS.

Hablando de esto último, yo tuve mi primer acercamiento con este SO cuando pude probar el Gear S3 Frontier, y para mi sorpresa, no han habido muchos cambios en su apariencia y funcionamiento, y eso es algo bueno.

Sigo encontrando que Tizen es muy superior a Wear OS (antes Android Wear) en muchos aspectos. La interfaz tiene una distribución bastante lógica: deslizar hacia la izquierda para los widgets, hacia la derecha para las notificaciones, pulsando el botón ubicado a las 4, accedemos al menú de aplicaciones, y presionando dos veces el mismo botón, podemos acceder a cualquier aplicación que tengamos asignada a ese botón.

Que el bisel rotatorio haya regresado es algo bastante bueno, porque se nota que la versión de Tizen OS para relojes inteligentes está hecho para que sea manipulado más fácilmente con este tipo aditamento. Por cierto, este bisel funciona de una forma distinta a como lo habíamos visto anteriormente, ya que ahora es táctil — basta con ir pasando nuestro dedo alrededor del bisel para que podamos movernos a través de la interfaz. Es una solución bastante creativa, pero me quedo con la opción física.

El reloj también cuenta con un pequeño parlante, el cual sirve principalmente para interactuar con Bixby, aunque muy rara vez utilicé el asistente. Eso sí, hay un detalle que me gustó bastante: cuando usamos un watchface análogo, se emitirá el característico “tic” del segundero, y no solo eso, ya que también este sonido dependerá de los BPH de dicha esfera, por lo que la frecuencia del sonido será distinta en cada una.

Batería

Para terminar este apartado, hablemos sobre la autonomía de este smartwatch.

La batería en el Galaxy Watch Active 2 de 44 milímetros es de 340 mAh, y desde Samsung prometen hasta dos días de uso completo (incluso usándolo durmiendo). La verdad es que dependiendo del uso que se le de, podemos llegar incluso hasta casi tres días de autonomía.

Mi uso, aparte de ver la hora a cada rato, es verificar notificaciones, ocasionalmente controlar la música y la medición automática de actividades (usualmente caminatas). Además, mantuve activo la opción de estar midiendo el ritmo cardiaco de forma regular. Eso sí, no suelo dormir con el reloj, por lo que durante las noches lo mantuve guardado en una caja para relojes.

Creo que la duración de batería es bastante decente, aunque existiendo productos como el Huawei Watch GT — cuya batería dura cerca de dos semanas —, creo que Samsung tiene que seguir trabajando en ello.

Se incluye una base de carga inalámbrica (estándar Qi), aunque si contamos con un Galaxy S10 o un Note 10, lo podremos cargar desde ahí. El reloj se carga (0-100%) en alrededor de 2 horas, lo cual creo que es algo lento.

Medición de actividad

Al igual que en el modelo anterior, este Galaxy Watch Active 2 tiene un enfoque más deportivo que el Galaxy Watch regular. Por esto, contamos con diversos tipos de actividades para realizar que van desde el típico cardio, pasando por levantamiento de pesas y press banca, hasta yoga. Contamos con cerca de 40 actividades, pero se extrañan algunos deportes más típicos, como fútbol o basquetball.

Al igual que el Apple Watch, este reloj puede detectar caídas, y realizar los respectivos avisos en caso de que no haya una respuesta inmediata por parte del accidentado. Como novedad en este modelo, también incluye la posibilidad de realizar electrocardiogramas (ECG) para poder detectar posibles anomalías, como arritmias o infartos. En Chile, eso sí, esta función no se encuentra disponible

Para quienes les guste correr al aire libre, el reloj cuenta con un GPS integrado para poder tener seguimiento de nuestra ruta. También podemos conectar audífonos Bluetooth para poder escuchar música a través de la aplicación de Spotify, o bien, con las canciones que le carguemos a su almacenamiento interno.

La medición es bastante correcta, aunque a veces se tarda un poco en reconocer las actividades automáticas — especialmente las caminatas, ya que podía llevar fácilmente más de 5 o más minutos continuos caminando, y el reloj aún no reconocía el movimiento, incluso muchas veces me pasó que comenzaba a registrar la caminata cuando ya estaba por terminar.

Conclusiones

Si buscas irte a la segura con un reloj inteligente que haga todo lo necesario, tenga una buena duración de batería y pueda medir tu actividad física, el Samsung Galaxy Watch Active 2 será la mejor opción que tendrás, por lo menos en Android — en iOS también funciona, pero se limitan algunas funciones, por lo que para ese ecosistema sigue siendo mejor el Apple Watch.

La pantalla es sin dudas uno de sus puntos más fuertes, pero la joya de la corona se lo lleva su excelente rendimiento para ser un smartwatch. Tizen OS también es un punto importante a considerar, ya que es un sistema operativo bastante completo, y está muy bien pensado, aunque creo que su talón de Aquiles sigue siendo el soporte de aplicaciones de terceros.

Además, estamos frente a un reloj bastante estiloso, que es llamativo gracias a su aspecto minimalista y bien redondeado. Ahora, personalmente el diseño no es de mi gusto, más que todo porque me gustan los relojes más tradicionales. Quizás si tuviera algunas marcas para que funcionara como taquímetro, o algún otro tipo de complicación en el bisel, sería más de mi estilo.

Ahora, si lo comparamos con el modelo anterior, no tenemos mucha evolución. De no ser por la introducción de un nuevo tamaño, y el retorno del bisel rotatorio, este reloj no tendría mucho sentido. Pero eso es bueno, porque por el momento los usuarios podrán escoger entre un modelo de mayor o menor precio, de acuerdo a sus necesidades y presupuesto.

Eso sí, creo que el Galaxy Watch Active 2 es uno de los relojes más completos que hay en el mercado, y es, sin duda alguna, una de las mejores opciones a considerar para Android, un SO cuyo software para relojes inteligentes sigue sin estar a la altura.

Disponibilidad

El Samsung Galaxy Watch Active 2 ya se encuentra disponible en nuestro país, y lo podemos encontrar tanto en las tiendas Samsung, como en otras del retail. El precio de entrada, para el modelo de 40 mm es de CLP $349.990, mientras que el modelo de 44 milímetros parte en los $379.990 pesos.

Más noticias
Primeras impresiones iPadOS 14