fbpx

Review Motorola One

En el último tiempo, muchos fabricantes han adoptado como una excelente alternativa, incluir dentro del catálogo de sus equipos, a una o varias alternativas con el sistema operativo Android One.

Y en esta oportunidad Motorola ha querido estar presente en el mundo de la experiencia de Android más pura con el Motorola One. Si bien la marca había tenido una aproximación con el Moto X4 en una oportunidad anterior, está experiencia estaba limitada sólo al mercado estadounidense.

Sin embargo, para adentrarnos un poco en el equipo, el Moto One cuenta con una pantalla con notch de 5.9 pulgadas con resolución HD+, cámara trasera dual, Snapdragon 625, 4GB de RAM, resistencia a las salpicaduras y más.

Detalles técnicos de la unidad probada

FABRICANTE, MODELO Y DATOS DEL REVIEW

– Motorola
– Motorola One – P30 Play (Variante 4GB RAM/64GB)
– Autor: Roberto Mera
– Fotografías del equipo: Roberto Mera
– Periodo de prueba: 20 de noviembre – 4 de diciembre

REDES MÓVILES

– 3G: 850 (Movistar/Claro), 900 (Entel), 1700/2100 AWS (WOM), 1900 (Entel/Movistar/Claro)
– 4G LTE: B4 AWS (WOM) B7 (Movistar/Entel/Claro), B28 (Entel/Movistar/Claro)
– Categoría LTE CAT 4 150/50Mbps
– NO compatible con 4G+ (No es Cat 6 o superior)
– Opera nativamente con Entel, Movistar, Claro y WOM

HARDWARE Y SOFTWARE

– Pantalla LTPS IPS LCD de 5,9 pulgadas con resolución HD+ 1440×720, aspecto 19:9
– Procesador Qualcomm Snapdragon 625 de ocho núcleos
– Memoria RAM de 4 GB y almacenamiento interno de 64 GB ampliables con tarjetas MicroSD hasta 256 GB
– Procesador gráfico Adreno 506
– Altavoz MONO
– Bluetooth 4.2
– GPS, AGPS, GLONASS, BDS, Galileo
– Puerto USB-C
– Lector de huellas dactilares trasero
– Doble cámara principal de 13MP f/2.0 + 2MP f/2.4 (sensor de profundidad), video FHD 60fps y 4K 30fps con flash LED simple
– Cámara frontal 8 MP f/2.2 con flash LED
– Sistema operativo Android 8.1 (Actualizable a Android 9.0 Pie)
– Batería de 3.000 mAh

Diseño

A primera vista el Motorola One es un dispositivo bastante discreto y elegante gracias a su coloración negra y brillante similar a un piano. Afortunadamente la composición del equipo es de aluminio y cristal, este último cubre la parte frontal y trasera cortesía de Gorilla Glass 3. Por qué digo afortunadamente, porque este tipo de material es mucho más duradero que el plástico que se desgasta con facilidad.

Para el uso diario el teléfono posee un diseño que resulta ser bastante cómodo con una o ambas manos, si vienes de un equipo más pequeño en un par de días te lograrás acostumbrar a este formato, no molesta a la hora de transportarlo en el bolsillo del pantalón. Un aspecto que no resulta ser tan bueno en los equipos con cubierta de cristal es su deficiente agarre. Afortunadamente, Motorola nos provee de una carcasa de silicona dentro de la caja con buena adherencia, para que en el corto plazo este lindo cristal no quede estropeado como un colador.

Si miramos al teléfono de frente podremos apreciar el notch que no resulta ser tan gigante como otros equipos, la función de esta pestaña es alojar la cámara frontal, el auricular y los sensores, junto con el flash led para apoyar las selfies.

Al mirar la parte trasera con un poco más de detención, veremos que en el centro se encuentra el lector de huellas con un detalle que me gustó harto, la impresión de las alas de murciélago de Motorola sobre el lector. También encontramos a la cámara principal con sus dos lentes para usar el modo retrato y el flash led. Ambos lentes de la cámara sobresalen un poco de la superficie pero no es algo molesto.

En el costado derecho se ubican los botones de volumen y encendido, su distribución es cómoda para utilizarla sin problemas. Mientras que en el costado izquierdo está la ranura de nano SIM y MicroSD, junto a un agujero para su extracción.

Por el contorno inferior, nos encontramos con el puerto USB-C en el centro, a la izquierda existen varios agujeros, pero sólo uno es el micrófono. En la parte derecha del borde inferior, encontramos al altavoz mono. El borde superior nos muestra un Jack de 3.5mm que siempre se agradece y un orificio para el micrófono secundario.

Pantalla

De seguro ya has visto este diseño en alguna parte, y sí, son varios los fabricantes que han adoptado las pantallas con notch. Sin embargo, Motorola también se ha sumado a esta moda, entregándonos un panel sin bordes del tipo IPS de 5.9 pulgadas con el nuevo aspecto ancho 19:9. Hasta ahí todo bien, pero un aspecto que encontré deficiente es su resolución que es sólo HD+. Si vienes de un equipo con mucha resolución como el 2K+ o el FHD+, si notarás la diferencia visualizando levemente los pixeles en esta pantalla.

Debo reconocer que el brillo es bastante bueno, se puede utilizar el equipo sin problemas a plena luz del sol o con luz directa sobre la pantalla. De igual modo el brillo automático responde bastante bien frente a los cambios bruscos de iluminación, también se incluye el filtro para tonos azules si es que queremos descansar la vista. Un aspecto que encontré bueno de la pantalla es que las transiciones que se muestran no poseen ese efecto fantasma

Desafortunadamente en la versión que probamos del equipo (Android 8.1 Oreo) no se puede ocultar el notch. Pero es muy probable que con Android 9.0 Pie si se pueda.

Cámara

En la parte trasera, el Motorola One incorpora una cámara doble de 13MP más 2MP, ambos sensores poseen aperturas de f/2.0 y f/2.4 respectivamente, los cuales son empleados en conjunto para las capturas en modo retrato. Junto a las cámaras se incluye un flash LED simple, y no hay lente de gran angular o zoom óptico.

Al momento de iniciar la aplicación de la cámara, nos encontramos con una interfaz bastante simplificada y fácil de usar. El modo automático por defecto, pero con sólo deslizar el dedo hacia un lado accedemos al catálogo de modos, acá encontramos el modo retrato, color directo (permite dejar la foto en tonos grises y acentuar sólo un color), cinemagrafía (creación de GIF) y las fotos panorámicas. Así mismo, hay accesos directos para configurar el HDR, flash, temporizador, fotos dinámicas (videos en las capturas como el live photo), y el modo manual.

Vamos a la experiencia de uso, durante el día la cámara se comporta de manera impecable, las fotos se ven bien definidas, el HDR funciona muy bien para ambientes de mucha luz (De hecho lo podrás apreciar en las dos primeras fotos de ejemplo), los colores son bastante equilibrados en los tonos cálidos y fríos. El enfoque es rápido tanto en capturas macro, como en fotos comunes. A veces podemos tener una que otra foto borrosa si hay mucho movimiento, pero esto ocurre en la gran mayoría de los equipos. El modo retrato funciona perfecto con un primer plano bien delimitado y enfocado.

Pero no todo es color de rosas, ya que el punto débil de la cámara es en las capturas con baja condición de luz. Acá podremos apreciar que las fotos poseen gránulos, y en muchos casos resultan con colores pálidos y desenfocadas. Pasemos a revisar algunas tomas de ese equipo.

En relación con el video del Motorola One, este cuenta con soporte de grabación en formato FHD a 60fps y 4K a 30fps, no posee estabilizador óptico, pero si electrónico (digital). Si vas a grabar durante el día, obtendrás resultados aceptables pese a tener estabilizador por software. Al grabar de noche ocurre lo mismo que las fotos, las capturas carecen de definición tanto en nitidez como en los colores, otro aspecto negativo del cual me pude percatar es que cuando realicé grabaciones, noté que las tomas “parecen nerviosas” ya que son afectadas por el autoenfoque una y otra vez al más mínimo movimiento. Pasemos a revisar algunos videos.

Software y rendimiento

Esta es una de las mejores características del Motorola One, la experiencia de Android puro es uno de los aspectos más favorables del equipo. Acá podremos disfrutar de una experiencia muy similar a los equipos desarrollados por Google y, al mismo tiempo, gozar de actualizaciones mensuales de forma regular. Mientras realizábamos las pruebas del equipo, este contaba con Android 8.1 Oreo y el respectivo parche de seguridad de noviembre. Lamentablemente, cuando devolvimos el teléfono, horas después se anunció la actualización de Android 9.0 Pie.

Si bien la experiencia es bastante limpia, Motorola introduce algunas aplicaciones propias que resultan ser bastante útiles y que no merman la experiencia, ni llenan de basura (bloatware) el sistema. Por ejemplo, están las Acciones de Moto que son gestos para activar la cámara de forma rápida, o activar la linterna con sólo sacudir el equipo. Además de las Acciones de Moto, está la Pantalla Moto que a groso modo no es otra cosa que el active display que sirve para mostrar notificaciones de forma discreta. Finalmente, hay un apartado de ayuda de Motorola para obtener más información del equipo, probar el hardware o buscar servicios de reparación.

Reforzando la propuesta del proyecto Android One, el teléfono posee la suite de Google por lo que tenemos lo justo y necesario para sacar el provecho al equipo como Gmail, Play Music, Maps, Drive, la suite de Office de Google, la tienda de aplicaciones Play Store, entre otras aplicaciones.

Pasando a revisar el rendimiento, puedo decir que es suficiente para deslizarse por la interfaz de usuario o al abrir aplicaciones, sin grandes esperas. Con sus 4 GB de memoria RAM podremos ejecutar varias aplicaciones de forma simultánea y sin los molestos reinicios de aplicaciones por falta de memoria volátil. Si complicamos un poco más las cosas, con tareas más pesadas como el uso de la pantalla dividida, el Motorola One se defiende bastante bien con el SoC Snapdragon 625 que lleva en su interior, pero es un procesador bastante anticuado para un equipo del 2018.

Audio y multimedia

Con respecto al audio, vamos a revisar desde el interior al exterior. Como es de costumbre, el fabricante del dispositivo no provee de un par de audífonos con cable en la caja, igualmente probé el audio interno del equipo usando los audífonos Sennheiser Momentum 2.0. El Motorola One posee sonido certificado por Dolby Audio entregando una respuesta equilibrada en agudos, medios y bajos, además de una excelente definición sin distorsiones ni limitaciones en el volumen. Si queremos realizar algunos cambios y jugar con el ecualizador, lo podremos hacer sin problemas en el apartado de Dolby Audio. Si eres usuario de audio Bluetooth, te encontrarás con un sonido decente, pero no brillante debido a la ausencia del soporte para el códec AptX.

A la hora de probar el altavoz, este posee un sonido bastante decente e incluso me atrevería a decir que es sobre el promedio. Los tonos bajos son levemente perceptibles y posee un volumen suficientemente alto para ser percibido en ambientes con harto ruido.

Sobre el apartado multimedia el Motorola One incluye todas las aplicaciones necesarias para sacar provecho a cada función de entretenimiento. Por ejemplo, si queremos escuchar la música que tenemos almacenada en nuestro equipo podemos usar Google Play Music, además esta aplicación nos ofrece la posibilidad de suscribirnos a un servicio de audio por streaming o subir nuestros propios archivos a la nube.

Si queremos ver nuestras fotos o videos de nuestro teléfono, Google Photos será la aplicación encargada de administrar este contenido, ya sea local o almacenado en la nube de Google. Afortunadamente esta aplicación nos permite guardar una cantidad ilimitada de fotos o videos en la nube y con alta calidad.

También realicé pruebas ejecutando algunos juegos como el popular PUBG, Asphalt 9 o el Sky Force. Debo reconocer que en algunos momentos el aspecto gráfico quedaba un tanto corto en escenas con mucho movimiento, generando algo de lag pero que no afecta la jugabilidad general. En línea con lo anterior, no esperemos correr los juegos con su máxima calidad si estamos frente a un SoC de gama media, por lo que esto no es un problema.

Batería

Nuestro protagonista cuenta con una batería de 3.000 mAh, la cual entrega una autonomía bastante sorprendente. Como ya habrás imaginado, he realizado pruebas con la batería dando un uso cotidiano (como cualquier usuario promedio) y no cargado al extremo.

¿Y el resultado? Unas suculentas 7 horas de pantalla, algo más que suficiente para estar todo el día sin depender del cargador. A continuación, detallo algunas aplicaciones que utilicé durante la prueba de batería:

  • Aplicaciones usadas: Twitter, Instagram, Facebook, WhatsApp, Spotify, YouTube, Google Maps, Fitbit, Gmail, Outlook, PUBG, entre otras.
  • Dispositivos Bluetooth: Huawei Watch y Fitbit Alta HR.
  • Brillo de la pantalla: Automático.
  • Red móvil activa: Movistar 3G/4G/4G+.
  • Estado del GPS: Alta precisión.

Uso total: 23 horas y 31 minutos, con un 14% restante.
Pantalla encendida: 7 horas y 6 minutos

Y como si esto no fuera suficiente, el Motorola One posee compatibilidad con carga rápida (Turbo Power), con lo cual se promete una autonomía de 6 horas de uso, con una carga rápida de 20 minutos.

Conclusión

Voy a ser franco, el Motorola One es un teléfono que podría ser comparado a una montaña rusa de sensaciones. ¿Por qué? Por su falta de equilibro, hay muchos aspectos que están muy bien desarrollados como su exquisito diseño y materiales, la buena calidad sonido, el sistema operativo en estado puro que corre como la seda en su interfaz, la ventaja de tener actualizaciones constantes que mantienen al equipo más que al día, una impecable batería con excelente autonomía, y la nula presencia de aplicaciones basura, etc. Aspectos que agrada mucho tener en un dispositivo móvil.

Sin embargo, hay otras aristas que realmente nos pueden causar algo de frustración como la cámara al tomar fotos y grabar videos de noche, la baja resolución de pantalla, o el pobre rendimiento gráfico, son aspectos que el común de los usuarios no quiere o esperaría encontrar en un teléfono que posee un elevado precio de referencia (CLP $350.000).

Finalmente, lo recomiendo si es que lo encuentras a un muy buen precio de oferta como se detalla en la disponibilidad.

Disponibilidad

El nuevo Motorola One lo podrás encontrar la tienda oficial de Motorola por Mercado Libre o también en Falabella a un precio oferta de CLP $249.990, en Movistar a CLP $229.800 o en PC Factory a un precio de CLP $219.990 si pagas en efectivo o transferencia bancaria.

Más noticias
Review Getac K120