fbpx

Review Motorola One Action

Ya han quedado atrás los años en donde Motorola dominaba la gama media con su popular serie Moto G. Los tiempos han cambiado y la competencia es bastante más dura que en dichos años. Debido a lo anterior, las empresas deben apostar por características que los diferencien en el segmento, y el Motorola One Action busca diferenciarse a través de su cámara, la cual está enfocada en la acción, como si de una GoPro se tratase, con un lente gran angular de 117° para grabar videos.

En el papel, Lenovo nos presenta un teléfono de gama media con algunas particularidades, como la inclusión de un procesador Exynos 9609 fabricado por Samsung, y una pantalla larga de ratio 21:9 de 6.3 pulgadas de tipo IPS. El resto de especificaciones lo completan con 128GB de almacenamiento interno, 4GB de memoria RAM y una batería de 3500mAh.

MODELO
Motorola One Action
Pantalla
IPS 6.3 pulgadas
Ratio 21:9
Almacenamiento
128GB
MicroSD
Memoria
4GB RAM
Cámaras
12 MP + 5 MP
16 MP gran angular para video
Batería
3500 mAh

Diseño

En el Motorola One Action encontramos un diseño bastante agradable a la vista y que al tenerlo en la mano se comporta de manera sólida, pero para decir verdad, se siente como si fuese un “Frankenstein” a nivel de telefonía. El diseño con bordes curvos ya es un estándar en la industria de los smartphones, pero su cuerpo construido en plástico simula bastante bien lo que ya vemos en los iPhone de última generación, su pantalla utiliza el famoso hoyo en pantalla para la cámara, que popularizó Samsung en sus últimos gama alta y la pantalla alargada en formato 21:9 nos recuerdan al Xperia 1 de Sony. Pero ojo, todo eso no tiene nada de malo y nos llevan a un diseño bastante agradable.

En la parte posterior tenemos las tres cámaras, el flash y el lector de huellas digitales en el logo de Motorola, acompañados del logotipo de Android One, proyecto de Google para llevar la versión pura de Android a los distintos fabricantes.

En el lateral derecho tenemos los botones de volumen y encendido, que a la vista son distintos, pero al tacto son idénticos, en la parte superior tenemos un conector de 3.5mm para audífonos, en la parte inferior se ubica el conector USB-C y el parlante MONO, y en la parte izquierda la ranura para la nanoSIM y la tarjeta microSD.

Pantalla

Pasando al apartado de la pantalla, en el Motorola One Action encontramos un diseño con marcos reducidos, como ya es tendencia en el mercado, siendo un poco más pronunciado el de la parte inferior.

El tamaño de su pantalla es de 6.3 pulgadas, cuenta con un resolución FullHD+ (2520×1080) y su tecnología es IPS, lo que se traduce en una peor reproducción de colores negros y que se nota bastante al utilizar la pantalla siempre encendida, conocida como Pantalla Moto en los teléfonos de la empresa. Pero para su precio, la pantalla no está para nada mal, cuenta con la opción de utilizar colores naturales o saturados y su resolución está más que bien para ser un teléfono de gama media, ya nos otorga densidad de 435ppp.

Por último, el brillo en exteriores se comporta a la perfección, alcanzado niveles altos cuando se necesita, sin perder el detalle o el nivel de coloración. Eso si, alrededor de la cámara frontal se genera una pequeña decoloración que puede molestar a más de alguno (foto en la galería).

Cámara

Sin duda que la cámara es el principal atractivo del One Action, no por su calidad fotográfica, sino que por su cámara de acción de 16MP ubicada en la parte posterior. La peculiaridad de esta cámara es que permite grabar videos en formato horizontal sosteniendo el teléfono en formato vertical, lo que resulta mucho más cómodo y de esta forma, evitamos que se nos caiga de las manos. Sin duda que es un gran acierto a nivel de diseño.

La calidad de video es bastante buena, permite grabar videos de acción en resolución FullHD a 30 o 60 FPS, mientras que hasta en 4K con la cámara normal; los colores están bien reproducidos y la estabilización es buena, sobre todo si vamos arriba del algun medio de transporte, ya sea bicicleta, skate o un auto, aunque es verdad que si grabamos trotando se moverá un poco más de la cuenta –algo normal es cámaras de acción–.

Pero no es perfecta. Uno de los principales atractivos de las cámaras de acción es la posibilidad de grabar videos bajo el agua, y esto es algo que el Motorola One Action es incapaz de hacer debido a que no cuenta con ningún grado de certificación para sumergirlo en el agua.

Además, toda cámara de acción cuenta con sus trípodes y monturas para poder llevarlas de forma más cómoda en una bicicleta, casco o incluso en el cuerpo, pero Lenovo no ha puesto a la venta ningún tipo de accesorio que permita sostener el dispositivo de forma cómoda a la hora de grabar un video de acción, pudiendo llegar a ser bastante peligroso, y por si fuera poco, la mayoría de accesorios para teléfonos, como los palos selfie, permiten sostener el teléfono en formato horizontal, y como ya les comentaba, el Motorola One Action graba los videos en formato 16:9 sosteniéndolo de forma vertical, por lo que si usamos accesorios, los videos quedarán al revés.

En el apartado de la fotografía es donde más sufre su cámara. Para este propósito tenemos dos sensores en la parte posterior, uno principal de 12MP y otro de 5MP encargado de la profundidad para ayudar en la captura de fotos en modo retrato. Lamentablemente, no existe la posibilidad de capturar fotos con el lente gran angular, ya que es exclusivo para la grabación de video.

La calidad fotográfica es la esperada para un teléfono de esta gama y este rango de precio, de día sacará fotos bastante competentes, con buenos colores y detalles, pero que por supuesto se caen a la hora de darnos un buen rango dinámico si es que hay mucha sombra, por ejemplo. Y por supuesto, de noche no será tan divertido sacar fotos. La cámara frontal también es de 12 MP y cuenta con la posibilidad de capturar selfies en modo retrato.

Android One

El sistema operativo encargado de mover el Motorola One Action es Android 9 Pie, el cual se encuentra en su versión pura debido a Android One, programa de Google para llevar una versión limpia y rápidamente actualizable a los fabricantes, y de esta forma, acercarnos a la experiencia que ofrece la gran G en sus teléfonos Pixel pero con una que otra modificación por parte del fabricante y aportando también a la espera con la que debemos lidiar a nivel de actualizaciones en Android.

Las modificaciones que Lenovo ha incorporado en el One Action son tres, la primera es la inclusión de la aplicación de cámara de Motorola, la cual funciona bastante bien, se ejecuta rápido y sin lag, pero que a nivel de diseño deja algo que desear.

La segunda modificación es la incorporación de la app Moto, la cual sirve para ver y activar Acciones Moto y Pantalla Moto. Lo primero son una serie de gestos que permitirán abrir la cámara, ejecutar la linterna, activar la navegación de un botón y activar el desbloqueo facial; mientras que Pantalla Moto se encarga de mostrarnos notificaciones –e interactuar con ellas– con la pantalla “apagada”, la cual realmente no está apagada porque es del tipo IPS.

Los gestos que podemos realizar son dos, el primero es un giro de muñeca para abrir la cámara y cambiar entre la trasera y la frontal, y también tenemos el gesto para activar la linterna, el cual consiste en agitar dos veces el teléfono.

En cuanto a su rendimiento, el teléfono se comporta de forma bastante buena, con transiciones fluidas y sin grandes problemas, aunque sí que se ha puesto bastante lento a la hora de utilizar Android Auto, servicio que consume bastantes recursos. El procesador de Samsung cumple para las actividades del día a día y juegos ocasionales.

Multimedia

En el apartado de los medios, Lenovo se intenta defender de buena forma. Tenemos un jack de 3.5mm en la parte superior, lo cual siempre es bienvenido si es que no cuentas con audífonos Bluetooth y también cuenta con un parlante MONO en la parte inferior. Ambas salidas de sonido cuentan con la ayuda de Dolby Audio para otorgar una experiencia de audio de un supuesto primer nivel, tanto en el parlante interno como con audífonos conectados.

Dolby Audio cuenta con un sistema de audio inteligente que identifica el contenido que se está escuchando, ya sea música o película para así otorgar un mejor sonido. La verdad es que con audífonos conectados no he logrado dar con un sonido notablemente distinto al que ya me otorga mi teléfono de siempre y por otra parte, el parlante MONO sigue funcionando bien solo para la gente que no le importa la calidad del sonido que está entregando el teléfono

Para la reproducción de audio, video y fotografía contamos, como siempre en Android puro, con Google Play Music y Google Fotos, siendo la segunda uno de los mejores servicios de la gran G. Tener solamente estas aplicaciones preinstaladas evita que existan aplicaciones que funcionan para el mismo propósito preinstaladas en el teléfono, algo que ocurre en prácticamente todos los teléfonos de Samsung, Huawei o Xiaomi y que, en lo personal, me molesta de Android.

Y por supuesto, como no puede faltar en la gama media, también tenemos la posibilidad de escuchar Radio FM con tan solo conectar unos auriculares.

Batería

Atrás han quedado los tiempos en que cualquier teléfono que te compres tenga una pésima duración de batería. Muchos de los teléfonos de gama media cuentan con grandes componentes y baterías que harán que la autonomía del teléfono sea de todo un día –y un poco más– con bastante uso. Es importante que tengamos eso en cuenta.

La batería del Motorola One Action me ha durado todo lo que he necesitado durante un día de uso normal, conectándolo dos veces al día a Android Auto (lo que implica que se deba cargar un poco), utilizando muchas redes sociales, y la cámara y la música de forma ocasional. Con lo anterior he conseguido más de 4 horas de pantalla activa en 19 horas de uso aproximadamente, lo que lo equipara a otros equipos que he probado.

¿Y qué sucede con la gente que en verdad desea un Motorola One Action para utilizarlo como una cámara de acción? Bueno, muy probablemente necesiten la ayuda de una batería externa. La batería no es mala, pero para estas pretensiones se necesita un poco más.

Conclusión

El Motorola One Action es buen teléfono de gama media que cumple de buena forma en muchos aspectos, superando a su competencia en muchos. Por una parte, tenemos una buen diseño, que si bien utiliza el plástico, se ve bastante bonito y al sujetarlo no se resbala de la mano fácilmente, lo que se ve favorecido por el diseño alargado que lo hace más angosto; y eso a su vez favorece la grabación de momentos de acción.

Por otra parte, tenemos una pantalla IPS que para su precio está bastante bien, con un diseño todo pantalla y un hoyo para la cámara que es algo que no se suele ver en la gama media y además, su software y su rendimiento es bastante bueno.

En donde se nos cae un poco es en la calidad del audio entregado por el altavoz MONO, el cual no destaca para nada y su cámara, que si bien no está nada mal, como cualquier gama media que no sea un Pixel, no entregará los mejores resultados con poca luminosidad.

El problema más grave va más allá de las especificaciones y de las bondades de su cámara de acción, la cual de verdad que está bien pero resulta que toda cámara de acción va acompañada de una serie de accesorios que permiten de verdad vivir la acción con la cámara junto a nosotros, sin perder una pierna en el intento.

Una cámara de acción es para grabar todo tipo de actividades con harto movimiento, como puede ser deportes extremos tipo rafting, ciclismo de montaña o incluso hacer actividades como tocar la batería o grabar a nuestro hijo nadando bajo el agua, y resulta que todo lo anterior es muy difícil si no tenemos un accesorio que permita atarlo a nuestro cuerpo. Además, no es resistente al agua, algo indispensable en una cámara de acción. Si no quieres hacer nada de lo anterior y solo quieres grabar andando en bicicleta, scooter o patines, entonces el Motorola One Action es una excelente opción.

Disponibilidad

El Motorola One Action puede ser adquirido en WOM y tiendas retail a un precio de CLP $249.990 en colores azul y blanco luminoso.