Review Mortal Kombat 11 Ultimate

Introducción

Mortal Kombat es una de esas sagas que casi todo el mundo, de alguna u otra forma, se termina cruzando alguna vez en su vida. Puede ser porque eres fan y lo tienes en tu consola/PC, porque fuiste a la casa de un amigo y éste te retó a una partida, o incluso porque alguna vez lo jugaste en algún arcade.

El punto es que es innegable el fenómeno global que representa esta franquicia, que, por supuesto, siempre se ha destacado por ser un juego brutal, visceral, sin ningún tipo de censura. En parte por eso ha sido tan popular a lo largo de casi tres décadas.

Hoy tenemos la más reciente entrega de esta saga: Mortal Kombat 11, en su versión Ultimate.

Si bien MK11 lleva más de un año en el mercado, la versión Ultimate fue recientemente lanzada, y viene a ser la segunda revisión del juego, con nuevos personajes, todos los DLC hasta la fecha, y su introducción a las consolas de nueva generación. ¿Valdrá la pena? Eso lo veremos a continuación:

Jugabilidad

Como cualquier juego de peleas, las fórmulas y mecánicas detrás de Mortal Kombat no han variado mucho durante los últimos años.

Naturalmente, el movimiento y los golpes se sienten bastante bien en general. Todo está muy bien pulido, desde los personajes y sus combos únicos, hasta la forma en que uno se “mueve” e interactúa en el área de pelea.

Y bueno, ¿Qué sería de esta saga sin su distintivo toque de brutalidad? MK11 cumple con entregarnos un espectáculo de ultraviolencia que casi ningún otro juego ofrece. Desde los fatal blows — que vendrían a ser como los X-Ray de los MK anteriores, pero solo disponible cuando tenemos menos del 30% de vida disponible —, hasta los fatalities y brutalities, son muchas las opciones que tenemos para destrozar a nuestro oponente.

Bueno, si queremos hacer de este juego algo menos brutal cuando estamos en el clásico finish him (o her), siempre está la posibildad de hacer un friendship, en donde nuestro personaje hará una acción cualquiera que no involucra acabar con el oponente, como leer, hacer una pirueta, una pintura, etcétera.

Hablando de personajes, el roster de combatientes es bastante variado. Al tratarse de la versión Ultimate, se incluyen todos los personajes base de Mortal Kombat 11, más los incluidos en la primera revisión del juego — llamada Aftermath, que fue lanzada hace unos 7 meses atrás —, y unos cuantos personajes más, sumando un total de 37 peleadores.

De todos estos personajes nuevos (y unos cuantos que retornan, como Mileena), el que más se destaca es John Rambo. Así es, Sylvester Stallone llega a Mortal Kombat con uno de sus personajes más icónicos, el cual se incorpora a la lista de otros combatientes provenientes del mundo del cine, tales como Terminator, Robocop o el Joker (Guasón).

Y si me preguntan, definitivamente es un imperdible realizar una pelea entre Rambo (Stallone) y Terminator (Schwarzenegger).

Una buena característica que tiene este juego es su sistema de customización y la posibilidad de crear “variantes” de los personajes. Esta función nos permite modificar los distintos combatientes, tanto estética (con distintos skins o también con accesorios específicos) como funcionalmente (habilidades, movimientos, etcétera).

Lo bueno es que estas variantes se pueden usar en casi cualquier modo que nos permita escoger a nuestro combatiente, incluso en batallas en línea.

En cuanto a mapas — o arenas — también tenemos una amplia variedad. Mortal Kombat 11 incluye un total de 26 escenarios disponibles para pelear, que obviamente todos cuentan con un pequeño de grado de interacción y un excelente aspecto visual.

En sintésis, Mortal Kombat 11 te ofrece una de las mejores experiencias que esta franquicia te puede dar, y la versión Ultimate suma a lo anterior una tremenda cantidad de contenido disponible desde el momento en que inicias el juego. Bien ahí (o al menos para los jugadores que recién vienen a adquirir el juego).

Modos de juego

Mortal Kombat 11 nos ofrece varias instancias para poder pelear.

En primer lugar, tenemos los clásicos combates en donde nosotros seleccionamos a nuestro personaje y el escenario. Estas peleas pueden ser contra la IA, contra un segundo jugador en local, o bien, en línea. También podemos realizar torneos contra otros jugadores de manera local.

Después tenemos el modo historia, el cual está divido en dos partes. La primera corresponde a la trama principal de MK11, que consta de 12 capítulos. La segunda parte es un epílogo, que fue incluido en la primera revisión de este juego.

¿Y qué tal es? Yo creo que a mucha gente le va gustar porque es algo distinto a lo que estamos acostumbrados en otros géneros. Aquí las cinemáticas son las encargadas de contar la historia, mientras que los combates son meros obstáculos en el progreso de la misma.

La historia en sí es bastante cautivadora, sin ser un real conocedor del lore de Mortal Kombat, logré quedar enganchado. Básicamente, viene a ser la continuación de la historia narrada en MKX, en esta oportunidad presentándonos a una nueva villana — Kronica — que busca formar alianzas para crear una nueva línea de tiempo en donde Raiden es derrotado. Ésta es presentada de una manera muy cinematográfica, digna de una película.

Ahora, a mi me pasa que yo soy de los que prefieren que la historia progrese a medida que vamos jugando. Como sé que estoy en un videojuego, tanta cinemática como que me llega a aburrir, especialmente cuando estas se alargan bastante. En este juego pasa en muchas ocasiones que pasas mucho más tiempo viendo el video que estar jugando en sí.

Lo anterior no lo considero como algo negativo, pues es algo netamente subjetivo.

Continuando con los otros modos de juegos, las torres de combate vuelven a decir presente. Aquí tenemos dos opciones: las torres clásicas, en donde uno progresa a medida que va venciendo a los distintos oponentes hasta llegar a la cima para recibir diversas recompensas. Luego están las Torres del Tiempo, las cuales consisten de una serie de torres que van cambiando a medida que pasa el tiempo.

Estas torres presentan un mayor desafío que las regulares, pues aquí entran en juego los modificadores, los cuales de alguna u otra forma te ponen en desventaja ante tu oponente, pues le otorgan poderes o capacidades especiales como ataques sorpresa, recuperar vida, generar protección, etcétera. También hay torres que solamente consisten de una pelea con un jefe, los cuales son mucho más complicados de derrotar.

Usar los konsumibles es algo casi necesario si queremos superar alguna de estas torres, las cuales funcionan de igual forma que los modificadores, con la diferencia de que nosotros los seleccionamos según nos convenga. Obviamente las recompensas al superar estas torres son mayores en comparación a las regulares.

Por último, tenemos a la Kripta, el cual no es un modo de juego per se, sino que más bien es el sector en donde puedes obtener recompensas, como elementos cosméticos para los distintos combatientes, abriendo cofres que están esparcidos alrededor de un escenario. Aquí visualizamos a nuestro personaje en tercera persona, y tenemos total libertad para movernos por este mapa.

Aspecto visual y rendimiento

Como Mortal Kombat 11 fue desarrollado para las consolas de ahora anterior generación, la verdad es que no se sufren muchos de los problemas que actualmente estamos viendo con los juegos recientemente lanzados, como downgrades gráficos, errores visuales, etcétera.

El juego en sí se ve bastante bien en una PS4 regular, de hecho diría que se ve espectacular, especialmente en cuanto se refiere a las cinemáticas, los modelos de los personajes, los escenarios, y bueno, porqué no, todo el gore y la sangre que este juego te muestra cada un segundo. Creo que los pantallazos que toma la PS4 no hacen justicia lo bien que se ve este juego.

Los tiempos de carga, de igual forma, son bastante buenos. Ahora, es cierto que no es un juego tan “pesado” en cuanto a las cosas que debe mostrarnos a la hora de cargar una partida. De todas maneras un mérito que hay que destacar, especialmente considerando que estas consolas no vienen con los discos duros más rápido.

Por supuesto, la principal gracia de esta versión Ultimate es que marca la llegada de Mortal Kombat a las consolas de nueva generación — PS5 y Xbox Series X/S — con aspectos visuales mejorados, y unos tiempos de carga mejorados gracias a los SSD incluídos en esas consolas. Por tanto, obviamente si quieres tener la mejor experiencia en cuanto a gráficas y performance, lo mejor será inclinarse por estas versiones.

Conclusiones

Nunca me he considerado un fan de Mortal Kombat, y la verdad es que yo soy realmente pésimo para este juego — y en general, lo soy en todo tipo de juego de pelea.

A pesar de eso, siempre he disfrutado jugar Mortal Kombat por algún u otro motivo. Ya sea porque es un buen juego para competir con tus amigos o familiares de manera casual, o porque simplemente no deja de ser un juego llamativo — y controvertido — dentro de su género.

Bueno, por algo la franquicia nos ha estado acompañando por 28 años, y sigue estando dentro de los juegos más relevantes dentro del género de juegos de peleas.

La más reciente versión de esta saga viene a entregarnos la mejor experiencia MK que NetherRealm Studios puede ofrecernos a la fecha. Es, sin dudas, un juego espectacular, tanto en cuanto a gameplay, como en el aspecto visual. Todo está muy bien pulido, desde el movimiento hasta el combate, así como también todo a lo que se refiere en cuanto a performance general del juego.

Con una tremenda cantidad de contenido disponible, la edición Ultimate nos trae todos los añadidos (personajes e historias) que han salido desde el lanzamiento inicial de Mortal Kombat 11 por allá en abril del año pasado. Además, corresponde a la versión que pone a la franquicia en las consolas de nueva generación.

Por los 60 dólares que cuesta, creo que es una tremenda opción si es que estás buscando algún juego de peleas relativamente nuevo. Además, considero que es una ganga por todo el contenido que incluye, sabiendo que cada Kombat Pack cuesta alrededor de 20 dólares, y algunos personajes individuales salen $6 USD.

Aunque bueno, si es que no quieres el resto de los añadidos, aún puedes comprar la edición regular del juego a un precio reducido (aunque por los 50 dólares que está listado en la PS Store, no creo que realmente valga la pena).

Más noticias
Review Huawei Y7a