Review Monitor ASUS ROG XG49VQ

Las pantallas curvas han estado desde hace un tiempo en el mercado. Desde televisores hasta monitores para PC, los paneles curvos nos proporcionan una mayor inmersión en lo que estemos haciendo. Por otro lado, los monitores ultrawide son ideales tanto en temas productivos como para juegos.

En el caso del Asus ROG XG49V, un monitor ultrawide 32:9 curvo de 49 pulgadas, mezcla ambas características y agrega aún más para hacer de este monitor una excelente opción tanto para gamers como para creativos.

Especificaciones

  • Panel: VA
  • Tamaño: Super Ultrawide 49″ (1195.8 x 336.3 mm)
  • Resolución: 3840×1080
  • Superficie antirreflejo
  • Brillo: 450 cd/㎡
  • Contraste: 3000:1
  • Tiempo de respuesta: 4ms
  • Curvatura: 1800R
  • Soporte HDR: HDR400
  • Tasa de refresco máximo: 144Hz.
  • FreeSync 2
  • 2 parlantes estéreo 5W
  • Dimensiones (sin soporte): 1193.33 x 369.7x 344.74 mm
  • Peso neto: 13.3kg
  • Puertos: 2x HDMI (2.0), 1x DisplayPort (1.2), 2x USB-A 3.0, 1x conector de audífonos 3,5mm, 1x USB-B salida

Diseño

El diseño del XG49V es bastante simple, con varios detalles que recuerdan a diseños de la línea Republic Of Gamers en notebooks. Sin luces RGB ni detalles de otros colores, es un diseño muy sobrio que no distrae de lo principal: la pantalla.

El soporte es muy firme y muy estable para soportar lo que pesa este equipo. Con patas de metal y algunos detalles de plástico, permite que la pantalla se mantenga bastante estable. El mismo soporte permite regular la altura y ángulo de la pantalla con una sola mano. Debido al tamaño, el soporte no permite rotar en 90 grados. Sin embargo, el monitor es compatible con monturas VESA. Un extra que siempre se agradece es la ranura para organizar cables en el soporte. Muy buen trabajo en ese aspecto.

La pantalla misma por delante es muy simple, lo cual es excelente. Asus ha decidido cubrir la mayoría del frente con el vidrio que cubre el panel. Solamente el borde inferior posee más plástico, incluyendo el logo de ROG.

Por la parte inferior nos encontramos con 3 botones para navegar por el menú en pantalla y accesos directos y un puerto USB 3.0.

La parte trasera también ofrece un diseño simple. Los puertos están escondidos detrás de una tapa plástica, lo cual resultó un poco incómodo. Los cables incluidos no son muy flexibles por lo que lograr organizar todo en el espacio acotado fue algo complicado. Sin embargo, una vez que ya está todo cerrado, se ve muy, muy bien.

Ensamblaje

El ensamblaje no es algo menor. Este monitor es el equivalente a tener dos de 27 pulgadas pegados. Con más de 13Kg de peso, el ensamblaje es un poco más inconveniente que un monitor regular. Las instrucciones impresas indican que se debe instalar primero el soporte al monitor y luego sacarlo de la caja, algo muy recomendable porque una vez ensamblado no lo vas a querer mover de nuevo. Para poder lograr esto, en la caja viene indicado claramente por dónde abrirla y el monitor viene boca abajo, exponiendo el punto de anclaje del soporte.

Se supone que todo el armado del soporte y montura de este al monitor se puede realizar sin herramientas. Los tornillos ofrecen la posibilidad de usar las manos para apretarlos. Sin embargo, para asegurarnos que todo quedó bien armado, decidimos apretar todo con destornillador, al menos al final.

Instalación y software

La instalación de cableado es bastante simple. Este monitor nos ofrece dos opciones para conectar entradas de video: dos puertos HDMI 2.0 y un puerto DisplayPort 1.2. Este último es la mejor opción y la única que permite la mejor calidad de video.

El monitor también ofrece dos puertos USB 3.0, conector de audífonos y una puerto USB-B de salida para controlar funciones desde el computador.

El software, Asus DisplayWidget, permite modificar todas las configuraciones que permite cambiar la pantalla, sin tener que entrar al panel de control utilizando los botones. Dentro de las opciones nos encontramos con modos de juego (FPS, carreras, MOBA, etc.), ajuste de colores, protección de luz azul, entre otros.

Hay dos funciones que destacan entre el resto: AppSync y organización de escritorio. AppSync nos permite asociar configuraciones de la pantalla con distintas aplicaciones. ¿Estás editando fotos? Al encender Photoshop podemos activar el modo sRGB de forma automática. ¿Quieres jugar un FPS? Al encender un juego podemos activar el modo FPS y activar una mira virtual de asistencia.

La organización de escritorio es quizás una de las funciones más cómodas. Windows, por defecto, permite ordenar ventanas dividiendo la pantalla en dos. Sin embargo, como este monitor es muy, muy ancho, podemos tener fácilmente más de dos ventanas abiertas al mismo tiempo y con sobra de espacio. Personalmente elegí dividir la pantalla en 3 espacios. Dos de altura completa y uno dividido en dos. Puedo poner Discord, OBS, Chrome y Spotify al mismo tiempo, o dividir mi pantalla entre múltiples ventanas de Excel. El software funciona impecable.

Rendimiento y uso

Ahora pasamos al punto más importante del review. El rendimiento del monitor. Si bien 3840×1080 puede parecer algo estrecho (y lo es), debemos considerar que este panel está ofreciendo 144Hz., HDR400 y 4ms de respuesta, por lo que un panel más grande se hace casi imposible de manejar. A pesar de esto, el espacio es enorme y su funcionamiento es excelente.

En pruebas de contraste, pudimos notar un poco la difuminación de la retroiluminación. SIn embargo esto es casi imperceptible. Lo que sí se puede notar es la irregularidad de la retroiluminación cuando la pantalla está completamente negra. Sin embargo esto se puede reducir cambiando algunas configuraciones de la pantalla. Además, cuando tenemos múltiples colores o blanco, este detalles se hace imperceptible. En cuanto a brillo, el panel ofrece el estándar HDR400. Es decir, puede producir 400 o más cd/㎡. En este caso, 450. El HDR es una tecnología que ya está presente en muchos lados. Desde películas hasta videojuegos, el contenido tiene un rango dinámico superior. Y se nota. Juegos como F1 2018 y War Thunder se ven espectaculares con HDR activado. logrando un mayor rango dinámico entre las partes muy iluminadas y muy oscuras.

La tasa de refresco de 144Hz y los 4ms de respuesta nos aseguran un movimiento fluido, casi sin ghosting. Esta alta tasa de refresco y baja latencia son ideales para juegos donde se requiere una respuesta muy rápida como, por ejemplo, FPS.

Videojuegos

En el apartado de videojuegos, el monitor se comporta excelente. El ghosting es casi imperceptible, la calidad e imagen es genial y el tiempo de respuesta hace que todo movimiento sea prácticamente inmediato. La alta tasa de refresco también ayuda a una experiencia más fluida. En simuladores de conducción como iRacing, el tener una pantalla ancha permite una mejor visión periférica, ayudando a evitar accidentes y mejorando la sensación de velocidad. En FPS como DOOM el ancho de a pantalla también nos permite una mejor visión, mientras que la alta tasa de refresco y baja latencia nos permite reaccionar mejor. En juegos que soportan HDR los cambios son sutiles, pero ayudan a una mejor gráfica y experiencia de juego.

Productividad

Sin embargo, no todo en la vida es jugar. Esta pantalla también puede ser muy bien aprovechada por aquellos que necesitan espacio de trabajo amplio. Si bien el alto de la pantalla no es mucho, debemos considerar las otras características del panel. Hacia los lados podemos poner con comodidad 3 ventanas de programas sin problemas. Una planilla Excel, una ventana de Chrome y Spotify pueden convivir con espacio de sobra en esta pantalla.

Para los creativos de la música, esta pantalla es ideal. Para tener todas las pistas disponibles, mesa de mezcla a la mano y espacio para todos los instrumentos una pantalla ultrawide es excelente. En vez de tener 3 monitores separados, donde se interrumpe la imagen debido a los biseles, este monitor permite ver todo el contenido sin problemas.

Para aquellos que trabajan con imágenes y video, la certificación HDR400 permite que puedas editar videos HDR. Además, ofrece una cobertura DCI-P3 del 90%. Ideal para usuarios que editan fotografías o videos.

SI tienes más de un computador, el monitor ofrece algo llamado “picture-by-picture”. Esto te permite dividir la pantalla en múltiples entradas. Por ejemplo, puedes conectar un notebook via HDMI en la mitad izquierda mientras tienes otro computador o una consola utilizando el segundo HDMI en la mitad derecha. El monitor permite hasta 3 divisiones, limitado claramente por la cantidad de entradas.

Conclusión

En conclusión, esta pantalla está pensada para dos mercados bastante grandes y populares, en los cuales sus usuarios se verían muy beneficiados por un monitor de este tipo. Ya sea que necesites una excelente calidad de imagen para editar fotografías o una alta tasa de refresco para mejorar tu reacción en videojuegos, este monitor cumple con todas las expectativas y con un diseño y calidad de construcción muy buenos.

Lamentablemente por ahora no está disponible en Chile. Su precio rondará cerca de los $900.000

Más noticias
Review Huawei Watch GT 2e