Review Google Pixel Buds

Apple revolucionó el mercado de los audífonos inalámbricos con la llegada de los AirPods, audífonos que pueden que no sean de tu agrado físico, pero que sin ninguna duda han destacado por la facilidad de su funcionamiento, es decir, que son lo suficientemente inteligentes para determinar cuando los vamos a usar para realizar el proceso de conexión Bluetooth o que se apaguen cuando los dejamos de utilizar.

En el 2017, Google presentó la primera versión de los Pixel Buds, que contaban con un cable que los unía y un estuche terrible, además que el diseño no permitía una calidad de sonido muy buena, por lo que fueron rápidamente descontinuados y Google empezó a trabajar en esta nueva versión, que fue presentada junto al Pixel 4 en octubre de 2019, para ser lanzada en mayo de 2020. Y bueno, por fin los tenemos en nuestras manos.

Básicamente, los nuevos Pixel Buds de Google prometen toda esa facilidad de uso que ofrecen los AirPods pero para los usuarios de Android, así que empecemos con el review.

Modelo
Pixel Buds
Fabricante
Google
Dimensiones
Audifono: 20.5 X 19.5 X 18.2mm
Estuche: 63 X 47 X 25mm
Peso
Estuche: 56.1g
Audifono: 5.3 g
Conectividad y audio
Bluetooth 5.0
Driver de 12mm personalizado
Voz
Doble micrófono
Acelerómetro de detección de voz
Batería
Hasta 5 horas
24 horas con estuche
Sensores
Sensores táctiles capacitivos.
Sensor de proximidad de detección en el oído.
Acelerómetro y giroscopio.

Diseño

El diseño de los Pixel Buds está basado en la misma filosofía que los productos de Google han llevado durante los últimos dos años, es decir, colores mate en tonalidades claras contrastados con otros colores más oscuros. El estuche o carcasa de los Pixel Buds cuenta con un color blanco mate que le da una textura que se siente espectacular al tacto y también posee una raya de color negro que marca la separación de la tapa en donde se guardan el par de auriculares. El tamaño del estuche es más o menos del mismo tamaño que los AirPods.

Esta combinación le da un aspecto muy similar al Pixel 4 en color blanco e incluso, la sensación al tacto es muy similar en ambos dispositivos, pese a que uno es plástico y el otro vidrio. En la parte inferior tenemos una entrada USB-C para la carga y en la parte trasera existe un botón para realizar un emparejamiento manual de Bluetooth.

Si abrimos la tapa del estuche encontraremos los audífonos, que con la ayuda de unos imanes se ajustan automáticamente en la carcasa y son lo suficientemente fuertes para que no salgan disparados por accidente. De hecho, intente peligrosamente dispararlos y no lo logré.

Los auriculares son de color en la parte exterior –donde se ubican los controles de gestos táctiles– y el resto del auricular es negro, donde se ubican los pins de carga, el sensor de proximidad de detección en el oído, que permite pausar y reproducir la música de forma automática, y también encontramos los dos micrófonos de cada auricular.

En términos de comodidad y ajuste, Google ha colocado una pequeña “aleta” que, en teoría, permite un mejor agarre al oído para cuando nos movemos, pero a mi me ha resultado un poco pequeña para mi oreja y ha sido mucho mejor simplemente colocar el auricular bien adentro en vez de intentar ajustar está aleta a mi oído, que por lo demás me ha dado una mucho mejor respuesta en términos de sonido. Además de incluir distintos tamaños de la goma que va dentro del oído, podrían haber incluído distintos tamaños de aleta. En cualquier caso, el auricular se siente bastante seguro y en ningún momento he temido de que éste se vaya a caer, incluso corriendo.

Si la versión anterior se sentía muy mal diseñada, estos nuevos Pixel Buds se sienten de forma completamente contraria y llega dar gusto utilizarlos en todo momento, incluso bajo la lluvia, ya que cuentan con certificación IPX4.

Funciones

Como todo producto de Google, el enfoque siempre va a ser en el software y los Pixel Buds no son la excepción, siendo un producto bastante inteligente que me ha hecho pensar que el usar audífonos en todo momento no sea una mala idea.

Lo primero que debo comentarles es sobre Fast Pair, que al igual que los AirPods, permite conectar los audífonos de forma fácil y rápida con tan solo abrir el estuche. La primera vez que lo hagamos, aparecerá una notificación de emparejamiento en el teléfono Android que sea, emparejando en Bluetooth y descargando la aplicación de los Pixel Buds. Una vez que ya esté emparejado, al abrir los Pixel Buds, se nos mostrará el porcentaje de batería de los audífonos y de la carcasa.

Los Pixel Buds también quedan asociados a tu cuenta de Google, por lo que si tienes otro dispositivo Android o Chrome OS, al abrir el estuche nos aparecerá la notificación en los dispositivos que tengan la cuenta de Google. En mi caso, la notificación apareció en el Pixelbook y al presionarla, se conectó al computador y se desconectó del Pixel 4.

Por otra parte, tenemos la aplicación de los Pixel Buds (que si bien se descarga al momento del emparejamiento, en mi Pixel está preinstalada), que será la encargada de configurar los audífonos, aunque de momento de forma muy sencilla. En ese sentido, los audífonos Sony o Jaybird son mucho más personalizables.

En la app encontraremos algunas funciones interesantes. Primero tenemos la integración de Buscar mi dispositivo, que permite hacer sonar cualquiera de los auriculares con un sonido bastante fuerte, más no encontrar el estuche en caso de que lo pierdas. También tenemos la Detección de audífonos, que permite detectar cuando tenemos los auriculares puestos en el oído para reproducir o pausar el audio automáticamente, función que también sirve para que Google Assistant responda a través de los audífonos y no en un parlante con el Asistente integrado que se encuentre cerca, en caso de que ambos dispositivos nos estén escuchando.

Y hablando de Google Assistant, hacer deporte o actividad física ha sido un poco más genial de lo normal, ya que además de contar con resistencia al agua y al sudor, tener el asistente en los audífonos permite que no tengamos que utilizar las manos para hacer diferentes acciones del teléfono que habitualmente podríamos querer realizar mientras hacemos actividad física, como poner música o responder un mensaje.

Google Assistant

Al igual que todos los productos de Google, el Asistente está integrado de la mejor forma y en los Pixel Buds la integración es perfecta.

Los Pixel Buds pueden responder a la frase “Hey Google” o “OK Google” de excelente forma, tal y como ocurre con los parlantes con el Asistente integrado, pero el problema es que por ahora, este comando de voz solo funciona si tenemos activo el nuevo Google Assistant en el teléfono.

Pero bueno, más allá de eso, si mantenemos presionado cualquier auricular se activará el Asistente de Google y funcionará de la misma forma, permitiendo controlar la reproducción de audio, hacer preguntas y resolver dudas, realizar llamadas, enviar mensajes, controlar el hogar y todo lo que ya sabemos que es capaz de hacer.

Además, en la aplicación de los Pixel Buds podemos elegir cuales serán las aplicaciones que enviarán notificaciones a los audífonos, estando activadas por defecto las de mensajería, como WhatsApp o Telegram. Al recibir una notificación, el asistente leerá el nombre de la persona o grupo que nos ha hablado y si queremos escuchar el mensaje tenemos que mantener presionando brevemente cualquiera de los auriculares. Funciona espectacular.

Controles táctiles

Como ya les comentaba, el área de color blanco en cada auricular es un panel táctil que sirve para realizar diferentes funciones relacionadas al Asistente de Google y al control del audio, estos gestos tienen una pequeña curva de aprendizaje y es normal que en un principio te equivoques. Pero bueno, un par de días de práctica y ya está.

Los gestos funcionan fantástico –mucho mejor que los audífonos 1000XM3 de Sony– y están super bien implementados. Eso si, hubiese estado bueno que Google nos permita personalizar lo que cada gesto puede hacer. La lista de gestos es la que puedes ver en la siguiente imagen.

Sonido

Bueno pero lo anterior no importa mucho si es que el sonido no cumple con las expectativas.

En el papel, los Pixel Buds cuentan con drivers de 12mm personalizados por Google que ofrecen una experiencia super buena. El sonido es claro, cada instrumento se escucha con mucho detalle y el bajo es lo suficientemente potente como para no deteriorar la experiencia. Eso si, para escuchar ese “boom” que provocan los bajos –que tanto gustan a muchos usuarios–, es absolutamente necesario ajustar los Pixel Buds a la medida de tu oído.

El sonido es extremadamente balanceado, no destacada en bajos, altos ni medios y al menos cuando escucho mi música, se siente muy bien. Google ha tratado que el sonido y la ecualización sea lo más neutral posible, para que así la mayoría de los estilos musicales se escuchen bien, y al menos escuchando rock la experiencia ha sido excelente.

Google también ha implementado Sonido Adaptable, que en el papel permite optimizar el volumen en función del ruido ambiental que haya en el lugar en donde estamos, pero debido a la cuarentena no he podido probarlo en transporte público o lugares ruidosos. También tenemos la posibilidad de activar las llamadas telefónicas, el audio multimedia y el acceso a los contactos de nuestro teléfono, así como activar el audio HD a través del codec AAC.

Lamentablemente, no existe forma de ecualizar el sonido a nuestro gusto a través de la aplicación, aunque ojo, que los Pixel Buds recibirán actualizaciones de software y Feature Drops al igual que los teléfonos Pixel, por lo que es probable que veamos novedades a nivel de ecualización.

Eso si, hay algo que no me ha gustado y es que si no estamos reproduciendo contenido y llega alguna notificación, luego de que el asistente nos comunica la notificación, queda un sonido leve que es difícil de explicar, pero es como si algo eléctrico estuviera ocurriendo en el interior, pero que desaparece después de unos segundos.

Cabe destacar que los Pixel Buds no cuentan con cancelación de ruido ambiente incorporada, aunque la verdad es que en ningún momento he sentido que la necesite. Si es cierto que no he estado en lugares en donde esta característica es fundamental, como en un avión, pero para el ruido de la ciudad, la “reducción pasiva de ruido” que se genera gracias al diseño de los auriculares acompañada de música, no te permitirá escuchar nada del exterior. Además, implementar la cancelación de ruido hubiese implicado aumentar el tamaño de los auriculares y reducir la autonomía de su batería.

Batería

Google nos asegura que cada auricular de los Pixel Buds cuenta con una duración de batería de 5 horas y si sumamos la batería del estuche, nos darán un total de 24 horas y la verdad es que, en mi caso, la autonomía nunca ha sido un problema debido a diferentes factores.

Durante el tiempo de prueba, en ningún momento cargué el estuche de los Pixel Buds para ver si estas 24 horas eran reales y me alegra poder decirte que si, ya que era uno de los puntos que más preocupado me tenían –nada nuevo en la familia Pixel–. Luego de 3 días de uso, escuchando música y podcast durante lapsos de 45 minutos en los dos paseos diarios y utilizando los auriculares para llamadas y videollamadas, la batería se ha agotado, pero cumpliendo con creces esas 24 horas que prometen.

Es verdad que existen audífonos con mucha mejor duración de batería, como los Galaxy Buds+, que ofrecen más de 10 horas de carga sin considerar su estuche, pero la verdad es que no veo tan necesaria esa cantidad de autonomía en este tipo de producto.

Además, la comodidad de poder cargar los auriculares con cables USB-C o cargadores inalámbricos hacen que sea muy cómodo recargar la batería. Por ejemplo, si trabajas en un escritorio y tienes un cargador inalámbrico, la batería nunca será un problema. Mejor aún, los Pixel Buds cargan rápido, pudiendo entregar 2 horas de reproducción con tan solo 10 minutos dentro del estuche.

¿Valen la pena?

Los Pixel Buds tienen un precio de USD $179, lo que los pone por sobre los Galaxy Buds+ pero abajo de los AirPods, dos de los mejores auriculares del mercado y también es verdad que existen opciones que suenan mejor como los Sony WF-1000XM3, que incluso ofrecen cancelación de rudio ambiente. Pero en el total, los Pixel Buds pueden fácilmente ser uno de tus favoritos y sin duda que es uno de los mejores productos Made by Google.

Estos auriculares ofrecen un diseño muy cómodo y minimalista, con un estuche pequeño que no molesta para nada en el bolsillo y funciones inteligentes que los ponen por sobre la competencia, lo que me hace pensar que usar audífonos en todo momento se convertirá en algo normal en un futuro cercano. Eso si, es lamentable que la activación del Asistente esté algo limitada en nuestro idioma.

Si eres usuario de Android y quieres una excelente experiencia, muy similar a la que ofrecen los AirPods en el ecosistema de Apple, los Pixel Buds son la mejor alternativa que encontrarás en el mercado.

Más noticias
Review Router Mesh TP-Link Deco M5