fbpx

Guía de fotografía móvil: parámetros principales

La fotografía móvil durante los últimos dos años ha tenido un importante crecimiento, los fabricantes cada vez dan más énfasis en incorporar una cámara competente con el gran mercado de las DSLR, ofreciendo con esto, un pack completo para el usuario que le gusta tener todo en uno.

A pesar de que los celulares todavía están un escalón –muy– por debajo de las DSLR, éstos ya son capaces de capturar imágenes de calidad con un mínimo de esfuerzo. Sin embargo, nunca faltan estas situaciones al utilizar el modo automático: “Sale muy iluminada”, “Sale muy oscura”. No te culpo, la cámara no es 100% precisa. Siempre ocurre, hasta en las más profesionales.

Es por esto que vengo a enseñarles, ojalá de la forma más simple, el cómo utilizar el modo profesional de nuestro celular, en una serie de 4 artículos que irán saliendo cada semana de este mes. Las pruebas están realizadas con un Moto G4 Plus, el cual cuenta con dicho modo.

Screenshot_20160731-141211

Antes que nada, avisar que las fotografías referenciales que utilizo en éste post son de mi pertenencia, pero no fueron capturadas con el teléfono móvil. Éstas últimas las podrán encontrar al final de este artículo.

Primero, la exposición

Es necesario, primero, saber qué es lo que se nos presenta en cada uno de los parámetros en los que podemos hacer ajustes. Es probable que algunos dispositivos tengan muchas más opciones que otros, pero aquí te presentaré los más básicos y comunes.

No se preocupen si es que no entienden al principio, de a poco se irá explicando cómo cada uno de éstos se van relacionando, e iré ejemplificando para que se puedan imaginar como esto funcionan. Lo ideal sería que mientras leas esto, tengas tu celular a mano para ir probando (ojo, también esto aplica para cámaras convencionales).

Comencemos:

Sensibilidad ISO

Este valor nos sirve para saber cuánta luz es necesaria para poder capturar una foto. Mientras más luz tengamos a nuestra disposición, necesitaremos de un valor ISO más bajo; si ocurre el caso contrario, necesitaremos de un valor ISO más alto.

Screenshot_20160731-141227

Éste es uno de esos parámetros que debemos utilizar con mayor precaución, puesto que mientras más alto sea el valor ISO, la imagen empezará a perder nitidez y agregará ese molestoso ruido (o grano) digital en la imagen.

Lo recomendable es que se mantenga bajo el ISO 800, y sea utilizado como un último recurso, en caso de que regulando la velocidad de obturación y/o la apertura no sea suficiente para conseguir una fotografía bien iluminada.

Velocidad de obturación

O también conocida como el Tiempo de Exposición, es un valor que nos indica el tiempo en el que el obturador permanecerá abierto capturando la luz de la fotografía. En palabras más simples, es el tiempo en el que se tarda nuestro dispositivo en capturar una foto.

Screenshot_20160731-141238

Para poder dominar éste parámetro, es necesario saber que la velocidad de obturación es inversamente proporcional a la cantidad de luz que se captura. Es decir, a una menor velocidad de obturación (más lenta), mayor cantidad de luz va a entrar al sensor. Por otro lado, a una mayor velocidad de obturación (más rápida), menos luz va a entrar al sensor de la cámara.

Por ejemplo, queremos capturar dos fotografías con los siguientes parámetros:  ISO 100, y variaremos entre dos velocidades de obturación: una más rápida (1/3200) y otra más lenta (1 segundo), y por ahora obviaremos la apertura de diafragma. La primera foto, la cual tiene la velocidad más rápida, saldrá mucho más oscura que la segunda, puesto que en ese lapso de tiempo, entrará mucha menos luz al sensor que en la otra.

FOTO REFERENCIAL. 30 segs. de exposición
FOTO REFERENCIAL. 30 segs. de exposición

Apertura de diafragma

Este es un valor que por lo general no se encuentra disponible para ajustar en los dispositivos móviles, pero siempre es mencionado cuando se habla sobre la cámara del mismo. Es el susodicho valor f/, el cual nos indica la apertura del diafragma de la cámara.

Pero ¿qué es el diafragma?. El diafragma es un pequeño dispositivo que viene a regular la cantidad de luz de que entra al sensor, así como también los objetos que están o no enfocados. A esto último se le llama profundidad de campo.

La apertura, al igual que la velocidad de obturación, es un valor inversamente proporcional a la luz que entra, o sea, con un valor más bajo de apertura (más abierto, ejemplo: f/1.8) entrará mucha más luz al sensor que con un valor más alto (más cerrado, ejemplo: f/20).

Además, como mencioné anteriormente, esto también regula la profundidad de campo. Mientras más alto sea el valor f/, tendremos una mayor profundidad de campo, y por lo tanto, más objetos enfocados. En caso contrario, obtendremos una menor profundidad de campo, y menos objetos se encontrarán enfocados, lo cual genera ese suculento efecto bokeh o de desenfoque.

pp2
FOTO REFERENCIAL. Capturada con una apertura f/1.8

Éstos tres valores de exposición los más importantes a considerar, puesto que ellos definen cómo se verá nuestra fotografía final. No obstante, hay otros parámetros que debemos tener siempre en cuenta:

Balance de blancos

Con éste parámetro se ajusta la cámara para que haga una reproducción correcta y equilibrada de los colores, es decir, que no exista ningún tono dominante en la foto capturada.

Screenshot_20160731-141244

Por lo general, el balance de blanco cuenta con cuatro opciones para escoger, de acuerdo a la situación en la que nos encontremos:

  • Interiores/Tungsteno
  • Luz fluorescente
  • Soleado
  • Nublado

Afortunadamente, la cámara promedio por lo general no tiene mayores problemas al adaptarse al ambiente en el que estamos, por lo que es recomendable dejarlo en automático, a menos de que sientas que es necesario ajustarlo.

Compensación de exposición

Con esto podremos controlar la iluminación de nuestra foto cuando vemos que a veces la cámara no es capaz de hacer una medición correcta de la exposición, o sea, cuando las imágenes salen muy claras o muy oscuras.

Screenshot_20160731-141219

Por lo general, es ajustable incluso en el modo automático de nuestro celular, por ejemplo, en los dispositivos Moto se puede ajustar cuando presionamos el punto de enfoque, y se nos da la opción para deslizar hacia arriba o abajo, y así aclarar u oscurecer la imagen. En la mayoría de los dispositivos se presenta como una barra con valores que abarcan números negativos y positivos, con el cero en el centro.

El ajuste es obvio: los valores negativos son para subexponer la imagen (oscurecerla) y los positivos para sobreexponer (aclararla).

Gracias a estos valores, también podemos conseguir fotografías con alto rango dinámico (HDR). Sólo basta capturar tres (o más) fotos iguales, con la única diferencia de la primera debe estar subexpuesta, la segunda ajustada correctamente, y la tercera debe estar sobreexpuesta. Posteriormente, éstas tres se deben fusionar en algún software de edición, y ahí la magia ocurre.

Control de enfoque

Aquí no voy a adentrarme mucho, puesto que su nombre lo indica todo: controlar el nivel de enfoque de la foto.

Screenshot_20160731-141251

A menos de que quieras realizar una fotografía macro, mi recomendación es dejarla siempre en automático, puesto que ajustarlo manualmente en un teléfono no es un proceso tan ágil como en una DSLR.

Ahora, ¡A experimentar!

Tal como dice el dicho, la práctica hace al maestro.

No tengas miedo al toquetear estos ajustes; juega, experimenta, equivócate, vuelve a intentar. De a poco uno se empieza a acostumbrar a utilizar el modo manual de una forma más ágil, y verás que asumiendo uno el control de lo que nuestra cámara hace, puede generar una diferencia significativa en la fotografía que capturamos.

Lo importante es que obtengamos la foto que nosotros queremos, de acuerdo a nuestras exigencias, y no la que la cámara puede generar de forma automática.

A continuación dejaré un par de fotografías que he capturado con mi teléfono, utilizando el modo manual.

Dicho sea de paso, he creado un álbum en Flickr dedicado al 100% a la fotografía móvil, por si gustan ver más de las que puse aquí, además de poder descargarlas. Obviamente que en los siguientes artículos iré agregando más fotos, así que estén atentos.

Ante cualquier duda, reclamo o sugerencia, por favor, siéntase libres de dejarlo en los comentarios, y espero que ésta primera parte les haya sido de utilidad.

Más artículos
El modo timelapse en los teléfonos móviles