fbpx

Cómo funcionan los videos en cámara lenta y sus usos en teléfonos móviles

Capturar videos en cámara lenta es ciertamente una cuestión bastante intersante, y se puede utilizar para varias cosas.

Si bien es necesario tener una cámara que permita capturar una gran cantidad de cuadros por segundo para poder conseguir un buen video en cámara lenta, los teléfonos útimamente han ido acercando esta disciplina a todo el mundo, incorporando en su mismo software la posibilidad de capturar video con velocidad reducida.

En la presente guía veremos lo que es específicamente el video en slow-mo, cómo funciona y qué se puede hacer con él, todo esto ilustrado con videos capturados con un Samsung Galaxy Note 9. Cabe destacar que aquí nos centraremos en los modos específicos para capturar video en cámara lenta, y no en el proceso manual, puesto que los teléfonos no lo permiten hacer.

Pero, ¿qué es el slow-mo?

El video en cámara lenta consiste, como su nombre lo dice, en un video cuya velocidad se ve reducida en comparación a la realidad. Para capturar este tipo de videos, es necesario contar con una cámara que sea capaz de capturar varios cuadros por segundo (por lo menos más de 120 FPS, para que el efecto se vea más fluído). Pero, ¿en qué afecta la cantidad de cuadros por segundos que capturemos en la velocidad de nuestro video?

La respuesta a esta pregunta se divide en dos partes esenciales: los FPS capturados en el video, y la cantidad de FPS en los que el video se reproduce.

Los videos los podemos definir, en su forma más básica, como una cierta cantidad de imagenes (cuadros) que una vez unidas generan el efecto de movimiento. Dependiendo de la cámara que utilicemos, podemos capturar videos con un gran abanico de opciones en cuanto a cuadros por segundo se refiere: 24, 30, 60, 120, 240, etcétera. Esto significa que, por ejemplo, el dispositivo debe capturar 30 o 60 o 120 imagenes para generar un segundo de video.

Al capturar más cuadros por segundo, nos damos cuenta que el video se ve muchísimo más fluido (esto porque se captura más información de la toma para cada segundo), aunque de esto también depende de los FPS en los que se reproduzca el video, cuyo estándar usualmente se posiciona en los 30 o 60 cuadros.

Si reproducimos un video a 30 FPS, pero que fue grabado a 120 FPS, conseguiremos el efecto de cámara lenta, esto porque todos los cuadros “extras” que fueron capturados por la cámara deberán repartirse en segmentos de 30 imagenes por cada segundo de video. En este caso, si grabamos 1 segundo de video a 120 FPS, obtendremos un video en cámara lenta a 30 FPS cuya duración será de 4 segundos, aproximadamente.

Se trata de una relación directamente proporcional, en donde mientras más aumentemos el framerate de nuestra grabación, más lenta se verá la toma que consigamos.

Eso sí, es importante remarcar que si vamos a aumentar la cantidad de cuadros por segundo capturados, veremos una importante reducción en la calidad general del video, esto porque el dispositivo se verá obligado a aumentar la velocidad de obturación para poder capturar toda esa cantidad de cuadros, lo que significa que, a su vez, se irá aumentando los niveles de ISO para compenzar la falta de luz. De igual manera, vemos en una reducción en la resolución del video, aunque esto se da más que todo para no tener problemas con el procesamiento del mismo.

Recomendaciones

Habiendo dicho lo anterior, como vamos a estar trabajando con nuestro teléfono, es recomendable tener algunas cosas en consideración si queremos obtener buenos videos en cámara lenta.

En primer lugar, es altamente recomendable estar con mucha luz a nuestra disposición, especialmente si vamos a grabar con varios cuadros por segundo (>240 FPS). Esto porque, como mencioné anteriormente, el teléfono tratará de compensar la falta de luz aumentando los niveles de ISO, consiguiendo que nuestra toma se llene de ruido.

Por otro lado, es bueno tener harto espacio disponible para grabar, más que todo por el hecho de que usualmente la cámara hace un crop a lo que el sensor ve, por lo que muchas veces puede pasar que estamos bien distanciados del sujeto o del objeto, pero desde el teléfono notamos que se ve muy de cerca. Por ejemplo, el mismo Note 9 realiza un crop de poco más de dos aumentos cuando vamos a capturar con el framerate máximo — 940 FPS. Es cosa de tener un área suficiente para maniobrar en caso de que aquello ocurra.

Algunos usos de los videos en cámara lenta

Son varios los usos que le podemos dar a la cámara lenta. Su utilización se puede dar tanto de manera profesional (como para ser utilizado como B-roll para cine o videos), como para entretenimiento. En este último caso, por ejemplo, para mostrarlo como un mero efecto visual o para mostrar movimientos o funcionamientos más detallados.

El B-roll se usa habitualmentente en el mundo del cine o en videos, y sirve como una alternativa o reemplazo de la toma principal que se utiliza (A-roll). Son varios los tipos de B-roll que se pueden lograr, pero los ejemplos más típicos pueden ser: para mostrar otra acción o un objeto mientras se le está hablando a la cámara, ir mostrando el contexto en donde se va desarrollando lo que ocurre en el video, entre otros.

En este caso, el b-roll en cámara lenta usualmente le da un toque más “cinemático” a la toma (sin ir más lejos, es muy común verlos en videos en YouTube). Por supuesto que hay otros factores que afectan la forma en que se ve una toma, y el video en cámara lenta es solo una de ellas.

Para realizar experimentos rápidos (y simples) también puede resultar útil. Por ejemplo, podemos grabar un video en cámara lenta para entender y analizar la trayectoria de un objeto que fue lanzado desde cierta altura con X velocidad, experimento típico de física mecánica que se ve en el colegio.

Pero la mayoría de las personas lo utilizan para hacer algún efecto visual, para que algo sea más vistoso. Por ejemplo, sirve para ver con mayor detalle la forma en que una persona va corriendo o un objeto avanzando, cayendo… Cosas de ese estilo.


En fin, son varios los tipos de usos que le podemos dar a las tomas en cámara lenta, y gracias a los teléfonos móviles, siempre tendremos la opción de realizarlas cuando queramos.

Claro, no se tratan de equipos profesionales para realizar este tipo de tomas, pero para el 99% de los usuarios, la cámara del teléfono, como la del Note 9, es más que suficiente para hacer tomas en cámara lenta con una calidad más que decente para mostrar algo en particular, o bien, solamente para entretenerse un rato mostrando un efecto que suele ser bastante llamativo al ojo humano.