BlackBerry podría dejar de fabricar equipos, pero sin desaparecer de la industria

El rumor del día sobre BlackBerry desapareciendo del mercado móvil es uno de esos que viene sonando fuerte hace años, casi como el cuento de Pedrito y el Lobo.

Incluso antes que la canadiense hiciera la transición a BlackBerry 10 — su último sistema operativo móvil propio — ya se especulaba con su salida de la industria a causa de las bajas ventas que acumulaba y la pérdida de relevancia en un mercado que evolucionó más rápido de lo que ellos pudieron adaptarse.

Y muchos medios han hecho eco de un posible anuncio para el día 28 de septiembre en donde la empresa manejada por John Chen simplemente sacaría la bandera blanca y se rendiría de una vez.

La información surge de un análisis de un sitio de finanzas canadiense que asegura que BlackBerry está gastando el 65% de su dinero en investigación y desarrollo de hardware, lo que no tiene sentido alguno considerando que tienen menos del 1% del mercado móvil total a nivel mundial.

John Chen aseguró anteriormente que este mes podría tomar una decisión sobre si cerraría su división de hardware, algo que ha sido acompañado con una serie de descuentos importantes en su tienda online oficial que terminan el 27 de septiembre, justo el día anterior al reporte de ganancias de los últimos tres meses.

De continuar la tendencia, BlackBerry no repuntará demasiado en sus ventas incluso tras haber hecho la transición a Android. El público masivo simplemente no cree que la marca tenga lo necesario para competir con otros fabricantes en la industria, sobre todo entendiendo que el planeta Android tiene una gran cantidad de dispositivos que podrían cumplir de mejor manera las expectativas de un público cada vez más exigente.

En su reporte económico previo, la canadiense aseguró haber comercializado sólo 500.000 dispositivos en el anterior periodo contable de 3 meses.

BlackBerry es mucho más que smartphones hoy en día, y la sangría que provoca perseverar en la fabricación de smartphones es un costo demasiado grande para sostener en el tiempo. Pero incluso si cierra su área de hardware, no tiene por qué significar que se retira del mundo móvil.

Piensa en el DTEK50, el primer equipo fabricado por TCL para BlackBerry. Si quieres, vamos más atrás y piensa en el Z3, el primer equipo BB10 fabricado por Foxconn para la canadiense. Smartphones creados por terceros a pedido de una empresa que hoy tiene una gran vocación en software, incluso llevando sus aplicaciones a cualquier dispositivo Android cuyo dueño desee instalarlas.

BlackBerry incluso podría licenciar el uso de su marca para invitar a nuevos fabricantes a hacerse cargo del legado de esta compañía, permitiendo que empresas que hoy están haciendo excelentes productos en China puedan tomar este nombre reconocido e ingresar a nuevos mercados donde hoy no tienen cabida.

Eliminar su división de hardware para tercerizarla es un paso natural dentro de una empresa que está cambiando. Y sí, no sería lo mismo, pero podría darle un nuevo aire a una empresa a la que no le interesa en demasía desarrollar un nuevo smartphone porque no lo necesita en su nuevo rumbo.

Por primera vez en mucho tiempo, el reporte financiero de BlackBerry será extremadamente relevante para la industria. Estaremos atentos.

Más noticias
Nuevo rumor afirma que Google podría lanzar su primer Pixel plegable este año