Trabajando y estudiando con una Samsung Galaxy Tab ¿Una experiencia a considerar?

Días atrás, te entregamos el Review del nuevo Samsung Galaxy Tab S6 Lite. El dispositivo, es esa versión “más barata” de la Tab S6. En Pisapapeles.net, ya analizamos el uso que le podemos dar, en materia de estudio y trabajo, al iPad. Ahora, llega el turno de un terminal con Android. 

Esta nota va por la línea de una experiencia personal, no de un análisis del producto, como sí lo puedes encontrar en el review. A la hora de trabajar o estudiar, me considero una persona más bien clásica, prefiero tener agendas, libretas,post-it y lápices, además de hojas y textos impresos. A pesar de tener las herramientas para pasar todo este trabajo y estudio a un formato digital, siempre me he quedado con lo clásico. Por lo tanto, el utilizar un tablet para trabajar y estudiar requiere de un desafío mayor.

Lo anterior, porque cada vez vemos más tablets con mayor potencia, lo que sin duda nos invita a dejar de lado el computador y pasarnos a un dispositivo más portátil a la hora de realizar ciertas funciones más simples o del día a día. A lo largo de esta nota espero responder la pregunta: ¿Cómo es la experiencia de trabajar y estudiar desde un Samsung Galaxy Tab S6 Lite? 

Trabajando con un Tab S6 Lite

El primer punto que consideré como desventaja, una vez encendido el Galaxy Tab S6 Lite, fue que no contara con Samsung Dex, ya que esa plataforma, de partida, dota de mayores características al equipo. Esto, porque permite utilizarlo como si de un computador se tratara, contando con un escritorio, barra de navegación, entre muchas otras características que lo sacan de esa posición de “teléfono grande”. 

A pesar de eso, la Tab S6 Lite permite compartir su pantalla en los Smart TV compatibles con la tecnología Smart View, así como la posibilidad de conectar accesorios, como un teclado por ejemplo. El equipo incluye un S-Pen (ya hablaremos de él) y el cover que nos permite levantar el equipo. En general, el uso no resulta muy cómodo si lo utilizamos “parado” a la hora de escribir, sí resulta ideal para ver algún video o realizar videollamadas. 

Entrando en mi experiencia, me resultó bastante cómodo realizar mi trabajo, de cierta forma, desde el dispositivo. Para esto recurrí a las aplicaciones de Microsoft, como Word, Excel, Outlook. Además de las de Google: Docs, Drive, Meet, Calendario y las hojas de cálculo, sin olvidar Zoom. 

Si nos basamos en una experiencia de desempeño laboral, probablemente con el Galaxy Tab S6 Lite podamos cumplir gran parte de las funciones, como fue mi caso. Aunque me quedé con la sensación de que sólo cumple en funciones más bien básicas, ya que tenemos todas las aplicaciones en sus versiones móviles, y no podemos llevarlas más allá. 

En el caso de programas como Word, Excel, estos tienen las mismas herramientas que están disponibles en la web, ideales para editar documentos ya creados y realizar pequeños ajustes o arreglos de última hora, no me parece que sean tan ideales a la hora de crear archivos desde el inicio, menos en el caso de Excel. Las aplicaciones de Google, Docs principalmente, la experiencia es mucho mejor y deja atrás esa experiencia “móvil”.

La navegación web está un poco mejor lograda y la experiencia se diferencia un poco -sólo un poco- de la que tenemos en nuestros teléfonos, en este caso al acercar el S-Pen puede funcionar como puntero en ciertas páginas. A pesar de eso, existen sitios web que sí funcionan como móvil, lo que disminuye el desempeño o fluidez en el trabajo, como podría ser en el caso de mis redacciones para Pisapapeles. Aunque siento que esta experiencia mejoraría si Samsung incluyera la opción de Dex o accesorios. Aparte de esas dificultades, funciones como la de divir pantalla ayudan demasiado a la hora de trabajar. 

En clases con la Tab S6 Lite

En mi universidad las clases se realizan a través de Zoom, la cual igual se encuentra disponible en la Tab S6 Lite, aunque en su versión móvil. Lo anterior no impide poder asistir normalmente a una clase, pero sí nos resta o dificulta las funciones de la aplicación. Obviamente este no es un problema del dispositivo, sino que del propio Zoom, lo menciono haciendo el punto en la experiencia móvil que entrega el equipo. 

Algo similar ocurre con Meet, en donde sí existe una abundante suspensión de funciones y las posibilidades disminuyen drásticamente. Ambas aplicaciones el tablet las corre bien, aunque si les pedimos un poco más, cómo compartir la pantalla o dividirla, el dispositivo se moverá muy lento, llegando a ser incómodo. Además de calentarse demasiado. 

Respecto a la calidad de estas llamadas, la cámara frontal del equipo no destaca precisamente. Tenemos una cámara frontal que carece de grandes contrastes y con una saturación bastante baja, lo que termina transmitiendo una imagen mas bien pálida. La cámara trasera, por su parte, funciona bastante mejor pero bajo ciertas características, como lo dije en el review, sobre todo con una cantidad de luz adecuada. El uso que le di fue principalmente para “escanear” y enviar documentos.

¿Y estudiando?

Obviamente la experiencia, en el estudio, con la Samsung Galaxy Tab S6 Lite, no termina en la asistencia a una clase. Quise pasar todos mis cuadernos, apuntes e información requerida para mi estudio, a la Tab. Aquí es donde se ve aún más restada la experiencia, no por Samsung como tal, sino que por el sistema Android. Lo mismo debe ocurrir en los tablet de Huawei, otra marca que está entrando en la competencia de los tablets más potentes. 

Por su parte, la aplicación Notas de Samsung, tampoco cuenta con grandes prestaciones a la hora de utilizarla en funciones como las que describí anteriormente. Se resta a crear “notas”, clasificarlas y ofrecernos prestaciones dentro de cada una de estas. A pesar de aquello, resultan ser grandes funciones, aunque me quedo con la sensación de que la aplicación es para escribir cosas precisas más que llevar una organización o una serie de trabajo dentro de ella. 

Como podemos ver en iPad OS, por ende en los mismos iPad, la cantidad de aplicaciones, dedicadas y desarrolladas para el terminal, abundan. Aquello no pasa en el sistema operativo de Google, volviendo a encontrarme con las mismas que tengo en mi teléfono. No encontramos aplicaciones como Notability, Goodnotes, entre muchas otras que están desarrolladas para el tablet de Apple. Aquí contamos con opciones como OneNote, Evernote o Squid. Estas últimas cumplen su función pero no resultan ser las más cómodas a la hora de estudiar, ya que es lo mismo que vemos en una aplicación móvil. Con esto no me refiero a que hayan aplicaciones mejores o peores, ya que eso queda a gusto de cada, sino que por la cantidad de opciones que tenemos disponibles en el sistema operativo.

En mi caso, utilicé OneNote. Como puedes ver en la siguiente imagen, dentro de ellas separé todos mis ramos como si de cuadernos se tratasen. Dentro de estos pude ir tomando mis notas, agregando textos, fotos, audios entre otros. A pesar de esto, no es una aplicación que tú sepas que va a funcionar de manera diferente o tendrá mayores características y funciones que podrías desarrollar con este terminal. No existe nada especial con el S-Pen, el que termina transformándose y utilizándose como un puntero, pudiendo hacer las mismas cosas -nada más- que lo que haces con el dedo, sólo que con mayor precisión. 

S Pen

Ya que estamos hablando de escritura, tomar notas y cosas por estilo, hablemos del S-Pen de Samsung. Sin duda, este es el atributo principal del dispositivo, de no contar con él carecería de cualquier característica destacable. Como ya lo dije en el review, el S-Pen es un gran desarrollo de Samsung en general y en este caso no se queda atrás. 

La precisión con la que trabaja este accesorio, es fenomenal. Aparte de utilizarlo sólo para escribir, nos permite movernos de mejor manera dentro de todo el sistema del equipo. A la hora de tomar notas, resulta bastante grata y fluida la escritura con este “lápiz”. Además que Samsung incluyó que el dispositivo emita un ruido cuando estás escribiendo, lo que genera una sensación de estar con una hoja -se supone-.

Otro aspecto positivo es el botón que incluye el S-Pen, ya que este de partida nos invoca una serie de aplicaciones donde podemos utilizarlo, además ese mismo botón nos sirve para borrar lo que escribimos con el lápiz. Aunque aquí volvemos al problema de la integración del software y el equipo, ya que esa función no es compatible con la gran mayoría de las aplicaciones, excepto las de Samsung y una que otra de algún desarrollador.

A pesar de ser un excelente producto, Samsung no incluye todas las prestaciones que sí hemos visto en otros equipos de la compañía, dejando muchas funciones fuera de esta versión del lápiz. Por otro lado, siento que su uso termina resultando muy estándar, ya que no podemos cambiar la punta, la cual es muy fina, ni tampoco regula la presión ni modifica la escritura según empleemos el lápiz. Esto último, lo hace muy bien el Apple Pencil, el S-Pen no cuenta con esas características. 

Lectura

De todas las tareas que ejecuté con el Galaxy Tab S6 Lite, la lectura fue la que mejor me resultó y la que más valoro del equipo. Esto se logra por dos aspectos principalmente, el primero de ellos es la gran pantalla junto con los pocos bordes del dispositivo, lo que permite que tengamos un gran display pero con un terminal no tan grande, el que incluso podía tomar con una mano. El otro aspecto es gracias a su S-Pen, el que resulta fundamental a la hora de destacar o tomar notas en un texto.

Pero lo anterior requiere de un software que acompañe. En mi caso, y después de probar varias aplicaciones, recurrí a la de Adobe, ya que la gran mayoría de los archivos que leí estaban en PDF. Esta, es gratuita y cuenta con demasiadas funciones aunque la gran mayoría son de pago, pero las que sirven para “comentar PDF”, nos deja destacar y tomar notas de manera gratuita. 

Como decía al comienzo, la lectura es ideal, cómoda y destacable en el Samsung Galaxy Tab S6 Lite. Quizás se podría incluir funciones de lectura, las que configuren la pantalla de manera predeterminada para hacer más llevadera la lectura, aunque aquello lo podemos lograr si cambiamos algunas configuraciones. como el filtro azul. 

Desempeño técnico

Para poder llevar a cabo todo lo que anteriormente te describí, la Tab S6 Lite requiere contar con características técnicas que lo permitan. A pesar de contar con prestaciones un tanto ajustadas, como ya lo vimos en el review -que te invito a leer-, la versión Lite de la Tab S6 se comporta bastante bien, exceptuando situaciones como las que te hablaba más arriba con cosas como Zoom.

Si lo consideramos para leer, realizar algunas funciones de aplicaciones como las que describí en mi experiencia, el equipo se desempeñará de buena manera. Lo mismo ocurre con la batería, su rendimiento es muy óptimo, lo único molesto es la demora en su carga, lo que dificulta su uso. 

Conclusiones 

La nueva Samsung Galaxy Tab S6 Lite logró que, de cierta forma, terminara dejando de lado mis lápices, hojas, libretas y post-it. En general, me dejó una sensación bastante satisfactoria, aunque la siento muy al debe aún. Si hablamos que el tablet debe convertirse entre ese paso del teléfono al computador, creo que aun no se está logrando. Si bien Samsung está incorporando un hardware cada vez más sofisticado, quizás esta no sea el principal ejemplo de aquello, su software no lo está acompañando. 

La función de Samsung Dex, sin duda alguna, dota de una versatilidad y funciones destacables a la Tab S6, lo que no ocurre en la versión Lite al no incluirla. Esta versión -Lite- deja en evidencia lo poco desarrollado que tiene Google su sistema Android para tablets, a lo que se suma que Samsung incluye funciones que se ajustan a esa carencia. Lo mismo ocurre con los tablets de Huawei, los que si bien incluyen herramientas extras, evidencian claras falencias del sistema operativo de base. Algo que cambiaría radicalmente, si por ejemplo estos equipos contaran con alguna versión de Windows, como las Surface, las que le pueden hacer de mayor y mejor forma, el peso a Apple con sus iPads. 

Independiente de eso, la Tab S6 Lite me dejó con la sensación de que me permitó desarrollar actividades ajustadas a mis requerimientos, pero no me dejó ir más allá. Esto es de esperar en un tablet, sin importar su software, porque siento que los equipos cuentan con las capacidades para llevarlos un poco más allá. Lo que más destaco es el uso que lo podemos dar al S-Pen y el cómo nos sirve el equipo para leer de gran manera. 

Si te quedó alguna duda respecto a la experiencia con la Samsung Galaxy Tab S6 Lite, comenta y te las puedo responder :)

Más noticias
Todo lo que debes saber ante la entrada en vigencia del Roaming Automático Nacional