Robos en las antenas de los operadores pueden dejar hasta 2 semanas sin servicio a localidades de la IV Región

Algo que vemos cada vez con mucha más frecuencia son precisamente las torres de telefonía móvil, y es que con la presencia de 5 operadores con infraestructura propia hacen que veamos muchas antenas en lugares públicos y privados.

Dichas torres cuentan con varios objetos de gran valor y todo parece indicar que ahora se encuentran en la mira de la delincuencia que lamentablemente en nuestro país tiene prácticamente “chipe libre” (sin desmerecer la gran labor que realiza Carabineros contra ellos).

En la Región de Coquimbo se han centrado mucho de estos robos, de hecho estas torres cuentan con paneles solares, gabinetes eléctricos, petróleo, baterías… etc, siendo estos elementos lo que llama la atención de los delincuentes, incluso las propias cercas perimetrales, informa Diario El Día.

Este tipo de instalaciones están ubicadas principalmente en lugares de difícil acceso y su principal misión es ofrecer servicio móvil a las localidades más aisladas de la región, como Combarbalá, Canela Alta o La Higuera. Por lo mismo resultan ser mucho más fácil para los delincuentes robarse sus componentes esenciales para entregar un servicio continuo y esto causa que los clientes se queden durante 2 semanas aproximadamente sin servicio móvil.

En la Región de Coquimbo existen muchos sitios que alimentan a localidades lejanas donde la conectividad y la cuenta señal son claves. Para estas zonas, el servicio depende de distintos sistemas alternativos de energía, que se han transformado en blanco de delitos o acciones vandálicas“, indicó Antonio Bueno, director de Red de Movistar Chile.

Por lo mismo se ha iniciado una campaña preventiva en la zona llamada “Cuidemos nuestra conectividad”, con la que Movistar Chile y la empresa ALTO buscan prevenir estos delitos en sitios móviles y que se presentarán en las comunidades de Quebrada Seca, Canela Alta, Combarbalá, Cerrillos de Tamaya, Chañaral Alto, Ovalle y La Higuera.

De esta manera se busca que la comunidad tome conciencia de la gravedad que tienen estos hechos, además de explicar cómo identificar el robo de estos elementos y las consecuencias que tendrá aquella persona que compre estos paneles solares o baterías que fueron robados desde una antena de telefonía móvil.

Además Movistar y ALTO han habilitado un canal para que las personas puedan denunciar de manera anónima estos hechos ante situaciones sospechosas en estos sitios móviles o sobre la posible venta de estos elementos robados. Para realizar la denuncia pueden comunicarse al 800 362 686 o ingresando a www.altodenuncia.cl.

El robo en sitios móviles causa un grave daño a la comunidad, ya que la pérdida de sus elementos afecta la conectividad del sector, dejando a los usuarios imposibilitados de comunicarse, perjudicando a familias, empresas y servicios claves, como son centros de salud, bomberos o ambulancias“, agregó Antonio Bueno de Movistar.

Por su parte, Eduardo Hernández, gerente legal de ALTO, declaró que “el delito de robo y recepción de elementos que produce interrupción del servicio de telecomunicaciones, es castigado con penas que van desde los 3 años y un día de presidio a los 5 años“.

Con información de Diario El Día