fbpx

Review Xiaomi Redmi Note 7

No cabe duda que Xiaomi ha demostrado, a lo largo de los años, ser una opción segura, confiable y asequible dentro de todas las gamas de Android. Sin embargo, en nuestra región, ese desafío recién está comenzando.

Con la reciente apertura de tiendas oficiales aquí en Chile y en Perú, la compañía china buscará ganar una cuota de mercado importante, especialmente dentro de la gama media, la cual la lideran Samsung y Huawei.

En este contexto, tenemos a nuestro protagonista del día de hoy: Xiaomi Redmi Note 7, el principal dispositivo de gama media de la compañía para este 2019, el cual cuenta con un set de especificaciones bastante interesantes, a un precio bastante atractivo. Por supuesto, antes de comenzar, queremos agradecer a la gente de Xiaomi Chile por proporcionarnos este dispositivo para su respectivo review.

¡Comencemos!

Especificaciones

Pantalla
IPS FullHD+, 6.3"
Procesador
Snapdragon 660
RAM
4 GB
Batería
4.000 mAh
Sistema operativo
Android 9.0 Pie, MIUI 10
Cámaras traseras
48 MP + 5 MP
Cámara frontal
13 MP
Almacenamiento
64 GB

¿Diseño premium en un gama media? Sí, por favor

Personalmente soy fanático de que los fabricantes le pongan empeño al apartado de diseño y calidad de fabricación en los teléfonos de gamas inferiores, y en este aspecto, Xiaomi hizo un muy buen trabajo con el diseño de este equipo, el cual se ve y se siente premium.

A diferencia del Xiaomi Redmi 7, el Redmi Note 7 viene con una parte posterior de cristal, el cual específicamente corresponde a un Gorilla Glass 5, por lo que resistirá relativamente bien cualquier tipo de arañazo o golpe leve. Los costados del equipo son de plástico, pero eso no quita la excelente sensación en la mano que devuelve cada vez que lo agarramos.

El equipo adopta un frontal casi sin ningún tipo de marco, aunque si cuenta con un notch en forma de gota de agua, lo cual no necesariamente es malo, pero estéticamente no agrega en nada al dispositivo. La parte trasera cuenta con las dos cámaras y el lector de huellas dactilares, y aquí tengo una queja: las cámaras sobresalen mucho del cuerpo del dispositivo, lo cual es absolutamente innecesario y se ve muy mal en mi opinión.

Lo anterior se compensa con el hecho de que Xiaomi haya decidido mantener el puerto de audífonos, aunque personalmente no soy muy fan de que esté en la parte superior del equipo.

En líneas generales, es un diseño que se inclina hacia lo conservador y elegante, lo cual también se ve complementado por el clásico color negro de nuestra unidad. Xiaomi también ofrece otros colores más atrevidos, por si eso es lo que andas buscando.

Pantalla

Xiaomi Redmi Note 7 incluye un panel IPS de 6.3 pulgadas, cuya resolución es de 1080 x 2340 pixeles (Full HD+), y todo esto en un formato de resolución de 19.5:9.

Para ser un equipo dentro de lo que podemos considerar como “barato”, estamos frente a una pantalla de excelente calidad, con una muy buena reproducción de colores y nitidez general. El intervalo de brillo es suficiente, aunque a veces se queda algo corto en situaciones donde la luz del sol llega directamente a la pantalla.

El notch con forma de gota de agua es bastante minúsculo dentro de todo, por lo que a la hora de visualizar contenido multimedia no estorba demasiado.

Claramente no presentará la misma calidad de colores y detalles de un panel OLED, pero la verdad es que es más que suficiente para la mayoría de las personas. Este es, sin duda alguna, uno de sus puntos más fuertes.

Cámaras: bien, gracias

Nuestro protagonista cuenta con dos cámaras posteriores, de las cuales una sola es realmente útil. La principal es de 48 MP con una apertura focal f/1.8, mientras que la otra es de 5 MP, f/2.2, y solamente se utiliza para capturar profundidades de campo. La frontal se queda en los 13 megapíxeles, con una apertura f/2.0.

Entiendo que un sensor ToF puede hacer que el dispositivo se escape de lo que consideremos como “asequible”, pero personalmente, hubiera preferido que se haya incluido un teleobjetivo o un gran angular, o bien, haber dejado una sola cámara principal y tratar de hacer magia con el software para el modo retrato, tal y como lo hace Google con los Pixel 3, y de paso así reducen un poco el hump de la cámara del que me quejé en el apartado de diseño.

La interfaz de la cámara es bastante simple y agradable de utilizar, todo está correctamente rotulado y cada modo tiene sus propias opciones específicas. Eso sí, la encontré algo lenta, en especial a la hora de ir rotando entre los modos.

Ahora, pasando al apartado de las fotografías y video, notamos que el Xiaomi Redmi Note 7 toma fotos decentes, aunque no destacan en nada, a mi parecer. Ojo: aquello no es malo en lo absoluto, especialmente si consideramos el precio y la gama en que pertenece este dispositivo. La cámara está para tomar fotos decentes, y cumple bien con ello.

Las fotos de capturadas con el Redmi Note 7 usualmente cuentan con buenos niveles de exposición, aunque el rango dinámico no es muy bueno, por lo que muchas veces el dispositivo se ve forzado sobreexponer un poco. La reproducción de colores es, de nuevo, suficiente, mientras que el nivel de detalle lo encontré algo pobre muchas veces. Como es de esperarse, tampoco nos vamos a encontrar con maravillas en las tomas nocturnas, de hecho, me parece que la corrección de ruido actúa un poco agresivo.

En cuanto a video, el equipo es capaz de grabar en una resolución Full HD, a 60 cuadros por segundo, como máximo. Aquí ocurre lo mismo que con las fotos, el bajo rango dinámico hace que la cámara tienda a sobreexponer para compensar la falta de luz, aunque la estabilización funciona y se ve bastante bien.

Aquí va otra de las correcciones que le haría a este teléfono: nadie, pero absolutamente nadie necesita 48 megapíxeles de resolución. En cambio, hubiese sido mejor que Xiaomi se haya quedado con, no sé, 12 MP, puesto que mientras más alto sea el número de megapíxeles, más luz deberá entrar al sensor para conseguir una toma bien expuesta. Por lo tanto, con esos 12 megapíxeles probablemente me habría ahorrado el mencionar que el rango dinámico es malo.

De todas maneras, aquí dejo adjuntas las fotos de prueba, junto con un video de muestra:

Rendimiento y software

Este es el apartado en el que un dispositivo Xiaomi suele crear una suerte de discordia entre los reviewers, especialmente en el tema del software.

Pero partamos primero por el rendimiento general del equipo.

El Redmi Note 7 viene con un procesador Snapdragon 660 y 4 GB de memoria RAM, y en complemento con el software de la compañía, hacen que el teléfono se mueva con total soltura dentro de la interfaz de usuario y en las típicas aplicaciones que utilizo durante el día a día, como Instagram, Twitter, etcétera. En juegos también se desempeña relativamente bien, aunque en algunos más pesados, como el Need for Speed: No Limits, en ciertas oportunidades me encontré con algunos bajones de frames.

En ningún momento sentí que el equipo sea lento, lo cual habla bastante bien del excelente trabajo que Xiaomi hace optimizando los recursos del dispositivo a través de su software.

Pero ahora toca hablar sobre este último tema.

MIUI 10 es la interfaz que dice presente en este dispositivo, la cual está por sobre Android 9.0 Pie, lo cual está bastante bien. En todos estos años que he estado en Pisapapeles, ésta es la primera vez que utilizo un dispositivo Xiaomi como daily driver, y la verdad es que me disgustó bastante la personalización que la compañía china le realiza a Android.

Me parece raro que no me gustara, considerando que estoy relativamente acostumbrado a EMUI de Huawei. Pero siento que Xiaomi es más agresivo con la personalización que su coterránea.

Mis disgustos son netamente estéticos, como ciertas animaciones o la forma que adopta el menú de configuraciones rápidas y la barra de estado. Lo único que está fuera de esta categoría, es que el teléfono simplemente no me muestra las notificaciones entrantes, ni tampoco lo hace en la barra de estado, solamente las puedo ver una vez que deslizo para ver el menú de configuraciones rápidas.

Al fin y al cabo, lo que ocurre con MIUI es lo mismo que ocurre con la mayoría de las interfaces de dispositivos chinos: te gusta o no te gusta, y no hay punto medio.

Batería

El Xiaomi Redmi Note 7 viene con una batería de 4000 mAh, y como podrán esperarse por este generoso tamaño de batería, el equipo puede alcanzar muy buenos tiempos de autonomía, el cual además se complementa con el buen nivel de optimización de recursos a nivel de software. Esto es muy bueno, y afortunadamente, son varios los fabricantes que deciden poner baterías grandes en sus dispositivos de gama media.

Veamos el detalle:

  • Aplicaciones: Twitter, Instagram, Telegram, WhatsApp, Swarm, Gmail, Spotify, entre otras.
  • Conectividad activa: Bluetooth, GPS, Wi-Fi, 4G+ Entel
  • Brillo y resolución: Brillo automático, resolución Full HD+

En un día de uso bastante intenso, el dispositivo logró sobrepasar las 6 horas de pantalla sin mayores problemas, estando casi todo el rato conectado a través de datos móviles. Como podrán apreciar en el pantallazo, al dispositivo todavía le quedaba un 22% de batería, por lo que por lo menos tenía para el equivalente de una hora más de pantalla activa. Bastante bien.

Conclusión: atractivo para el mercado local

No cabe duda que el Xiaomi Redmi Note 7 es un dispositivo bastante completo para el precio que tiene. Su único punto bajo es la cámara, y apenas, porque cumple con lo básico, y no debemos olvidar que estamos hablando de un dispositivo de gama media.

La pantalla es sin duda alguna uno de sus puntos fuertes. Gracias a su tamaño y excelente calidad de imagen, estamos frente a un dispositivo bastante bueno para consumo de videos e imágenes. Quizás me hubiera gustado que contara con sonido estéreo, pero vamos, no podemos pedirle más por lo que estamos pagando.

Puede que MIUI no me guste, pero no puedo negar el excelente trabajo que realiza en conjunto con el combinado procesador-RAM que tiene el equipo para devolver una experiencia bastante buena de uso en cuanto a rendimiento general. Lo mismo puedo decir en cuanto al tema de la autonomía.

Lo anterior lo puedo resumir de la siguiente manera.

Xiaomi tiene un dispositivo bastante competente y completo, el cual no me cabe duda que es más que suficiente para la mayoría de los usuarios que requieran un teléfono, y cuyo presupuesto no es aquel para comprarse un gama alta.

El éxito de este y otros dispositivos Xiaomi en nuestra región solamente dependerá de cómo los publiciten. La compañía todavía tiene un largo camino por delante con respecto a su posición en nuestro mercado, pero el Redmi Note 7 es sin duda un buen equipo para debutar en estos lares del planeta.

Disponibilidad

El Xiaomi Redmi Note 7 ya lo puedes conseguir a través de la tienda oficial de la compañía, la cual está ubicada en el Apumanque, Las Condes. También lo puedes comprar a través de Entel, y su precio es de CLP $179.990 para la versión de 3 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento interno, mientras que la versión de 64 GB de almacenamiento y 4 GB de memoria RAM cuesta unos CLP $199.990.

Más noticias
Review Samsung The Frame 2019