Review Swimsanity!

Desarrollado por Decoy Games, Swimsanity! es la primera apuesta de este estudio fundado en 2012, y es que el juego ya está disponible en Steam, PS4, Xbox y Nintendo Switch, siendo esta última la plataforma elegida para este review.

Recientemente estrenado en Nintendo Switch, el juego que se ha creado bajo una premisa muy simple, pero a la vez efectiva: se trata de un shooter 2D que se centra en el movimiento bajo el agua, donde tendremos que derrotar a la mayor cantidad de enemigos posibles para avanzar en distintas etapas, donde nos esperará un jefe final, que una vez derrotado nos dará algunas recompensas.

Título
Swimsanity!
Consola
Nintendo Switch
Desarrollador
Decoy Games
Fecha de lanzamiento
6 de agosto de 2020

Historia y controles

El juego no cuenta con una historia de por sí, pues se trata simplemente de un buzo táctico, –denominado Mooba–, que debe derrotar distintos enemigos recogiendo una variedad de power ups que harán nuestra tarea un poco más fácil, estos nos permiten desde mejorar nuestra velocidad de desplazamiento, disparar más rápido, darnos un escudo por un pequeño lapso de tiempo, hasta la posibilidad de hacer explotar bombas o plantar una mina en en enemigo que detonará y lo hará explotar.

Si no conseguimos estas mejoras, será muy difícil completar una etapa, pues la velocidad de disparo y desplazamiento estándar no son de las más rápidas y los enemigos toman bastantes disparos antes de derrotarlos. Además contamos con un mecanismo de teletransportación que nos permite esquivar enemigos o salir de una situación comprometedora. Eso sí, esta posibilidad es limitada, y tendremos nada más que 5 teletransportaciones por partida, aunque mediante algún powerup podremos conseguir más.

En cuanto a los controles, el mismo es compatible tanto con joycons como con pro controller, y al no hacer uso del giroscopio, podemos usar el control de Gamecube también si contamos con el adaptador necesario. Los controles se mueven de manera muy simple, pues no hay técnicas complejas que requieran movilidad especial, ni tampoco movimientos que necesiten de una precisión muy alta a la hora de poder desplazarnos dentro del agua, si no que básicamente tenemos que movernos de izquierda a derecha, disparar nuestra arma, bombas o minas y acumular oponentes derrotados para poder llenar nuestra barra de movimiento especial, denominado “desatar”, que será distinto dependiendo de que tipo de Mooba elijamos.

En lo que a estas distintas especialidades de combate se refiere, podemos elegir entre cuatro distintas para empezar: Arpón, que al momento de elegir nuestro ataque especial nos permite dejar caer una lluvia de ataques a nuestros enemigos. Descarga, que como su nombre lo indica, nos deja realizar una descarga que congela enemigos por un tiempo limitado, Médico, que nos curará a nosotros y nuestros compañeros y Piraña, que nos transformará en dicho animal, devorando todo lo que esté a nuestro paso por un breve momento. De todas las especialidades, la más útil será esta última. De este modo, y como podemos ver, el juego se centra netamente en disparar y derrotar enemigos una y otra vez.

Modos de juego local

Dentro del juego nos encontramos con una carencia muy grande, se trata de la falta de un modo de un solo jugador o modo historia, pues a lo más simple que podemos optar es a jugar el modo cooperativo, pero con una sola persona, lo que hace que la experiencia sea mucho más difícil, pues los niveles están diseñados para jugarlos con mínimo 2 personas, así que si es que te atreves a jugarlo solo, vas a morir muchas veces, y el juego no perdona en este sentido, pues muchas veces los enemigos aparecerán sin advertirnos y nos pillarán de sorpresa, derrotándonos y haciendo que tengamos que partir nuevamente desde cero, o hasta que aprendamos desde donde salen los distintos monstruos y peces y aprendamos el patrón tras morir repetidas veces.

Ahora, cuando tenemos a alguien con quien compartir esta aventura en nuestro hogar, la dificultad baja y se entiende el propósito del juego, que es derrotar a hordas de enemigos, conseguir mejoras y pasar niveles. Eso si, nuevamente tendremos que armarnos de paciencia, pues el juego y sus etapas no son para nada fáciles y nos costará un buen tiempo el poder pasar las mismas, y cada uno de los jugadores puede morir tan solo una vez, sin la posibilidad de revivir.

En cuanto al número de etapas a vencer, tenemos 5, cada una con un objetivo distinto, desde vencer a una ballena que nos persigue por toda la etapa tratando de derrotar enemigos más pequeños hasta la posibilidad de proteger algunas reliquias y derrotar a una tortuga de mar gigante si logramos antes vencer a sus secuaces durante la etapa. Lo más entretenido del juego sucede cuando podemos jugar de a 4 jugadores, pues es ahí donde las distintas clases de Mooba se tienen que complementar para intentar no morir todos y empezar la etapa de nuevo, por lo que la coordinación será clave.

También contamos con un modo local competitivo en el que buscaremos ser quien derrote más enemigos entre los cuatro jugadores que se encuentren en la partida, o ser el último jugador en pie luego de ser atacado por una infinidad de enemigos. Sin embargo, el modo más divertido es la fiebre del orbe, donde entramos en búsqueda de la recolección de un orbe y devolverlo a nuestra base. También podemos modificar la cantidad de rondas a ganar para ser coronado como el campeón.

Por otro lado, si jugamos lo suficiente, o completamos algunas tareas como la de que ninguno de tus compañeros mueran en una misión o simplemente completarlas etapas, iremos avanzando de nivel, lo que nos dará orbes de oro, que finalmente nos permiten desbloquear nuevas especialidades, distintas de las cuatro con las que comenzamos, para poder disfrutar de más horas de juego, cada uno con un movimiento desatar especial.

Experiencia Online

Quizás este el punto más débil del juego. La mala noticia es que nos encontramos con mucha dificultad para encontrar una partida online, pues a pesar de que contamos con diversos mecanismos para poder disfrutar de una experiencia multijugador, el encontrar personas para jugar es muy difícil. Personalmente pasé cerca de dos horas para poder encontrar una partida, y una vez que encontré partidas, hubo desconexiones.

Ahora bien, contamos con crossplay con todas las plataformas donde el juego está disponible, así que una vez hayan más jugadores, no nos debería ser muy difícil encontrar partidas para poder jugar online y empezar a competir o simplemente jugar a los distintos modos de juego que nos ofrece Swimsanity! La buena noticia es que tenemos la posibilidad de crear salas para que nuestros amigos se unan y no tengan que estar buscando partidas por horas sin poder jugar.

Gráficos, música y etapas

Swimsanity! no busca destacar precisamente por sus altas demandas gráficas ni texturas que representen la realidad de una manera 100% fiel a la realidad, sin embargo, en ningún momento el juego se congela ni presenta tirones. Eso sí, cuando tenemos demasiados enemigos en pantalla, podemos perder de vista a nuestros compañeros, así que tenemos que estar atentos a donde están cuando necesiten de nuestra ayuda para derrotar a todos los tiburones, medusas y peces del mapa. Eso sí, donde destaca es en el estilo de su animación, que parece sacada de un show televisivo, donde cada uno de los jefes cuenta con expresiones que los hacen particularmente vistosos.

En cuanto a las etapas en detalle, como mencionamos antes, tenemos nada más que 5 etapas. Mar azul, donde tenemos que escapar de una ballena gigante que nos persigue por toda la pantalla, Laguna tóxica, donde tenemos que derrotar a una tortuga marina, Cavernas de cristal, donde tenemos que hacernos camino y atravesar las cavernas teniendo cuidado de que no nos pille un gusano de mar gigante, Bahía piraña donde nos enfrentamos a olas de estos enemigos y finalmente Arrecife reliquia, donde tenemos que proteger dichas reliquias de una langosta que nos quiere derrotar.

Cada una de las etapas tiene su objetivo muy claro, son etapas muy desafiantes, y es necesario de coordinación y de mucho trabajo en equipo para poder superarlas, de lo contrario será muy frustrante estar intentándolo una y otra vez.

Musicalmente, tenemos noticias positivas, pues el soundtrack del juego si que es muy bueno, las melodías nos transportan a una aventura, y más si tomamos en cuenta que el juego se desarrolla bajo el agua, así que las tonadas se adecúan al 100% a nuestro ambiente, transmitiéndonos tensión cuando es necesario.

Conclusiones

Swimsanity! es un juego que está pensado en el modo multijugador, pero lamentablemente se queda corto en lo que su a su experiencia online se refiere, puede que si no tienes con quien jugar en casa, pases horas sin encontrar una partida online, pero si muchos de tus amigos cuentan con el juego, pueden crear una sala para evitar todo este lío, lo que mejora sustancialmente la experiencia de juego y lo hace mucho más entretenido.

En cuanto a su dificultad, no te desanimes si en las primeras horas mueres muchas veces y no logras avanzar, pues a medida que vayas mejorando, se ira haciendo más fácil, como sucede en muchos juegos shooter o bullet hell.

El juego destaca particularmente en sistema de multijugador local, pues puedes pasar horas intentando pasar etapas, consiguiendo orbes dorados y desbloqueando los tipos de Mooba que nos ofrece el juego como recompensa por conseguir estos orbes.

Dicho todo esto, el juego tiene una premisa simple, puedes jugar con amigos, y pasar los niveles toma bastante tiempo y dedicación, por lo que si eres de aquellas personas que busca un desafío y mejorar constantemente, Swimsanity! puede ser una buena alternativa entre todas las que existen actualmente en el catálogo de Nintendo Switch.

Eso si, no esperes gran cosa si vas a jugar por tu cuenta todo el tiempo, pues es precisamente ahí donde el juego se queda corto y se vuelve monótono de manera muy rápida. Tampoco contamos con más etapas que las que se nos presentan en un principio, pero las mismas son más que suficientes para estar horas intentando vencerlas o jugando online compitiendo por quien es el que derrota más enemigos o quien es el último sobreviviente.

Swimsanity! está disponible en la eshop con un precio de CLP $15.843.

Más noticias
Review Hisense ULED H8G de 55 pulgadas