fbpx

Review Samsung Galaxy S20 Ultra 5G

Introducción

La temporada de teléfonos icónicos — flagships — comienza oficialmente, y tal y como viene siendo la tónica desde hace ya varios años, Samsung es la primera de las marcas grandes en presentar sus apuestas para el primer semestre de este 2020.

Hace poco más de una semana, en la ciudad de San Francisco, pudimos ver por primera vez a la familia S20 (y puedes ver nuestras primeras impresiones aquí), en donde nos encontramos con un modelo regular, una versión Plus, y por primera vez, una variante Ultra, siendo este último el modelo que nos convoca el día de hoy.

El Samsung Galaxy S20 Ultra viene a ser el modelo tope de esta familia, con un combinado de especificaciones portentoso: Pantalla de 6.9 pulgadas con resolución QHD, con la posibilidad de utilizar una tasa de refresco de 120Hz; tiene un procesador Snapdragon 865 o un Exynos 990 (dependiendo de la región), 12 ó 16 GB de RAM, cámara principal de 108 megapíxeles, acompañado de otras tres cámaras, que permiten un zoom digital máximo de 100 aumentos, etcétera.

Todo esto viene empaquetado en un equipo bastante grande y grueso, en donde se nota que Samsung no escatimó en nada. En definitiva, es un teléfono que claramente busca posicionarse como uno de los más potentes y completos del mercado, ¿Será así? Veámoslo a continuación:

Especificaciones

Pantalla
Dynamic AMOLED 2X, 6.9 pulgadas, resolución 2K a 60 Hz, 1080p a 120 Hz
Procesador
Exynos 990
Memoria RAM
12 GB
Almacenamiento
128 GB
Sistema Operativo
OneUI 2.1, basado en Android 10
Cámaras Traseras
Principal de 108 MP, gran angular de 12 MP, teleobjetivo Space Zoom de 48 MP, sensor ToF
Cámara Frontal
40 MP
Batería
5000 mAh

Diseño y dimensiones

En general, la familia S20 recibió un facelift ligero, pero a la vez bastante notorio como para poder ser diferenciados de sus antecesores, especialmente de la línea de diseño que veníamos viendo desde el Galaxy S8.

Particularmente, el Samsung Galaxy S20 Ultra viene a ser el más grande de los tres modelos, e incluso llega a ser un poco más grande que el Galaxy Note 10 Plus en términos de altura y grosor, mas no de anchura. Si comparamos sus dimensiones, tenemos que el S20 Ultra es de 166.9 x 76 x 8.8 mm, mientras que el Note 10 Plus se queda en los 162.3 x 77.2 x 7.9 mm.

Estas mayores dimensiones se justifican por dos motivos.

En primer lugar, es más alto porque tiene una pantalla más grande (6.9 pulgadas), y por tanto, su relación de aspecto cambia (20:9 versus los 19:9 del Note 10+). En segundo lugar, es más grueso porque equipa una tremenda batería de 5000 mAh, y además porque el nuevo módulo de cámara del teleobjetivo requiere de un mayor espacio.

Su masa también es bastante elevada — 222 gramos — y es probablemente el equipo más pesado que me ha tocado probar, aunque hablaré más sobre esto un poco más adelante.

¿Y qué nos podemos encontrar alrededor del teléfono? Por arriba tenemos la bandeja para las tarjetas nanoSIM y Micro-SD, así como también el micrófono secundario, por abajo tenemos una rejilla para el parlante junto con la entrada USB-C, por el lado derecho tenemos los botones de control del volumen, así como también el de encendido/apagado. Por el lado izquierdo no tenemos nada.

En el frente tenemos un par de novedades. Por un lado, ahora tenemos una sola cámara frontal, la cual además parece tener un menor diámetro que en versiones anteriores (o bien puede ser un efecto del mayor tamaño de pantalla). Sin embargo, el cambio más notorio es que la pantalla ya no es tan curva como en versiones anteriores. Es una curvatura bastante sutil, y a veces da la sensación de que casi fuera totalmente plana.

La parte trasera es dominada por la tremenda protuberancia que es el módulo de cámaras: un rectángulo redondeado que tiene las cuatro cámaras (gran angular, normal, teleobjetivo Space Zoom, ToF y el flash LED). Este camera bump no solo ocupa harto espacio, sino que también sobresale bastante, y si apoyamos el dispositivo sobre una mesa, la parte que queda “flotando” tiene un recorrido relativamente largo hasta tocar la superficie.

Ahora, en cuanto a calidad de manufactura, el S20 Ultra es excelente. Con la excepción de los costados, fabricados en aluminio, todo es de vidrio. Un par de Gorilla Glass 6 son los encargados de recubrir tanto el frontal como la parte trasera del equipo, y la sensación en la mano es muy buena, aunque obviamente le gusta agarrar las huellas dactilares, por lo que se ensucia bastante rápido.

Es un teléfono elegante, con líneas redondeadas y ágiles, aunque quizás puede ser un tanto controversial en su parte trasera. Que si derrocha elegancia, como suele decir Jonathan, queda a criterio de cada uno.

En temas de ergonomía, y retomando un poco el tema del peso, este equipo claramente no es para todos. Eso sí, curiosamente, creo que es muchísimo más cómodo y fácil de utilizar que el Note 10+, más que todo por el hecho de que es menos ancho, y porque también tenemos más espacio para agarrar el equipo gracias a la menor curvatura de la pantalla.

Además, que el teléfono sea algo pesado ayuda a que en la mano no se sienta para nada frágil cuando no se está usando carcasa. Eso no quita el hecho de que el equipo es prácticamente una barra de vidrio, por lo que igual está el riesgo de que se nos pueda resbalar de las manos o de un bolsillo cuando estamos sentados.

Pantalla

Una de las primeras actualizaciones importantes que recibió la familia S20 fue la pantalla. Los tres modelos cuentan un panel llamado Dynamic AMOLED 2x, de resolución QHD+ (2K), compatible con HDR10+, y que es capaz de aumentar su taza de refresco a 120 Hz en desmedro de la resolución, la cual se reduce a Full HD (1080p) cuando lo activamos.

El S20 Ultra en particular cuenta con una pantalla de 6.9 pulgadas, la cual se ve simplemente espectacular. Creo que he dicho esto en prácticamente todos los review de equipos Samsung que he realizado, pero las pantallas de la surcoreana son imbatibles en muchos aspectos, y estos paneles nuevos solamente refuerzan eso.

Para partir, la calidad en definición y nitidez de imagen es tremenda. El hecho de que sea una pantalla grande ayuda a eso, ya que todo se ve con lujo de detalle. Los colores también son excelentes, con negros profundos y tonos bastante vívidos, aunque tienden hacia lo saturado como es común en estos dispositivos. El rango de brillo también es excelente, y lo hacen ideal para poder ver bien tanto a plena luz del sol, como cuando estamos con todas las luces apagadas.

Hablemos sobre el elefante en el cuarto: los 120 Hz de refresco.

Al igual que en otros equipos, tenemos la opción de habilitarlo o deshabilitarlo (y por consiguiente, volver a 60 Hz) en el menú de configuraciones de la pantalla. Cabe destacar que solamente podemos escoger entre 60 y 120 hercios, y no hay una opción intermedia como en otros equipos.

A pesar de que la resolución baja un poco, la pantalla se sigue viendo espectacular; más aún con la tasa de refresco aumentada, todo fluye como si fuera mantequilla. Es un efecto al que uno se torna un tanto adicto, y es bastante difícil de dejar si bajamos a 60 Hz o cambiamos de teléfono.

Por supuesto que hay un impacto en la batería — de eso hablaremos en la sección respectiva — pero personalmente encuentro que vale la pena el sacrificio, a menos de que quiera ver contenido en mayor resolución, o si es que necesito maximizar la autonomía del teléfono. Siempre estará la opción.

Una característica que ha pasado algo desapercibida, es que el sensor táctil ahora es de 240 Hz, lo cual aporta a un más a esa sensación de fluidez en la pantalla, ya que los toques ocurren más rápido. ¿Dónde puedo notar eso? En los videojuegos especialmente. En juegos como Call of Duty Mobile he notado una buena mejora en mi precisión utilizando este teléfono.

Cámara

Seguramente éste es uno de los apartados que más esperan, pero para esta oportunidad seré breve, ya que muy pronto también publicaremos un review dedicado a la cámara de este teléfono. Partamos hablando sobre las especificaciones de las cámaras de este S20 Ultra.

El teléfono equipa un set de cuatro cámaras, en donde se destacan dos aspectos: el sensor principal, que alcanza la elevada suma de 108 megapíxeles de resolución; y el teleobjetivo equipado, bautizado como Space Zoom, que permite alcanzar un zoom de 4 aumentos de manera óptica, hasta 10x de manera híbrida, y hasta 100x de forma digital.

El sensor principal de 108 MP cuenta con una apertura f/1.8, es equivalente a un lente de 26 milímetros, y está equipado con un estabilizador óptico de imagen. El teleobjetivo es de 48 megapíxeles, tiene una apertura f/3.5 y también está estabilizado ópticamente. Es equivalente a un 122 milímetros.

La tercera cámara es el gran angular, de 12 MP, apertura f/2.2 y es equivalente a un lente 13 milímetros. El cuarto sensor corresponde al de Time-Of-Flight (ToF), el cual es útil para capturar profundidades, y sirve para mejorar el modo retrato del teléfono. Por último, la cámara frontal se queda en los 40 MP, y cuenta con una apertura f/2.2.

Para resumir todo esto, les comento que la calidad de las fotos es bastante buena, y en prácticamente todas las situaciones en la que nos encontremos obtendremos una muy buena foto. El rango dinámico es excelente, y todos los lentes entregan resultados persistentes, lo cual es bastante bueno.

Eso sí, como siempre ocurre en equipos Samsung, el postprocesado y reproducción de colores es un tema controversial, ya que muchas veces tiende hacia tonos un tanto saturados y/o las fotos parecen un poco irreales. Al final es un tema de gustos, a mi me gustan, pero me quedo con los colores que entrega Huawei o Apple en sus dispositivos:

Ahora unas cuantas en 108 megapíxeles:

108MP2
108MP1
108MP noche

Podemos notar que el único talón de Aquiles de esta cámara es su funcionamiento en situaciones de baja luminosidad, en donde se nota que el teléfono genera mucho ruido, o bien, suaviza demasiado.

Les recuerdo que pronto publicaremos un detallado análisis fotográfico de este teléfono, por lo que ahí ahondaré más sobre las funciones de la cámara (como el modo Single Take) y los 108 megapíxeles de resolución.

Video

En cuanto a video, los S20 destacan por ser uno de los primeros teléfonos móviles capaces de grabar en 8K, aunque solamente a 24 cuadros por segundo. Ahora, útil o no, todo se termina reduciendo a si es que tienes una pantalla capaz de reproducir videos en 4320p.

Eso sí, grabar en 8K tiene sus beneficios a pesar de no tener un lugar donde poder visualizar el contenido. Grabar con una mayor resolución permite capturar más detalle, por lo que aunque el video sea reescalado a 4K o a 1080p, la calidad de estos videos será mucho mejor que si hubieran sido grabados de manera nativa en esas resoluciones.

De hecho el teléfono nos permite capturar un fotograma del video y convertirlo en una fotografía de 33 megapíxeles. Aunque esto obviamente tiene un costo: un crop en el sensor de casi 2x, que para algunos puede ser algo molesto a la hora de querer grabar escenas que quizás requieran una visualización más amplia. Aquí va el video de prueba:

De todas maneras, siempre está la posibilidad de grabar en resoluciones menores, como 4K a 30 ó 60 cuadros por segundo:

En general, calidad de los videos es tan buena como la de las fotografías: rango dinámico excelente, buenos colores, buen audio y muy buena estabilización. No tengo dudas de que este es uno de los mejores teléfonos Android para grabar videos.

Rendimiento y software

Hablemos de rendimiento.

Dependiendo de la región, los Samsung Galaxy S20 pueden equipar el procesador Snapdragon 865 o el Exynos 990 (a Chile llegará con este último), y en el caso específico del S20 Ultra, la memoria RAM puede variar en 12 ó 16 GB, según la cantidad de almacenamiento interno que escojamos. Nuestra unidad en particular cuenta con el procesador Exynos y 12 GB de memoria RAM.

Y tal y como uno esperaría, el rendimiento de este equipo es excelente. Es un teléfono que se siente y es muy rápido, no solo porque cuenta con un set de especificaciones bastante buenas, sino que también la alta tasa de refresco ayuda a potenciar esa sensación de velocidad y fluidez dentro del sistema.

Gracias a sus 12 GB de memoria RAM, podemos tener varias aplicaciones abiertas en segundo plano, y dentro de éstas no existe ningún tipo de ralentización o lag. También gracias a la potencia que tiene, combinado con la pantalla y la mejor respuesta táctil, hacen que sea un equipo ideal para videojuegos, especialmente aquellos compatibles con altas tasas de refresco.

Eso sí, en muy contadas oportunidades tuve unos bajones de frames bastante abruptos en Mario Kart Tour y en Call of Duty Mobile, aunque yo asumo que esto es porque aún no está al cien por cien optimizado. Ya para el lanzamiento oficial debería estar todo esto solucionado.

En cuanto a software, el Samsung Galaxy S20 Ultra ya viene equipado con OneUI 2.1 y Android 10 de serie — junto con el parche de seguridad actualizado al 1 de febrero.

OneUI es una capa que funciona bastante bien a mi parecer, está cargada de opciones y características únicas para equipos Samsung, tal y como DeX (para poder convertir nuestro teléfono en una PC conectándolo con un USB-C a una pantalla o monitor) o Quick Share, el cual es una función nueva para los S20, que sirve para poder compartir archivos rápidamente a otras personas. Funciona de manera similar a lo que es AirDrop de Apple.

Conectividad, seguridad y multimedia

Los tres Galaxy S20 se venderán como equipos 5G, ya que todos son compatibles con la tecnología Sub6, mientras que la versión Plus y Ultra además son compatibles con la red mmWave, que permite alcanzar mayores velocidades conectado a 5G (y que ya se encuentran disponibles en, por ejemplo, Estados Unidos y en el Reino Unido).

Por motivos obvios, no pudimos probar las funcionalidades 5G de este teléfono. De todas maneras, este equipo funcionará con todas las operadoras Chilenas sin ningún problema. El S20 Ultra también es compatible con Bluetooth 5.0, redes Wi-Fi 2.4 y 5 GHz, NFC, USB Tipo-C 3.2, USB OTG, navegación GPS que soporta A-GPS, GLONASS, GALILEO y BDS.

En temas de seguridad, este teléfono equipa un sensor de huellas dactilares ultrasónico embebido en la pantalla. Que sea ultrasónico significa que el equipo no necesita iluminar el sector del sensor para poder reconocer la huella (como si lo hacen los sensores ópticos).

Este sensor de huellas funciona bastante bien, ya que por lo general uno puede desbloquear su equipo al primer intento, aunque no es necesariamente rápido, y no es capaz de reconocer la huella si tenemos el dedo mojado. Está posicionado en una parte bastante cómoda, centrada en la pantalla, pero ubicado en la parte inferior de la misma.

Como opción también está la posibilidad de usar la cámara frontal para que cumpla la función de desbloquear el equipo con nuestra cara. En buenas condiciones de luz, el desbloqueo es relativamente rápido, aunque obviamente es muy fácil de burlar, ya que no se trata de ningún sistema dedicado como si lo tiene Apple o Google en sus respectivos teléfonos.

En cuanto al audio y multimedia en general, este teléfono cuenta con un sistema estéreo, que proviene del parlante frontal y del que está ubicado al lado del puerto USB-C. El equipo entrega un audio súper bueno, el volumen máximo es alto, y el sonido no se distorsiona tanto. Los bajos son decentes, pero los tonos medios y agudos son bastante buenos.

No contamos con un puerto de audífonos (Jack 3.5 mm), pero en la caja se incluye un par de audífonos AKG que se conectan vía USB-C. Por supuesto que la experiencia de audio aquí varía según el tipo de auriculares que tengamos, pero gracias a que el teléfono es compatible con Dolby Atmos, se nos asegura una calidad de audio muy buena.

Batería

Una de las cosas más llamativas del S20 Ultra, es que equipa una batería bastante grande de 5000 mAh.

La decisión suena bastante lógica, considerando que tiene que alimentar a una pantalla gigante, que además es capaz de refresca de forma más seguida que otros equipos. Por esto mismo, realicé dos pruebas distintas: una con los 120 Hz activos (en resolución 1080p) y otra con la tasa de 60 Hertz (en resolución 2K). Veamos el detalle, el cual es igual en ambos:

  • Aplicaciones: Twitter, Instagram, YouTube, Cámara, Spotify, Gmail, Mario Kart Tour, Call of Duty Mobile, entre otros.
  • Accesorios: Garmin Instinct
  • Conectividad activa: GPS, Wi-Fi, Bluetooth, 4G+ Entel
  • Brillo: Automático

Cabe destacar que ambas pruebas fueron bastante intensas para el teléfono. En la primera, con los 60 Hz activos, me dediqué mucho a probar las capacidades del dispositivo (o dicho de otra forma, mucho uso de YouTube y otras aplicaciones más pesadas). Ese día predominó más el uso de WiFi que de datos móviles.

En el segundo test, con la opción de 120 Hz, utilicé mucho la cámara, tomando fotos a alta resolución, así como también grabando videos en 4K y 8K. Esta prueba fue un tanto más exhaustiva que la anterior, porque estuvo mucho rato conectado solamente a datos móviles, y esta vez ocupé mucho más las redes sociales.

En ambas pruebas, el dispositivo fue desconectado del cargador a las 9 AM, y finalizando la jornada a las 22:10 horas. Por lo mismo, en la prueba con 60 Hz activos, el teléfono estuvo fuera del cargador por un total aproximado de 11 horas, y el tiempo de pantalla rozó las 8 horas encendidas.

En el test con la tasa de 120 Hz activos, el S20 Ultra estuvo fuera del cargador por un total de 11 horas, y obtuvo 4 horas con 40 minutos de pantalla. Casi tres horas y cuarto de diferencia en este aspecto.

Si me preguntan, creo que la duración de batería de este teléfono es bastante justa estando a 120 Hz, pero suficiente como para llegar al final del día sin tener que pasar por el cargador entremedio de la jornada. Esto obviamente dándole un uso moderado, como el que le daríamos cuando estamos trabajando o en la universidad.

Está lejos de ser la mejor, pero considerando que tiene que alimentar a una pantalla que puede funcionar al doble de la velocidad que la gran mayoría de los teléfonos, creo que se justifica un poco el hecho de que no sea tan buena pese al gran tamaño de la pila incluida.

Conclusiones

Como mencioné en la introducción, Samsung llega con la familia S20 para poner la barra bastante alta para el resto de los fabricantes que irán presentando sus respectivos buque insignia durante el primer semestre de este año.

El haber probado el S20 Ultra me deja con la idea de que todos los teléfonos que se presenten de aquí en adelante, para esta temporada 2020, deben ser iguales o mejores que éste. Lo digo porque este es un teléfono bastante redondo: tiene una excelente pantalla, excelente rendimiento y cámaras, aspectos que podríamos considerar como pilares fundamentales para acercarnos a un “teléfono perfecto”.

Por supuesto que ningún teléfono ha podido alcanzar tal perfección, y el S20 Ultra no es la excepción, siendo la principal razón que la autonomía del equipo si bien es suficiente para el día a día, creo que no cumple con las expectativas de tener una tremenda batería de 5000 mAh.

Pero también está el tema del tamaño. Para muchos es simplemente no es posible poder tener un teléfono tan grande en la mano o en el bolsillo. 6.9 pulgadas ciertamente es demasiado tamaño, pero para eso también están los S20 regular y la versión Plus, con pantallas que parten desde las 6 pulgadas.

Fuera de eso, creo que no equivoco al decir que este es sin duda el mejor teléfono que puedes comprar, especialmente si eres de esas personas que les gusta tener lo último en tecnología. Yo ciertamente me considero dentro de ese grupo, y definitivamente sería el teléfono que me compraría para reemplazar el actual que tengo.

Si tuviera que definir al S20 Ultra en una sola palabra, ésta sería “grande”, ya que tiene es un teléfono grande, tiene una pantalla grande, tiene una batería grande… Pero, ¿Saben qué es grande también? Su precio.

En los Estados Unidos, este equipo partirá desde los USD $1.399, y considerando cómo está la situación del dólar en nuestro país, el teléfono fácilmente podría llegar al millón y medio de pesos. Si los buque insignia casi nunca fueron accesibles para el público masivo, mucho menos lo será con este dispositivo.

Por último, creo que es importante destacar que estamos utilizando un dispositivo con un software que no es necesariamente el final. Todo estos detalles que he mencionado (pequeños bajones de frames, calidad de fotos nocturnas, autonomía, etcétera) seguramente serán corregidos (u optimizados) antes de que el dispositivo se ponga a la venta. Por supuesto que estaremos atento a esto, y si llegan a haber cambio significativos, estaremos actualizando este análisis.

Disponibilidad

Por el momento no hay una fecha ni precio confirmado para ninguno de los equipos de la familia S20 en Chile. Lo que sí sabemos, es que el 4 de marzo comenzará la preventa de este teléfono, mientras que el lanzamiento global será el 6 del mismo mes.

Para finalizar, vuelvo a recordar que muy pronto publicaremos un detallado análisis de las fotos de este teléfono. ¡Estén al tanto del sitio y nuestras redes sociales!

Más noticias
Review Garmin Instinct