Review Samsung Galaxy A31

La semana pasada, te entregamos el completo review del Samsung Galaxy A51, dicho equipo fue presentado junto al A71 A31 A11 y A01.  El lanzamiento, es la tercera actualización de Samsung en la línea A, línea que nace como renovación de los terminales de la serie J que antes veíamos en la compañía coreana. En Chile, fue presentado a mediados de mayo, es por eso que ya ha pasado por nuestras manos el A71 y el A51. 

En esta ocasión, vamos a revisar el Samsung Galaxy A31. Equipo que comparte características con el A51 debido a que pertenecen a la misma línea. A pesar de aquello, las especificaciones técnicas varían entre equipos, así como su precio. Es por eso que en este review quizás encontremos similitudes en cuanto a su funcionamiento y quizás a su rendimiento todo eso lo descubriremos en un completo análisis.

Con su presentación, Samsung destaca cuatro cosas: su pantalla AMOLED Infinity-U de 6.4” Full HD+, cámara cuadruple, una batería de nada más y nada menos que de 5.000 mAh. Todo lo anterior impulsado por un procesador MediaTek Helio P65. ¿Cumplirá con todo lo que promete? ¿Cómo serán esos resultados? 

Desde ya agradecemos a nuestros amigos de Samsung Chile por facilitarnos esta unidad. Dicho eso, ¡Vamos con el review!

Diseño 

Comenzamos la revisión de este terminal por su parte exterior. En esta, nos encontraremos un terminal ensamblado en un cuerpo de plástico. En Chile, se encuentra disponible en los colores negro, azul y rojo. Su parte posterior cuenta con un diseño de líneas desde la mitad del equipo, además de terminaciones brillantes que logran grandes reflejos al exponerlo a la luz. Este detalle es bastante llamativo y le da un efecto un tanto mejorado al diseño. 

Lo más llamativo de la parte trasera del equipo es su espacio para las cámaras. La superficie negra y que contiene los cuatro sensores del equipo, sobresale de la superficie. Detalle que sigue la línea de todos lo últimos teléfonos presentados por la compañía coreana. En el costado derecho tenemos el botón de desbloqueo y los de subir y bajar volumen. En el izquierdo, encontramos el espacio para introducir hasta dos SIM (equipo Dual SIM) y una tarjeta Micro SD. La parte inferior, por su parte, contiene un micrófono, un parlante y la entrada para el USB-C, además de una entra mini jack 3.5 mm. 

A grandes rasgos, el Galaxy A31 resulta ser un equipo llamativo, especialmente por su diseño posterior. Aunque no es exageradamente pesado, los 185 gr se sienten un poco. Lo mismo pasa con sus 8.6 mm, los que lo convierten en un equipo un tanto más grueso que los de su misma línea. A pesar de lo anterior, el terminal resulta ser bastante cómodo al tenerlo en la mano y manipularlo. En cuanto al material, este sí se siente que está construido con plástico, aunque genera una experiencia muy llamativa. 

Pantalla y multimedia 

En la parte frontal del equipo, nos encontramos con una pantalla Super AMOLED 6.4”, la cual alcanza una densidad de 411 ppi y una relación de aspecto 20:9. La cámara delantera se ubica en un notch denominado por la compañía como Infinity-U, el cual se enmarca dentro de los bordes del frontal. Este tipo de notch está quedando en el paso en ciertas marcas, incluso en la misma Samsung que en otros modelos ha dejado la cámara como un punto, ya que la forma de gota se vuelve un tanto más invasiva. Lo mismo ocurre con un borde inferior, el cual es bastante grueso en comparación al superior y a los de los costados. 

La pantalla Full HD+ a 2400 x 1080 pixeles del Galaxy A31, logra resultados que sólo podríamos esperar de un terminal Samsung. Nos encontramos ante imágenes con una saturación ajustable, gran contraste, negros bien logrados, amplia resolución de espectro. En general, la resolución y calidad de la pantalla del equipo, se agradece, sobre todo considerando que estamos ante un equipo de gama media. A pesar de aquello, el terminal muestra su potencial de pantalla como si de un dispositivo premium se tratase. 

Multimedia 

Si decidimos utilizar el equipo para contenidos multimedias o juegos tendremos, en general, una gran experiencia. La pantalla AMOLED Full HD+ del terminal nos entrega muy buenos resultados, aunque la irrupción del notch y de un marco inferior grueso, se notará. Lo mismo ocurre a la hora de consumir contenido como videos, los cuales logran proyectarse con una amplia gama de colores, gran saturación y buen contraste. 

En la parte del sonido, y al igual que otros equipos de esta línea, los sonidos logrados son bastante malos. Tenemos un único parlante, ya que el auricular frontal es sólo para llamadas. Con el altavoz inferior tenemos un sonido vacío, sin bajo y con un sonido alto pero que tiende a distorsionarse ante la ausencia de los factores que mencionaba antes. 

Rendimiento y uso

A diferencia de sus hermanos de la línea A, el A31 incorpora un procesador MediaTek Helio P65, octa-core a 2 GHz. Debido a su fecha de lanzamiento, quizás podríamos haber esperado que incluyera un procesador mucho mejor, como el P90, pero no cabe recordar que el P65 de MediaTek es capaz de sostener sensores de 48 megapixeles en la cámara. Dicho procesador viene acompañado 4 GB de memoria RAM y 64 GB de almacenamiento, expandibles a través de tarjetas MicroSD de hasta 512 GB. 

Todas las características anteriores, en general, entregan un buen desempeño del equipo. A pesar de aquello, en varias ocasiones la apertura de aplicaciones se realiza un poco más lenta o pegado, aunque la gran mayoría de las veces es fluido. Una vez que exigimos un poco más al terminal, como con juego, este responde pero se nota el esfuerzo. Esto, porque a ciertos momentos le cuesta un poco más correr la aplicación y el equipo se termina calentando demasiado. 

Desde mi experiencia, en juegos como Alpha 9, en su máxima resolución, lo corre sin mayor problema. Aunque, en ciertas condiciones del juego, podíamos notar una lentitud en los desplazamientos. Respecto a juegos, algunos como Fornite no son compatibles con el equipo. 

Software

El nuevo Samsung Galaxy A31 incorpora la última versión del sistema operativo de Google, Android 10. Aunque la compañía coreana ya confirmó que este dispositivo podrá ser actualizado a la versión 11. En cuanto a la capa de personalización de Samsung, el A31 cuenta con One UI 2.1, por ende el software más reciente de la empresa. 

Es de destacar que este equipo, perteneciendo a la gama media -casi baja- de Samsung, incorpore las mismas características que los terminales de alta gama. Con este, incluso podremos usar características como las rutinas de Bixby, entre otras muchas herramientas que incorpora Samsung en sus terminales. ¿El problema? La misma cantidad de funciones que puedes realizar con el terminal, le terminan jugando una mala pasada, ya que si bien estas sirven y están disponibles, el exceso hace que el equipo no pueda sacarles el máximo partido.

Por otro lado, y como ya lo dije en el Review del Galaxy A51, los equipos de Samsung llegan a ser incómodos de iniciar con tanta sobrecarga de aplicaciones. Tenemos que iniciar las cuentas de Google, elegir las aplicaciones de este mismo, abrir la sesión de Samsung, aceptar las aplicaciones de fabrica, e incluso hacer lo mismo con las de Microsoft. Independiente de la importancia de estas, el terminal ya viene sobrecargado de aplicaciones que terminan generando un mala experiencia. 

Batería

Pasamos a uno de los aspectos más llamativos, al menos por características, del Galaxy A31. Esto, porque tenemos una batería con capacidad de Li-Po de 5.000 mAh. Con un uso normal a excesivo, el equipo responde de manera considerable. Como terminal principal, e instalando aplicaciones como Instagram, Whatsapp, TikTok, Banco Santander, Alpha 9, Superdigital, Netflix, Ludo, entre muchas otras, logré una autonomía para más de un día.

En números, el terminal terminó obteniendo, incluso, hasta 8 horas de pantalla. Al momento de tener que cargarlo, Samsung nos provee de un cargador “rápido” de 15 W el cual se conecta al equipo a través de su cable USB-C, tardandose 1:30 en recargarlo. 

Seguridad

El Samsung Galaxy A31, al igual que toda la gama de la compañía, incorpora -principalmente- dos métodos de seguridad. El primero de ellos, es su huella en pantalla, el cual no presenta cambios técnicos respecto a su versión anterior. Si bien esta cuenta con una tasa de error bastante baja, respondiendo bastante bien, el desbloqueo tiene a ser un tanto lento.

La otra forma que tenemos, aparte del PIN o patrón, es el reconocimiento facial. Este, funciona a través del software por lo que no cuenta con gran nivel de seguridad ni precisión. A pesar de tener una buena experiencia, este no funciona correctamente durante la noche. Hablando de software, Samsung nos permite ajustar algunas funciones del desbloqueo facial, como el poder activar el reconocimiento sólo si se está con los ojos abiertos. 

Cámara (s)

Lo primero que destaca al mirar el equipo, es su módulo de cámara. Un espacio negro, que sobre sale levemente del terminal y que incorpora cuatro cámaras y un flash LED. La más importante de ellas, la principal, cuenta con un sensor de 48 MP (f 2.0), un gran angular de 8 MP (f 2.2), profundidad de 5 MP  (f 2.4) y finalmente un macro de 5 MP (f 2.4). En la parte frontal, tenemos una cámara delante de 20 MP (f 2.2).

Uno de los aspectos que más destaca Samsung, en materia comercial, en su línea A es en la cámara. Lo anterior, con justa razón, ya que con la cámara principal del A31 logramos uno resultados bastante sorprendentes. Los 48 MP no capturan la imagen es esa definición, sino más bien en 12 MP pero combina los pixeles para lograr capturar más luz, y lo logra. Con esto, las imágenes capturadas destacan por sus grandes contrastes, tonos bien definidos aunque un poco pasados en la saturación, sobre todo en colores verdes, naranjos y azules. El HDR, con el que cuenta, puede entregarnos una mejor experiencia. 

Durante la noche, todos los grandes resultados de los que hablábamos, desaparecen. Si bien se pueden seguir logrando buenas fotos a esa hora, se reducen sus detalles y los colores tienden a perder saturación. Al menos en la fotografía, no aparece tanto ruido. 

Gran angular 

Los 12 MP del gran angular, se notan. Esto, porque la calidad en comparación a la cámara principal es bastante menor. A pesar de aquello, se logran bastante buenos resultados, obteniendo imágenes de muy buena calidad. En este sensor la saturación es mucho menor a la cámara principal, aunque existen colores que tienden a verse casi sólidos, como el color azul del cielo.

La cámara gran angular sólo sirve para ser utilizada durante el día, ya que en la noche la aparición de ruido y carencia de detalles, termina por arruinar la fotografía. 

Retrato 

El “enfoque dinámico”, como llama Samsung al retrato, en general es muy bien logrado en los equipos de la compañía. Considerando aquello, el A31 no se queda atrás, ya que las fotografías, usando su cámara de profundidad, logran generan una buena separación entre el objeto y el fondo, lo que genera una gran experiencia. 

Además, Samsung nos permite regular la intensidad de dicho efecto, lo que realmente se agradece. 

Macro

Por su parte, el lente macro del A31, es el que nos permitirá capturar imágenes desde más cerca y produciendo un efecto de enfoque bastante impresionante. Para lograrlo, debemos ubicar nuestro objeto entre 3 y 5 cm de distancia el sensor, lo que nos permitirá apreciar muchos detalles en la fotografía.

Si bien los resultados son impresionantes, personalmente no le encuentro ningún sentido el integrar esta cámara. Se entiende en la medida de ser un objeto publicitario y comunicacional, pero utilizar estas imágenes, salvo excepciones, no tiene lógica. Más aún cuando debes ubicar el objeto a 3 cm del terminal, y cuando de noche simplemente no se puede utilizar. 

Cámara delantera 

El sensor de 20 MP, de la cámara delantera, del Galaxy A31, cuenta con la misma dificultad que la cámara principal. Si bien obtiene fotografías muy bien logradas, con gran nivel de detalle y nitidez, los colores tienden a ser exagerados, lo que termina produciendo que nuestra cara se vea casi naranja. 

A pesar de ese detalle, igualmente incorpora un efecto retrato, el que si bien no cuenta con otro sensor para realizar el desenfoque, de todas maneras se tiene un buen recorte de  los bordes. 

Video

El Samsung Galaxy A31, permite que grabemos en 1080p a 30 fps. Con esta definición logramos videos que carecen de colores bien definidos, pero con un resultado óptico. Los detalles son bastante óptimos así como la nitidez, aunque todo con una saturación basten variable. Punto aparte es la imposibilidad de cambiar de la cámara principal al gran angular mientras grabamos, además de la notable carencia de estabilizador, como le puedes ver en el siguiente video:

Durante la noche, la calidad obtenida durante el día desciende drásticamente. Contamos con videos carentes de detalles, con ruido presente aunque con colores un tanto saturados según cual sea este. En ese aspecto, y al igual que el día, la saturación es bastante variable. 

Aplicación de la cámara

Al igual que todos los Samsung, el A31 incorpora la misma aplicación que los demás equipos de la compañía. A pesar de eso, carece de algunas prestaciones, como por ejemplo el modo noche, el que sí está presente en otros terminales de la misma línea. Por otro lado, si contamos con características como la inteligencia artificial o los modos de cámara que integra Samsung. 

Conclusión y disponibilidad

A grandes rasgos, el nuevo Samsung Galaxy A31 introduce características de grandes terminales de la compañía, en la gama media. A pesar de eso sigue quedando al debe, sobre todo por su procesador, el que si bien logra “cumplir” no permite sacarle partido al equipo, sobre todo a la gran cantidad de herramientas, que a través de software, este incorpora. 

Si de destacar se trata, no puedo dejar de lado las menciones a la gran capacidad de batería del A31, los 5.000 mAh se notan y se gestionan bastante bien en el equipo. Lo mismo ocurre con el diseño, el cual destaca y resulta ser bastante llamativo. Aunque en esa misma línea, el dispositivo tiende a ser un poco más grueso y pesado que otros de la compañía, aunque considerando la batería, aquello se entiende. 

En general, me quedo con la sensación que es un equipo que cumple pero que no destaca. A pesar de contar con ciertas características que lo llevan por sobre otros, sumando sus pro y contras, termina siendo un terminal que cumple las expectativas de la gama media pero no aspira a nada más. 

El Galaxy A31 se encuentra disponible desde los $269.000 en las tiendas Samsung, en negro, azul y rojo. Agradecemos, una vez más, a nuestros amigos de Samsung Chile por facilitarnos esta unidad para poder entregarte un completo review. 

¿Y a ti? ¿Qué te pareció este equipo?

Más noticias
Review Fibra óptica hogar de WOM