fbpx

Review LG NanoCell SM9010PLA

Dentro de todas las tecnologías ofrecidas por distintos fabricantes de televisores, nos encontramos con una que no tiene un nombre muy convencional. Sin embargo, es una de las más destacables. En esta ocasión, nuestros amigos de LG nos prestaron uno de los modelos 2019 de su serie de televisores NanoCell los cuales buscan ofrecer una experiencia lo más cercana a los televisores OLED. Específicamente el modelo do SM9010PLA de 55 pulgadas. En este review revisaremos desde el diseño hasta el funcionamiento de esta. ¡Vamos!

Diseño

El diseño de este modelo es bastante estándar. Por el frente tenemos un panel con bordes muy delgados, logrando una excelente inmersión. Durante el día los bordes no molestan casi nada y de noche son casi imperceptibles.

En la parte inferior tenemos solamente el botón de encendido. Por la parte posterior tenemos el puerto ethernet, salida de audio óptico, un puerto USB y entradas de TV satelital y por cable. Por el lateral derecho tenemos todo el resto de puertos: Dos puertos USB, cuatro HDMI y un puerto de expansión PCMCIA.

La base para mesa tiene una construcción bastante rígida pero lo suficientemente flexible para soportar golpes involuntarios sin que el televisor caiga. Ideal para países sísmicos. Con un pilar desde el centro y una base arqueada, no es necesaria una superficie de contacto tan grande, lo cual puede ser un plus si no tienes un mueble del mismo largo del televisor.

El acabado metálico se siente bastante agradable al tacto. Sin embargo, tiende a atraer un poco el polvo, por lo que deberás limpiarlo seguido.

Pasando al control remoto, el Magic Remote tiene un diseño bastante agradable pero con algunos detalles. La inclusión de accesos directos a Netflix y Amazon Prime Video son siempre un plus que se agradece. La posibilidad de utilizar el control como un puntero mejora mucho la experiencia de usuario, considerando que los botones direccionales no son lo más cómodo ni responsivos. Además, incluye un micrófono integrado, para usar con Google Assistant o Amazon Alexa.

Pantalla NanoCell

Llegamos a uno de los puntos más importantes de este review. La tecnología NanoCell de LG viene a ser una suerte de sistema OLED de bajo costo, con una matriz de LEDs como sistema de retroiluminación, permitiendo negros más profundos sin hacer uso de la tecnología OLED.

La versión que probamos es de 55 pulgadas con resolución 4K UHD (3840 x 2160 pixeles) con relación aspecto 16:9 y profundidad e color de 10 bits, siendo compatible con HDR. Dentro de las distintas configuraciones de imagen tenemos las clásicas estándar, vívido, deportes, juego, entre otros. Destacan el modo Technicolor y IFS Experto, los cuales son definitivamente la mejor opción para ver películas o series con una calibración lo más cercana al estándar. El modo vívido no es muy recomendable. Aumentando la saturación y brillo de la imagen, tenemos pérdida de detalles como, por ejemplo, nubes contra un cielo celeste.

Una de las características especiales de este televisor, es que tiene el apellido ThinQ. Sí, este televisor tiene algortimos de “deep learning” para “mejorar” la imagen que está mostrando. Después de un par de horas con la función encendida, quedé con sentimientos encontrados. Si bien lograba resaltar algunos detalles de mejor manera y suavizaba algunos movimientos de cámaras u objetos, esto último llevaba a algunas deformaciones en la imagen, como si algunos sectores de pixeles se quedaran pegados. Esto ocurría especialmente en lugares donde había mucho detalle y movimiento muy rápido como, por ejemplo, pasto. Esto se traducía a una imagen un poco borrosa. Aunque no era muy grave, opté por apagarlo.

Otra de las novedades de NanoCell es su ángulo de visión. Todos los televisores tienden a perder su rango de colores a medida que aumenta el ángulo de visión hacia los bordes. Sin embargo, este televisor permite ver sin ningún problema desde casi cualquier ángulo, lo que se agradece cuando tienes hartas personas juntas.

La retroiluminación es uno de los puntos más destacables, siempre y cuando sepas cómo configurarla de forma correcta. Aquí no hay respuestas correctas ya que cada uno tendrá su propia preferencia. LG optó por una matriz de LEDs independientes permitiendo apagar ciertos sectores del panel cuando estos tienen negro absoluto. Esto funciona muy bien hasta que te encuentras con cambios drásticos de blanco a negro como, por ejemplo, logos. Ahí podemos notar que la retroiluminación escapa de la zona que debe iluminar, teniendo unan especie de halo de brillo alrededor. Esto podemos reducirlo ajustando el nivel de retroiluminación en las configuraciones por lo que no es tan terrible. Es lo más cercano que podrás tener a un OLED sin vender un riñón.

Audio

A pesar de que el LG NanoCell tiene una configuración de audio 2.2, es compatible con Dolby Atmos, permitiendo un sonido envolvente sin la necesidad de un home theater adicional. Con un audio compatible, podemos notar e identificar la dirección de los sonidos, incluso desde atrás o arriba, logrando una buena inmersión.

Sin embargo, los parlantes no son los mejores. Sobre cierto nivel comienzan a saturarse y los bajos no son muy potentes. Eso sí, los agudos y medios responden bastante bien. Se supone que dentro de la funcionalidades con “Deep Learning” está el audio con Inteligencia Artificial. Sin embargo, me costó apreciar algún cambio más que una leve mejora en la claridad de las voces y un leve realce de los bajos en algunas situaciones. Quizá con el tiempo irá mejorando.

Software

El sistema operativo que incluyen ya todos los Smart TV de LG por defecto es WebOS. Las funcionalidades son las mismas que en la gran mayoría de los equipos. Sin embargo, la experiencia puede variar dependiendo tanto de la versión del sistema como de la potencia del procesador incluido.

En el caso de la LG NanoCell, tenemos un procesador α7 de segunda generación. En general la interfaz anda bastante fluida, dando una muy buena experiencia. Podemos acceder a las aplicaciones más populares como Netflix, Amazon Prime Video e incluso instalar nuevas como Plex o Spotify. Gracias al micrófono incluido en el control remoto, podemos hacer uso de Google Assistant o Alexa para dar instrucciones por voz.

Esta versión de WebOS incluye una gran novedad que los usuarios de productos Apple –como yo– agradecerán muchísimo. Al fin Apple decidió abrir su ecosistema un poco y permitió que otros fabricantes incluyeran soporte para AirPlay en sus dispositivos. Sí, el LG NanoCell incluye AirPlay de fábrica por lo que puedes conectar tu Mac/iPad/iPhone directamente al televisor sin ninguna aplicación de terceros.

Además, puedes agregar el televisor a la aplicación Home por lo que puedes prenderla o apagarla a distancia y controlarla, aunque para esto último es mejor la aplicación propia de LG o el Magic Remote.

El sistema operativo anda bastante bien aunque a veces se notan un par de tirones, peor nada grave.

Conclusión

En conclusión, el LG NanoCell SM9010PLA es una muy buena opción para aquellos que quieran tener una experiencia lo más cercana posible a un televisor OLED sin tener que desembolsar grandes cantidades de dinero. El sistema operativo y variedad de aplicaciones están más que probadas y funcionan muy bien. Quizás quieras invertir un poco más en un soundbar que mejore la experiencia de audio, pero no es tan terrible. Si eres usuario de productos Apple, es una excelente opción permitiéndote evitar aplicaciones de terceros o comprar un Apple TV.

Su precio varía entre los CLP $770.000 y los $900.000 y está disponible en varias tiendas de retail.