Review Lenovo Yoga 9i

Lenovo fue uno de los pioneros en el mercado de los 2-en-1, cuyo atractivo es la posibilidad de transformar el laptop en una tablet, y no fue hasta hace poco que por fin hemos visto madurar a estos computadores, que en el pasado presentaban duraciones de batería no muy convincentes, más de un problema en el software y un hardware que no convencía.

Luego de popularizar este concepto, Lenovo ha presentado excelentes computadoras en este formato, siendo el más reciente el Yoga C940 que ya analizamos y el cual nuestro protagonista de hoy viene a reemplazar, con ligeros cambios y un nuevo nombre: Lenovo Yoga 9i. 

La versión que estamos probando posee una pantalla 14 pulgadas en resolución 4K en un cuerpo de aluminio, el cual podemos utilizar como tablet para tomar notas o dibujar con el lápiz que trae incorporado, pero además posee la nuevas gráficas integradas de Intel que se comportan de forma bastante decente.

Lenovo Yoga 9i
SistemaWindows 10 Home
PantallaIPS de 14 pulgadas, resolución 4K (3840×2160)500 nits, 90% DCI-P3, VESA HDR 400, AAR 89%
HardwareCPU Intel Core i5 11° generación GPU Intel Iris Xe16 GB de memoria RAM 4266MHz LPDDR4x1TB de almacenamiento SSD, PCIe NVMe, PCIe 3.0 x 4Cámara HD (720p)
Conectividad y puertos2 USB 3.2 Tipo-C Gen 2 / Thunderbolt 4 (con la función de Power Delivery 3.0, DP 1.4, data transfer y siempre activo.1 USB 3.2 Tipo-A Gen 2Entrada combinada para auriculares y micrófonoWiFi 6 2×2 (802.11ax), Wi-Fi + Bluetooth 5.1
BateríaHasta 10 horas (17 hrs en el modelo FHD)
Sonido y audioBarra de sonido giratoria con sistema de altavoces Dolby Atmos2 woofers2 altavoces de agudos2 micrófonos
Medidas319.4mm x 216.4mm x 14.6mm, 1.37 kg

Diseño

Lenovo es una empresa que se atreve a probar diferentes diseños, es por eso que tienen una amplia variedad de laptops y constantemente están probando ideas nuevas, ya sea su más reciente teléfono gamer o en las gamas ThinkPad, ThinkBook, Legion o Yoga, la cual está enfocada en el segmento ultra premium, en formatos Slim o 2-en-1, como es el caso del Yoga 9i. 

Al ser el sucesor del Yoga C940, no esperamos grandes cambios en la fórmula ocupada en dicho computador. El computador presenta un diseño que me resulta super bonito, el cuerpo de aluminio de mica se siente de excelente calidad y detalles como el de su bisagra lo hacen destacar respecto a la competencia. 

En la cubierta cuenta solamente con el logo de “Yoga” en acabado cromado que me gustó harto por ser bien minimalista, mientras que en la parte de arriba de la tapa está escrita la Series 9 de Yoga justo en una muesca que también sirve para abrir el computador fácilmente con una mano y si nos fijamos bien, aquí mismo es donde está el mecanismo para cerrar la cámara por si deseamos más privacidad.

Los bordes de la pantalla están bien logrados, aunque como en la mayoría de laptops, el borde superior es un poco más grueso para darle espacio a la cámara y el borde inferior también lo es, aunque en este caso no hay nada. Esta diferencia en los bordes hace que la estética de pantalla no se vea tan bien en formato tablet, aunque claro que en funcionalidad no hay ningún problema, más allá de que el peso de 1.37 kg y el grosor total en ese formato no es el ideal para tenerlo mucho tiempo en la mano.

En términos de diseño, la bisagra es la parte que más me ha gustado del Yoga 9i ya que dentro de esta se ubica una barra de sonido que gira para siempre estar en la misma dirección de la pantalla. Esta barra de sonido acompaña al otro par de parlantes que se ubican en la parte inferior del equipo. El tema de los parlantes en los convertibles ha sido un problema en todos los 2-en-1 que he probado y la solución de Lenovo me parece excelente. 

Eso sí, el diseño no es perfecto y si exigimos un poco más a Lenovo podríamos decir que estamos ante un computador demasiado similar a la versión anterior.

Pantalla

Tengo sentimientos encontrados respecto a la pantalla del Yoga 9. Lenovo ha incorporado una pantalla táctil 4K con retroiluminación LED de excelente calidad, los colores se ven de forma notable, tan notables como la pantalla del MacBook Pro con procesador M1 que probamos hace algunas semanas.

A pesar de no ser una pantalla OLED, los colores negros se ven super bien y al menos en la versión con panel 4K, el nivel de brillo máximo no decepciona. Según Lenovo alcanza los 500 nits, mientras que el modelo base solamente 400.

Eso sí, algo que no me gusta mucho, sobre todo en computadores 2-en-1 es la clásica relación de aspecto de 16:9, la cual siento que en notebooks no son tan necesarias porque la mayor parte del tiempo resulta más útil las pantallas más altas, como lo son los aspectos 3:2 y 16:10, que utilizan muchas otras empresas. El 16:9 se ve aún peor al utilizar el Yoga como tablet. Claro está habrá gente que prefiere esta relación de aspecto porque hay más espacio para videos, pero para eso están las teles y monitores.

Puertos

Bueno, viene siendo costumbre que los computadores de gama alta tengan pocos puertos debido a que el USB-C se popularizó bastante, pero lo cierto es que todos todavía usamos mouse, teclados o infinidad de cosas con el clásico USB A.

A pesar de que los puertos son pocos, tenemos 2 puertos USB-C Thunderbolt 4, que sirven para cargar y utilizar pantallas externas, así como los clásicos USB-A 3.2 y una entrada de 3.5mm para auriculares y micrófonos. No me ha gustado que estén todos en el mismo lado, pero al otro lado va el stylus y el botón de encendido, y simplemente no está el espacio, que en general está super bien utilizado.

Igual cabe destacar que Lenovo incluye un Hub USB-C que cuenta con un puerto USB-A, un HDMI y un adaptador VGA para conectar monitores.

Teclado, trackpad y stylus

Como en muchos de sus teclados, Lenovo ha incorporado teclas en forma de U en el Yoga 9i, siendo bastante silencioso y con un buen recorrido al presionar las teclas, y aunque no me ha matado como si lo hizo el del Pixelbook o el del MacBook Pro M1 en su momento, es super cómodo escribir en él y obviamente es ideal para un estudiante o alguien que pasa largas horas escribiendo. Por supuesto que el teclado también cuenta con retroiluminación, aunque solo en dos niveles, y uno de ellos es absurdamente luminoso.

El trackpad también funciona super bien, es de vidrio, por lo que el tacto es distinto al del aluminio que lo rodea, además es bastante silencioso y de un tamaño acorde al laptop. 

En la parte de atrás del Yoga 9i se ubica el lápiz stylus incorporado, el cual funciona super bien para dibujar o tomar notas rápidamente en la pantalla, y de hecho se siente super bien al escribir, como si estuviésemos escribiendo en un papel gracias a un elastómetro que se ha añadido en la punta del lápiz. La pantalla es capaz de reconocer cuando apoyamos la mano para escribir y no generar problemas en los dibujos. 

A pesar de lo anterior, el lápiz me parece muy pequeño como para hacer uso profesional de él, y además, los botones que posee (que sirven para cambiar entre diferentes tipos de lápices o utilizar la goma) es prácticamente imposible de apretar sin mirarlo para encontrar los botones. Además, es imposible quitar el lápiz cuando estamos en modo laptop debido a que la posición en la que se guarda está en la parte de atrás, lo que me hace pensar que está diseñado para utilizarse sólo cuando estamos en modo tablet.

Cámara

Algunos 2-en-1 incorporan en sus teclados una cámara para poder tomar fotografías cuando estamos utilizándolo en modo tablet, y la verdad es que nunca son de mucha calidad, así que no es algo que se extrañe en el Yoga. 

Aquí solo hay una webcam 720p de 0.9 MP que cumple con ofrecer una experiencia decente en videollamadas, algo que se ha vuelto de cierta importancia en estos tiempos. Es verdad que a estas alturas podríamos exigir al menos una cámara 1080p, pero tampoco es que la compra del equipo dependa de eso, ¿o no?. Siempre podemos conectar una cámara externa de mejor calidad, por supuesto.

Sonido

Uno de los puntos altos de su predecesor era la barra sonido incluida en la bisagra del 2-en-1 y obviamente el Yoga 9i repite la formula de manera exitosa. ya que ningún otro computador de este tipo se puede dar el lujo de sonar así de bien usándolo de la forma que sea. 

Digo esto porque todos los 2-en-1 dejan mucho que desear cuando se utilizan en modo tablet porque los parlantes no quedan en dirección del usuario, pero aquí el sonido es fuerte y claro, con buenos bajos, como uno espera en un computador de gama alta. Suena mejor que un iPad Pro o que un MacBook Pro.

Además de los dos parlantes en la barra, el Yoga 9i posee dos tweeters en la parte inferior que apuntan hacia el usuario y que combinados dan una muy buena experiencia de sonido, que además es mejorado gracias a la tecnología Dolby Atmos. Muy bien pensado por Lenovo debido a que la finalidad de este computador tiene mucho sentido con buenos parlantes.

Rendimiento y gráficas

El rendimiento es un factor importantísimo a la hora de elegir un computador de este estilo, ya que la versatilidad de su factor forma muchas veces implica hacer sacrificios en su rendimiento. El Lenovo Yoga 9i está disponible en diferentes configuraciones y todos cuentan con la 11va generación de procesadores Intel Core (Tiger Lake).

El que he estado probando cuenta con un procesador Core i5-1135G7, acompañado de 16 GB de memoria RAM, un disco SSD de 1TB y la nueva tarjeta gráfica integrada llamada Intel Xe, que en su totalidad me han sorprendido bastante. No esperaba un rendimiento tan bueno en un 2-en-1 y la nueva generación en Intel no está para nada mal.

La CPU ha dado resultados muy buenos a nivel single-core en Cinebench R23, aunque a nivel multi-core no destaca tanto como algunos computadores con procesador AMD, por lo que en resumidas cuentas, si eres un diseñador el computador andará espectacular y no hay ningún problema en el procesamiento y renderizado. Pero si eres un programador o desarrollador, hay mejores alternativas en el formato 2-en-1 a nivel de rendimiento. De cualquier forma, no creo que estés buscando un computador de este estilo si eres desarrollador.

Con mi uso, con decenas de pestañas en Chrome y aplicaciones como Spotify o Slack funcionando todo el tiempo, el computador no ha sufrido ralentizaciones. Bueno, al final nada que sea culpa del computador y sus especificaciones, porque Windows me sigue pareciendo inestable y los cuelgues que tuve siempre fueron problemas de software.

Respecto a la GPU integrada, la verdad es que estas nunca han destacado mucho, pero la Intel Iris Xe es una de las más rápidas que encontrarás y me ha sorprendido mucho porque incluso puede ser utilizada para jugar videojuegos que hace algunos años era imposible que corrieran de forma decente en computadores así de delgados y portables. He probado videojuegos como Control y Overwatch, y no ha habido problemas de rendimiento, aunque obviamente en calidad baja. 

Además, si bien el computador si se calienta cuando se está jugando o renderizando, este no alcanza temperaturas tan altas y el ventilador hace muy poco ruido. Mientras que se mantiene frío al estar viendo videos o navegando por internet durante ratos largos.

Batería

Lenovo señala que el Yoga 9i cuenta con una autonomía de 10 horas, una hora más de lo que prometen otros computadores de la categoría Intel EVO, que por lo cierto, indica calidad, rapidez, movilidad y potencia en los equipos de gama alta. 

El Yoga 9i cumple con creces dicha autonomía, sin agotar la batería en mi día laboral, desde las 9 a.m. hasta las 5 p.m. y realizando reuniones a través de Zoom constantemente.

Por supuesto que las condiciones en las que uses el equipo variarán la duración de su batería, ya sea si lo utilizas con la pantalla al máximo de brillo o para renderizar algún trabajo. Pero en general, el Yoga 9i cumple perfectamente con la promesa.

Eso sí, su cargador es un ladrillo de 65W que no es lo más cómodo de andar transportando, pero que carga bastante rápido a través de cualquiera de sus dos puertos USB-C. Además, siempre podemos conectar otro cargador que sea más conveniente en términos de movilidad. 

¿Vale la pena?

El Lenovo Yoga 9i es un excelente 2-en-1 y cumple perfectamente en cada uno de los apartados. Su diseño cuenta con excelentes materiales y me parece super atractivo, mientras que la pantalla es brillante y de alta resolución.

A nivel de sonido es sobresaliente en cualquier formato gracias a la barra de sonido incorporada en la bisagra. Su procesador es potente, ofrece un buen rendimiento e incluso puede ser utilizado para jugar juegos, aunque en una calidad reducida.

El teclado, trackpad y stylus funcionan excelente, y a pesar de no llegar a la autonomía que ofrecen los nuevos MacBook con procesador M1, su duración de batería es más que suficiente para la mayoría de usuarios. Además, cuenta con un lector de huellas digitales para mayor seguridad a la hora de iniciar sesión.

En general es un paquete super completo y conveniente, y dudo que no estés conforme si es que lo adquieres, aunque sí hay que criticar algo, su webcam deja bastante que desear y su diseño ha dejado la innovación a la que nos tiene acostumbrados Lenovo para optar por algo más clásico. La innovación la han dejado para el modelo Shadow Black.

Disponibilidad

El Lenovo Yoga 9i que probamos puede ser adquirido en el retail nacional a un precio de CLP $1.229.990, mientras que la versión Shadow Black, que incluye un procesador Intel Core i7, cubierta de cuero y un trackpad integrado en el cuerpo del dispositivo, se puede adquirir a un precio de $1.699.990.

Más noticias
Review Shin Megami Tensei III Nocturne HD Remaster