fbpx
Review iPhone 11 portada

Review iPhone 11

Como es de costumbre Apple presentó en septiembre pasado sus últimas innovaciones en materia móvil. Pero este anuncio tenía una gran novedad, por primera vez la compañía presentaba tres modelos: iPhone 11 Pro, 11 Pro Max y iPhone 11. Este último hizo noticia por sus características.

El iPhone 11 venía a reemplazar como dispositivo de entrada al antiguo iPhone XR, y asoma como un cambio en la estrategia de mercado de la empresa. A pesar de ser el dispositivo “low cost” de Apple este prometía un gran diseño, dos cámaras (a diferencia del XR), mayor desempeño, nuevo Face ID y todas las novedades que trae consigo iOS 13.

Sin más preámbulos, ¡Vamos con el review!

Especificaciones técnicas

Dimensiones

Alto: 15.9 cm
Ancho: 7.5 cm
Grosor: 0,83 cm
Peso: 194 gr

Hardware

Pantalla: IPS LCD 6.1 , Resolución 1792 x 828 (HD), Relación de aspecto 19:9, 326 ppi.
Procesador: A13 Bionic Chip
Almacenamiento interno: 64 GB, 128 GB, 256 GB
Memoria RAM: 4GB.
Camara Principal: Doble cámara ambas de 12 MP a f 1.8 y un gran angular f 2.4 (120º de visión)
Camara delantera: 12MP f 2.2
Batería: Li-Ion 3110mAh
Otros: 

Software

Sistema operativo: iOS 13.2

Conectividad

Conector: Lightning
Bluetooth: 5.0
NFC: Sí, modo lectura
Auriculares: No
Otros: SIN Radio FM

Redes

Wifi: 802.11ax
2G: GSM 850, 900, 1800, 1900 MHz
3G: HSPA B1(2100), B2(1900), B4(1700-2100), B5(850), B8(900) MHz
4G: LTE FDD 1, 2, 3, 4, 5, 7, 8, 12, 13, 14, 17, 18, 19, 20, 25, 26, 29, 30, 66, 71.
LTE 34, 38, 39, 40, 41, 42, 46, 48)
Categoría LTE: Cat 16 (1024 / 150 Mbps)
Compatible con 4G+
Opera con: Movistar, Entel, Claro y Wom
SIM: Doble SIM (nano SIM y eSIM)

Diseño

Como es de costumbre partimos este review hablando del diseño del producto. A primera vista nos encontramos con un equipo construido en vidrio con bordes de aluminio. En la parte trasera, la que más llama la atención, el vidrio asimila a un cristal (que marca todas las huellas) y se diferencia de un acabado mate que contiene el espacio de las dos cámaras traseras. Apple sin duda quizo darle énfasis con su diseño a su mayor innovación en este equipo, las cámaras.

Con certificación IP68, el cuerpo del iPhone 11 es idéntico a su antecesor, el XR, de hecho sus medidas y peso así lo demuestran. En esta ocasión la compañía de Cupertino ha querido darle mayor versatilidad a su modelo de entrada y presentó seis colores diferentes: amarillo, blanco, negro, verde, morado y Product Red.

En cuanto a la disposición de los botones, el 11 no tiene ninguna diferencia con lo que ya conocíamos de los iPhone. Botón de bloqueo en el costado derecho, subir/bajar volumen en el izquierdo, parlante; auricular y conector Lightning en la zona inferior.

Sin duda alguna el diseño del iPhone 11 nos deja entre ver el plan de Apple de presentar un equipo más dinámico, diverso y versátil, todo eso a un precio de entrada. Si bien es un equipo que llama la atención por sus colores y construcción, me parece una tanto ancho y pesado, lo que si bien no es incómodo o extremo, es visible y no presenta ninguna diferencia con el iPhone XR, por lo que 194 gr para un terminal de estas características es un tanto excesivo.

Pantalla y multimedia

Antes de hablar de las características técnicas de la pantalla del dispositivo, hablaremos de su panel frontal. Si bien lo primero que nos llama la atención de la parte delantera del iPhone es el notch, este podría ser incluso olvidado si consideramos la tecnología que ahí alberga (Face ID, ya hablaremos de él). Creo que queda claro que este podría ser más pequeño, pero por ahora vamos a justificarlo, lo que sí no tiene excusa son los bordes de la pantalla, son gruesos y hasta groseros, no me cabe duda alguna que estos les quitan experiencia de diseño a un terminal que puede llegar a destacar por eso.

El motivo de esos bordes gruesos es su pantalla, la que al tratarse de una IPS LCD de 6.1 pulgadas, no permite ajustar aún más los bordes del terminal, lo que simplemente molesta. En cuanto a resolución, esta alcanza los 1792 x 828 pixeles, llegando a los 326 ppi. La pantalla de este terminal es definida por Apple como “Liquid Retina HD”, termino retina que ya había sido integrado desde el iPhone 4.

Si hablamos de los resultados, la pantalla del iPhone sorprende debido a las resultados técnicos que este tiene. La cantidad de ppi nos recuerdan a terminales del 2010, aún así el equipo logra colores bien saturados, con gran nivel de detalle y nitidez. También es destacable la incorporación de la tecnología True Tone de Apple, la que nos da blancos más definidos.

Si bien el dispositivo tiene grandes resultados, me faltó tener un terminal con pantalla con mayor capacidad, sobre todo considerando el precio, uno podría esperar mucho más. Su restringida capacidad nos hace tener colores más limitados en situaciones más extremas, como por ejemplo el color negro que no luce como tal.

Multimedia

Una de las novedades que Apple daba a conocer en la presentación de este terminal era la de su “audio espacial”, el cual se potenciaba por la utilización de su tecnología Dolby Atmos, la cual según la compañía permitiría tener sonidos envolventes en una experiencia 3D. Nos encontramos con un parlante en el borde inferior, el cual tiene mayor volumen que el auricular de la parte frontal.

Si bien el audio obtiene grandes resultados, sobre todo por sus bajos, este produce una leve sensación “envolvente”, tampoco es algo que sobre salga en cuanto a resultados. Me parece que hay una leve mejoría respecto a versiones anteriores pero nada que destaque de sobre manera.

De los resultados de la pantalla ya hablamos algo en el items anterior, pero lo que respecta a contenido multimedia, esta no tiene una gran respuesta, con negros más bien pálidos y una definición que no alcanza la Full HD, me parece que el iPhone cumple con nuestra necesidad, pero no tiene resultados importantes.

Rendimiento y uso

El iPhone lleva en su interior la última generación de procesadores móviles de Apple, el A13 Bionic promete ser un 20% más rápido que el A12 Bionic y consumir un 30% de batería del dispositivo. El nuevo procesador presentado por la compañía es de tipo hexacore, el cual cuenta con 7 nanómetros, formado por cuatro núcleos de alta eficiencia y dos de alta potencia. Su NPU es de ocho núcleos y 8.500 millones de transistores, por lo que puede realizar un billón de operaciones por segundo, y se nota.

En cuanto a software este dispositivo actualmente cuenta con la última actualización, iOS 13.2, la cual dota de todas las funciones presentadas en esta versión del software propio de la compañía. Todo esto movido por los 4GB de RAM del dispositivo, la que bien podría ser insuficiente para un teléfono de esta gama, pero su desempeño es una gran sorpresa.

Las novedades que trae consigo iOS 13 hacen gran juego con los resultados en cuanto a desempeño que logra el dispositivo. Si hablamos del rendimiento que tiene el equipo este sin duda es destacable, en ningún momento presenta una traba o un retraso en el procesamiento de una acción. Al utilizarlo con juegos como Call of Duty, este funciona de manera muy fluida y sin ningún inconveniente, el aumento en la GPU del dispositivo se nota. Lo mismo ocurre con acciones que exigen el dispositivo, trabajan sin ninguna dificultad.

Face ID

Uno de las innovaciones que más han destacado en cuanto a seguridad ha sido la presentación de Face ID. Las primeras versiones de esta tecnología eran cuestionadas por su velocidad y el ángulo de detección del rostro. Con los sensores TrueDepth, secure Enclave y Neutral Engine, Apple asegura un 30% más de velocidad y un mayor cantidad de espacio para detectar nuestra cara.

Si bien la velocidad no podemos medirla debido a la rapidez con la que el dispositivo se desbloquea, si podemos distinguir un resultado más inmediato, diferente a lo que pasaba por ejemplo con el iPhone X. En cuanto al ángulo de detección este también crece notablemente, aunque aún es insuficiente. Aunque ya no requerimos ponernos frente a la pantalla, sí debemos inclinarnos hacia ella para que nos pueda detectar. Se extraña un método biométrico diferente al Face ID y que nos ayude a desbloquear el dispositivo bajo situaciones en que tomar el teléfono y ponerlo frente a nuestra cara pueda ser complicado.

Batería

Como es de costumbre Apple no publica el detalle de la capacidad de la batería de sus dispositivos, aunque según a trascendido el iPhone 11 incorporaría una capacidad de 3110 mAh, la que daría una hora más de autonomía respecto al XR, el que ya tenía buenos resultados.

En cuanto al cargador, este incluye el clásico cargador de iPhone el que permite realizar una carga a 5W, y no 18W como el que incorpora la versión PRO. En cuanto al cable, este en un extremo es Lightning y en el otro USB-A. A esto se suma la posibilidad de cargarlo de manera inalámbrica Qi al comprar un cargador con esta tecnología.

En mi experiencia, debo decir que el terminal me dio una sorprendente y grata experiencia. Lo desconecté a las 8:30 de la mañana y no fue necesario conectarlo hasta cerca de la 1:00 am del otro día. La media de uso suele ser entre 5 y 6 horas de pantalla encendida, aunque yo en ciertas ocasiones llegué a cercano a las 7 horas. Lo que refleja una buena gestión de la batería por parte del dispositivo.

El mayor uso que le di a la batería fuera para redes sociales: Twitter, Whatsapp, Telegram, Instragram, además del uso prolongado de la cámara, Safari, Spotify e incluso Youtube y Netflix. A esto debemos sumarle operaciones bancarias a través de las aplicaciones de dichas entidades, revisión de correos en Outlook y la conexión a audífonos bluetooth como los Airpods o los Philips Bass+ .

En conclusión, la autonomía del dispositivo realmente me sorprendió, siento que se gestiona de muy buena manera considerando la cantidad de mAh con los que cuenta el dispositivo, siento que en esta ocasión Apple cumple. Donde sí me generó mucho desagrado el teléfono fue al momento de cargarlo donde nos tardamos nada más y nada menos que 3 horas en llegar al 100%, algo francamente inaceptable en 2019, ya que si bien tiene carga rápida no incluye el cargador con esa tecnología.

Cámara(S)

Ya llegando al final de este review, llega el momento de hablar de una de las principales novedades del dispositivo: su cámara, o mejor dicho sus cámaras. En la parte posterior tenemos dos sensores que sobre salen, ambos de 12 MP. El principal cuenta con una apertura de 1.8 f, mientras que la segunda cámara es ultra gran angular de 2.4 f.

Esta es una galería de imágenes capturadas con el iPhone 11:

En general las imágenes obtenidas con la cámara principal del iPhone 11 son demasiado buenas, cuenta con un nivel justo de saturación, un gran nivel de detalle y definición de objetos. Algo que podíamos esperar de la cámara de este dispositivo.

Esta vez no contamos con un sensor teleobjetivo, por lo que el desenfoque se realizará mediante software. Debido a la cantidad de novedades en este apartado, lo revisaremos punto a punto.

Modo noche

Sin duda fue una de los anuncios más aplaudidas durante la presentación del iPhone 11, por primera vez Apple introducía esta tecnología en sus dispositivos. Este se activa automáticamente y se hace visible en el borde superior izquierdo, donde aparece el ícono que nos permite regular el modo noche, incluso desactivarlo.

Apple esta vez apuesta, al igual que otras marcas, a sacar una foto en larga exposición obteniendo de esta manera, luz donde no la había. Por esto el teléfono se toma un tiempo para captar la foto.

A continuación una galería de imágenes tomadas con modo noche:

Como podemos observar en la gran mayoría de las fotografías, el modo noche permite aumentar la luz y hacer visible esos objetos que se encontraban muy oscuros, teniendo un gran resultado. No pasa lo mismo en aquellos espacios dentro de la fotografía que ya estaban iluminados. A pesar de esto el nivel de detalle y resultados obtenidos son destacables.

Ultra gran angular

Por primera vez este dispositivo de entrada de Apple cuenta con doble sensor, pero esta vez lo hace para introducir el ultra gran angular, el cual cuenta con el mismo sensor pero con una mayor apertura.

A la hora de poner a prueba este nuevo sensor, se obtienen grandes resultados si las condiciones son óptimas. En fotografías bien iluminadas el resultado va a la par de los buenas fotografías que obtenemos con el sensor principal. Pasar de una cámara a otra no reviste un gran cambio en el procesamiento de imagen, incluso pudiendo pasar desapercibido si de hace rápido.

Aquí una galería de imágenes con ultra gran angular:

Durante la noche, el gran angular presenta sus primeras falencias, el nivel de detalle no es el mismo y comienza a aparecen una mayor cantidad de errores e imágenes más inexactas. A esto debemos sumarle una gran cantidad de ruido que se luce cuando la luz disminuye.

Modo retrato

A diferencia de otras versiones, Apple esta vez se desprendió de su sensor con zoom 2x dándole paso al gran angular de 0,5. Si bien este dispositivo viene sin este sensor que le permitía realizar manualmente el desenfoque, esta vez lo realiza a través de software.

De manera preconfigurada, la apertura para realizar el desenfoque será de f 2.8, lo que hace ver una imagen exageradamente desenfocada, lo que a mi parecer le resta calidad a la fotografía. Si bien esto puede ser modificado en la misma foto una vez tomada, me parece que de manera predeterminada debería ser inferior.

Estas son algunas imágenes en modo retrato:

A pesar de eso, los resultados son bastante buenos: bien iluminados, alto nivel de detalle y buena saturación, nada que decir negativamente respecto a la calidad de esta imagen.

Selfie

La cámara delantera de Apple es definida como TrueDepth, la que permite tomar fotografías de gran calidad, ampliando su campo visual y permitiendo grabar incluso en 4K. Por otro lado, por primera vez podremos grabar “slofies” o mejor dicho videos en cámara lenta con la frontal.

Las fotografías captadas con esta cámara son bastante buenas, una gran reproducción de colores, nitidez y un rango dinámico aceptable. También podremos utilizar el modo retrato con esta cámara, la que podría entregar fotografías un tanto artificiales si no regulamos dicho modo. Todo dependerá de la cantidad de luz y el fondo que tengamos. Durante la noche los resultados son esperables, aparece un poco de ruido y el nivel de detalle disminuye.

Aquí unas fotografías tomadas con la cámara delantera:

Una vez que cambiamos hacia la cámara delantera, la imagen será captada con una apertura determinada, la que se abrirá si ponemos de manera horizontal nuestro teléfono, ya que este reconoce que nos sacaremos una fotografía en grupo. Verticalmente igual podemos abrir el foco.

Videos

Una de los aspectos más mejorados de las cámaras de los nuevos iPhone 11, es el video, el cual en este dispositivo permite llegar a 4K a 60 fps. Ante variaciones bruscas en la iluminación esta grabación se adaptará rápidamente, lo que es destacable.

Video en 4K a 60 fps:

Uno de los puntos más importantes durante la realización de un video es su estabilización, en el caso del sensor principal este cuenta con estabilización óptica (OIS), mientras que el ultra gran angular una eléctrica (EIS). Los resultados de este último son muy buenos, incluso pareciera que lo tuviéramos en un estabilizador.

Video en 1080p:

La transición de una cámara a otra suele notarse por muy suave que sea, y se nota el cambio en la composición del color al cambiar de cámara. Si estamos grabando con la cámara principal, no podremos pasar a la ultra gran angular en calidad de 60 fps, pero si al revés. Si lo hacemos en 30 fps, nada de eso ocurre.

Durante la noche la calidad de grabación con ambos sensores cae radicalmente, el nivel de detalle y definición comienza a desaparecer, pero sobre todo en el gran angular, quien muestra un resultado bastante pobre al tener demasiado ruido en la imagen.

Grabación nocturna en 1080p:

Interfaz de la cámara

Junto con el lanzamiento de iOS 13, la aplicación de la cámara en los iPhone 11 también fue renovada. Ahora accedemos a todos los controles que Apple nos permite modificar en nuestra cámara, deslizando el dedo hacia arriba.

En la parte del zoom podremos regular a través de una “rueda” la cantidad aplicada por este, pudiendo pasar de manera rápida a la cámara ultra gran angular.

Para ver mayor cantidad de detalles de la nueva interfaz de la cámara, te dejo el siguiente video:

Uno de los cambios más destacables es el de la implementación del botón QuickTake, el que nos permite mantener presionado el obturados y en vez de tomar una foto comenzamos a grabar, sin tener que cambiarnos al modo video. Algo así como la cámara de Instagram.

En general me quedo con la sensación que esta nueva cámara permite una mayor cantidad de acciones determinadas por el usuario, si bien sigue siendo ajustada como siempre ha ocurrido con Apple, esta vez por ejemplo podemos regular la apertura de la cámara antes de tomar una foto retrato.

Conclusión y disponibilidad

Tras utilizar el equipo por más de dos semanas, el iPhone 11 supo ajustarse a todas mis necesidades y exigencias, respondiendo a estas sin ningún problema. Aunque sí me quedo con una sensación amarga en algunos aspectos, básicamente por lo que pagamos por este equipo y lo que obtenemos, siento que no tiene grandes cosas malas, pero si grandes falencias.

Podríamos esperar una pantalla con la calidad que tiene esta, si hablamos de un dispositivo gama media-alta o con un precio más bajo. Si bien la pantalla tiene grandes resultados, como ya lo decíamos en ese apartado, en la especificación faltó una mayor resolución. Algo que podríamos esperar y exigir de una marca como Apple y de un producto con este precio. La utilización de tecnología IPS trae consigo esos bordes horribles que desapercibidos no pasan.

Otro punto a destacar negativamente del teléfono es su carga, a pesar de tener una autonomía que me sorprendió para hablar de un iPhone, tener un tiempo de carga de 3 horas me parece algo que ya no se puede esperar de un terminal gama alta en 2019.

A pesar de los puntos anteriores, siento que en general el terminal es demasiado bueno y destacable. Su autonomía, su diseño, y sobre todo su desempeño hacen de este equipo un teléfono que no deja nada que desear en general, sí en los detalles antes mencionados. Sin duda como estrategia para un mercado de entrada va a tener muy buenos resultados, no sé si tanto con un usuario más exigente.

En nuestro país, tanto este iPhone como el resto de los modelos, están disponibles desde el 18 de octubre. En precio pegado de este teléfono, en su versión de 64 GB es de $699.990. Mientras que la opción más cara, la de 256 GB tiene un costo de $899.990.

¿Y a ti? ¿Qué te pareció el nuevo iPhone 11?

Más noticias
Review Samsung Galaxy Tab S6