Review Huawei Y8p

La gama media es una de las que mayor competencia presenta en el segmento de la telefonía móvil. Ante eso, la compañía china, Huawei, no se queda atrás y año a año presenta un nutrido catálogo de equipos en dicho segmento de productos. Entre las novedades presentadas este año, se encuentra la renovación de la línea P, la cual hizo su arribo a Chile hace cuatro meses, de la mano del Y6p y el Y8p.

Este último será la unidad de prueba en este review. Equipo que destaca por su moderno diseño, una gran pantalla OLED de 6,3 pulgadas con resolución Full HD+, además de incorporar el sensor de huella dactilar bajo la pantalla. A lo anterior se suman sus tres cámaras: un sensor principal de 48 megapíxeles, un ultra gran angular de 8 MP y un lente de profundidad de 2 megapíxeles. Mientras que la cámara frontal es de 16 MP.

Como es costumbre, agradecemos a nuestros amigos de Huawei Chile por facilitarnos esta unidad de prueba. Sin más preámbulos: ¡Vamos con el review!

Procesador
Snapdragon 662
RAM
4 GB
Pantalla
LCD 6,5 pulgadas
Resolución HD+
Almacenamiento
64 GB

Diseño

Comenzamos este review hablando de las características físicas del terminal. Nos encontramos ante un equipo ensamblado en plástico y disponible en colores bastante llamativos: “negro medianoche” y celeste o “cielo”, como le llaman en Huawei. La parte trasera llama la atención por el diseño al que recurre, ya que sin importar el color que sea, este generará reflejos y consigo una serie de colores que toman como contraste el tono de base -negro es esta unidad-. Los bordes traseros son redondeados, lo que da una sensación más cómoda a la hora de tener el teléfono en la mano.

Aparte de un recatado logo y los avisos legales del equipo, en la parte trasera tenemos un pequeño espacio para las tres cámaras con las que cuenta el nuevo Huawei Y8p, este espacio sobre sale muy poco. En el costado derecho tenemos los botones de subir y bajar volumen, junto con un pequeño botón de encendido / apagado y de desbloqueo. En el borde izquierdo sólo tenemos la entrada para la tarjeta SIM y la NM card que permite expandir la memoria hasta 256 GB. En la parte superior tenemos un borde plano -al igual que la inferior- en el que sólo se encuentra la entrada mini jack 3.5 mm para audífonos. El borde inferior, plano también, es en el que tenemos la entrada USB-C, el único parlante y un micrófono.

El apartado del diseño en el nuevo Huawei Y8p, me deja bastante satisfecho. Si bien el material de construcción -plástico- no es el ideal para el terminal, sí es lo que podíamos esperar en esta gama. A pesar de aquello, los diseños que ha seguido la compañía en sus terminales me parece óptimo y este no es la excepción. Con bordes curvados en la zona posterior, el equipo resulta muy cómodo de tomar, además de darte mayor seguridad en el agarre, en lo que juega un papel importante sus 7,7 mm de grosor. El color, tema aparte, es simplemente gratificante, estamos ante una variedad de reflejos que lo único que hacen es dotar de elegancia al Y8p.

Pantalla y multimedia

En la parte frontal del equipo, nos encontramos ante un panel OLED de 6.3″, con una resolución FHD+ 2400 x 1080 a 418 ppi. Pantalla que ocupa el 83.2% del panel frontal del equipo, el cual cuenta con un notch tipo gota, típico en esta serie de productos de Huawei, en el que se aloja la cámara frontal. Los bordes de la pantalla del equipo no son los más ajustados, dejando más espacio del que estamos acostumbrados a ver en terminales Huawei, sobre todo en el inferior, el cual es aún más grueso.

La pantalla OLED FHD+ a una resolución 2400 x 1080 obtiene resultados mejores de los que esperaba. En primer lugar, se agradece la tecnología empleada por Huawei, OLED resulta óptimo en terminales con estas características. En cuanto a la resolución lograda, esta es muy justa, estamos ante colores bien saturados, me parece una imagen excelentemente lograda y muy bien trabajada, lo que termina generando una pantalla muy inmersiva. No es una pantalla que exagere los colores, los sobre sature o que salgan un tanto opacos, sino que se logran resultados justos.

Multimedia

Si hablamos del apartado multimedia del equipo, este responde de manera muy óptima. La pantalla es la ideal a la hora de utilizarlo para ver videos, películas, series o jugar. El panel OLED de 6.3″ es bien aprovechado en este tipo de usos, lo que se acompaña de una gran resolución a 2400 x 1080. El aspecto más pobre del equipo me parece el sonido, estamos ante un parlante único que carece de todo carácter y bajos. Por el contrario, tenemos un sonido vacío, con altos metalizados y tonos en general encapsulados. Aparte de contar con un sistema de sonido mono, la calidad de este es simplemente pobre.

Rendimiento y uso

El nuevo Huawei Y8p incorpora un procesador octa-core, el Kirin 710 F, con una fabricación de 12 nanometros. Este ofrece velocidades de 4×2.2 GHz Cortex-A73 y 4×1.7 GHz Cortex-A53. A lo anterior se suma una GPU Mali-G51 MP4. Lo anterior, va acompañado de una memoria RAM de 4 GB y almacenamiento interno de 128 GB, expandibles a través de Nano Memory de hasta 256 GB.

Debo admitir que no tenía grandes expectativas respecto a este apartado, pero el equipo francamente me sorprendió. El rendimiento del terminal es bastante fluido, en ningún momento sentí que el equipo se pusiera lento o tuviera lags, para nada. El Huawei Y8p tampoco parece ser un teléfono al cual le estés exigiendo y que se note, bajo cualquier circunstancia el dispositivo se defiende fluidamente.

Para confirmar aquello, lo puse a prueba con el mismo juego que utilicé en el review del Samsung Galaxy A31, el Asphalt 9. En ese terminal, el juego corría pero cuando lo exigías un poco más comenzaba a congelarse bien seguido, cosa que no ocurrió en el terminal de Huawei. Esto acompañado de gráficos óptimos. Probablemente en el apartado de juegos, este equipo se defienda muy bien. Más aún en un uso diario y común.

Software

El nuevo Huawei Y8p incorpora Android 10 con la capa de personalización de la compañía: EMUI 10. Como ocurre en todos los últimos lanzamientos de la compañía china, y ante el veto de Estados Unidos, este no incorpora los servicios de Google, pero sí los propios. Lo anterior, genera un cambio en la experiencia de usuario, como lo veremos en este apartado.

Este es el primer equipo de Huawei que utilizo sin los servicios de Google, lo me confundió bastante en un comienzo. En primer lugar, tenemos un sistema que viene precargado de un sin fin de aplicaciones que NO utilizaremos o que sería mil veces mejor que no las trajera. Si bien la gran mayoría de ellas no vienen instaladas, sí te las ponen en el menú del teléfono para que con un toque las descargues. Antes de eso, te muestran una serie de aplicaciones que podrías necesitar descargar. Eso, durante el proceso de inicio del terminal, el cual ya es bastante tedioso.

Si bien nunca he sido muy fanático de la capa de personalización de Huawei, me quedo con la sensación que queda vez mejora aún más. Existen muchas características ajustables y que te permiten “armar” el equipo como tú prefieras, además de prestaciones que mezclan lo más premium con cosas un tanto clásicas, como la radio FM. Esa mezcla se agradece.

App Gallery

Este, sin duda, debía ser un apartado obligatorio en el review de este terminal. No cabe duda, apenas uno comienza a utilizar el equipo, que Huawei ha puesto mucho empeño en dotar de características y experiencia a sus terminales sin el clásico Google Services. Sin embargo, los servicios de Huawei, encabezados por App Gallery, aún no son suficientes y terminan mermando la experiencia del terminal. Entiendo que esto es editable, que puedes instalar los servicios de Google o que puedes descargar desde otras tiendas las aplicaciones clásicas, que es lo que hice yo.

Pero, por mucho que sea algo “solucionable”, no resulta ser la mejor experiencia de usuario en terminales así. Insisto, si bien podemos acceder a las clásicas aplicaciones, tenemos que pasarnos de tienda en tienda buscando la APK que nos la termine instalando en el equipo, por lo que no es una experiencia fluida. Por otro lado, y como usuario de aplicaciones de Google -YouTube, Docs, Drive- y utilizando el terminal sin modificarlo al instalarle los servicios, mis opciones son simplemente nulas. Estas aplicaciones no podremos descargarlas, sólo acceder a ellas a través de la web. A pesar de eso, vuelvo a destacar el camino que está tomando Huawei, la App Gallery ya cuenta con aplicaciones bastante importantes, aunque queda camino por recorrer para lograr una experiencia de usuario fluida.

Batería

Llegamos a uno de los apartamos más importantes, para algunos, a la hora de elegir un equipo. En nuevo Huawei Y8p incorpora una batería de 4.000 mAh, a lo cual Huawei le incorpora inteligencia artificial para lograr un mejor rendimiento. Para mi uso, utilicé aplicaciones como Instagram, Telegram, HBO GO, Moovit, Santander, Spotify, Whatsapp, entre muchas otras.

Con este uso, y sin esperarlo considerando la pantalla con la que cuenta, mi experiencia fue bastante buena. Esto, porque logré llegar, sin ningún tipo de problema al final del día, incluso habiendo dando un uso superior al terminal. A la hora de cargarlo, contamos con “carga rápida” de 10 W, cargador que es incluido.

Seguridad

El Huawei Y8p cuenta con dos métodos de seguridad. El primero, es el desbloqueo facial, el que no resulta ser de lo más seguro, ya que es a través de software y funciona únicamente bajo condiciones muy óptimas. Por otro lado, tenemos un sensor de huella dactilar bajo la pantalla. En este caso, este método es mucho más fidedigno aunque no es muy rápido. A pesar de eso, es desbloqueo suele ser correcto, aunque -insisto-no es tan rápido como en otros terminales.

A esto también debemos sumarle el método de desbloqueo a través de PIN, el cual es el predeterminado en caso que ninguna de las dos opciones anteriores funcione.

Cámara (s)

De manera muy sutil, tenemos ubicado en la parte posterior, los tres sensores de cámara. El principal es de 48 megapixeles a f / 1.8, mientras que el segundo es un gran angular con 8 MP y una apertura f / 2.4. El tercer lente es de 2 MP con f / 2.4, este último es el utilizado para realizar el desenfoque en las fotografías y lograr el efecto retrato. La cámara frontal es de 16 MP con una apertura f / 2.0.

El nuevo Huawei Y8p incorpora una cámara de 48 MP, la cual en realidad es de 12 MP pero combina los pixeles para lograr mayor luz en la foto, logrando obtener la resolución de 48 MP. Con dicha tecnología, la fotografía sí logra obtener mayor cantidad de luz, además de incorporar inteligencia artificial para obtener mayor definición en la captura. El HDR del terminal es un modo de la cámara, por lo que no podemos activarlo o desactivarlo antes de tomar una foto, sino que debemos irnos al modo HDR.

En general, las imágenes capturadas con el sensor principal son bastante óptimas y destacables, existe un balance de blancos muy bien logrados, así como también una saturación justa en gran parte de los colores. Digo gran parte porque existen tonos que son extremadamente saturados, como es el caso del rojo o del verde, ya que el terminal termina elevando los valores de la imagen en estos tonos, lo que produce un efecto un tanto artificial en la fotografía.

Durante la noche los resultados son igual de óptimos, la cámara no decepciona, de gran manera, bajo condiciones de menos luminosidad. Lo que es francamente destacable es el modo noche de Huawei, el cual ya hemos visto su funcionamiento en otros equipos y este no es la excepción. Con el activado, la fotografía derrocha luminosidad, sin que aparezca ruido y obtiene un balance justo de colores. Se agradece incorporarlo en terminales de la gama media.

Gran angular

Pasamos al segundo sensor con el que cuenta el Huawei Y8p, el cual incorpora 8 MP, los que se notan demasiado. Esto, porque las fotografías obtenidas con este sensor son decepcionantes, incluso no esperando nada de este tipo de cámaras. Las imágenes capturadas con este sensor, carecen de luz, definición, colores y de todo lo que nos podemos imaginar, incluso con las condiciones óptimas.

Pasar de los grandes resultados del sensor principal a este, te deja muy insatisfecho. Creo que está demás hablar de los resultados durante la noche conociendo cómo funciona de día y con mucha luz.

Retrato

El modo retrato de Huawei, siempre ha logrado un desempeño justo, en el Y8p este se mantiene. Aparte de realizar el clásico desenfoque, Huawei nos permite aplicarle afectos a este, si bien esto no es algo me guste personalmente sí le entrega dinamismo a la fotografía de quien le guste o requiera. Para lograr el efecto de desenfoque, el terminal emplea su cámara de 2 MP, obtienen resultados muy buenos aunque existen pequeños bordes en los que no se logra realizar el desenfoque, pero tampoco es algo muy perceptible.

Cámara delantera

El sensor delantero del Huawei Y8p llega con 18 MP a una apertura de f/ 2.0 y con HDR. Las fotografías capturadas con este sensor, logran resultados similares a lo que encontramos en otros terminales de la compañía: fotos o muy pálidas o muy saturadas, además de contar con poco nivel de detalles y baja presencia de luz. En la noche a lo anterior se le suma la aparición de ruido, lo que merma aún más los resultados.

No es una cámara mala, pero tampoco es la mejor del segmento o de la compañía, sin duda pudo ser mejor.

Video

Si hablamos de grabación de video, el Huawei Y8p cuenta con la capacidad de grabar en una máxima resolución de 1080p a 30 fps. A pesar de eso, el equipo trae como predeterminado la grabación de 720p a 30 fps. En este apartado obtenemos resultados, en cuanto a colores, bastante similares a la fotografía, ya que son bien logrados aunque en ciertos tonos un tanto saturados. La definición y nitidez del video me deja con la sensación de que no se cumple del todo, sin embargo cumple. El punto más malo del video es la estabilización, deja en evidencia de que carece de todo tipo de estabilizador, lo que queda muy en evidencia. Existe transición, durante la grabación, del sensor principal al gran angular, eso se agradece.

Durante la noche, la imagen comienza a tener un poco más de ruido, nada llamativo en todo caso. Sin embargo, el enfoque y balance de colores no se logra para nada, el teléfono está todo el momento tratando de encontrar donde enfocar o cómo ajustar la luz.

Aplicación de la cámara

La aplicación que incorpora la cámara de Huawei. Me gustó bastante que cuente, en la barra principal, con los modos más comunes: foto, video, retrato, noche y más. En este último podemos acceder a una serie de características de la cámara y de nuevos modos, como el HDR, cámara lenta, fotos en movimiento, etc. Mejor te dejo con un video para que veas el uso de la aplicación de la cámara.

Conclusión y disponibilidad

Como pudiste haber notado a lo largo de este review, mi experiencia con el nuevo Huawei Y8p me sorprendió satisfactoriamente. Esto porque no esperaba el desempeño alcanzado con el equipo. El diseño del terminal me parece bastante llamativo y sigue la línea de lo que ha venido haciendo Huawei con sus equipos. Sin embargo, el teléfono deja una sensación de tener algo demasiado plástico en las manos, a pesar de eso el apartado físico del equipo lo destaco.

Entre los aspectos a destacar del terminal, no puedo dejar atrás la pantalla, la cual logra grandes resultados, es una buena decisión de Huawei incorporar paneles OLED en estos equipos. Lo mismo ocurre con la batería, la cual alcanza -con algura- para un uso promedio del equipo, sin tener que recurrir al cargador constantemente. La cámara también es algo que se agradece, aunque me quedo con la sensación que la única a rescatar es la principal, el resto deja mucho que desear.

El lado negativo del equipo es su sistema operativo, vuelvo insistir en lo destacable del trabajo que está realizando Huawei con su sistema operativo, sus servicios y todo lo que aquello involucre. Sin embargo, la experiencia de usuario, a menos que sepas cómo hacerlo, sigue quedando muy mermada, lo que termina afectando igual a equipos con grandes prestaciones o con algunas con las cuales podría defenderse de sobre manera, como es el caso del Huawei Y8p.

El terminal está disponible en color azul (Breathing Crystal) y negro (Midnight Black). El producto se puede comprar en la tienda oficial de Huawei a $219.990, así como también en Falabella, Linio, Abcdin, entre otras. Agradecemos, una vez más, a nuestros amigos de Huawei Chile por facilitarnos esta unidad para poder llevarte este completo review.

¿Qué te pareció este equipo?

Más noticias
Review Kirby Fighters 2